viernes, mayo 21, 2010

El misterio del abuso sexual, artículo mio en Yahoo!


Empieza así:

Sorprende la cantidad de casos de abuso sexual infantil. Claro que es horrible, que está mal, que es necesario que la ley actúe con todo el peso que sea posible. No hay modo de cuestionar ese principio. Pero eso no debe impedir que nos asomemos al hecho de fondo: hay innumerables individuos que cometen abusos sexuales cotidianamente. Y no se trata de personas a las que se pueda detectar a simple vista.

Los perversos están, según dicen los entendidos, en todas partes, en todas las clases sociales y generalmente en el entorno de los chicos abusados. Peor: los especialistas cuentan que el abuso a los menores suele ser cometido por personas de las que nunca se hubiera sospechado. El perfil del abusador es el de una persona que por el contrario, parece ser incapaz de una cosa así.


Link: El misterio del abuso sexual (artículo completo)

17 comentarios:

viki dijo...

Alejandro, no terminé de leer el artículo, pero me parece que no hay que darle mucha vuelta al asunto.Son degenerados, no están naturalmente desarrollados dentro de nuestros parámetros culturales, o no registran bien los límites de lo que está bien y lo que está mal.

Anónimo dijo...

Creo que mezclaste las cosas, Alejandro. ¿Qué tiene que ver un violador con alguien que tiene sexo con una chica de 14 años? Empecemos por lo básico: la ley no dice que sea delito tener relaciones con una chica de 14 años, sino con una menor de 13. En cualquier caso, una cosa es la ley, que hay que aplicarla mientras existe, y otra la lectura biológica/filosófica, etc. En los medios se habla muchas veces de una "niña" de 14 años. Digo yo, ¿estamos jodiendo? ¿Hay gente que todavía vive en un tupper? Desde el punto de vista estrictamente biológico es totalmente normal la posibilidad de excitarse con una chica de 14. Ya son fértiles, tienen curvas, pechos, etc. Y en este caso de Villegas que yo sepa no hubo violación. Creo que todavía hay mucha pacatería sin sustento dando vueltas.
Saludos,
Diego

delivery post-crucifixión dijo...

El artículo está muy bueno. Realmente recomendable y muy sutil.

Sintetizo lo que interpreto del mismo:

La esencia del deseo reside en desear el deseo del otro. El verdadero deseo siempre anhela al otro deseante. Es decir, NO hay genuino deseo sin el deseo del otro/a.

Cuando digo: "deseo", en realidad estoy diciendo: "deseo que el otro/a me desee". Sin esa premisa, sin esa posibilidad, el deseo queda trunco.

Si me cierro al deseo del otro obturo mi ser-erótico.

Dicho esto, creo que la naturaleza humana está dotada para desarrollar ésta capacidad deseante. Es ella la que dignifica nuestro modo de ser humano.

En el caso de los violadores (y todo degenerado que anda dando vueltas) hay un fuerte padecimiento de desear. Son netamente impotentes para desear. Acá habría que agregar que el violador utiliza el sexo para expresar su violencia, su ser-violento. En realidad, todo violador quiere destruir porque quiere morir. No sabe desear, está esencialmente atravezado por la pulsión de muerte.

Dos comentarios finales:

1) El caso Villegas. La "menor" no parece ser ninguna santa. ¿Se puede realmente afirmar que es menor? Esto no exculpa a los participantes masculinos. La tentación debe haber sido para ellos muy grande y su idiotez mayor aún. Frente a una adolescente fogoza hay que abstenerse, sí o sí. No hay excusas. Salvo que sean de la misma edad, lo cual ya es otra historia.

2) Las violaciones también pueden generarse en una pareja establecida. En el matrimonio también puede darse la violación. Y me pregunto cuántos seres humanos no habrán nacido, a lo largo de la historia, como producto de violaciones.

Por eso aplaudo lo que decís. No creo que (al menos en este aspecto) el mundo se haya vuelto más malo. Hay ciertamente una "crisis de creencias", pero también las cosas se transparentan. El otro se acerca. Está llegando el momento para que los seres humanos comienzen a conocerse.

Saludos.
R.P.

Ricardo Fasseri dijo...

Para mi Fromm tiene la respuesta. La fuente de todas las angustias es el sentimiento de "separatidad". Hay intentos fallidos de quebrarla. Las drogas, la masificación, el sadismo, el masoquismo ó la perversión. En todos esos casos, uno anula al otro ó a uno mismo, y al desaparecer la alteridad desaparece tb el sentimiento de separatidad y su angustia.
La única forma posible y sana de quebrar ese sentimiento es el amor. Después se puede simplificar con Lombrosio y el código penal, pero la realidad de fondo creo que es la de Fromm.

ramiro dijo...

Muy buen analisis con respecto al abusador. No estoy de acuerdo cuando lo pasas a lo sociologico. En particular negas la existencia de la decadencia, cuando la decadencia es obvia. No se si la negas por que para vos no existe un anclaje moral desde donde analizar la cultura, entonces lo logico para vos es aceptar cualquier estatus social. En general, tu frase es “que cada uno haga lo que quiera”, lo cual indica que tenes mucha flexibilidad con respecto a tu anclaje moral. Lo cual es respetable, solamente expreso aca que como opinador del blog, me parece que la decadencia existe. La decadencia no es mirar a la realidad en forma negativa, sino mirarla como uno mira un objeto fisico, sin juzgamiento. Es una descripcion, basada en ciertos parametros. Por otro lado, no provees ninguna prueba con respecto a la aseveracion de que los medios (TV, peliculas, etc) no contribuyen a la degradacion moral. Partis de la intuicion. Lo cual es respetable. Yo, sin tener estudios a mano, estoy opuesto a esa opinion, desde la intuicion. Me parece que cuando hay muchos mensajes que bajan los estandares de conducta sociales, los habitantes de esa sociedad tienden a absorber esos mensajes y a relajar sus propios estandares de conducta.
 
 

Anónimo dijo...

hace un tiempo escuche que hay muchas abuelas que abusan de sus nietos, no lo podia creer ... algo raro esta pasando

astroboyesgay dijo...

Lo loco es que en este momento de la historia todavía nos estemos planteando vivir la sexualidad con libertad y plenitud.
No me fue tan sencillo reconocerme como mujer ni darme permiso para el placer. Fue un ejercicio y un aprendizaje empirico.
Creemos haber recorrido un largo camino pero los actos de perversión que se manifiestan nos retrotraen a un punto muy primitivo.

Charo dijo...

Sin dejar de compartir en lo sustancial tu planteo del tema, te lo cambio, ¿qué me decís de aquellos tantísimos casos de abuso del abuso? Es decir, de aquellos casos en que la denuncia de abuso es usada por una persona, generalmente la madre, para impedir que el chico tenga contacto con alguien, generalmente el padre. Es impresionante lo que muchas mujeres están haciendo en este sentido.

Sergio Muzzio dijo...

Gracias, Ale, doy por generosamente respondido el comment de hace unos días. Me gustaron también las observaciones de Delivery y otros, con respecto a la nena deshinibida y por ende altamente tentadora. Separando bien los tantos, a lo mejor otro día podríamos intentar ese tema solo (el del deseo válido a pesar de la diferencia de edad o justamente por ella). Una especie de foro de degenerados, obviamente, pero moderado por Ximena (escandalizada) como para darle una pátina de cosa seria.

Abrazo!

Ricardo Fasseri dijo...

Hay que prestar atención a lo que dice el anónimo y Charo.

En el ambiente judicial sabemos de muchos casos de abuelos condenados por abuso, y no lo podemos creer! Ahí ya no puedo ni opinar...

Lo que dice Charo tb se ve en muchos casos y me sorprende positivamente que lo diga una mujer. Se imputan cosas muy graves y muchas veces inexistentes para hacer "manejos", para manipular en los conflictos familiares, sobre todo cuando se ventilan judicialmente.

Anónimo dijo...

Me pareció muy bueno el uso del término "misterio", soy docente de nivel medio y el otro día tomé una clase para charlar sobre el tema de Gral. Villegas. Me quedé sorprendido y asustado por lo que sostenían los chicos (en cierta forma todas las chicas habían sido al menos acosados por algun adulto en algun momento de su desarrollo), aunque cueste comprenderlo, creo que lamentablemente es mas normal de lo que parece, con la salvedad de que hoy la informacion viaja mas rapido y es más fácil enterarse de las cosas.
Por otro lado me parece bestial que se argumente que una menor "es rapidita" o "sabe lo que hace" el 14 ,aunque parezca solo una cifra numerica en un artículo de un ley que muchos desconocemos totalmente, habla de una persona que todavia no terminó de desarrollarse y no es capaz de ejercer y vivir su sexualidad por mas "buena" que esté como quieran decirlo.
Es un código y un valor implícito en las sociedades (desde tiempos ancestrales) que los mayores tenemos la obligacion de velar por el cuidado y el desarrollo de los mas chicos, no resiste a ningún tipo de análisis.
Si yo me propaso con una de mis alumnas/os, por que él/ella no va a encontrar justificados esos actos el día de mañana?

julia dijo...

Alejandro,soy Julia de COSAS DE JULIA, te he encontrado a traves de un comentario de una amiga que es seguidora tuya.Me encanta escribir y pintar y crear y tener pensamientos positivos y aprender y leer.Me hago seguidora tuya,ya veo qu tienes muchisimos seguidores yo aún muy pocos,pero yá iran llegando como llega la marea a la mar.Besos.

un yo perdido dijo...

Hola
Hay muchos términos errados en tu discurso y aunque mi “moral” dice que te apoye en este articulo creo que hay demasiadas cosas discutibles, lo primero es entender bien el termino perversidad, como todo aquello que nos aleja del fin natural, probablemente este fin sea sobrevivir, pero nosotros no hacemos eso no solo sobrevivimos y ya, el humano no es así, si tienes sed tomamos un refresco de alguna marca en especifico no tomamos agua solamente y a temperatura ambiente, eso sería lo normal, partiendo de ahí todos somos una bola de perversos, pervertimos el fin natural, mientras más perversos somos más humanos somos y nos alejamos del lado animal, en alguna entrada de mi blog tengo un articulo llamado inhumanidad quizá puedas leerlo.
Ahora, el pedófilo este intrigante ser no goza con el dolor ajeno o dolor de la víctima, esos sería muy simple, en una violación se juega el poder propio, si tengo una ausencia de poder necesito conseguir un poco más, la única forma de conseguirlo es reduciéndole a alguien su poder, sometiéndolo, pero no todos podrían ser sometidos masque alguien físicamente vulnerable, la pregunta seria ¿Por qué esa ausencia de poder? ¿Por qué se ven vulnerables a los niños? La respuesta seria por que se sujeto fue niño y en alguna época de su vida se considero vulnerable y lo relaciona con su presente, de esta forma al atacar a un niño ataca su pasado y se ataca el mismo, la víctima es un mero daño coletera, aunque claro esta victima también merece su propio análisis pero ahora no hablamos de eso.
Otra cuestión y creo que la más importante es ¿Por qué la sociedad considera este acto horrible? ¿Por qué a ti te interesa hablar de eso? Y ¿porque tienen tantos comentarios esta entrada?, simple, porque es algo que todo mundo quisiera hacer, fisiológicamente el hombre siente una atracción a las figuras femeninas propensas a una mejor fertilidad y esto ronda entre los 15 y 21 años, pero si así fuera de sencilla la humanidad ni siquiera abría parejas de ansíanos, ni habría niños en la primaria que tienen novio, a las mujeres no les atraerían los chicos mayores y seriamos una bola de solterones, ni siquiera existirían los centros nocturnos, es más si no sintiéramos una atracción, un inmenso amor por los infantes, no tendríamos hijos y si los tuviéramos no los cuidaríamos, no podríamos platicar con los niños ni habría equipos juveniles a cargo de un entrenador que siente aprecio por esas creaturas.
Desde este punto todos tenemos una parte que gusta de sentir amor por los niños y expresarlo, pero no podemos expresarlo como nuestro inconsciente lo dicta asique lo sustituimos por buenos tratos gracias ala moral social, pero cuando una persona si lo expresa de modo natural, lo repudiamos porque en el fondo es lo que todos quisieran hacer. Bueno esto da pie muchas discusiones, pero es un buen post.

Max dijo...

A mi comentar estas cosas me da miedo porque tengo una vision muy anarquica, para mi todo lo que vemos como degeneraciones no tienen cortes claros en un punto.
Para mi las conductas que son horribles tienen un contexto, y nacen de deseos que tenemos todos, ahora, donde se cruza la raya?
Para mi hay dos cosas.
Primero, la capacidad deformada de decidir que el otro esta caliente conmigo, con una interpretacion irreal de los signos. Si una chica de 14 te da manija, y cada vez hay mas dispuestas, con una inmadurez siniestra, uno se tiene que reprimir porque esta mal, la mina esta desviada, pero la señal no es mentira. La otra es fantasear que la mina quiere algo que en realidad no quiere, pilas de hombres lo hacen con mujeres adultas, lo que pasa es que el hacerlo con una menor salta a la vista por lo retorcido de la situacion.
Y despues me parece que esta aquel al que le gusta la presa, la que realmente es inocente y está en otra y al abusador le gusta exactamente asi. esa es otra historia.
Ojo, en ambas situaciones creo que en una cabeza sana la auto represión tendría que trabajar, pero no es lo mismo.
Ni hablar de que la ley tiene que ser igual para todos, si se va a poner a contemplar motivaciones personales para el hecho me parece que ya se desbarrancó la cosa.
Los tipos que se enfiestaron con una loquita que los andaba buscando tambien tienen que ser condenados, por ser unos reverendos irresponsables, pero me parece que no hay que ser tan simplista de decir que es lo mismo que un depredador que anda buscando nenitas en las plazas.

esteban lob dijo...

Hola Alejandro:
Agradezco tu visita, la que me permite conocer tu blog y tus escritos.
Casos como los que mencionas, son también muy comunes en mi país y motivo de controversia y justificada condenación social.
Te leere con calma.

Saludos.

perogruyo dijo...

Este caso refleja nuestra naturaleza animal más primitiva anterior a la mediación de la razón, la que nos convirtió en seres humanos, libres y por lo tanto en seres con necesidades morales.

Encontré una interesante descripción así como un tibio intento de comprender a la psicopatía en este fragmento: "tres adultos que no han llegado a ser totalmente adultos, poseídos por la perversión de desconocer la norma de no dañar y respetar al otro como persona. Seguramente son personas que sienten que tanto respeto haría imposible sus erecciones."

La psicopatía, esa imposibilidad de reconocer la semejanza en el otro, su cosificación, esa que permite a sus actores justificar los medios en procura de sus fines narcisistas y sin mediación cognitiva, el imperio de los sentidos y la fuerza bruta como valores. Esa que recuerda a Atila, Stalin, Hitler, Che, Castro, Mao y otros manipuladores más próximos y cotidianos como los actores de este drama.

Esa psicopatía que nos obliga a definir cuáles son los límites del deseo y el ejercicio responsable de la libertad, ejercicio que, para mí, debe omitir la coacción física hacia el semejante o hacia la propia persona como elección de vida plena y muy acorde con lo acotado por Delivery. Eso es justamente lo que encontré en tu artículo y coincido: a veces es la resaca luego de una borrachera la que nos da la oportunidad de disfrutar el buen vino de ahí en más, es una elección y como tal, es racional.

Sin embargo hay que estar atentos a algo que nos dice la ciencia médica: independientemente de cómo llegan a serlo, los psicópatas, como todos los predadores, lamentablemente, son incorregibles.

Dexter dijo...

"Ella uso mi cabeza como un revolver". Dijo el genial Cerati alguna vez. Me resulta la descripción mas asertada de lo que significan los perversos.
De todos los especímenes que conforman la fauna humana. Estos ocupan el nicho de los carroñeros. Especímenes no aptos para cazar, que recurren a la ingesta de lo que tienen a mano para sobrevivir.
La perversidad es como un gran árbol del que se desprenden unas variadas ramas, dando las características que los perversos poseen. Ser perverso es una forma de practicar cierta ciencia que nos emparenta con el sapien primitivo. Así como se estudia los animales modernos para deducir características de los animales extintos, el perverso debería ser un modelo de lo que era el famoso eslabón perdido. Habitan en el limite entre la capacidad de ser humano y la posibilidad de ser un hominido superior que se golpea el pecho para impresionar a las hembras.
El perverso posee problemas de limites, tanto moral, como espiritual. Es una lastima que el Dr. Mengele no los eligiera como grupo de estudio en vez de de los niños judíos o gitanos.

Related Posts with Thumbnails