lunes, abril 07, 2008

Artículo sobre el campo que no salió

Del Suplemento Rural de un diario de nuestra capital me pidieron una columna con mi opinión sobre el tema del campo, desde "el punto de vista del filósofo". No me salió un filósofo sino un enojo, y tal vez por eso no fue publicado. No me ofende ni nada, todos están en su derecho de publicar lo que quieran y lo que no quieran no. Tampoco siento que sea un gran artículo, pero cómo lo escribí lo pongo aquí, por si alguien lo quiere mirar...

El vacío mental del gobierno

La situación recuerda la de una película en la que la trama se sale de curso y empiezan a producirse hechos que no se podían prever, que resultan insólitos, al filo de la verosimilitud. La tergiversación que hace el gobierno del legítimo reclamo del campo es irritante y miserable, y tiene dos posibles orígenes: o expresa una incapacidad profunda de ver el mundo tal como es, una ceguera absoluta, o es una operación de conveniencia instrumentada con toda intención. Es probable que que se trate en realidad de las dos cosas, de la suma del historicismo histérico (el histericismo), del delirio de persecución, de la mera ignorancia de personas poco preparadas con la necesidad de seguir alimentando el fuego de un clientelismo enamorado de la pobreza, que permita dar libre curso a la representación de un papel melodramático con el que desahogarse.

El enfrentamiento debe leerse como el que se da entre las personas que producen y trabajan y las que viven del dinero público. De un lado problemas de la producción; del otro problemas de la demagogia, la necesidad de sostener el mecanismo populista basado en el uso político de la economía. De un lado el desafío de generar riqueza, la creación de capacidades nuevas, la posibilidad de un verdadero y sostenido crecimiento inédito; del otro el deseo de poder y no el de hacer, el vacío mental de quienes no gustan de proyectar futuros sino de frustrarlos, llevados por un delirium tremens ideológico y soberbio. La identificación del reclamo del campo con una supuesta derecha golpista daría gracia, si no fuera porque sus consecuencias son nefastas.

El odio que la presidenta encarna (que expresa, que recoge, que relanza, que corona) produce una desazón total. No hay respeto por la producción (no se la entiende, no interesa), ni por el esfuerzo de trabajo (sólo se valora el heroicismo simbólico de una lucha maniquea, simplista e irreal), ni por la gente de verdad. Una vez más, la Argentina eligiendo el camino de la victimización y el fracaso, antes que el del logro y el crecimiento.

15 comentarios:

esteban dijo...

No entiendo por qué no te lo publicaron, ya que además de mostrar tu bronca, dice cosas importantes, que obligan a pensar. Yo, modestamente, escribi un par de cosas estos días, que pueden leerse en mi blog. Te envío una de ellas:

La Revolución

Quizas esta es la Revolución. La mítica y fantaseada Revolución que cambia en un instante la realidad. Un cataclismo, una catarsis , un grito colectivo, un gesto de multitudes. Un giro irreversible.
Pero ésta no es la que soñábamos de adolescentes. Ésta no viene a abolir la propiedad privada y el mercado libre sino a fortalecerlos frente al avance imparable, totalitario de la política, o sea, de la capacidad de manejar el Estado, en contra de la sociedad civil. La Revolución ya no es contra los ricos, sino contra el Estado administrado por los políticos. Un Estado que se cree con el poder de “redistribuir”, o sea sacarles a unos para darle a otros, quedándose con el vuelto.
Es una Revolución asentada allí donde el estado casi no existe, donde no es posible enviar a los mazorqueros D Elía y Moyano: cualquier pueblo, en cualquier ruta, en cualquier kilómetro. En el puro territorio, en la geografía : allí donde la política y sus planificadores solo ven un vacío, ahí hay vida, broncas y planes. Ahí donde no se puede “operar”, o sea manipular a través de medios de comunicación. Nadie imagina al canal CV5 intentando manipular una asamblea en Curuzú Cuatiá o en Ameghino. No les alcanza, no pueden. Lo pueden en un estado centralizado, con una única Ciudad, que es su ideal: tomando en centro del centro, tengo el Todo. Pero un país desgranándose en decenas de miles de kilómetros de rutas y cientos de parajes, es difícil. De ahí el sueño centralista de los estatistas: un solo Estado, una sola Ciudad, un solo Poder a conquistar.
Pero el campo les dio vuelta la tortilla. Nos la dio vuelta, digo, porque como urbanos que somos, nunca supimos que era lo que se cocía en esas soledades.
Es algo parecido a una revolución porque organiza el territorio ignoto para el Gobierno de la Metrópoli, impone horarios y condiciones inmanejables para punteros de barrio, se comunica por SMS, por foros, emails, diarios on line: o sea por todas las herramientas que la tecnología de información desarrolló- la que desmontó el esquema UN MEDIO EMITE PARA MUCHOS y creó un esquema MUCHOS MEDIOS EMITEN PARA POCOS - . Entonces, a través de medios descentralizados y sin control estatal, esparcidos por dos millones de kilómetros cuadrados y cientos de pueblos esa gente extraña (los “piquetes de la abundancia” les disparó la Presidente), que no frecuenta la política, ni los medios, que habla cerrado y se calza boina empezó a moverse. Dicen que vendrán a la Capital, al Centro para exhibir su nuevo poder, inmanejable desde el Poder. Será un lindo espectáculo, creo. Una Revolución, quizás, ignorada, sin profetas, ni intelectuales que la decodifiquen, sin retórica ni discurso: puro gesto. ¿Será una cita con la Historia o solo una anécdota interesante? Veremos.

Anónimo dijo...

¿No te lo publicaron? Para mí que la nota la enviaste al Supl. Rural de Clarín... porque el Boletín de Adoctrinamiento Oficial (ex-Página 12) no tiene suplemento de producción...

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Es un gran artículo, Alejandro, sobre todo por la brevedad con la que lograste expresar lo que muchos sentimos:

Que este gobierno (y los "bienpensantes" que les dan soporte "intelectual") desconoce olímpicamente lo que significa inventar, arriesgar, producir y, básicamente, LABURAR!

Lo que excede en profundidad a sus debates en el café de la esquina, no existe (y es despreciable) para ellos.

La verdad no sorprende que idolatren a un imbécil como el Che Guevara (que era un violento, un trasnochado, y un ignorante, pero sobre todo un imbécil), pues creen como él que la riqueza y el bienestar no se obtienen en base a creatividad y esfuerzo, sino a través de la "lucha".

A quienes saben generar riqueza, esta gente le teme, y en última instancia, le tiene una fuerte envidia.

Así les va a ir.

José Luis dijo...

Suscribo todo lo que dice tu artículo, y es cierto, transpira enojo. No está mal estar enojado. Es justo estar enojado. Es más: es moral estar enojado con esta gente en todas las cosas que ponés. Yo mismo estoy indignado por tanta hipocresía, doble discurso, cinismo, violencia, ninguneo, mentiras de diseño, por toda la mierda -en fin- que nos tiran para que mordamos.

Pero SIN EMBARGO hoy, Alejandro, el horno en la Argentina no está para bollos. Creo que el país está necesitando (y es más: que está esperando) mensajes claros y firmes de gente serena. Creo humildemente -y humildemente en serio, no como CK- que gente como vos, con opiniones que pueden tener algún peso en la sociedad, tienen que hacer de la indignación una cuestión privada y salir al ruedo mostrando el corazón caliente pero la cabeza fría, mostrar razones lo más cerebralmente posible para no seguir ahondando el quilombo. Porque, hoy por hoy, ENOJARSE PÚBLICAMENTE ES SERLES UTILES, es abonarles la Argentina caliente, crispada, dividida, cavadora de trincheras que estos cínicos hijos de mil puta quieren y -activamente- buscan. Que sean ellos los enojados.

PD: OK, verás que algo esquizofrénicamente no hago lo que digo y me permito recalentarme públicamente. Pero a mí no me pidieron que opinara en el Suplemento Rural de un "diario de nuestra capital" :). Así que: saludos, y felicitaciones por el nuevo enano.

Anónimo dijo...

Perfecto. Yo mismo te insistì durante el conflicto para que escribas algo al respecto. Gracias por la paciencia y por la claridad para decir lo que muchos pensamos.
Tambièn me gusta mucho el comentario de Esteban.
Ya hemos perdido una semana de las cuatro que ofrecimos como tregua.
Alguno de ustedes ¿tiene alguna idea para aportar a la soluciòn de tantas diferencias?
Saludos

emiliomateos

AnaRKistaS aL PodER dijo...

Yo sí entiendo porqué no te lo han publicado.

Te lo habían pedido de un diario, un medio donde debe primar la objetividad.

Si bien debía ser una nota de opinión, y si te la habían pedido a vos debe ser porque querían TU opinión, (supongo yo) que habrán querido algo cercano a esa objetividad.

Es cierto lo que dice José Luis, no está mal estar enojado (más allá de que no concuerde con tu discurso), pero un diario no es el medio para este tipo de expresión.


saludoS......

Carlos F. Ayala dijo...

Si no la publicaron, como vos decis, esten en su derecho. Pero gracias al esfuerzo y la inteligencia del hombre para mejorar su futuro que este mismo gobierno desconoce, tenemos tu articulo en el blog: que no es poco.

Anónimo dijo...

¿Existe otro uso de la economía que no sea político? De hecho, me parece que la primera es -debiera ser- una herramienta de la segunda.
Por lo demás, opino lo de siempre, en el campo hay blanco y negro, y el gobierno tiene blanco y negro. No todo está maaaaal, no todo está bieeeen. La verdad es que me canso de escuchar y leer postulados absolutos. Me parece que hay matices, cuestiones complejas, que debieran enriquecer -palabra que te gusta, Alejandro- las reflexiones, el debate.
Saludos!

Diego

Victor dijo...

Estupendo artículo. Creo que resume muy bien el problema.

Te felixito por Felix. Impresionante.

Mariana R. Marcaletti dijo...

Estimado Alejandro, me parece excelente tu artículo, una lástima que no te lo hayan publicado. Pienso que ilustra bien la antinomia que propone el Gobierno, su actitud ante la protesta y pienso que tu escrito quiebra un poco la cobertura lineal realizada por los medios masivos de comunicación.
Saludos!
Mariana
pd: espero que me lean:
http://www.marianamarcaletti.blogspot.com/

Anónimo dijo...

"El que por malo se acompaña, por iguales es tenido "
MArtin Fierro -
Grande Boyero Ronconi, en Gualeguaychu el 2 de Abril pasado.
Saludos
Beto Montes

Anónimo dijo...

Muy buen artículo, por eso quizás no fue publicado. En referencia a lo que está pasando y porque ya lo dijo el famoso filósofo Alfredo De Angelis, las retensiones sirven al gobierno para tener "caja" y poder disciplinar las voluntades de Gobernadores e intendentes, incluyendo las camaras nacional y provinciales.
Tambien CK, califico de gopistas porque en realidad lo eran ya que si obtenian lo que pedian el gobierno se queda sin "caja" y no tendrian recursos para las proximas elecciones.
Saludos,
Marcelo

piter dijo...

como casi siempre,no puedeo dejar de coincidir.

Anónimo dijo...

Te leo en la red periódicamente, te veo en TV muy de vez en cuando y leo tus artículos que esporádicamente salen en La Nación, en general, o estoy de acuerdo, algunas veces no, pero siempre le das al tema alguna visión que yo no había observado, algún giro especial. Es por eso que cuando puedo, te sigo atentamente, inclusive en el reportaje referido a tu último libro, sobre el tema del ateísmo (el tuyo) que respeto mucho a pesar de ser católico practicante. No, no me hiciste dudar, pero una vez más le encuentro giros atractivos.

Estuve leyendo en 100volando el Artículo sobre el campo que no salió.

Yo hace rato que, un poco en línea con lo desarrollado en el artículo, no tenemos ni tuvimos en los últimos tiempos, Presidente (a) o Gobierno. Tenemos actores haciendo que son Presidentes (antes Nestor, ahora Cristina), actores haciendo que son ministros, etc. Siguen un libreto viejo, tal vez de los 70 o antes, del que perdieron varios tomos. En la medida que no suceden cosas en el país, todo va de manera aceptable, es decir, en el país solo sucede la obra de teatro. Cuando a la maldita realidad se le ocurre tomar la iniciativa y que suceda algo no previsto en el libreto (Energía, tarifas, Seguridad/Inseguridad, Campo, narcotráfico, Educación, es decir problemas reales), los actores, parecería que buscan en las hojas del libreto algo razonable, desde el punto de vista de la obra, para actuar ante el público. En el caso campo-retenciones, han declamado algunas páginas de la mencionada obra, todo lo que dijeron está en el libreto.

Alejandro, creo que no saben qué hacer, no tienen la menor idea. Actúan la obra en un teatro especial, donde se le paga a los espectadores. Trato de pensar cuál tema relevante resolvieron y no lo encuentro. Este invierno no tendremos gas, por que el libreto dice que todas las empresas privatizadas son multinacionales que nos expoliaron nuestros recursos naturales y no van aumentar las tarifas a costa del hambre del pueblo. Y en el próximo verano no tendremos electricidad, por el mismo motivo. Tendremos problemas con la carne y la leche (no lo puedo creer que esté hablando de Argentina) por que la oligarquía, etc. Etc. Les pegan a los medios que son grupos monopólicos golpistas que apoyaron al proceso. Como verás, las frases del libreto se pueden intercambiar y pasar de las privatizadas a los medios o al campo, es lo mismo, es el libreto.

Alejandro, no te veo mucho en TV pues trato de no mirarla, veo películas y algo de futbol para distraerme, Diarios, solo compro pero no leo noticias, leo análisis o artículos especiales (los tuyos). Y esto no porque no me interese, sino porque no me gusta esta obra de teatro, y no encuentro solución. En realidad, tal vez tengo una ventaja respecto de vos, puedo rezar pidiendo que no sucedan demasiadas cosas mientras estén en el gobierno. No van a hacer nada.

Un abrazo

Att.: Alejandro Ostuni
alejandro.ostuni@roche.com

Anónimo dijo...

De nuevo yo, Alejandro,

No sé si leíste "La rebelión de Atlas" de Ayn Rand. La madre del objetivismo. Lo que sucede en Argentina ya está escrito desde hace unos 60-70 años.

Un abrazo

Alejandro Ostuni - alejandro.ostuni@roche.com

Related Posts with Thumbnails