jueves, febrero 24, 2011

¿Por qué toman alcohol los jóvenes? (Artículo mio hoy en La Nación)


Empieza así:

Por lo mismo que los adultos. No tanto por el sabor sino por el efecto. Hay una cierta hipocresía social acerca de este tema, que nos impide ver claro que el alcohol "pega" y que en eso consiste su éxito. Es una droga; una droga legal, pero una droga. Y aun más: una droga encantadora, sensacional, socializante, divertida, accesible, barata, generalmente manejable. Los chicos toman alcohol para sentir la libertad y la distensión que a los adultos tanto nos gusta sentir al tomar cerveza, vino, champagne o whisky. El problema es que mientras los adultos pueden manejar su consumo, por experiencia y porque la madurez aumenta la capacidad de autoconocimiento y autocontrol, los chicos no evalúan correctamente los peligros y pueden dañarse severamente.

El consumo de alcohol adolescente es uno de los temas más preocupantes para los padres que adoran a sus hijos, un tema que quita el sueño y genera una comprensible angustia. El problema merece ser abordado seria e imaginativamente.
¿Por qué los adultos no logran evitar que los jóvenes se maten bebiendo?
Hay varias respuestas posibles:
Porque no se preocupan verdaderamente por ellos y creen que decir lo que debe hacerse equivale a educar (lo que es falso: educar es ayudar a crecer, no enunciar distantemente qué está bien y qué está mal, y encima hacerlo con enojo o decepción).

Porque no saben tratar con los chicos cuando estos empiezan a hacerse adultos (tal vez porque tampoco encontraron para sí mismos las respuestas que los chicos están buscando y suelen pedir con una desesperación que hace tambalear todo a su paso).

Porque por más que dicen que no hay que tomar de más ellos mismos lo hacen (un poco al modo en que muchos adultos de hoy dicen con indignación "los chicos no leen", olvidando que jamás los verán con un libro en la mano).

Porque la complejidad del tema supera los recursos espontáneos de la paternidad bienintencionada y pide esfuerzos de comunicación y empatía con los que esos adultos no cuentan.

Sigue aquí

12 comentarios:

Profe Martellotta dijo...

muy buen articulo!!
siempre me llamo la atencion cdo alguien cuenta que jamas se emborracho o ni siquiera se mareó tomando alcohol en su adolescencia ni en su juventud!!????
y no porque lo crea escencial sino que.......bueno, no los considero ni mejores ni peores personas, simplemente.....marcianos???!!
jaja

salut!

Anónimo dijo...

Alejandro muy buena nota sobre el alcohol y los jóvenes.
Diría que lo tomaste desde los jóvenes y sus padres. Bien.
¿Y el estado?
No me refiero a las restricciones de venta, pregunto por la política tributaria ¿por qué sale tan barato el alcohol? ¿Y si en lugar de limitarlo lo encarecemos? El alcohol es demasiado barato, sea la baja graduación (cerveza) o la alta (vodka, gin). Las bebidas de alta graduación deberían ser prohibitivas por sus precios y las de baja graduación mas caras.
El impuesto sirve también para dirigir el consumo y es demostrativa de una política social. Si no te importa la salud de la población, la violencia doméstica, los accidentes de tránsito, etc. etc. entonces no aumentes los impuestos al alcohol, si te importan, pensalo.

Anónimo dijo...

Los adolescentes toman porque es "cool", les da pertenencia al grupo, que es casualmente lo que buscan.
El mas vivo es el que mas toma y se la banca.
Lo mismo con el cigarrillo

Anónimo dijo...

Muy bueno. Los que tenemos hijos que estan entrando en la adolescencia....13, 14... Necesitamos mucha info para enfretar esto. Por ahora el sentimiento es de miedo de lo que se viene....

Saludos.

Beto

lacrisisesfilosofica dijo...

Digamos que desde la primera línea "Por lo mismo que los adultos" el artículo es directamente sublime.

Me parece que el enfoque está buenísimo y es super realista y comprensivo.

Ergo, no entiendo por qué comentás que "Son buenas las restricciones de venta a los menores de edad, los controles estrictos en boliches, etc." cuando de todo el artículo se deduce que si el alcohol llega a ser un problema -porque en condiciones normales no lo es- la solución debe ser desde el individuo y su familia.

Bueno sólo eso, me pareció bárbaro.. pero le vi eso que me pareció que podía contradecirse un poco.

Abrazo!

Dexter dijo...

Es verdad, el joven argento se le ha calentado el pico. Cuando yo era joven, el alcohol no era tan bien visto. De hecho había mas propaganda de gaseosas que de cervezas. No obstante el vino corría generosamente en las comidas y era una tradición muy común de que las familias compraran damajuanas de 5 litros. Pero lo que decididamente faltaba, era ese concepto de la colocación. Era muy normal invitar a una chica a tomar un café, antes que a un trago.
Podemos deducir entonces que ha sucedido una transformación cultural, producto quizás de que el mundo se hizo mas pequeño. El universo anglosajón, esta varios litros de alcohol por encima de nosotros y sin embargo sus sociedades no han decaído, al contrario, han logrado avances impensables.
Eso llevaría a pensar de que el alcohol en el fondo no es el cuco que tanto tememos?...
O sera, quizás, que como adultos con pasado sobrio,nos asusta el grado de descontrol que provoca?...
En lo personal, acepto la embriaguez, pero condeno la borrachera. La primera es un desplazamiento de la conciencia, la segunda, la total ausencia de ella.

Ramiro dijo...

yo en lo personal cuando de chico tomaba alcohol, lo hacia para sacarme la verguenza de hablar con las chicas. Creo que eso es lo que buscan los chicos, lo que pasa es que no lo van a admitir asi. Los grandes no creo que tomen para sacarse la inhibicion, en general los grandes toman por otros motivos me parece. A veces para sacarse la inhibicion, pero los grandes en general no se ponen en situaciones donde el tema de la inhibicion es un problema porque en general ya tienen la cuestion pareja mas ordenada. En fin, espero haber contribuido en algo. saludos

Anónimo dijo...

buenísimo y sensato tu artículo!
comparto que si no los ayudamos a crecer no podemos pretender que luego "eligan".
para hacerlo necesitan practicar y sentirse respaldados...mi experiencia con 2 varones de 14 y casi 18 años, que la van piloteando bastante bien!!

coincido con Dexter en la embriaguez... de los sentidos!!
abrazo
Silvia Pritz

Gustavo dijo...

A modo de dato les comento que en Suiza tienen un grave problema de alcoholismo entre jóvenes y adultos ¿que hicieron? triplicaron el precio de las bebidas alcohólicas....no sé si será parte de la solución, habrá que ver que resultados obtienen. Saludos y gracias por el espacio.

eldes a.p. dijo...

Me parece politicamente correcto tu articulo y ademas con aportes. Sin embargo somos los adultos los responsables que no ponemos limites convincentes para una medida justa de consumo de alcohol, porque eso es trabajo duro para padres comodos, que prefieren tapar los sintomas y miras al cielo antes de OCUPARSE.Los chicos empezaorn a tomar en los ⁾90 cuando adultos borrachos manejando autos era "cul" y dejo de ser vergonzoso.Tomar, siempre se tomo.

chavnnel dijo...

Creo que la pubertad es una epoca de grandes opuestos. Por un lado toda la potencia de la juventud en ciernes -y las hormonas!-por otro, el fantasma de la adultez que suele asustar mucho a los adelescentes porque SABEN que sus decisiones de hoy van a determinar su futuro. El mundo actual hipercomunicado tientan a imitar experiencias ajenas a ver-quizas-cosas que no estan a nuestro alcance lo cual produce frustracion. El alcohol es un escape, una deshinibicion y en la fantasia que provoca hace tangible la concresion de actos que, sobrio, no se podria hacer.La cercania de los padres es INDISPENSABLE pero, ellos no estan tan-o mas-confundidos que sus hijos?. El miedo a imponer limites o educar con el ejemplo los inhabilita a asumirse como responsables de sus vastagos.

Amilkar Hernández dijo...

cual es el articulo original el tuyo o el comentario de el http://www.lanacion.com.ar/1352482-por-que-toman-alcohol-los-jovenes

Related Posts with Thumbnails