jueves, abril 28, 2011

Dario Manrique sobre "Honestidad Brutal" de Andrés Calamaro


Hace unas semanas publiqué unas preguntas que me hizo Dario Manrique para un libro que está preparando sobre "Honestidad Brutal". Darío es un periodista musical español freelance con experiencia en Rolling Stone (España), El País, Esquire y Efe Eme.

Le serviría que los lectores de este blog le hablaran sobre la importancia del disco dentro de la carrera de Calamaro y también dentro del rock argentino. Y también le pueden interesar, me dice, las opiniones sobre las dos canciones más argentinas del disco: Clonazepán y circo y No tan Buenos Aires.

¿Alguien quiere aportarle algo?

Link: mis respuestas sobre Honestidad Brutal

7 comentarios:

Ariel Goldvarg dijo...

Creo que el disco Honestidad Brutal es una explosión de géneros, ritmos, letras y hits de Andres Calamaro.
temas como "Con Abuelo", "No va mas" (con Pappo) o "Maradona" tiene ese toque de espontaneidad que hace tan diferente al disco.
El formato doble tambien cumple con las necesidades...¿que hubiese pasado si el disco era simple?

La Cagámpora dijo...

QUE PIERNAS!

Lucca dijo...

improviso desorden mental: Honestidad Brutal es un traidor de la porteña neurosis, un exiliado de la olanzapina, alma sensible tautada, escapar del vacío, corta pero ancha, irreverencia del surfidor que quiere dejar de serlo. un hippie camuflado en la pala. tu amigo, sombra terrible del Fede, Ale, resumía: pedagogo es el que te hace tocar fondo. prendo algo en salut a Shopenhuer. la vida es una pedagoga copada, Andrés tocó fondo en El Salmón. un disco póstumo para no suicidarse. la neurosis es el ceguera progresiva; imbecilidad elogiada por los cínicos, el regodeo de los decadentes. ícaro, la imagen de las alas caídas, carcomidas por el fantasma de una turra (a Calamaro le caben mucho las yeguas). Enrique Symns es el tío escéptico y autodestructivo de Andrés. Ser el primo del Flaco te salva. hacia una sociología del rockstar: los valores del rockstar del rockstar son. los maestros se inmolaron, otros cantan cinco horas. oradando el néctar de la neurosis. eso es Honestidad Brutal. salió cuando yo tenía nueve años, y fue uno de los primeros casettes que me compré. no entendía del todo lo que quería decir, de chico, poco después de nacer, te encanta la pizza aunque desconozcas el proceso productivo que tiene detrás. Calamaro está fuera de un canon, una estructura rígida, inútil y mdiocre de rotular a un artista. Calamaro es. tu teoría de comedores de uñas le cabe bastante bien. Honestidad Brutal es un concepto filosófico tan profundo (para mi, más util) como los que me proporciona la facultad de Hegel, Marx, Sartre o Habermas. Sé lo que sos, vieja. Si el culo de las gemelas gruppies te limó el bocho, hacelo poesía. Trascender tu enrosque, tu neurosis, la vida te grita, es más importante y urgente que caretearla y hacer usufructo de tragedias espantosas, marketinguizarte con el regodeo esteril, falso. La perversión de la solidaridad, represión del Ser. Es más urgente tu nerusosis que el llanto por los desposeídos. queres ayudarlos? genial, sacá tus mambos. para elogiarlos y perpetuarles su miseria ya se inventó Galeano. Calamaro te da una posta, su posta, para sacar lo que tenés en el corazón. Honestidad brutal es el tipo que vuelve al abismo. hoy crecimos bastante, la dictadura del prensado meado y con raid le cede espacios de poder a las flores, pero en su momento había que tener pelotas para decirse fumador. Calamaro las tuvo. No tan Buenos Aires es consumar al útero construido. Alta Suciedad no se queda atrás de esto, fue un antecedente poético madrilieño. me fui y vine: me preparé el velorio, hice la cama, me morí pero no tanto. escucaharlo te da una responsabilidad, o no. pero sí. laburá, papá. los rockeros son semidioses pero que te pasan factura. hace de tu ser un Ser. Barro tal vez? si, me hago portero. Flaaaaaaco, tocaaaaate El Capitán Beto. Ocho veces. Calza la viola; "Ahi va el capitan Beto por el espacio, bueno, es todo lo que me acuerdo de ese tema, me dejas seguir?". Canción de amor para Olga. Spinetta no es para todo el mundo. Calamaro tampoco. Ale, groso de la vida, otra cosa, gracias por tus ganas de vivir, es contagioso. la serpiente cambia de piel algun día. Ah, y Rozitchner
tampoco es para todo el mundo che.

Victor dijo...

¿Puedo empezar diciendo que me gusto mas Alta Suciedad? Mas elaborado, mejores arreglos y producción. Con temas gloriosos. Y que buenos músicos!

Honestidad Brutal es crudo, mas animal. Precisamente, si se me permite, mas honesto y mas brutal. Es un grito. Por momentos vuelve a ser el pendejo arrogante de antes, en otros el artista brillante del rock de verdad que supo ser. (Prefiero aquello al divo artificial que compone en la actualidad). Paloma, Con Abuelo, Te quiero igual, Voy a Dormir y tantas otras canciones hermosas, simples y profundas, la referencia a recurrente a los venenos es como un grito de auxilio me parece. No puedo ser objetivo con este sr. porque lo quiero.

MAXIMOON dijo...

En HONESTIDAD BRUTAL tenemos a un Andrés en carne viva. Un Andrés que nos habla de su ruptura con Mónica, de Miguel Abuelo, del arte de componer canciones a cualquier hora, de las drogas, de Buenos Aires, y más que nada de las heridas que produce el amor. Es un disco por momentos desgarrador, en donde Calamaro decide prescindir de la prolijidad y la belleza sonora de ALTA SUCIEDAD para llevarnos de paseo por sus distintas facetas. Inicia una especie de descenso a los infiernos que culminaría con la hemorragia tempestuosa de EL SALMÓN. En cierto modo me gustó que no haya repetido la fórmula del éxito, incluso que se ponga en ridículo, que haga una especie de inmolación en rimas un tanto bizarras. Es un retrato de un momento crucial de su vida personal. CLONAZEPAN Y CIRCO en cambio es una de sus canciones más geniales, con una pluma cargada de ironía y de bronca. Bronca por ver a su país cayéndose a pedazos y a su gente sumida en una tremenda pérdida de valores y tradiciones. NO TAN BUENOS AIRES en cambio es pura verborragia desprolija, también es una protesta, pero no tan buena, incluso suena demasiado fea como para tenerse en cuenta, pareciera como grabada de apuro en un momento de sumo cansancio. En resumen HONESTIDAD es un disco lleno de ambivalencias. Por momentos te conmueve y en otros te desconcierta, y hasta te cuesta aceptar e incluso entender la necesidad de Andrés de grabar tantas canciones. HONESTIDAD podría haber sido un gran disco con 14 canciones. Pero no. La HONESTIDAD es un deber, está escrito en el libro interno, y Andrés respeta esa regla a rajatabla.

Nicolás dijo...

Honestidad Brutal es una pieza perfecta que encaja sólo, en el rompecabezas Calamaro, entre Alta Suciedad y El Salmón. Es el escalón perfecto entre lo uno y lo otro. Es el eslabón no perdido en la historia de la evolución Calamariana (si es que se puede hablar de tal cosa). Es un disco de rock clarísimo, más que un clarísimo disco de rock.

Anónimo dijo...

A mi siempre me parecio que Honestidad brutal fue un disco basicamente moral. Y considerando el momento de la argentina en que fue editado se entiende que asi sea. En particular Clonazepan y circo es una especie de statement muy claro, una critica aguda sobre las consecuencias del autoritarismo (de un gobierno, de una sociedad) y la falta de compromiso individual que lleva a la desidia personal. A mi me parece que desde el titulo mismo el disco es casi Nietscheano en su defensa de la honestidad a rajatabla como una forma de construir una moral individual. Incluida la posibildad de caer en el esceptismo total y terminar pariendo algo como el Salmon, que desde esta perspectiva personal, parece la consecuencia logica de el fracsaso (esperado) de la construccion de un codigo moral estricto. La obra de un artista sin duda

Related Posts with Thumbnails