lunes, febrero 04, 2008

Lavagna

Me parece que el ex ministro ha mostrado la hilacha de manera escandalosa: no se puede pasar del oficialismo a la oposición y luego volver al oficialismo tan livianamente. Deja demasiado en claro que lo suyo es la búsqueda de un lugar en el poder. O sea: aspiró a más y no le salió bien, ahora vuelve por un lugarcito. No está mal que los políticos busquen el poder desesperadamente, lo que no convence es que lo busquen tanto y a cualquier precio: evidencian que no les interesa tanto lo que se podría hacer con el poder sino que lo quieren para tenerlo, por su mismo glamour o peso. Lo que la mayoría no termina por darse cuenta es que el poder se tiene más y mejor cuando uno lo quiere usar para algo, cuando se piensa más en ese algo que en la escaramuza con la que conseguirlo. Y, por supuesto, cuando ese algo es valioso.

Nota al pie: cada vez que aparece, Alberto Fernández, incrementa el disgusto que produce. Soberbio pero al mismo tiempo rastrero servidor de sus patrones, altanero e inauténtico, se hace el sobrio con una contención medio psicopática. Ya te vamos a ver visitando Comodoro Py.

22 comentarios:

Maguila dijo...

A mi me parece o al lado de los fernandez, de De Vido y Moreno, Kohan , Corach y compañía son bebés de pecho? por lo menos eran más simpáticos y no se esforzaban por emanar un aura de intelectualidad berreta que nadie les crería, eran chantas y se mostraban como tales. Estos llevan muchos lustros viviendo del Estado, de la prebenda y, mas allá de la honestidad que intentan fraguar, quieren pasar por lúcidos. Los prontuarios de estos tipos no soportan, creo, semejantes manifestaciones de soberbia.
De Lavagna no me sorprende, por eso no lo voté, las alternativas políticas son Macri, Carrió y Binner, lo de Lavagna fue circunstancial, como lo de Bordón en su momento.

Xerxes dijo...

Por otro lado, Fernández provee un servicio al encarnar el canon del rastrerismo. También establece nuevos estándares de repulsividad, y a la vez actúa como boya de un país con valores dados vuelta: este personaje está en una posición donde afecta los intereses de millones de personas, cuando en la "vida real" (i.e., no política) no se lo dejaría solo en un almacén.

Paul Maril dijo...

Antes de las elecciones comenté en mi casa que creía que Lavagna era una falsa opción opositora, puesto por K. para restarle votos a Carrió, y que una vez pasado el acto eleccionario todo volvería a ser como antes. Se me garcaron de risa, ¡vos siempre con teorías conspirativas!... Me dan lástima los radicales, que ingenuos...

The crow dijo...

La realidad (¿la única verdad?) terminó demostrando el acierto de L. Murphy, cuando decía que Lavagna era lo mismo que el kirchnerismo pero con buenos modales. Muy atrás quedaron aquellas eufemísticas menciones a la "cartelización" de obras públicas o el "capitalismo de amigos".

En fin, Borges diría que son incorregibles...

Victor dijo...

La útima frase me hizo reír con ganas...

Lavagna? ... no me interesa, nunca le creí una palabra.

Es asombroso la facilidad que tienen para correr la frontera del cinismo. ¿A donde quieren llegar? ... Cuando la gente despierte de este hechizo de imbecilidad exacerbada se va poner complicada la cosa... Espero equivocarme.

Jorge Siutti dijo...

Bravo Paul Maril, es lo que siempe dije, Lavagna cumplio la funcion en las elecciones de restarles votos a los candidatos de la oposicion, nunca dejo el kirchnerismo, es un rastrero de los peores porque se cree que esta en una burbuja de cristal.

Barullo dijo...

Me sorprende la ingenuidad. Lavagna nunca fue opositor. Siempre dijo que era una alternativa (que no oposición).

Lavagna siempre fue peronista. Y concuerdo con el que dijo que los radicales son ingenuos. No sólo ingenuos: no aprenden de sus propios errores, no es la primera vez que les pasa.

Anónimo dijo...

Quién no lo pensó?
El País está en ruinas. Billetera mata valores.

El liberal dijo...

Como bien dijiste Alejandro, se trata de que a gente como Lavagna no les interesa tener poder para construir, sino sólo por el poder mismo. No pudo ser candidato a presidente por el PJ y formó un rejunte de partidos históricos para llegar a la presidencia; como no lo consigue, ahora busca un lugar en el partido oficialista otra vez.
Tan defraudados como la UCR que apoyó su candidatura deberían sentirse los 3 millones que votaron a ese incoherente.

Anónimo dijo...

Era de esperar...

Esteban dijo...

Tengo una mirada distinta sobre el asunto... Yo voté a la lista peroncha de Lavagna en provincia.

En principio, también me sorprendió este pacto. Pero si se revisa sólo un poquito la historia peronista, no deja de estar dentro de sus reglas lógicas de comportamiento. Creo que el mismo Binner planteó algo parecido cuando lo consultaron sobre este tema. Entonces ahí mismo se acaba la sorpresa.

Lavagna nunca dejó de reconocerse como peronista. Ni en los '80 cuando junto con Frenkel y otros estuvo cerca y fue funcionario durante el gobierno de Alfonsín (se le reconoce un rol importante en la fundación del Mercsur).
Ni después de irse del gobierno K. Siempre se supo que tenía ideas en común. Unas cuantas. Después de ganar las elecciones legislativas, Kirchner raleó a mucha gente con algún nombre y/u opinión de la que tenía alrededor, para quedarse sólo con obedientes soldados.

¿Que el tipo fue a las elecciones para sacare votos a Carrió?. Me parece al revés. Le sacaba votos a Cristina.
Él iba por el voto peronista descontento con Cristina&Nestor. Me parece que quien que le arruinó el estofado a Lavagna y Sarghini fue Rodríguez Saa.

¿Que se ofendieron los radicales?. ¿Cuáles?. ¿Esos que lograron sobrevivir unos años mas como partido/club social de caballeros que se reúnen para ver cómo se mantienen sin trabajar gracias a que fueron con Lavagna como candidato a presidente y menos de 48 hs después de las elecciones ya lo estaban abandonando habiendo cumplido su único objetivo (sobrevivir sacando mas del 2% para que no los borren del mapa)?.
Si se observan los titulares de estos días, el único planteo de la UCR parece ser "con quién se prenden" (Carrió, Binner, K). Es decir, ya ni siquiera piensan molestarse en ganar un voto, que transpire otro.

Rasgarse las vestiduras en este caso me parece un signo de que se pretende que la realidad sea como uno quiere, y de una manera medio caprichosa. Lavagna como opositor furibundo solo existió en el deseo de algunos. Los mismos que pretenden que una opción política se construye automáticamante de acuerdo a las necesiadades/deseos/histerias del momento.
El tipo es coherente, pero no cómo les gustaría algunos. Creo que ese reclamo se suma al que pedía por "Reutemann presidente" en el 2002 o "Graciela gobernadora en el '99". O "que se junte toda la oposición" en el 2007. Un poco loco.

Me parece que cualquier construcción política fuerte demanda años de esfuerzo, paciencia, foco, y un grupo de ideas que trascienda a los nombres.
Si se mira afuera, se ve que hay numerosos ejemplos de ello:
- Reagan. En el SuperAgente 86 ya hacían mención de él como gobernador, y creo que era la época de la primer presidencia de Nixon;
- Chirac. En el 74 fue primer ministro. Fue presidente recién en el '95.
- Mitterrand. Presidente de Francia desde el '81. Pero en la época de la guerra de Argelia ya era ministro de De Gaulle.
- Thatcher tenía casi 30 años de ejercicio de cargos políticos cuando llegó a Primera Ministra en el '79.
- Ni hablar de Hillary&Bill.

Y casi todos estos ejemplos ya tenían fortísimas estructuras políticas Y FUNCIONANDO A FULL en las cuales cobijarse: Partido Republicano/Demócrata en EEUU; Tories en Inglaterra, Partido Socialista en Francia. El único que tuvo que inventarse su propio espacio fue Chirac.

Con esto quiero decir que la construcción de una alternativa política fuerte y distinta al peronismo va a llevar décadas de trabajo fino, local, silencioso y cotidiano, tal como lo hacen los socialistas en Santa Fe, o como parece querer hacerlo Mauricio en Capital. El resto es cacareo y humo.

Para terminar, y haciendo una asociación libre pero no tanto, aquí va el link de un artículo de Carlos Escudé en "La Nación", (http://buscador.lanacion.com.ar/Nota.asp?nota_id=960222&high=Escud%E9) de fines del 2007. Se llama "Tiempo de autocrítica".
Esto sí me resultó sorpresivo, porque además suscribe una hipótesis que sostengo hace años: La etapa del camino argentino que culminó con la locura de diciembre de 2001, se inició en el Rodrigazo del '75. Y la relación con el tema de este post en el blog de Alejandro viene en los párrafos finales, en los que analiza la mirada que tenemos sobre nuestra propia sociedad.

Esteban

Anónimo dijo...

Sólo los hombres que no pueden, suponen que pueden hacer lo que hizo Lavagna.
Eso no es poder. Es impotencia.
Saludos
Carlos

mat dijo...

esa es la oposición seria que pregonaba antes de las elecciones. JA.
pobre gente la que lo votó. deberían hacerle preguntas al ex candidato al menos. digo, estaría bueno saber si se presentó de buena fe para ser presidente o si sólo lo hizo para sacarle votos a carrió y el resto de la supuesta oposición conociendo desde antemano este desenlace.

kejosé dijo...

Ante la reiteración de estas conductas, más que centrar la atención en estos personajes execrables como Lavagna o Borocotó, me parece importante ver qué nos pasa a los argentinos a la hora de votar...

Este señor se llevó 3.000.000 de votos sobre los cuáles se cagó olimpicamente...

Creo que ya a esta altura no podemos poner la responsabilidad afuera y considerarnos meramente "engañados"... Y menos someternos pasivamente...

¿No le cabrá una responsabilidad penal por fraude electoral?...

Me pareció interesante la nota que ADN le hizo al español Perez-Reverte en la que nos semblantea bastante bien...

Más que hartarme los borocotós, me hartan mucho más los eternos cornudos vocacionales...

Anónimo dijo...

Alejandro: lo de Lavagna es imposible de sostener racionalmente, por donde se lo mire. No hay un argumento serio que resista la acción llevada a cabo por un hombre que, se burló públicamente de los procedimientos políticos llevados a cabo por ese gobierno, al que ahora decide reincorporarse. ¿De qué se disfrazarán ahora, los bienintencionados ilusos, que lo votaron?

Saludos.
GORRIÓN pys

Lazarillo Mochilero dijo...

No lo voté, pero qué traicionero el amargo ese !! Acá en Bahia hay un montòn de carteles pegados de su campaña, hoy saliendo a caminar lo veía y pensaba ¨qué bárbaro: en el sentido peyorativo del término¨.

Pero en fin, otras cuestiones se tejen en el acuerdo, y resulta que ahora el Duhaldismo que lo apoyó quedará a expensas de los K ó serán como esos parientes que uno los ve y se hace el distraído ???

Mejor sigo escuchando Bjork !!

Anónimo dijo...

sono medio a mafioso eso de
"Ya te vamos a ver visitando Comodoro Py.".
Todos mostramos las hilacha por lo menos una vez al dia , no ?

PMS dijo...

Creo que no nos podemos quejar, están por que los pusimos, si mataríamos politacamente hablando de por vida, a cada uno que nos garca de arriba, el proximo lo va a pensar, pero los dejamos reciclarse y para colmo los votamos,,, a llorar a la iglesia. Comparto que es tiempo de cambiar, pero deberíamos comenzar por tener un poco de memoria.

Anónimo dijo...

Alejandro : cortala con la politica y las opiniones cargadas de palabras filosas , no agites banderas ni tomes partido por nadie , no te das cuenta que son solo cuestiones de negocios ?? que ganas ?? nada , que venga el que venga y este el que este , el pais va a seguir endeudado y pagando intereses , eso no lo va a cambiar nadie porque son las reglas del juego que vienen de afuera y con cierta gente no se jode , me entendes ? nunca te olvides , que para llegar a la presidencia , tenes que tener el aval de la gente que tiene el dinero , vos tambien vas a gastar saliva hablando de la valija de los 800 mil dolares ?? no malgastes tu tiempo criticando a los k a los m o a los z , perdes tu tiempo y crees que construis pero no construis nada de nada , me apena decirte esto pero es lo que siento ! Lucas !

Anónimo dijo...

Lavagna : es una persona seria y capaz , es de la familia de mi mama y me parece bien que quiera sumar y no criticar , dijo algo intel : los opositores son unos inutiles y tiene razon , porque no vas al ministerio de educacion a presentar un programa de filosofia para chicos en las escuelas de todo el pais ??? es mas rentable , hacerte amigo de narvaez o de grondona y sentarte a hablar boludeces en un panel de opinologos y que te paguen 20 o 30 mil mangos al mes , no sentis verguenza ?? todos necesitamos dinero , pero a que precio ? construi , no destruyas y no comas vidrio ! Lucas !

esteban dijo...

Hoy mismo, tres millones de votantes a Lavagna, opositores del gobierno, se enteran que su candidato se metió en la cama presidencial a compartir un menage a trois. ¿Alguien puede creer que algún valor (lealtad, coherencia, dignidad) puede levantarse en alto después de esa agachada monumental? ¿Cómo impacta en la formación de valores de los jóvenes una traición así? Y eso es pan corriente, agua de todos los días: votos comprados, o alquilados, legisladores que se venden al mejor precio, jueces que liberan a asesinos o a la ladronas, como la ex ministra de economía, hoy liberada por la Servini de Cubría, “adoptada”, por añadidura, por las Madres: Cambalache en pleno ejercicio.


(Alejandro, me gustaría enviarte un libro que digitalicé, "La fatal arrogancia", de F. Hayek. Creo que te vendría muy bien (quizas ya lo leiste)

Saludos

Max Dicásolo. dijo...

Yo hay algunas cosas de las que no me puedo olvidar, de Alberto Fernández diciendo que somos unos burros, de Cristina diciendo que el periodismo no debe comportarse como oposición, de Néstor K gritando cuál loco de la calesita ¡ que traigan al prófugo ¡, y de Filmus diciendonos burros también...son cosas que reflejan nuestra realidad, claro, entre muchas otras...muero de pena, y cuando miro a mi hijo muero de vergüenza por el país en el que va a tener que vivir.

saludos.

Related Posts with Thumbnails