martes, abril 17, 2012

Mi nuevo libro: "De padres e hijos en el ciclo del tiempo"


Desde hace unos días está en librerías mi nuevo libro, un largo poema sobre la muerte de mi mamá, sobre la muerte de mi papá y sobre mi vida de padre emocionado de tres hermosos y adorados nenes. Los de la tapa no son mis hijos, pero también son tres varones, asi que cuando la editorial me ofreció opciones para ilustrarla me pareció oportuno elegir esa foto.

A continuación, un fragmento del prólogo, que explica mejor la cosa.

Hace alrededor de dos años me propuse escribir un cuaderno tamaño
escolar de versos, o tal vez sería más justo decir que lo que quería era
llenar sus 48 páginas de frases cortas, escribir sin signos de puntuación y dividiendo en partes lo que sería una frase normal.

Lo que me propuse no era hacer poesía, era escribir en versos lo que
surgiera. Sentía que los versos, las frases escanciadas, eran una vía
adecuada para paladear el mundo, que ese ir de a poco iba generando
ideas, observaciones, imágenes, distintas de las que surgen de la
escritura de frases completas y corrientes. El juego o el desafío es seguir
de cerca las cosas en su propia existencia emocional y sentida, y hasta
podríamos decir que la poesía es el mundo mismo mirado en detalle.

Lo que yo quería en realidad o en el fondo era escribir otro “Bienvenidos
a mi”, dar un segundo paso en el mismo sentido que esa especie de
novela que escribí en el 2003, en la que me limité a ser el personaje
deambulante de mi propia vida y decirlo todo con la mayor sencillez
posible. “Bienvenidos” es un diario, un libro de observaciones, sencillo,
con humor, escrito para simplemente ser y disfrutar de todo. Creo que es
mi libro más querido, el que más siento como un logro, y me parece que
su virtud es que se lee como se toma un vaso de agua. Con la intención
de seguir cultivando esa vía, me propuse escribir un cuaderno de versos
inmediatos, y ver qué pasaba.


Y aquí, el inicio del texto, para ver si les resulta de interés:

cuaderno uno

otro día
paso y te pago
hoy no

me tomo el largo vaso
de champagne
y me voy
a dar el taller
de escritura

escribo de a sorbos
pongo poquitos
poesía de glimpses
escritor agónico
(para nada)

música de guitarras
le mando mensajes a mi adentro
para que funcione
trabaje
me dé algo
en muchas páginas
me va a dar

lo que ya no me da es
vergüenza
de que me vean escribiendo
poquitos
y piensen
es poeta
o sea
es un pelotudo

que cree en los versos
y en sí mismo
magnificándose
detallista
como si todo contara
como si todo fuese importante
lo suyo
y buscara
emocionar
decires precisos
y preciosos
donde no hay más que
demasiada sencillez
y candor de probar
a ver qué pasa

no, no soy poeta
que voy a ser
son versos
pero no es poesía
son versos
para decir
escanciadamente
en impulsos
y ver qué sale
decir
así

el problema de ser feo
es que te importe
si no te importa
sos lindo
y si no te importa nada de nada
ser feo
sos el más lindo

es el poder de la gracia

(también es cierto
que hay que tenerla
o no
tenerla)

me tocan bocina
me rugen
motores
al pasar

lo despojado
puede
ser poesía
porque la poesía son las cosas
no uno
(y cuando a uno no le importa
ser uno
es que se pone lindo)

la poesía es
el mundo
separado en
poquitos

la belleza del ser
en porciones


Por último quiero contarles que el libro está dedicado a Luis Alberto Spinetta, cuya muerte después de 28 años de íntima amistad me dejó muy golpeado. Sé que muchos lectores de este blog esperan, sabiendo que era su amigo, que diga algo sobre él, sobre su muerte y nuestra amistad, pero todavía no estoy listo para hacerlo. Está todo demasiado fresco y duele mucho.

7 comentarios:

Maxi Galin dijo...

Las pérdidas bien canalizadas, como vos lo sabés hacer con tus bellas palabras, son sólo aprendizaje, y vos sos un ser de luz copadísimo, que me alegra que se admita poeta sin decirlo, que se muestre sensible sin necesidad de ser visto como pelotudo, y creo -sin haberlo vivido aún, por suerte- que la pérdida de los padres te hacen soltar algo que aunque no notes te tenían atado a oponerse a ese otro modelo de ser que uno se desprende pero nunca del todo, porque lo quiere, hasta que finalmente muere y uno es uno con su nueva familia y ahí tiene que crear más libremente. Celebro todo esto que nos vas compartiendo, y Bienvenidos a mi sabé que también me marcó a mi, con aquel sitio web madre, como vos lo llamás, que gestamos por el ya lejano fines de 2002. Fue el comienzo de mi independencia, y tu ayuda, descomunal, para que eso pasara, y tu confianza eterna para que un chico con pilas te hiciera un sitio ordenando la cantidad de cosas variadas que hacías, y luego para tirar continuas sogas de clientes posibles, de ayuda indivisable. Sos un copado de la vida, y eso es lo único que cuenta.
Veamosnos, es la única forma de mantener viva la llama que me enseñaste a encender, la de la creatividad y la amistad no pegajosa.
Abrazo!

Maxi Galin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto G Lopez dijo...

Siendo también una "persona que escribe" más que un poeta, me resultaron muy frescos los extractos del libro. Me gustó. Lo compraría pero estoy sin laburo (¡o mejor dicho ocupado buscando laburo!), cuando consiga uno prometo ir a por él. Saludos

Erica dijo...

Ale, leer lo que escribís así, en versos, de a poquito, hace que uno baje el ritmo, respire entre verso y verso, y se conecte de otra manera con lo que lee... ya lo leeré completo!! Besos

Fernando Reberendo dijo...

Hola Alejandro, todo libro que nace me interesa, así comencé leyendo este texto que de movida no me entusiasmo, pero no se porque lo seguí y esta bello. Frase potente: "y cuando a uno no le importa ser uno es que se pone lindo". Que sea muy leído. Abrazo

Mike dijo...

Está buenisimo.
¿Hay alguna manera de que pueda conseguir el libro?
Soy de Ecuador, saludos.

chavnnel dijo...

me alegra mucho que disfrutes del crecimiento de tus hijos, es lo mas intenso y verdadero que nos deja la vida pero, no todos saben valorarlo. Es tan dificil dejar de lado elEGO!!!
Y vos lo haces en forma de poesia, es maravilloso!

Related Posts with Thumbnails