martes, marzo 06, 2007

Kirchner

Kirchner: bravucón atormentado y atormentante, gran equívoco político, personaje clásico del movimiento patotero y corrupto llamado peronismo, persona tensa cuya tensión provoca seseo y mirada desviada tanto en lo fisiológico como en lo moral, compadrito porteño nacido en la lejanía, luchador ideológico en una película mediocrona e irrelevante, revanchista con grandes limitaciones afectivas, inestable líder de un país al que no parece serle fácil establecer un nivel de organización social adecuado para producir crecimiento, personaje dotado de suerte en el comercio internacional y de habilidades de administración que lo hacen parecer un líder útil, artista capaz de medrar en un estado nacional de aguas revueltas, salvador de males peores, flaco de onda dudosa que se empeña en situarse en un pasado inventado y en arruinar las posibilidades que la comunidad que rige tendría en sus relaciones con otras naciones hermanas o no tan hermanas pero en definitiva dignas y necesarias para el desarrollo nacional, torpe muchachón enojadizo y mal querido cuyas costumbres digestivas provocan indigestiones generales en la comunidad que conduce con estilo de capataz agresivo e intolerante, rodeado de secuaces igualmente prepotentes muchos de los cuales ocultan historias siniestras pero terminarán igualmente viviendo los debidos procesos judiciales cuando la suerte de sus posiciones varíe. Gran éxito político en un país que no sabe hacer de su política un camino de logros, presidente que logra un crecimiento notable del país por medios muchas veces odiosos o inadecuados: su valor será establecido con claridad con el paso del tiempo.

4 comentarios:

Hernán dijo...

Para ubicar el valor de las cosas trato de referenciarlas.
Después de Menem y De La Rua, es, y será muy difícil, que otro presidente exceda los límites de la inoperancia o el 'gobierno para tres'.

Entonces, lo que nos toca o puede venir, está más cerca de lo que debería ser, aunque no 'es'

En todos los casos, los dirigentes son acordes a nuestra idiosincrasia

Tomás dijo...

Alejandro,

Creo que sos una persona de pensamiento esclarecedor y valioso, he leído gran parte de lo que publicaste y siento el mayor de los respetos hacia tu trabajo. Así, me permito opinar algo sobre este post en particular.
Creo que hacer una referencia a defectos físicos de alguien como parte de una crítica es infantil, hasta patotero, y ciertamente no está a la altura de otras manifestaciones de tu pensamiento.
Un abrazo.

Luis Santinoni dijo...

Te felicito Alejandro sobre las definiciones de nuestro presidente. Es un fiel representante de una gran parte de nuestra sociedad, como lo fueron Perón y Menem por eso fueron reelectos como lo será este. Lo importante es dejarlo caer por su propio peso y no cometer el error cometido con el General Perón.
Ya nadie recuerda el apoyo popular al General Galtieri, otro gran patotero. Hoy muchos se hacen los arrepentidos de haberle soltado la mano al intachable Dr. Ilia.
Sabés por que apoyó a Brizuela Del Moral en Catamarca?. Por que un patotero no quiere competencia, sólo busca sumisos

Anónimo dijo...

a veces me pregunto por qué esta saña con K (tenga o no sus defectos) y en cambio nunca se escucharon estas voces de disidencia contra menem, que tanto peor fue para el país. Y la conclusión que saco es la siguiente: uno se vuelve oposición solamente cdo le tocan el bolsillo. Qué lamentable que no seas así de crítico con la gente que realmente necesita crítica. por ejemplo, se me ocurre, el "gran pensador" Mariano Grondona, tantísimo peor que K. Al margen de que tus bravuconadas terminan siendo contraproducentes: hay tan poca argumentación, es tan (me adhiero al comentario anterior) de patotero barato tu post que hasta los que, como tomás, te respetan tienen ganas de volverse kirchneristas.

Related Posts with Thumbnails