viernes, junio 29, 2007

Diccionario: Consorcio

Consorcio: sociedad primitiva, extremadamente propensa al conflicto, creada por la vecindad de propietarios, en la que las personas se transforman al punto de volverse mezquinas y puntillosas, como si el status de poseedores de un espacio propio al que deben defender como si aun fueran cavernícolas amenazados hiciera que se desatara entre ellos la agresividad contenida por la cultura y desapareciera la gentileza acostumbrada en el intercambio social ciudadano; órgano de fiscalización de las vidas privadas, que alude a cuestiones de orden íntimo a través de figuras retóricas o proyectándose en problemas de humedad, ascensores, electricidad, ruidos, impuestos e ineficiencia de la empresa administradora; fatalidad para quienes son dueños de departamentos, que no pueden evitar ni disfrutar de ese espacio de intercambio de agresiones y pareceres en el que el tiempo parece no ser jamás suficiente; modo de asociación destinado a producir síntomas físicos de infelicidad profunda o a ser en su defecto la oportunidad de aliviar esos mismos síntomas a través de enojos expresados en paliers o similares; núcleo de entendimiento de propietarios que buscan lo mejor para todos pero lo hacen con un enardecimiento tal que resulta generalmente traumático y decepcionante; criadero de abogados y litigantes, zona de encierro de las almas, sociedad forzada de gente dispar que debe de todas maneras acercarse e intentar un trabajo común; desalentadora asamblea de personas mayores preocupada por minucias sumamente molestas.

jueves, junio 28, 2007

Bird by Bird, de Anne Lamott

"Bird by Bird" es el libro de una escritora que trabaja enseñando a escribir ficción. Está lleno de buenas ideas, algunas de las cuales uso en mi Taller de Proyectos de Escritura. Fragmentos:

Uno de los regalos de ser escritor es que te da una excusa para hacer cosas, para ir a distintos lugares y explorar. Otra es que te motiva para ver más de cerca la vida, a la vida tal como ella se expresa a tu alrededor.

Yo inisisto a cualquiera que se sienta llevado a escribir que lo haga. Trato de advertir a la gente que espera ser publicada que la publicación no es lo que se supone que debe ser. Pero escribir sí. Escribir tiene mucho para dar, mucho para enseñar, muchas sorpresas. Eso que tenés que forzarte a hacer, el hecho concreto de escribir, termina siendo la mejor parte. Es como descubrir que aunque pensabas que hacías la ceremonia del té por la cafeína lo que realmente necesitabas era la ceremonia del té. El acto de escribir se vuelve su propia recompensa.

E. L. Doctorow una vez dijo que “escribir una novela es como conducir un auto de noche. Podés ver solo lo que tus faros te permiten, pero podés hacer todo el camino de esa forma”. No tenés que ver donde estás yendo, no tenés que ver tu destino o incluso todo lo que vas a tener que pasar para llegar. Sólo tenés que ver unos metros delante de ti. Es el mejor consejo sobre escritura, o sobre la vida, que jamás escuché. Se trata de ponerse breves tareas accesibles.

Incluso mejores noticias que las que supone el enfoque de las breves tareas accesibles es la idea de los mierdosos primeros bocetos. Todos los escritores los escriben. Es así como terminan con buenos segundos bocetos y mejores terceros bocetos. La gente suele creer que los escritores exitosos, los que logran publicar sus libros e incluso tienen logros económicos, se sientan todos las mañanas en sus escritorios sintiéndose como un millón de dólares, sintiéndose geniales acerca de quienes son y del gran talento que tienen y acerca de la gran historia que están escribiendo. Pero eso es sólo fantasía de principiante…Ninguno de ellos escribe elegantes primeros bocetos… El primer boceto es el boceto infantil, en el que ponés cualquier cosa, sabiendo que nadie más va a verlo y que le vas a dar forma después. Sólo dejás que tu parte infantil formule las voces y las visiones que tienen que llegar a la página.

Link: Taller de proyectos de escritura

Link: Entrevista a Anne Lamott

Proust

Por más que mis amigos literatos cuando me vieron con este libro me advirtieron que había biografías de Proust más modernas y mejores, la verdad es que a mi me gustó mucho leerlo, por la escritura del autor, por la indagación del universo de Proust, por los fragmentos citados y en general porque contagia una sensibilidad particular para observar el mundo y recrearlo en palabras que comparten el estudiado y el estudioso. Lo compré en oferta, 10 pesos en Jumbo, en el verano, y recien lo terminé ayer. De su novela "En busca del tiempo perdido" no leí más que dos tomos pero me deslumbraron, y además de las escenas y los personajes lo cierto es que hay en ella una visión del mundo, una psicología, bien pensada en esta biografía y a la que Deleuze también abordó sutilmente y desarrolló en su libro "Proust y los signos".

Algunas citas de Proust hechas a lo largo del libro:

Cuando uno es joven no sabe que es homosexual, como no se sabe que es poetoa, un snob o un malvado. Un snob no es un hombre que simpatiza con los snobs, sino un hombre incapaz de toparse con una duquesa sin encontrarla encantadora; un homosexual no es un hombre que simpatiza con los homosexuales, sino un hombre que cuando conoce a un cazador de Africa desea entablar amistad con él. El hombre es, en principio, un ser centrífugo, que se desconoce a sí mismo, se evade, se entrega ausentemente a la contemplación de sus sueños y cree recibir su impulso del exterior.

Los no enamorados opinan que un hombre inteligente no debe sufrir sino por una persona que valga la pena, lo que equivale a extrañarse de que el cólera se contraiga como consecuencia de un bacilo pequeñísimo.

Una mujer a quien necesitamos extrae de nosotros sentimientos mucho más hondos y vitales que un hombre de genio que nos interesa.

También encontré estos videos increíbles, partes de una vieja película sobre Proust. Están en francés pero aun quien no maneje el idioma puede aprovecharlos porque se muestran escenarios y objetos de la vida del escritor. En uno de ellos, no me acuerdo en cual, se ve uno de los cuadernos en los que Proust escribió su obra, lleno de papeles añadidos y plegados.

Algunos de los lugares básicos de la vida y la obra del autor:




Francois Mauriac hablando de Proust:



Celeste, su última criada, cuenta los últimos momentos:



Fotos de manuscritos de Proust:

miércoles, junio 27, 2007

Ideología por Revel

De: Pedro jose Constenla [mailto:lagacetadelretiro@yahoo.com.ar]

Enviado el: Martes, 26 de Junio de 2007 08:52 p.m.
Para: alejandro@100volando.net
Asunto: Ideología
Estimado Alejandro: Te envío, por si no la conocés, una extraordinaria definición de ideología. Pertenece a Jean Francois Revel y se encuentra en el capítulo 9 de su notable obra El conocimiento inútil. Dice así:
"¿Qué es una ideología? Es una triple dispensa: dispensa intelectual, dispensa práctica y dispensa moral. La primera consiste en retener sólo los hechos favorables a la tesis que se sostiene, incluso en inventarlos totalmente, y en negar los otros, omitirlos, olvidarlos, impedir que sean conocidos. La dispensa práctica suprime el criterio de la eficacia, quita todo valor de refutación a los fracasos. Una de las funciones de la ideología es, además, fabricar explicaciones que los excusan. A veces la explicación se reduce a una pura afirmación, a un acto de fe.(...) La dispensa moral abole toda noción de bien y de mal para los actores ideológicos; o más bien, el servicio de la ideología es el que ocupa el lugar de la moral. Lo que es crimen o vicio para el hombre común no lo es para ellos. La absolución ideológica del asesinato y del genocidio ha sido ampliamente tratada por los historiadores. Se menciona menos a menudo que santifica también la malversación, el nepotismo, la corrupción. Los socialistan tienen una idea tan alta de su propia moralidad que casi se creería, al oírlos, que vuelven honrada a la corrupción cuando se entregan a ella.(...)
Como exime a la vez de la verdad, de la honradez y de la eficacia, se concibe que ofreciendo tan grandes comodidades, la ideología, aunque fuera con otros nombres, haya gozado del favor de los hombres desde el origen del tiempo."
Un fuerte abrazo. Pedro

Gracias, Pedro

No está bueno tener un terapeuta que no te cierra.

Ese es el título de una entrada que hizo Ximena, mi mujer, en su blog vamos viendo. Me parece que vale la pena mirar el texto. La idea es valiosa: por más que tienda a creerse que toda insatisfacción con el terapeuta es una especie de resistencia, la verdad es que uno tiene que poder sentirse cómodo con él (o con ella) para que la relación sea fructífera.

Link: No está bueno tener un terapeuta que no te cierra

La imagen es de Vasarely, seguramente uno temprano.

Basta de pueblo

Hace días que vengo esperando que se publique este artículo que mandé a La Nación. Hoy salió y estoy muy contento, porque me gusta mucho, lo considero un logro personal. Se llama:

Basta de pueblo ¿Y si el concepto de pueblo fuera, en sí mismo y desde un principio, una idea alienante, poseedora de un sentido al que correspondería llamar "fascista", es decir, provocador de sumisiones de todo tipo, despersonalizador, generador de jugadas de bajo valor político -incapaces de reconocer complejidades o diferencias- y promotor de sociedades extraviadas en una falsa idea de justicia? ¿No serán los defensores del pueblo, en definitiva, los que hunden al país, apoyándose en una idea que se supone buena, pero que en realidad empobrece a los individuos tanto como al conjunto nacional?

Link: La Nación, artículo completo

Woody Allen por sí mismo

Leí este libro en el verano y me encantó. Tiene unas largas entrevistas en las que uno puede conocer más el modo de pensar y sentir de este artista al que admiro mucho y del que siento que tengo muchas cosas que aprender. Fragmentos:

Los gángsters siempre me han interesado, y la gente no me asocia con ellos debido a la imagen con la que suelo aparecer en la pantalla. Me consideran más intelectual de lo que realmente soy, porque llevo estas gafas y porque soy de complexión menuda. Pero lo cierto es que provengo de las calles de Brooklyn. No soy una persona educada, es decir, no llegué más allá del primer curso en la universidad. Usted ya sabe, mi padre era un taxista o un buscavidas del billar. Era el encargado de una sala de billar. Trabajó durante un tiempo para Albert Anastasia como corredor de apuestas en Saratoga. De manera que siempre estuve interesado en eso y los gángsters me llaman poderosamente la atención.

No soy un adicto al trabajo. Eso es unn gran mito. Yo..., yo no trabajo frenéticamente ni fanáticamente. Trabajo de forma muy informal. Soy perezoso. Las películas no son mi máxima prioridad. Toco mi clarinete. Y lo disfruto. Y voy a los partidos de béisbol. Veo la televisión. Quiero decir..., que veo deportes en la televisión. Muy a menudo. Me gusta pasar tiempo junto a mi familia. Cuando hago una película, si las cosas no salen demasiado bien, y aunque todavía haya tiempo para rodar otra toma y sean las seis en punto de la tarde, y si tengo que estar a las siete en el Madison Square Garden para ver a los Knicks, me olvido de la toma y me voy al partido de los Knicks; siempre es así. Con esto quiero dar a entender que las películas no son mi religión.

Tengo la sensación de haber fracasado con cada una de las películas que he estrenado. Es cierto que hay unas pocas que a mí juicio han tenido éxito, pero no me vanaglorio de ellas. Me siento muy afortunado y agradecido sabiendo que hay personas a quienes les han gustado, si bien en realidad no me jacto de ello cuando hablo de esas películas.

martes, junio 26, 2007

Diccionario: Científico

Científico: persona muy apegada a los hechos, con los que busca desentrañar el comportamiento de las leyes de la naturaleza y que también usa tal intención como escudo contra lo incierto de la emocionalidad que lo amenaza y a la que quiere mantener a raya; investigador dotado de método y ligado al grupo social cultural de los suyos –los otros científicos- como las hormigas se unen entre sí, compartiendo un trabajo enorme y meritorio, descomponiendo la gran tarea en pedacitos mínimos y sumando aportes; abnegado trabajador del conocimiento, muy probablemente ateo dado su afición a la racionalidad y su amor por la verdad demostrable, pero al mismo tiempo ligado a su ideal de conocimiento en forma parecida a la que liga a los creyentes con su Dios; individuo serio, generalmente bastante neurótico, volcado a la objetividad más extrema, mediante la cual expresa un aire de pretensión y superioridad respecto de las personas más comunes, que se dejan permear por todo tipo de visiones insensatas pero también de alguna manera necesarias; estudioso de su disciplina, persona capaz de grandes cantidades de trabajo y dotada de capacidad para el rigor, cuyas virtudes no siempre fácilmente visibles contribuyen de manera directa y consistente con el avance del conocimiento humano.

Fernando Iglesias: la izquierda que sirve

Conozco a Fernando Iglesias desde hace unos años y me cae muy bien, me parece que es un tipo inteligente, que escribe muy bien y que tiene muy buena actitud. Siempre me gusta joder diciendo que es de izquierda pero inteligente, lo cual, más allá del chiste, coincidiremos en que no es algo fácil de encontrar.

Ayer recibí este mail suyo, escrito en la noche del domingo:

No quiero caer en el facilismo ni los lugares comunes, pero es posible que haya sido hoy un día histórico.

Dos elecciones en las que aparece el germen de un sistema de partidos moderno, basado en la distición racional derecha-izquierda, como el que existe en los 20-30 países del mundo en los que todos los ciudadanos tienen derecho a una vida digna.

El camino recién empieza, se viene Santa Fe, pero los resultados de hoy demuestran que se puede y son (espero) un golpe mortal al protagonismo de los dos partidos (el radicalismo y el peronismo) que gobernaron la Argentina desde 1983 y que son responsables de que sea aún más pobre y socialmente desigual que la que nos dejó la dictadura.

Yo estoy muy contento y espero que ustedes lo estén también. Y espero que todos logremos estar a la altura del desafío.

Y como si semejante muestra de civismo fuera poco, además publicó en Perfil y reprodujo en su blog una Carta abierta a mis adversarios del PRO que también vale la pena. En ella explica por qué voto por el PRO, aun siendo adversario. Con adversarios así la Argentina crecería mucho y bien.



Link: Carta abierta a mis adversarios del PRO

lunes, junio 25, 2007

Elecciones porteñas

El gobierno, y Filmus, y el progresismo en general, y muchos "bienpensantes", jugaron las cartas del miedo. Dijeron, una y mil veces, que era un peligro que ganara Macri. Dijeron mentiras, aludieron a supuestos negociados de Mauricio, cosas que se dan por ciertas pero no son reales, o son hechos reales malentendidos, malinterpretados adrede para poder putearlo en paz. Dijeron que había que salvar a la cultura, y un montón de actores y algunos artistas populares (que viven de congraciarse con ese ideal negativo o inexistente, el pueblo) salieron al paso mostrándose preocupados por el deterioro que el nuevo gobierno traería a su rubro.

Dijeron también falsedades extremas, injuriantes, que votar a Macri era despreocuparse por los derechos humanos, aprobar la muerte de los 30 mil desaparecidos, o que significaba ser menemista, egoista, etc. Dijeron que el que votaba a Macri era un racista que quería sacar de la ciudad a los cabecitas negras, que era un voto desde todo punto de vista clasista y anti social.

Bueno, dijeron todo eso, y algunas cosas más, pero Macri ganó igual, y ganó bien, con una cifra indiscutible, y con un mensaje de calidad, sin mencionar la corrupción del gobierno nacional y sin hablar tampoco de la corrupción ibarrista, lo que hubiera sido fácil y correcto. Y no porque falten datos, si no porque buscaba otro perfil, buscaba llamar al progreso, al avance, al trabajo.


Ahora, desde las filas de los que perdieron, dicen que los votantes son pelotudos, que la población de la capital es fascista. Justo lo dicen ellos, los que mayor intolerancia y más mentira han puesto en juego. Es gracioso. Pelotudos y fascistas parecen en realidad conceptos que los describen a ellos, y no a la población de la capital, que entre el miedo y las ganas eligió las ganas.



El voto de la capital fue un voto con ganas de creer y de crecer, un voto dispuesto a aceptar una mayor exigencia en la vida de la ciudad, en donde para generar una ciudad más rica, más interesante, más creativa, más vivible, haya que responder a los desafíos que esas realizaciones piden. Me pone muy contento que el resentimiento, el pasado, la falsedad, hayan perdido, y que haya ganado esta otra actitud tanto más valiosa. No digo que ya esté probado que el nuevo gobierno vaya a ser capaz de hacer lo que dijo querer hacer, digo que la ciudadanía voto, a mi juicio, muy bien. Y que no compró los buzones de siempre, esos que espero que empiecen a dejar de intentar venderse para ocultar la incapacidad y la mala fe de los que los ofrecen.

La imagen es de Betina Biller.

Artículo publicado en Noticias: Algunas razones para votar a Macri

En este blog publiqué, hace unos cuantos días, el texto llamado 10 razones por las que voy a votar a Macri, que levantó tanto revuelo y tuvo tanta difusión (interesante fenómeno: un artículo en un blog termina siendo reseñado por Clarín y demás medios). Pero la semana pasada saqué en Noticias un artículo con un nombre parecido, Algunas razones para votar a Macri, que a continuación reproduzco aquí. La revista lo tituló como "Por qué elijo a Macri" y en la página siguiente había uno de Torcuato di Tella llamado "Por qué elijo a Filmus". Va este artículo como festejo de nuestro triunfo.

Algunas razones para votar a Macri

Una de las cosas más interesantes que le escuché decir a un candidato en campaña la dijo Mauricio Macri hace un par de semanas: no voy a evitar el conflicto. ¿A qué se refería? A que está dispuesto a tratar de hacer lo que considera necesario pese a que esas acciones vayan a despertar resistencia u oposición. En su visión de lo necesario muchos coincidimos, como se ve en el resultado de la primera vuelta: que el servicio público deje de tomar de rehenes a los ciudadanos y empiece realmente a ser un servicio, que el dinero del presupuesto se vuelque en obras que mejoren la calidad de vida de la ciudad de manera efectiva, que en vez de discutir inexistentes cuestiones ideológicas se trabaje con capacidad para darle al ciudadano lo mejor que se le pueda dar. En vez de proceder según el estilo demagógico intentando congraciarse con sectores “populares”, es decir, mafiosos y generadores de pobreza pero capaces de apretar al gobierno mejor intencionado hasta hacerlo ceder, su intención es trabajar la gestión de manera tal de neutralizar en lo posible tal efecto dañino y generar una cultura de trabajo y desarrollo. Sí, el escepticismo o la sospecha es correcta: ¿puede un estilo de vida que adora eludir su propia responsabilidad y recostarse en la culpabilización de otros, malos imaginarios, -estilo tan difundido entre nosotros- hacer ese movimiento y enfrentarse con el hecho objetivo de que tenemos que aprender a trabajar y a inventar, porque es nuestra responsabilidad producir una sociedad mejor? ¿Pueden las buenas intenciones de Macri aspirar a semejantes logros?

La respuesta es no, y es la respuesta que también da el mismo Macri frente a esa pregunta. ¿Quiere decir que sabe que no va a poder torcerle el brazo a la mafia populista? No, quiere decir que los ciudadanos tenemos que dejar de pensar que se trata de una acción que otros deben hacer, y que el éxito del intento está en realidad en manos de todos. ¿Qué tenemos que hacer nosotros, los que creemos que no tenemos poder? Tenemos varias tareas: para empezar votarlo, votar a Mauricio y a la gente de calidad que lo rodea: Gabriela Michetti, Horacio Rodriguez Larreta, Mariano Narodoski y tantos otros. Una de las características más auspiciosas de Macri es que haya sabido (podido, logrado) rodearse de gente de tanta calidad, que sepa que su rol no es poderlo todo sino armar juego. Son personas sensatas, preparadas, que no caben ni remotamente en la imagen infantil que el gobierno propone para ellas: no son monstruos de la derecha sino personas sencillas y capaces que quieren tratar de hacer las cosas bien, superando la hipocresía progre peronista que intenta el engaño de decirse defensores de lo popular y nacional para ocultar corrupción e incapacidad, pecados entre los cuales no sería lindo tener que elegir. Segunda tarea, sin la cual el voto queda corto: acompañar la gestión que se inicia. Es decir, dejar de sentir que somos espectadores de la escena política y de la gestión para entender que sin el uso de la oportunidad que aparece, sin nuestra acción concreta y decidida -cada uno en el espacio en el que se encuentre-, el intento no va a verse coronado por el éxito. ¿Vas a poder?, le preguntan a Macri. Y él responde: Voy a poder si lo hacemos entre todos, yo solo no, no soy mago.

Otra tarea, apasionante: desmontar el ideario progresista, la cosa ignorante y siniestra de la buena conciencia, el fascismo de lo popular, la incapacidad vestida de mérito, el amor por la pobreza y el desprecio de toda buena situación. El progresismo es uno de nuestros principales obstáculos para el mejoramiento de la sociedad. El presidente lo cultiva, porque su inestabilidad emocional lo catapulta a hacerlo aun cuando podría darse cuenta de que el recurso empieza a fallar: es un juego de fantasmas. Frente a todo problema de la realidad diaria y concreta se pretende descubrir un sentido que se remonta a pasados también ineficaces pero a los que se supone, con cretinismo enceguecido, dotados de gloria, (como cuando se dice, con pasión negativa, que los mejores han muerto). Los trenes fallan y el progresismo habla del fracaso de neoliberal, ¿no hace ya cuatro años que reina la justicia social? ¿No era el gobierno neoliberal también peronista? La ciudadanía elige a un candidato y el presidente, con el profundo desprecio que siente el progresismo por la realidad que no verifica sus hipótesis miserables, se exaspera y alude a él como si se tratara de un usurpador y no de alguien que ha ganado unas elecciones democráticas. ¿Hasta cuando vamos a padecer esta enfermedad mental, la oligofrenia de los buenos para nada? El presidente espera que la gente vote con memoria: eso es exactamente lo que ha sucedido, ¿será capaz de respetarlo?

El resultado de la segunda vuelta va a darle un golpe consistente a esta moral equívoca. Pero no empecemos ya, inconscientemente, a preparar el paso siguiente de fracaso. No armemos la escena que nos va a permitir decir después: yo voté a Macri y nuevamente me estafaron, otro político que nos engaña. En vez de permanecer en la quietud expectante del ciudadano que actúa una buena fe que no pone en obras, esta vez tenemos que ser conscientes de que el cambio se arma aportando apoyo e iniciativa. Si pensamos que todo está en manos del líder estamos armando un líder al que después poder inmolar en nuestros altares de fracaso (cosa que sabemos hacer y nos gusta). Si en cambio aprovechamos la ola de renovación para meter en ella nuestras ganas de hacer y de vivir, es posible que demos pasos importantes en el camino de la mejoría posible. No se va a solucionar todo (no es una opción real), ni va a ser un cambio veloz. Pero lo posible es una instancia plástica y gratificante. No se trata de Macri, se trata de nosotros. En estas elecciones del 24, el voto al PRO significa elegir un paso hacia la madurez.

La imagen es de Joseph Cornell.

Biografías de Disney

En el London Review of Books apareció un artículo de Mark Grief sobre una reciente biografía de Walt Disney, escrita por Neal Gabler. El artículo se llama Tinkering, y es realmente muy interesante. No sólo evalúa la biografía recientemente aparecida sino que habla de las otras escritas hasta el momento y, lo más importante, relata al mismo tiempo la historia de Disney.

Una cosa notable es que Walt, habiendo perdido su capacidad de dibujante, o habiendo sido la misma superada por el elevado nivel de los trabajos de su companía, sin embargo actuaba para los dibujantes cada uno de los gestos que debían hacer los personajes de sus películas, de manera detallada y minuciosa, armando así una especie de modelo en vivo de la historia.

Link: Tinkering, de Mark Greif, en London Review of Books

viernes, junio 22, 2007

Song XX / Pat Metheny - Ornette Coleman

En el difícil (y no se sabe si necesario) trabajo de gustar de Ornette Coleman puede cumplir un rol importante este disco que Pat Metheny hizo con él. Si uno está en esa sintonía en la que puede sentirse llevado por un ambiente musical de cuelgue profundo, y a la vez exhuberante y vital, este disco puede proveer de mucha felicidad. De todas maneras, es más llevadero el cuelgue de "On the corner" de M. Davis o aun más la excitación desbordante de "Tribute to Miles", con su grupo histórico y Roney reemplazándolo en la trompeta (formación que incluso tocó en Obras Sanitarias y yo me perdí porque no sabía). Que no tienen nada que ver con Metheny ni con Coleman pero son posibles puntos de referencia.

Lo que toca Metheny en el primer tema es imposible de creer. Pasa siempre con él, aunque lo que domine en su obra sea más el abandono y lo oceánico al virtuosismo y el calor. (Cuando lo ví en Obras, la primera vez que vino, no pude creer que tocara tanto -tan bien, tan- y tan excitado, fue algo sobrenatural).

Link: reseña del disco en tomajazz
Link: reseña del disco en

alerta de fraude

EL DOMINGO 24 PRÓXIMO SE VOTA NUEVAMENTE, ESTÉN ALERTAS A CIERTOS FRAUDES QUE SE PUEDAN COMETER..... .

SI PENSAS VOTAR A LA FORMULA DE PRO: MACRI-MICHETTI , FÍJATE BIEN EN LA BOLETA

EN LA LETRA CHIQUITA DEBE DECIR: Candidato a Jefe de Gobierno y Vicejefe de Gobierno de la ciudad Autónoma de Buenos Aires para la elección del 24 de Junio de 2007.

"ALGUNOS" HACEN CIRCULAR LAS BOLETAS ANTERIORES QUE DICEN 3 DE JUNIO DE 2007 Y EN ESTE CASO TU VOTO SERIA ANULADO.

TAMBIÉN CIRCULAN BOLETAS CON EL NÚMERO DE LISTA 302 EN VEZ DEL NÚMERO 502 QUE ES EL CORRECTO.

EN EL CASO QUE ESTO LES SUCEDA, DEBEN AVISAR AL PRESIDENTE DE MESA QUE HAY BOLETAS QUE NO CORRESPONDEN A ESTA ELECCIÓN, SIN MENCIONAR CANDIDATO.

RECUERDEN DE VERIFICAR ESTO Y EN ESPECIAL NO LLEVAR UNA BOLETA EN EL BOLSILLO DE LAS ELECCIONES ANTERIORES.

RECUERDEN LA BOLETA DEBE DECIR LA FECHA CORRECTA: 24 DE JUNIO 2007 Y EL NUMERO DE LISTA CORRECTO QUE ES: LISTA 502

jueves, junio 21, 2007

Criterio con el que se moderan los comentarios en este blog

Estimado Alejandro:

Te escribo para consultarte acerca de las razones por las que no publicaste el comentario que deje el pasado viernes 15 de junio de 2007 en el blog 100 volando. ¿Sera solo porque no coincidias con el mismo?

De ser asi, no encuentro donde quedaron la amplitud de criterios, el pluralismo, la diversidad, la nueva politica y la frescura que pregonas tanto para tu persona como para la del PRO de Macri.

No encontre en el blog ningun criterio de censura o exclusion de comentarios.

Agradeceria una respuesta a mi inquietud.

Saludos cordiales,

Pablo Vommaro

CC. a quienes tuvieron el privilegio de que sus comentarios hayan sido publicados.

Gracias Pablo. Aquí va mi respuesta...

Publico los que quieren hablar con una actitud de búsqueda compartida y lo hacen en una extensión lógica: no los que buscan pelea, ni los que vomitan testimonios de injusticia (generalmente auto potenciados o imaginarios), ni los demasiado largos. Modero porque quiero que en mi blog pase lo que yo quiero que pase, los que no quepan tienen evidente libertad para hacer sus propios blogs con los criterios que quieran. No voy a dejar que me enchastren el blog. Esa pluralidad es la expresión democrática, no el debate de todo y la crítica constante como método de "observación".

Ilustra este criterio la lista de la compra en la verdulería de Sandro.

miércoles, junio 20, 2007

Monito dijo... yo dije...

monito dijo...

Seamos prácticos:

- 200 tipos no tienen laburo ni guita. Cortan la calle para protestar. Reabrir la calle es una opción sólo reprimiendo. Es la represión para garantizar la libre circulación un acto de gestión o de ideología?

- 10 palos en presupuesto de cultura. Se los doy al mozarteum para financiar una fuerte temporada en el Colon o la pongo en recitales de rock en el obelisco. Gestión o ideología?

- 100 palos de presupuesto para el transito. Construyo mas subte o mejoro las calles para que podamos llegar rápido a Once en auto? Gestión o ideología?

Son solo ejemplos, y no son caprichosos. Un tipo que la mayoria de sus amigos y el mismo viaja con chofer y nunca pisa un colectivo, le interesa el transporte publico? No se.

Cuando corten la calle en protestas, que hace? La de Sobish o la de Telerman? No se. Pero la respuesta esta en su ideología, no en la gestión.

Monito

Eso no es ideología, porque no es algo que haya que interpretar en términos de "lucha social" y menos en los de "opresión". Son visiones del mundo, lo propio de cualquier sociedad viva -no un peligro sino una expresión legítima-, y los mecanismos de resolución son más sencillos y están al alcance.

Eso es hacer hincapié en la gestión: ir directo a una solución posible, la mejor para la ciudad en la que vivimos, por supuesto, todos. La mala fe de suponer que alguien con chófer no puede gobernar bien es un absurdo. O digamoslo más crudamente: alguien con guita, un capitalista exitoso.

¿Habría que elegir como candidato al que padece de la peor manera, para reivindicarlo?, ¿o hay que lograr eficiencia, eficacia, en los indicadores obvios de calidad de vida: situación del gran número, vivienda, alimentación, salud, seguridad, educación, transporte? ¿Por qué no creer que hay soluciones al alcance, que pueden –sin hacer la revolución, ese imposible que aun gravita mentalmente- mejorar la vida de todos?

Me parece que la cosa es más sencilla, que la ideología es un término para justificar el valor excesivo que se le da a algo de valor simbólico (precisamente: la ideología, los términos ya demasiado repetidos e inexactos) pero de nulo valor real. Por eso: adoptar ciertos términos (la parafernalia del lugar común del pensamiento social o del sentido común) lo único que logra es anclarnos más en un pensamiento fracasado, desencantado, inútil, que cree que el dolor es el sentido real y profundo de las cosas.

Además:

* es falso que sólo se pueda abrir la calle reprimiendo

* en cultura se pueden hacer cosas mucho más interesantes que esas dos opciones, invertir y cuidar mejor la plata

* mejorar los subtes es mejorar la circulación de los autos: ¿por qué cultivar esa enfermedad de pensar oposiciones, ignorando todo arte de trabajar y de lograr?

La imagen es de Crumb.

Ideología

De: Mariana Lesa Brown [mailto:mlesabrown@2vias.com.ar]

Enviado el: Martes, 12 de Junio de 2007 05:01 p.m.
Para: alejandro@100volando.net
Asunto: comentario


Estimado Alejandro, no crees que toda gestión tienen una ideología por detrás?, realmente crees que la gestión pura existe?.- Cordialmente

Mariana Lesa Brown

27 años

Periodista

Ciudad de Buenos Aires



----- Original Message -----
Sent: Tuesday, June 12, 2007 5:35 PM
Subject: RE: comentario

Creo que la palabra ideología designa hechos ajenos a la realidad, vestidos de importantes. Se puede usar la palabra en el sentido que vos le das, pero prefiero cortar por lo sano, porque de otra forma se esconden ahí visiones muy equivocas. Es una especie de cristianismo, la ideología, la justificación de cualquier cosa. La aparente realidad de ese término, prescindible, proviene de haberlo usado demasiado tiempo, y por eso mucha gente considera sacrílega mi posición de quitarle peso (aman sus términos más que la realidad). Mi propuesta es la de pensar sin ese recurso, que plantea diferencias inexistentes, las profundiza, hace que la discusión se desplace a un terreno ficticio y la oscurece.

Saludos

Alejandro

Pd: tal vez pongo este mail y mi respuesta en el blog, ¿te molestaría?

La imagen es de Murakami.

Maltratar a los chicos

Varias veces me pasó de encontrarme en la calle con padres que maltrataban a sus hijos de manera inaceptable. Algunas de esas veces intervine, y hasta llegué a ligarme un "pelotudo, qué te metés". Me acordé de esto cuando leí uno de los últimos posteos de Ximena, mi mujer, en su blog vamos viendo sobre "Criar sin violencia". Empieza así:

Uno de los principales temas que ocupa mi cabeza es cómo hacer para acompañar el crecimiento de los chicos, enseñarles las cosas necesarias, guiarlos, mostrarles lo que corresponde y lo que no, etc. sin métodos que apelen a la sumisión que les genera violencia interna y sin hacer abuso del poder que tenemos sobre ellos por ser adultos.

El texto sigue, y hay además unas citas muy útiles de un libro buenísimo de Aletha Solter llamado "Mi niño lo entiende todo".

Link: Blog de Ximena Vamos Viendo
(En la imagen Sid, el personaje maligno de Toy Story 1)

Pronto Cartuchos

Quiero recomendar a Pronto Cartuchos porque me dieron un servicio muy eficiente (amables y rápidos) y supongo que muchos de los lectores de este blog necesitan también este tipo de cosas.

Link: Pronto Cartuchos

jueves, junio 14, 2007

Entusiasmo

Dado que el martes que viene empiezo el curso sobre "Entusiasmo y felicidad", aprovecho la oportunidad para recopilar los materiales ya existentes sobre el tema del entusiasmo en este blog. El curso versará sobre lo expuesto en el libro a trabajar, pero esta visión del entusiasmo será de todas maneras el marco de la lectura. Son los siguientes:

La imagen es de Jan Muche.

Peronismo

De: lucas castillo [mailto:lukashopping@yahoo.com.ar]

Enviado el: Jueves, 14 de Junio de 2007 12:27 p.m.
Para: alejandro@100volando.net
Asunto:

Soy un comerciante de la ciudad de Rio Cuarto, en la Provincia de Córdoba,y deseo expresar mi coincidencia con varios conceptos que tu especificas en las 10 razones para votar a Mauricio Macri, en el punto 1, creo que la ideologia es la eficacia en la gestión,punto 2,confío plenamente en que todo el staff de hombres y mujeres que rodean a Mauricio, gente nueva, que tiene la valentía de ingresar al sistema mafioso que identifica a la actividad politica,con el propósito de "el cambio" que los argentinos necesitamos con relación a quienes nos gobiernen.-Soy un peronista convencional arraigado a los viejos lemas del movimiento, y disiento contigo en que el Justicialismo es fascistoide, y hagamos un revisionismo histórico de quienes no gobernaron hasta ahora y decime que diferencia hay en la forma de dirigir a la Nación, y me molesta tu forma de incitar al olvido de quienes han insertado un sentimiento en el espiritu de las personas, con esa forma de pensar, debemos olvidar a nuestros próceres, fundadores del Estado Argentino,y en éste punto, entonces, coincides con el imberbe presidente, que a pesar de haberse presentado como candidato del MNJ, siente un terrible desprecio y odio por su fundador, y quién olvida a su padre no tiene futuro.-Estoy contigo en que en éstas elecciones que se avecinan en la Capital Federal, le vamos a arruinar el humor al imberbe y a la "impostada" reina cristina.-

Saludos

Lucas Omar CASTILLO


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).

Lucas

Yo quiero al peronismo, de alguna manera, tengo amigos peronistas conocidos, me gusta hacerlos rabiar diciéndoles las cosas que les digo, que creo que en el fondo son ciertas por una simple ecuación: gobernó mucho el PJ y el país no hizo la maduración que hubiera debido. No me gusta Perón, ni el nacionalismo, ni la patota, ni el populismo. Pero voté y votaré seguramente peronistas, y aprecio también muchas cosas en ellos.


Además, creo que sí, que hay que dejar de tomar como referencia el pasado y proyectar el deseo actual en un futuro posible. No es cierto que haya que recordar para no repetir, más cierto es lo otro: recordar constantemente y como tomar al pasado como nucleo fundamental de sentido es repetir, favorecer a la repetición, atarse. Ya sé que vos no decís eso…


Te agradezco el mail, espero que mis aclaraciones te sirvan para captar que hay afinidad pese a las diferencias. Saludos,

Alejandro

La obra es de Nora Iniesta.

Vida Familiar

Este artículo lo publiqué en Diario Ciudadano, de Mendoza, hace unos meses:

La vida familiar

Como mi formación es “liberal”, es decir, un poco hippie y rebelde, como tengo un pasado de izquierda -por suerte ampliamente superado-, durante la mayor parte de mi vida sentí y pensé (lo que viene a ser más o menos lo mismo, si dejamos de lado el siempre superficial racionalismo) que la vida familiar implicaba un horizonte de vida burgués, trivial, normativizado al extremo, en el que la aventura de vivir era limitada casi hasta desaparecer. Ahora, que hace ya más de diez años que vivo un amor feliz y pleno, que mi hijo mayor cumple en unos meses cuatro años y cuando el menor tiene ya un año, veo las cosas de otra forma. Me parece que la aventura más potente y lisérgica, la emoción más profunda y el sentimiento más intenso forman parte de la cotidianeidad familiar. Entiendo, por fin, que cuando la cosa funciona se trata de una oportunidad para la mayor felicidad, y que cuando no funciona es posible que la responsabilidad no sea de la forma relacional familiar sino de los problemas puntuales que ciertas familias, y ciertos individuos, no logran abordar y resolver.

La mía no era una posición ideológica, ahora lo sé, sino una neurosis, una normal y simple neurosis de persona que no sabía bien qué era una familia, como no lo saben en realidad todos los que han vivido vidas familiares pobres y/o desquiciadas. Es verdad que no se trata de un problema muy original, sino tal vez de lo contrario: del problema más habitual y conocido. En muchos casos estas simples incapacidades aparecen luego revestidas de argumentaciones pseudo ideológicas, como si fueran posiciones personales respecto de cuestiones bien examinadas, siendo en realidad vulgares temores, límites personales transfigurados en planteos sociales o culturales. Esto sucede por otra parte en una inmensa pluralidad de temas, no sólo en relación a la vida familiar. Es muy frecuente que un síntoma personal aparezca transpuesto en una crítica social, o en una versión desesperanzada respecto del rumbo de la civilización. Casi podríamos decir que la enorme mayor parte del aparentemente sesudo pensamiento crítico respecto del sistema tiene este modesto origen: alguien no sabe o no puede hacerle frente a las condiciones normales de la vida en comunidad, condiciones que –por supuesto, y no está de más decirlo- son siempre exigentes y desafiantes, en nuestro país y en cualquier lugar del mundo, en este presente de grandes transformaciones como en los pasados más quietos.

Un amigo me dijo, hace muchos años, que tener hijos era una experiencia afectiva, que era algo que ampliaba enormemente el alcance de la emocionalidad propia. Me pareció una revelación, pese a que al mismo tiempo me daba cuenta de que lo enunciado era una obviedad. Suele también decirse que por los hijos uno daría su vida, y sin poner en cuestión la verdad enunciada en esa conocida afirmación, me parece sin embargo que ella expresa una perspectiva falseada. Una vez más, en esta idea, la prueba de la profundidad o la calidad de los sentimientos es la capacidad de sentir dolor. La proyección de un drama posible, la fantasía respecto de hechos trágicos, es un pobre recurso para conectarnos con emociones que, en estados más saludables, deberían generar escenarios menos melodramáticos. Si uno sufre mucho porque una mujer no está (el ausente puede también ser un hombre), el sufrimiento no es prueba del gran amor que por esa persona se siente: es mero testimonio de una inundación de dolor que uno padece y que puede tener muchos otros orígenes. El amor que vale es el que nos hace sentir bien, el que podemos vivir como una forma de expansión y desarrollo de nuestra sensualidad y de nuestra emocionalidad, y no el que se comporta esquivamente, enterrándonos en desconciertos y angustias cada vez mayores. Tomar al sufrimiento como escenario esclarecedor o como medida para captar las magnitudes del afecto es en realidad una forma de promover la formación de intimidades trágicas, y una condena para toda vida familiar que busque ser un ámbito de calidez, diversión y crecimiento.

Lo que resulta realmente increíble es ver el despliegue del ser de los hijos: ese que antes no existía, que era sólo una borrosa imagen en el deseo de los padres, ahora es un animalito bebé que llora, pide, mama, mira, ríe, duerme. El que antes era apenas un paquetito cumple tres años y muestra una personalidad que es ya expresión de un mundo propio: cada día que pasa aparece más la persona. Es como el proceso de revelado de una foto: donde no había imagen empiezan a verse formas cada vez más nítidas. En este caso lo que se revela es la vida concreta y real, precisa, vida que siempre aparece en la forma de un ser que respira y siente y quiere. La vida familiar es el entorno para los desarrollos más poderosos, para la aparición de lo nuevo, para la plasmación y el despliegue del deseo. ¿Forma burguesa y restrictiva de la experiencia afectiva? No me hagan reír…

martes, junio 12, 2007

10 razones por las que voy a votar por Mauricio Macri


  1. Coincido con que la gestión pública tiene que ser abordada con un criterio de gestión (la búsqueda efectiva de bienestar y crecimiento) y no con el criterio de la ideología (la lucha contra los opresores y el rechazo de la supuesta barbarie capitalista). Podríamos también decirlo de otra manera: la mejor ideología es la eficacia en la gestión. O de otra más: la ideología es el refugio de los incapaces (o aun peor, en muchos casos, la coartada de los corruptos).

  2. Alrededor de Macri hay mucha gente joven, fresca, preparada, talentosa y bienintencionada, que no cabe el ridículo molde de la “derecha” con el que la mafia progresista intenta asustar a los ingenuos, o a los que por conveniencia prefieren que siga en el poder la ineficacia transera que sobrevive desde hace años y que personas valiosas como Jorge Telerman estaban también intentando limitar. Me refiero a Gabriela Michetti, a Horacio Rodríguez Larreta, a Mariano Narodowski, a Carlos Tramutola, a Paula Bertol, a Avelino Tamargo, y a tantos otros. La derecha no existe, es un término con el que la izquierda intenta correr a los que no se suman a su visión retrasada del mundo.

  3. Me gusta la idea de que con la llegada del PRO al poder se limite la inoperancia y el cretinismo de los partidos tradicionales: peronismo, radicalismo, estructuras que no supieron volverse parte de los tiempos. El peronismo, sobre todo, se dice nacional y popular, pero es un movimiento fascistoide con el que los argentinos logramos estancarnos en muchos ámbitos. Décadas de su influjo, pese a sus logros –siempre parciales- hacen que tengamos que desprendernos de él. Además, un movimiento útil y sano no puede llevar el nombre de un líder muerto hace 33 años ni hacer referencia a ese papá como si no fuéramos los vivos personas capaces de superarlo.

  4. Quiero probar lo nuevo, hacerle espacio. Es cierto que lo nuevo siempre se alimenta de lo viejo, pero una cosa es alimentarse de personas y experiencias pasadas y otra estar encarcelado en la repetición. Con el PRO se hace lugar otra forma de abordar el poder público. Al menos tenemos la chance de lograrlo. (Es algo que vamos a tener que hacer entre todos, no sólo esperar que lo hagan ellos).

  5. Me gusta el mayor realismo que hay implícito en la mirada de la eficacia productiva, que logra desalojar de la escena los absurdos conceptos de los buenos para nada y su movimiento –siempre más discursivo que efectivo- de resentimiento social. Es necesario terminar con la fantasía de la lucha social para acceder al serio trabajo de hacer mundo. Me refiero a los memes mamertos, que pululan en un discurso ciego y agresivo: la derecha, la oligarquía, el pueblo, la resistencia, las corporaciones, etc. Cosas de las que se habla mucho pero nadie sabe donde están, argumentos de una metafísica reaccionaria.

  6. Quiero con mi voto arruinarle el humor al presidente y al gobierno, que se brota y agrede (probablemente sea lo que mejor sepa hacer), y quiero que tengan que aceptar la diferencia, base de la vida democrática sana. Quiero paladear con una cifra alta la derrota del patoterismo kirchnerista.

  7. Me gustó la campaña no agresiva del PRO, el hecho de que aun teniendo muchas, infinitas, cosas para decir de la ineficacia y la corrupción del gobierno actual, Macri haya optado por la vía más directa de hablar de los problemas concretos y no responder las falsedades que se han dicho de él. Esa mesura, en tiempos de Kirchner, me resulta valiosa. Es un intento de contactar con el vecino real, cosa que parte de la comprensión de que en el micromundo de la política los involucrados hablan entre ellos dejando de lado a aquellos a los cuales tendrían que estar sirviendo.

  8. Quiero alentar con este voto a otras posibles figuras de la política que quieran adoptar esta vía de trabajo en la que, como dijo Narodowski, se sabe que cuando un techo de un aula se cae no se trata de un fenómeno de izquierda o de derecha, sino de falta de capacidad y de amor.

  9. Me parece que el triunfo del PRO ayudaría a consolidar una sociedad más madura, o alentaría a las partes más maduras de la sociedad a avanzar en sus tareas. Quiero ver en la tele gente que se dedica a hacer planes imaginativos y renovadores y a tratar de cumplirlos, y erosionar el estilo político formal al que estamos acostumbrados. El mejor discurso que yo he visto en un político es el tranquilo realismo sensato de Gabriela Michetti. Su informalidad es un avance en la política nacional.

  10. Quiero ver cómo hace Mauricio para desempeñarse frente al desafío que está asumiendo públicamente, que es el de lograr mejorar la ciudad aplicando criterios más valiosos que los habituales y dando la batalla en contra de la mafia progresista (me refiero al ibarrismo, lo peor de la escena ciudadana, los seguidores del retrógrado con cara de niño bueno, la falsedad hecha hombre ), que no va a cejar en su intento de obstaculizar todo cambio posible. Quiero que Macri pruebe que es un gobernante honesto y que supere a su padre, es decir, que pueda triunfar, siendo útil, en el plano de la gestión nacional, que es superior al de la gestión de la empresa.

lunes, junio 11, 2007

I love 90's

Unos amigos, hartos del uso equívoco e indebido que se está haciendo de la década de los 90 (nadie fue, todo en ella fue negativo, nosotros somos las pobres victimitas, etc), están haciendo merchandising con su respuesta humorística a tal abuso. Hay remeras y botones. Todas las personas que los vieron quisieron tenerlos.

Jaime Durán Barba y Santiago Nieto: Mujer, Sexualidad, Internet y Política

Mujer, sexualidad, Internet y política es el título del libro escrito por Jaime Durán Barba y Santiago Nieto, los ecuatorianos asesores de campañas presidenciales en Latinoamérica que están desde hace un tiempo asesorando a Mauricio Macri con resultados más que evidentes. El prólogo del libro, editado por Fondo de Cultura Económica de México, fue escrito por mí, como un ejercicio de preguntas y respuestas, intentando explicar qué es el libro, una verdadera versión autorizada del sentido y comportamiento de la política actual vista desde la perspectiva del votante. El libro es realmente bueno y la visión que despliega de nuestras sociedades actuales supone una valiosa actualización de lo que solemos pensar con categorías inadecuadas y ya vencidas.

A continuación, algunas de las preguntas que conforman mi prólogo a este excelente libro:

¿Quiénes son Jaime Durán Barba y Santiago Nieto?

Son dos ecuatorianos que realizan desde hace años el trabajo de asesores de campañas electorales en los más diversos escenarios de América Latina, construyendo un conocimiento sistemático, fruto de innumerables investigaciones y de la aplicación de una fina inteligencia. Se trata de dos hombres apasionados que disfrutan la aventura de incidir en los procesos políticos cumpliendo el rol de consultores y modelando el diálogo entre los candidatos y su público, los votantes.

¿Se trata entonces de un par de manipuladores de masas?

Es probable que, observados desde el prejuicio y la mala conciencia dominante en gran parte del pensamiento social, se disfrute describiendo su trabajo en esos términos. Desde una perspectiva más sensata y razonable, capaz de comprender los fenómenos reales y de observar sin culpa ni reproche el comportamiento objetivo de las fuerzas de una sociedad, se trata de profesionales facilitadores del diálogo y el entendimiento entre los políticos (generalmente poco expertos en el arte de la comunicación y la relación afectiva con los electores) y los votantes que los eligen o rechazan.

Durán Barba y Nieto no actúan como manipuladores de los pueblos: uno de los nuevos conocimientos por asimilar es precisamente el que muestra que la hipótesis de la manipulación no se sostiene, y otro el que pone en duda la existencia de algo que pueda aun con propiedad ser llamado “pueblo”. Se comportan más bien como terapeutas sociales, operadores del encuentro y la comprensión entre los políticos y las necesidades reales de las poblaciones que deben elegirlos y ponerlos a su servicio. Los políticos son recursos de la ciudadanía para lograr sus fines. El atento trabajo de estos hombres contribuye a tal fin, ¿será que –paradójicamente- pareciendo estar al servicio de los poderosos en realidad han elaborado un saber que tiende a cumplir un rol social más efectivo que el de las antiguas luchas?


...


¿Cuál es el nuevo elector del que hablan los autores?

Es el individuo latinoamericano, presente en las sociedades más diversas de nuestra geografía, en el cual aun las mayores diferencias dejan paso a ciertas características comunes. La crisis de la política suele interpretarse como un proceso negativo de disolución, sin saber ver en él la insurgencia del nuevo mundo que Durán Barba y Nieto describen con minuciosidad. Incluso el fenómeno del individualismo actual es repensado por estos autores más allá de la remanida interpretación crítica y conservadora, para lograr ver en él la aparición de una nueva libertad y de una nueva autonomía de las personas.

Esta independencia del individuo disuelve la antigua escena social (su representación, ya que la sociedad no puede ser disuelta), para dar lugar –ayudada por la incapacidad de comprensión que nos habita- a una representación negativa de lo social. El desarrollo moral que supone la aparición de este nuevo individuo plantea nuevas reglas de juego, que sólo pueden ser consideradas defectuosas desde el punto de vista del pasado.

Quienes vivimos en el presente sabemos hasta qué punto la caída del autoritarismo familiar, la desinhibición erótica, la sensualidad de los especimenes humanos que saben de su transitoriedad, lleva a establecer un compromiso con lo valioso de la nueva situación de vida, para hacerla cada vez más lograda y viable. No se trata sólo de que haya aparecido un nuevo elector, se trata del desnudamiento de la escena social, basada en la ignorancia, el temor y en la incapacidad de vivir. Allí donde antes veíamos lucha insurgente hoy hemos aprendido a ver neurosis, tosquedad, inhibición, formas pseudo revolucionarias de una alienación que se vestía de justicia para hacer pasar su falta de vitalidad por coraje e idealismo. ¿Hay acaso algo más reaccionario y conservador que una posición izquierdista?

Cambio de viento: Buen artículo de Jorge Raventos

En el portal La Política On Line se publica un artículo de Jorge Raventos llamado Cambio de viento. Aquí un párrafo de muestra:

Conclusión kirchnerista: "No le vamos a regalar la Capital a la derecha" (Filmus). Más allá del error de suponer que están peleando con "la derecha" y no con la opinión pública, la idea de "regalar" o no la ciudad de Buenos Aires revela una concepción confiscatoria, un considerarse propietario privado de lo que es público, que no puede sino agravar la tensión con la ciudadanía independiente y evocar comportamientos análogos, como los aplicados a los fondos de Santa Cruz.

En la imagen: la derecha.

viernes, junio 08, 2007

Kirchner y Menem



Ya se ha visto mucho, pero yo nunca lo había visto completo y no lo puedo creer. El cinismo del presidente es increíble. Se está haciendo odiar de una manera innecesaria y dañina.

jueves, junio 07, 2007

El mundo es perfecto

Hay una formulación que apareció en mi vida a través de Nietzsche, y de alguna manera también gracias al zen y a algunas cosas de psicología, que puede expresarse con total sencillez, a la que siento profundamente verdadera, pero que no comparto con mucha gente. Es la que da nombre a este posteo: el mundo es perfecto. La realidad es inobjetable, no tiene defecto. Las sociedades humanas, fenómenos animales de la naturaleza, no están enfermas (esa formulación la trabajé en mi libro Ideas Falsas), son así. La vida es precisamente este quilombo desbordante e indomable. El despelote no es un defecto, es la expresión de la vitalidad más pura y directa.

Esto no quiere decir que uno no pueda dedicarse a intentar lograr ciertas cosas -en lo individual con muchas posibilidades, en lo social con menos-, pero sí implica entender que el motivo de la acción no es corregir al mundo o a la naturaleza, cosas imposibles, sino intentar cumplir deseos.

Me doy cuenta de que esta idea, que es básica en mi visión de todas las cosas, es una idea difícil, que a la mayor parte de la gente le parece incorrecta o incomprensible. Y creo que eso hace que mi trabajo no sea demasiado masivo, digamos...

La imagen es de Marka Relli

Diccionario: Noche

Noche: oscuridad atenuada por luces sutiles, imperio particular del color y del brillo, agazapada situación de intimidad y contento; espacio de la cena y del abrazo, de las sonrisas y la tele compartida, de los restaurantes y las reuniones distendidas; momento de inmersión en zonas profundas de la personalidad, reveladoras de sentidos que a veces en la luz del día resultan huidizos o inconsistentes; recurso para la felicidad, basado en la tranquilidad del movimiento ciudadano y de un uso alternativo de los espacios públicos, que se vuelven transitables y a los que es posible admirar en su versión quieta; largo lapso para acostarse y perderse, para luego resurgir pasado en limpio, dispuesto y recargado, tras haber dejado entrar la oscuridad en todos los poros y aceptar su influjo renovador; inundación de las sombras que se apoderan de todo, que todo lo bañan y lo tranquilizan; zona de tinieblas cotidianas en las que ciertas personas son convocadas al protagonismo de su propia oscuridad, realizada mediante la expresión disimulada de lo que en el día difícilmente cabe; infierno para el que no puede hacer uso de las cualidades relajantes del oscurecimiento, y queda con su luz mental prendida mirando como los demás hibernan y se reponen de sus aventuras vitales.

El cuadro es de Pisarro.

Sentido del humor en los chicos

Entre las muchas cosas que yo no sabía y que aprendí al tener hijos está el que los chicos muy chicos tienen sentido del humor. Es decir, que tal virtud aparece realmente muy temprano, siendo ellos (para el caso, en principio, mi hijo mayor Andrés, de 3 años y medio, porque el otro es todavía muy chiquito, tiene apenas un año) quienes le toman el pelo a uno, o juegan con intención de producir un efecto de gracia y diversión. Me parece un rasgo sensacional y lo entiendo como el testimonio de que la inteligencia aparece a muy temprana edad. ¿Les pasó?

Cocaína y cannabis en el aire romano

Impresionante el hallazgo: en el aire de Roma hay sustancias ilegales. La noticia es sobre todo graciosa, porque la cantidad de las sustancias en el aire es mínima. Me hace acordar que cuando yo vivía en Caracas (1976 a 1984) se decía que en aire había materia fecal, dada la cantidad de construcciones pobres que rodeaba a la ciudad y en las que las personas defecaban, supongo, al aire libre o algo así.

Link: en castellano
Link: en italiano
Link: en inglés

Tengo una columna en el programa de radio de Enrique Szewach

Desde hace un mes estoy haciendo una columa en el programa Mañana será otro día, de Enrique Szewach en FM Identidad. La columna es en vivo los días martes y jueves a las 19:15 y se la puede escuchar por internet. En el dial la radio está en el 92.1 Versa sobre temas de creatividad, psicología, e ideas variadas sobre cualquier cosa que surja en el diálogo. Está auspiciada por Techint, para su programa ProPymes.

miércoles, junio 06, 2007

"Diario de Adán y Eva", de Mark Twain

En su blog, vamos viendo, Ximena, mi mujer hizo un posteo con algunos fragmentos del genial libro de Mark Twain "Diario de Adán y Eva", vale la pena leerlos...

Link: El diario de Adán y Eva (en vamos viendo)

lunes, junio 04, 2007

Diccionario: Esqueleto

Esqueleto: especie de fantasma que llevamos dentro, que sostiene y arma el cuerpo humano, empecinado en una mueca de risa excesiva, como si supiera algo que nosotros no; conjunto de palos llamados huesos, de distintas formas, que encajan entre sí y configuran el armazón de lo que somos; parte dura de nuestra sensible anatomía, aspecto material y consistente que hace de base a todos los órganos, flujos y enchastres que constituyen el cuerpo vivo; aspecto delicado que presentaremos dentro de un tiempo relativo, hecho de las células más convencidas de durar que el organismo posee; personaje de trenes fantasmas, que recuperaron una vida dudosa después de desaparecida la carne y la idea, que persigue desesperadamente a los vivos porque busca un poco de cariño, aunque éstos huyen espantados porque suponen que se los quiere llevar a un trasmundo insustancial.

Related Posts with Thumbnails