martes, junio 07, 2011

El amor real


El amor imaginado, que un sujeto piensa en solitario, es una experiencia sublime. El amor real tiene sus vueltas, a veces es sublime (de una forma superior a la sublimidad meramente imaginada del amor en solitario) y a veces arduo, peleado, contradictorio, exigente. Entonces habría que decir que querer realmente a alguien (prefiero la palabra "querer" a "amar", creo que en Argentina es más real y que "amar" suena un poco afectada y literaria) es sentirlo, querer estar cerca, tenerlo, tanto como para que sea mayor el disfrute de la relación que el displacer del precio que seguro vamos a tener que pagar por esa relación.

Querer realmente a alguien es entender que toda relación tiene sus vueltas y que no hay relación perfecta, es ser capaz de entender esto al punto de ver al otro como es y no como nuestra imaginación infantil (esa que tolera mal las dificultades o diferencias) querría que fuera. Querer realmente a alguien es posible cuando encontramos a un alguien que realmente nos viene bien, nos gusta, nos hace bien, nos hace sentir felices. No se puede querer "realmente" a cualquiera, o a alguien que no es la persona para nosotros.





Foto de Luciano Menardo: Link.



5 comentarios:

Alelí dijo...

así es.

ESTUDIO ARQUITECTORES dijo...

Considero que hay diferencia entre el querer y el amar. El querer tiene un carácter mas egoísta, enfocado en lo que se puede recibir. Si uno está con alguien por que lo hace sentir bien, probablemente ese sentimiento se traslade facilmente a otra persona o cosa. Creo que el Amor conlleva un compromiso mucho más profundo que es en esencia desinteresado, preocupado más en el dar. Quizás sea un sentimiento mas literario, pero que sería de nosotros sin ese amor novelesco?

María del Carmen dijo...

Coincido con vos en preferir "querer" a "amar".
Me casé a los 20 "locamente enamorada".
Cuando a los 30 todo se terminó, me dolía pensar que ya nunca más iba a "morir de amor".
Hace rato que me dí cuenta de que a los 20 estaba loca y a los 30 aún me duraba.
Ahora, a mis 60, quiero a alguien con sus más y sus menos (como él me quiere a mí) y soy mucho más feliz!

Anónimo dijo...

Amar es muy profundo, es dar todo sin pedir nada, el amar de verdad, no pone condiciones, se ama con todos los sentidos, el querer lo considero de menor rango, algo mesquino, y no del todo comprometido, el amar no es para especular si te va bien o mal, eso son cosas que pasan, pero saber que uno a amado profundamente colma nuestros sentidos de satisfacion

Carmen Troncoso dijo...

Amar es vivir con la puerta abierta y abrigarse para no resfriarse, un abreazo,

Related Posts with Thumbnails