viernes, enero 21, 2011

¿Qué hay que mirar en una persona y para qué?


Suponiendo que uno esté buscando entender, desentrañar quién es cada uno y para qué sirve, para dónde va, que uno esté tratando de leer a las personas con las que se encuentra en la vida, ¿dónde sería clave mirar para producir ese entendimiento?

En su capacidad de contacto. ¿Hace contacto? ¿Recibe lo que le decimos o le pasa de largo? ¿Es capaz de prestar atención, de interesarse por lo que le pasa a otro, para intercambiar en una reciprocidad lógica? ¿O sólo emite y espera público, emite constantemente sin que le interese mucho qué le pasa a los demás con esa emisión, sin interesarse por un ida y vuelta desarrollista?

El ida y vuelta es el vaivén de la relación, de las realidades humanas. En mi vida me topé muchas veces con personas que sólo emitían, incapaces de receptividad.

Sí, hay relaciones que se dan y otras que no. Sólo las relaciones de interés mutuo son relaciones. Las otras, que uno a veces mantiene porque no se ha legitimado a sí mismo lo suficiente como para salvarse de esa soledad apenas disimulada, no son relaciones.

No es ningún pecado no retribuir. No tenemos que estar interesados en todos, ni todos tienen por qué interesarse en nosotros. Pero es importante aprender a ver cuándo hay contacto y cuándo no.

¿Para qué leer esto en las personas? Para ver el potencial de ese contacto. Cuando lo hay, despliega un mundo, permite el crecimiento mutuo (objetivo universal de todo contacto). Cuando no lo hay: buscar en otro lado.

Hay personas que tienen una especie de dificultad general de contacto. Y personas que contactan con algunos y con otros no. Los primeros tienden a un narcisismo primario y esteril. Los segundos se juntan con algunos para crecer.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

"Cuando no lo hay: buscar en otro lado." Como me cuesta eso.

Saludos.

Anónimo dijo...

El otro dia un amigo dijo en una reunion : " yo cuando conozco alguien interesante le pregunto que musica escucha " porque la gente copada te lleva a mundos copados.

cortito y al pie.sabiduria pura.

Profe Martellotta dijo...

el otro dia hablaba con mi novia de estas cosas y me hubiese gustado decirle claramente cosas como las q escribe alejandro porq de algun modo era lo q trataba de explicarle pero no encontraba en mi las palabras ni las ideas tan claras, asiq apoyo la mocion del "jefe" sobre los verdaderos contactos y agradezco una vez mas sus reflexiones al servicio de todos nosotros.

pd: le voy a reenviar el post a mi novia asi le aclaro un poco mas mis ideas, q a veces suelen zigzaguear mucho y se desvanecen solas.

Dexter dijo...

Hay que tener en cuenta la ley de la atracción. Funciona en el amor como en las relaciones profesionales.
Es la famosa "hay onda", que nos hace sentir cómodos y seguros ante una persona.
Cuando esto no sucede, hay que apelar a la diplomacia y dejar de lado el deseo de evitar a ese alguien cuya presencia nos perturba.
También hay que ser conscientes de que podemos provocar un efecto negativo en alguien. Por lo tanto, hay que dejarla pasar, así nos guste muchísimo.
Las relaciones humanas son como un vino caro y selecto. No se comparte con cualquiera,

Lils dijo...

Me ha pasado muchas veces que entablo relaciones creyendo que el otro me está escuchando, que está recibiendo, pero al tiempo, en alguna charla, me doy cuenta de que ni había registrado lo que yo dije. Hay gente que te presta la oreja pero no te abre el corazón, no le interesa lo que tenés para decir, sólo buscan alguien que los escuche a ellos. Con el tiempo aprendí a descubrirlos rápido y ya no me involucro en una relación así.
Muy cierto todo lo que dijiste. Gracias!

Lils dijo...

PD: Es posible que yo tampoco escuche cuando lo que se dice no me interesa, pero la diferencia es que no finjo atención ni interés. Eso.

Lucas dijo...

creo que estoy saliendo con alguien así.
qué tristeza.
excelente post.
saludos!

despistada2010 dijo...

Me gusto la nota.

Amplia un precepto que yo tengo para vincularme con el otro. EL OTRO SE LO DEBE MERECER.

Hay tanta gente linda en el mundo, porque desperdiciar nuestra vida con los que no lo son?

Liluka dijo...

Me aúno a lo dicho, cómo me cuesta (aunque creo que cada vez menos) girar hacia otro lado cuando no hay retorno..
Algunas veces da para poder charlarlo con quien te pasa esto; también puede ser que no siempre ese otro esté para escucharnos por mil motivos. Quizá nos pasamos para el otro lado, pidiendo suma atención a lo propio.
Difícil no mirarse el ombligo, no?

Pero volviendo a la esencia del tema, esa lente es indispensable.
Hay palabras que vienen a cuento para mí: sinergia, juego, creatividad, conexión. Parte de ese mundo que explota en una relación hermosa.

Beso a todos, gracias Alejandro.

Desmadeja dijo...

me gustó mucho, me está pasando eso justo en estos dias con una persona que fue muy cercana. Son procesos a veces dolorosos, pero para mí forman parte de la evolución, del crecimiento.

saludos.

Susodicho dijo...

Me parece a mí, me pasa a mí, me los encuentro yo o es que cada vez hay más de esa gente que no puede hacer feedback, que no escucha, que sólo emite, etc?

Anónimo dijo...

Gracias Alejandro por tu pensamientos en el blog y a quienes comentan.
Sobre éste puntualmente te diría algo que hoy me afecta a mí y -entiendo- a mi hija.
El problema es cuando te pasa esto con la madre de tu hija (mi ex) que quiere llevarse a nuestra hija a vivir a otra ciudad "pensando" que la felicidad de nuestra hija pasa por hacer más viajes o tener más cosas. Sin ponerse en el lugar de una nena que pasaría a perder contacto casi cotidiano con su padre y a diario con sus compañeritos de jardin, su niñeraamiga desde los 3 meses (ahora tiene 5 años) su pequeño mundo. Es evidente la falta de contacto de lo que fue una pareja. Pero qué pasa cuando eso afecta a terceros?
Un Abrazo
Miguel

Related Posts with Thumbnails