jueves, febrero 02, 2006

Otro capítulo de "Amor y País": El pueblo no existe

Visto el interés que despertó el fragmento que publiqué hace unos días de mi libro "Amor y país" (Editorial Sudamericana) en este mismo blog sobre la ignorancia e inmadurez que priman en la posición comunmente denominada "progresismo" (ver "Sobre el progresismo") publico ahora otro fragmento del mismo capítulo llamado "El retroprogresismo" cuyo título es "El pueblo no existe". Link: El pueblo no existe.

4 comentarios:

Maguila dijo...

Recomiendo la lectura de "Critica de las ideas politicas argentinas" de J.J. Sebrelli. Leyendo ese libro entendí que en la Argentina no tenemos en realidad ni izquierda ni derecha. Lo que en Argentina se llama "izquierda" son simplemente grupos organizados para quejarse de todo (sin estudiarlas consecuencias de nada) en muchos casos con métodos violentos, lo cual es la mejor demostración de impotencia intelectual. Por el lado de los "progresismos" o sectores mas moderados de esta pseudo-izquierda, son simples chantas intelectuales que aprovechan la falta de información del promedio de la población y adolecen seriamente de capacidad intelectual.
Muy bueno el blog Alejandro, ¿podria linkearte en el mio?

Vicente dijo...

Si es verdad dentro del paradigma actual "el pueblo" no juega ya ningún rol de importancia, no como lo tuvo en los 70. El "individuo" post-moderno tecnócrata y occidental ocupó el lugar propuesto como deidad, junto con la propiedad privada. Claro que la unanimidad de las voces no contempla por entero al animal humano: la democracia como sistema es válido para algunos y dudosa para otros, cuando los resultados no son los deseados (como en Palestina y el partido elegido mediante el voto Hamas).
No interesa mucho si denominamos a la cosa como "pueblo", "individuo" o como una "ciudadanía construída a partir de lo consumido" como lo propuso Canclini en "Consumidores y Ciudadanos-Conflictos multiculturales", propone que seguramente voy a tener mucho más en común con personas que adquieren bienes parecidos a los míos -seguramente yo tendría mas temas de conversación con un pibe que juegue al basquet en Chicago que con mi vecino que es plomero-.
Tampoco la cruda realidad "individual" de hombres, mujeres y niños no le impidió a las grandes potencias mundiales atacar a un país soberano como Irak con un único motivo financiero.
En fin, pueblo o individuo, ninguna de los dos signos creo que procuran hoy una alternativa válida para las distinciones fuertes y abruptas entre ricos y pobres, la vieja y raída distinción de clases es aún hoy una herramienta de pensamiento válida, aunque no como realidad última e indiscutida, pero si como complemento de nuevas ideas.
Alejandro, vos proponés el entusiasmo como motor y una diferencia casi fisiológica entre hombre poderoso y débil en el libro "Amor y País", son conceptos con una perspectiva de mucho alcance, los planteas como naturales, llegás a decir en el libro "Bienbenidos a mí" que "la cultura es la naturaleza del hombre"; considero que la lucha generada en masa es también natural y existe ancestralmente, creo que tendrías que considerar eso también, el movimiento de poder
generado de esa forma no deja anulado por completo al individuo, creo ver también ahí dinamismo y cambio, también soy consciente del comportamiento en masa y los manejos q acarrea, pero justamente entramos en un terreno muy áspero, en donde participan hasta las modas, lo bien visto y lo mal visto: antes era un valor, talvés hoy decaiga, pero los conflictos son los mismos que podemos leer en Maquiavelo: la tenencia de las tierras, quienes tienen que gobernar, que privilegios deben tener, etc.

El problema pasa por otro lado ¿por dónde?¿que hacemos? No sé, pero por ahora pensamos y eso es bueno... como vendría bien un cambio de mirada al estilo que produjo Einstein en la fisica... ¡¡si,si,si ya me desperté!! :-D

P/D: Disculpen lo extenso... es difisil el tema che!!

Vicente dijo...

Pifiadón:

- "difisil" = difícil

jejeje bue... "la vida te despeina"

Dieguistico! dijo...

Y si... el "pueblo" no existe, no es otra cosa que una entelequia creada por espíritus autoritarios para destruir toda noción de persona humana, de individuo.
En definitiva, los únicos que viven, que sienten, que aman, que odian son los individuos reales, las personas de carne y hueso. ¿Qué es eso de que el concepto de "individuo" está superado? ¿Acaso alguien conoce alguna sociedad humana que esté compuesta por otra cosa que no sean individuos?
Ese tipo de postulados no hacen otra cosa que encubrir un profundo desprecio hacia la libertad humana, la idea de "pueblo", o bien la negación del concepto de "individuo" no pueden tener otro propósito. Son un modo de justificar la opresión de nuestros semejantes para imponerles nuestras ideas por la violencia, total, si están en contra del pueblo, no merecen tener derechos, y si no son individuos, por definición no los tienen.
Este tipo de discursos anti-individualistas siempre esconden propósitos de intolerancia, aunque se disfracen con las mejores intenciones, y por eso conviene mirarlos con profunda desconfianza.

Related Posts with Thumbnails