martes, noviembre 22, 2011

Boceto de base filosófica para la existencia enterada

Uno puede dejarse abrumar por la incertidubre por dos motivos

a) está en medio de la segunda guerra mundial

b) está muy sensible

Si es el primero: es realmente crudo y difícil. Mucho más que el promedio.

Si es el segundo: hay que ajustar la perspectiva. Es uno el que se equivoca si cree que las cosas deberían o podrían existir sin riesgo y sin falla.

¿Qué alguna de estas cosas podrían no pasar? ¿Qué no deberían pasar?

Falso: el debería está fuera de lugar. La realidad no sucede respondiendo a un deber racional, la realidad desborda constante y completamente lo racional.

Es cierto que podrían no pasar, al menos algunas de ellas (sólo algunas), pero esa posibilidad puede darse más respondiendo a un querer que a un deber, más como deseo nuestro que como reproche al mundo. No es una falla suya, es un querer nuestro.

El mundo es desajustado. Es. Es el mundo: el despelote es la norma, reina, domina y se presenta constantemente.

Por qué?

Nietzsche: ¿Cuál es el principio de todo lo vivo?

La voluntad de poder. Todo lo que vive quiere crecer, reinar, obtener preponderancia. No meramente sobrevivir, quiere más.

La mecánica esencial de los hechos es la lucha de fuerzas.

La estabilidad siempre es el resultado de un pacto.

La disminución de la violencia es una evolución deseable, pero nunca total: somos cuerpos y no ideas.

Las ideas siguen al cuerpo. No el cuerpo a las ideas.

La realidad existe y somos parte de ella.

La realidad no fue creada por nosotros ni como expresión de un orden racional. Somos nosotros los que fuimos creados por esa naturaleza que nos desborda.

Hay un orden: es la naturaleza. Y parte de la naturaleza es que pase todo lo que pasa.

Hay que tener valor.

Valor para decir: el mundo está bien como está.

La sociedad no está enferma. No se trata de cambiar la realidad. No se puede.

Lo que se puede hacer es participar de ella de manera provechosa. Buscar la felicidad personal, la felicidad compartida, el crecimiento social, fortalecer la educación, el refinamiento, los cuidados, el amor.

¿Que podemos hacer nosotros?

Lograr una visión informada de la vida.

Ver esta realidad de la naturaleza y su legítimo despelote resultante.

Dejar de aspirar a lo que no puede ser.

Dejar de lamentarnos por los problemas.

Abordarlos.

Responder a ellos.

Sortearlos.

Solucionarlos

Paliarlos.

Esta visión que propongo difiere del análisis político o económico o social, no porque hable del universo y de la vida en vez de hablar de política y cifras. Es una visión del mundo, una posición psicológica, pero difiere porque el análisis es mero análisis, descripción. Y lo que necesita la posibilidad de responder a la realidad es el paso de la acción, el movimiento.

Y el movimiento principal es el deseo. Eje de ejes: ¿qué querés?

No para que luego te lamentes por no tener lo que querés, sino para que asumas la responsabilidad de hacerlo. No como un peso, aunque en parte lo es, sino como una aventura.

Que pasemos de la actitud de quien está soportando el mundo a la de quien se juega en él.

Es legítimo, es correcto, es lo mejor que podemos hacer. Es lo que la misma naturaleza pide, hace, es, como diría Nietzsche, el sentido de la tierra.

Desde un punto de vista político es la idea de que uno debe aportar al conjunto social su felicidad, no renunciar a ella.

26 comentarios:

Roberto López dijo...

Me encanta la simpleza para referirte a hechos complejos. Me encantan los ejemplos llanos y la casi total ausencia de esa mediocre costumbre de escribir utilizando las palabras más barrocas que nos ofrece la filosofía. Humildemente envío mis felicitaciones

Roberto López dijo...

Siempre me gustó Nietzsche pero nunca supe por donde empezar a abordarlo. ¿Qué libro me recomendas para empezar a hacerlo?

Sergio Bonomo dijo...

cuantas verdades encuentro aquí cada vez que vengo. que impulso para lo que pretendo hacer, y para lo que hago. a veces me niego a venir por tu cercanía con Macri, pero no hay con qué darte. Siempre se aprende aquí, con lo que escribís. Y siempre palabras que convocan e impulsan a la acción.

Silvia Parque dijo...

¡Oh! Es lo que es. Pataleo, y sigue siendo lo que es. Que sea, pues, a ver si así puedo ser a gusto.

Anónimo dijo...

Muy bien! Lo que me parece que se podría señalar de todas maneras, es que decir que ‘el mundo es un despelote’ es una generalización, sea el mundo al que te refieras, al social humano o al cosmos. Porque en ambos casos no todo es igual. En algunos lugares es menos despelote que en otros. ¿Vivir en valles fértiles o sentados sobre un volcán? ¿Vivir donde se ha pactado con la barbarie o donde se ha pactado con la civilización? (Borges sobre Suiza: “Han tomado la extraña resolución de ser razonables”). Me parece un poco determinista tu planteo, todo el mundo es un desastre, así que salvo si hay guerra quedáte donde estás y sé positivo, el problema es tuyo. En mi anterior comentario puse el ejemplo de la guerra como un extremo del absurdo justamente para señalar los matices, creo que entre tus puntos a) y b) cabrían una inmensa gama de grises. Los veo como a) y z).

Pienso que las dos cosas interactúan, uno y el mundo (ok., de acuerdo, y qué vital y necesario es lo que proponés!) pero hay que evaluar. Si se siente que un lugar (una casa, un barrio, un país) no es apropiado para uno, mejor es irse, los procesos sociales son por lo general mucho más largos que nuestras vidas personales. De esto hay que enterarse antes de intentar sembrar con buena onda, no vaya a ser que el suelo sea árido y perdamos el tiempo.

Mi cuerpo, por lo menos desde hace unos años, necesita tomarse descansos de este país, desde ahí lo digo. Mi cuerpo cruza nomás el Río de la Plata y ve que si lo paro en la esquina de una avenida, los autos se detienen para dejarlo cruzar, no intentan dejarlo hecho un cuero sobre el asfalto, como acá. Y la del tránsito es una sola de muchas otras violencias que desde mucho antes del Proceso están enraizadas por aquí. Aquí también hay una guerra, soterrada. Ya sé que estoy describiendo, pero creo que sirve en este caso para asumir o no el riesgo de seguir poniendo el cuerpo en la Argentina.

Igual me gustó mucho mucho tu boceto, no vayas a creer, eh! Y también te agradezco que me permitas escribir en tu blog. Escribir hace tan bien.
Gustavo.

Santiago Javier dijo...

Muy potento, leer cosas así me llena de energía--

¿ Qué Nietszche es nihilista? Para nada, algunos lo dicen, yo no lo creo, es un pensador impresionante, está más vivo que nunca, y hay que leer para una buena y real mirada sobre los hechos de la vida.

Santiago Javier dijo...

Nietchszce, pensador descomunal, después que te leí no tuve ganas de leer a ningún otro filosofo.

Dexter dijo...

muy copado el texto. Lo interpreto como una visión descrita desde el sentir. Al sentir lo siento como el yo; nunca voy a ser otra cosa que ese yo, que evoluciona a fuerza de puro sentimiento.
Quien ha decidido darle bola a ese yo desde la auto conciencia del ser, inicia una aventura. Es como lanzarse al océano con una balsa atada con retazos de soga de un naufragio. El barco que ha encallado es toda la compleja estructura de ser humano. No se quiere saber como ser, sino experimentar el extraño fenómeno de ser. La estructura es útil. Contiene información que data quizás desde el tiempo en que los mamutes poblaban las llanuras.Pero el ser vivo, de alguna manera recrea la humanidad por su propia cuenta y quizás descubra cosas nuevas de este inmenso universo donde navegamos sujetos a las leyes de la existencia.
Pensar desde el sentr. Asi percibo este texto.

perogruyo dijo...

El idealismo alemán, del que abreva Nietzsche, parte de un error conceptual, toma como un todo indiferenciado lo metafísicamente dado con lo hecho por el hombre. Lo metafísicamente dado es, fue, será y "deberá ser", de una manera determinada. Lo hecho por el hombre, respondió al libre albedrío, por lo tanto no "debió ser" como fué, pudo haber sido de otra manera: Ahí tenés a la 2da guerra mundial.

Lo hecho por el hombre tiene las limitaciones que le impone lo metafísicamente dado(realidad). El poder del hombre reside en el conocimiento que obtenga sobre lo metafísicamente dado para que responda a los fines que persigue. Pero no es suficiente.

Querer es Poder, pero sólo si el poder es saber y saber hacer. Si no se atiene a esa regla básica está condenado a la segura frustración. Pero tampoco es suficiente.

La incertidumbre respecto de lo metafísicamente dado está dada por su falta circunstancial de conocimiento. La incertidumbre sobre lo hecho por el hombre, está dada por la existencia de otras voluntades con fines y valores distintos a los propios. Esta última incertidumbre es inerradicable y sólo se puede restringir, en alguna medida, mediante las reglas de convivencia. Estas pueden ser coercitivas o voluntarias.

Dentro de lo metafísicamente dado está el considerar que no estás sólo, sino en presencia de otros hombres que, como vos, tienen voluntad o libre albedrío y ahí es dónde reside el "despelote", la incertudumbre de voluntades que responden a valores diversos.

No creo que la voluntad de poder irrestricta que propone Nietzsche lleve a buen puerto. Sólo ha demostrado que lleva al fascismo, comunismo, estatismo, colectivismo, en fin, a todos sistemas de convivencia fracasados. Yo creo que la voluntad mejor dirigida es la que renuncia a la agresión, al respeto de la voluntad del otro. Por eso soy liberal.

Anónimo dijo...

Me encanto. Abrazo gigante. DIEGO DE MENDOZA

Anónimo dijo...

Coincido bastante con lo que decís, Perogruyo. Desde el psicoanálisis se dice que la única ética posible es la que surge de la prohibición del incesto, es decir, una ética del deseo. El lugar en que somos puestos por nuestros padres. Internalizada esa ley, recién es posible que los individuos puedan desarrollar una convivencia con los otros. Una de las mejores definiciones que leí acerca del liberalismo: “Es el respeto irrestricto al proyecto de vida del otro”. A primera vista me pareció casi… de ‘perogrullo’ (uec!), pero de a poco fui descubriendo las consecuencias que eso tiene en todos los órdenes: social, jurídico, filosófico, político, económico, etc. La frase pertenece a Alberto Benegas Lynch, un autor con el que no siempre coincido, pero cuyo enfoque, basado primordialmente en el concepto de la libertad, me ha resultado muy nutritivo por estar muy a contrapelo de los remanidos discursos y actitudes dominantes, incluso a nivel mundial.

Una muy mala palabra hoy, el liberalismo. Sin embargo, ¿qué tienen en común el fascismo, el nazismo, el catolicismo, el comunismo, el peronismo, el castrismo y otros muchos ‘ismos’ colectivistas?: odian la libertad, que los individuos se desplieguen responsablemente en ella. Y ahí es donde me gustan las ‘recetas’ de Alejandro.
Gustavo

Dexter dijo...

Disiento con perogruyo en relación a la voluntad de poder y la generación de regímenes fascistas.
El fascismo invoca cuestiones ideológicas de cualquier índole. Su fin, es una propuesta muy simple:Si no queres que se instale el comunismo, pagame a mi y yo me encargo de matarlos a todos y de paso controlo que ninguna organización obrera haga mas quilombo
El fascismo es una gran mascarada, necesita instruir ritos y asociaciones con el fin de controlar. Su verdadero negocio es el control colectivo de modo que pueda actuar rápido cuando algún foco de resistencia asome en el horizonte. Es una propuesta inviable, por ello todos esos regímenes cayeron de manera estrepitosa. La revolución libertadora del 55 es una buena prueba de ello.
La voluntad de poder es una idea basada en la liberación individual. Es una invitación a pensar por uno mismo y dar libertad a la voluntad creadora. Vivir en consecuencia a esta voluntad de poder, se relaciona mas con el conocerse a si mismo, que a una técnica de formación de tiranos.
El tirano es una personalidad enfermiza. Construye poder mediante el miedo. Necesita someter al otro, pero no para ejercitar su voluntad, sino para satisfacer instintos salvajes. La voluntad es una acción organizada, un rumbo pleno de sentido. Quien puede pensar así, esta libre de psicopatías.
Lamentablemente los psicópatas siempre encuentran terreno para prosperar y es la fuerza de su locura lo que hace posible su éxito.
No vendría nada mal una fuerte dosis de voluntad de poder en la sociedad. Eso implicaría que habría una población mas sana.
Saludos

perogruyo dijo...

Lo que sostengo, es que el loable individualismo de Fritz(FN) es inconsistente con el resto de su pensamiento de base irracionalista que, a mi entender, lleva ínsito el germen de la destrucción de los proyectos individuales. El irracionalismo instala el relativismo que conlleva irremediablemente al imperio de la fuerza, incompatible con la libertad.

Fritz, al no distinguir lo Metafísicamente Dado(MD) de lo Hecho por el Hombre(HH) da lugar a la Primacía de la Conciencia sobre la Existencia(PC), lo que equivale a que la "realidad" sea lo que cada uno quiere que sea y no lo que verdaderamente es, dando lugar al relativismo epistemológico y ético. La PC no es más que RACIONALIZACIÓN, es decir, NEUROSIS para el esclavo y libertad para el psicópata(Amo) de imponer su propio RELATO o proyecto personal narcisista, disfrazado de nacionalismo, socialismo, bien común o cualquier otra patraña colectivista de dominación. La Primacía de la Existencia sobre la conciencia(PE), por el contrario, lleva al RAZONAMIENTO y a la LIBERTAD, mediante la instalación sistémica del principio de no agresión, dónde los psicópatas están donde tienen que estar, en la cárcel o muertos en las vísperas y los individuos haciéndose cargo de la forma de buscar su propia felicidad o realización de su proyecto personal, sabiendo que sólo podrán hacerlo mediante el intercambio de valores complementarios con sus iguales y no mediante el uso de la violencia, sea ésta por mano propia o como gracia de parte de un padre psicópata(estado/mafia) que le alivia de la culpa o responsabilidad de usarla directamente.

Tanto Fritz como Marx abrevaron en el idealismo alemán y de ahí en Hegel. Fritz optó por el amo y Marx por el esclavo, ambas posiciones están basadas en el conflicto porque la dialéctica del amo y el esclavo está basada en el conflicto y el poder, desdeñando la resolución ancestral del ser humano al problema del conflicto: EL COMERCIO(en sentido amplio) o intercambio voluntario de valores complementarios entre individuos, base de sustentación del principio de no agresión.

En la medida que una OLIGARQUÍA impone sus valores (RELATO) a los individuos, se acaba la LIBERTAD. Si los individuos lo aceptan, que lo sepan, es al precio de su neurosis:

De la libertad del psicópata a la neurosis elegida por el esclavo.

Dexter dijo...

Estimado perogrullo. Espero sepas disculpar mi ignorancia, pero no tengo la mas p... idea de quien es Fritz, así que no tengo bases para evaluar cuan acertado o desacertado era su razonamiento. Pero me parece que en la interpretación que propones, hay una fuerte dependencia de una construcción del mundo, basada en una dinámica de corte psicoanalítica. Si vamos a tomar como valida la construcción de un relato fundamentado en una necesidad narcisista,(El amo) tenemos que dar por valido que el componente narcisista es real; pero... es real?..... Donde esta el narcisismo?...,es mensurable?.... Puede ser detectado con una precisión que no deje lugar a dudas?....
Por otro lado, el dominio de la razón plena, puede desembocar en un amo sumamente racional e implacable, cuya derrota solo es posible si el esclavo logra adquirir un saber que incline la balanza a su favor. Es como el juego del ajedrez, tenes que patearle el tablero al maestro para que no le sea tan claro anticipar tu movimiento.
Por lo tanto, tanto a nivel social, como individual,la única moneda valida de al evolución, es la conciencia basada en una objetividad a prueba de balas.Conciencia que hace posible la cartografía del MD, como la correcta implementación del PD.
Aprovecha la ocasión para decirte que el esmero puesto en la organización tus escritos, es muy copada. Saludos

Anónimo dijo...

Se podría llevar lo que dice perogruyo al terreno de los hechos históricos acerca de la esclavitud. El análisis más políticamente incorrecto (incorrectísimo) que he leído alguna vez (no es mío, no me maten!) es que gracias a que Inglaterra comenzó a comerciar con las tribus africanas para llevárselas a América, hoy EE.UU. tiene como presidente a un sofisticado Obama. Ese comercio fue atroz, pero permitió que las tribus dejaran de guerrear y de comerse entre sí (lo que era más atroz todavía) y comenzaran a necesitar capturar vivos a sus enemigos para vendérselos a los ingleses (y holandeses, portugueses, españoles, franceses, etc.) por algún espejito de color. Es decir, empezaron a COMERCIAR, un estadío superior al canibalismo guerrero, pura fuerza bruta e irrestricta de poder.

El mundo era así. No menos crueles eran los europeos con ellos mismos. No nos va tan mal ahora, que empezamos a entender que hay que negociar, libre y voluntariamente, sin tener que eliminar al otro. Cabe aclarar que, salvo que alguien pueda demostrar que es descendiente directo de algún César, TODOS descendemos de esclavos. En algún momento nuestros antepasados lo fueron, sean de la raza que fueran. Y en ese sentido, todos somos “afro”, si es que el Hombre surgió en ese continente. Yo soy un “afrobonaerense”. Suena un poco ridículo, no? Pero bueno, me estoy yendo de tema…

No sé, perogruyo, si con esto ayudé a complementar un poco lo que decís. Recién le eché un vistazo al blog de tu enlace y me pareció interesante, conciso, con buena estética y humor. Le hace falta algo de eso al liberalismo para seducir un poco más. Nunca tuvo el enganche ‘poético’ del “Proletarios del mundo, uníos…”

Gustavo

Marcelo C. dijo...

Dexter, Fritz es diminutivo de friederich, el amigo Perogruyo (si no me equivoco) sigue hablando del mismo Nietzsche. Ahora, me parece que no lo interpreta del mismo modo que vos, o Alejandro.

perogruyo dijo...

No es la primera vez que lo digo:

Apoyo la tarea de Alejandro de despertar al hombre libre(feliz) que casi todos llevamos dentro. Lo que me parece es que está enseñando a nadar a los pasajeros del Titanic. Está usando cevitas cuando tiene que usar bombas atómicas.

Esto acaba de pasar en la CABA

Alejandro, no soy psicólogo y traté en su momento mi neurosis, la pregunta ¿Qué querés? un neurótico la responde: "quiero sentirme bien". Si lo agarra un psicópata, le construye un RELATO y lo convierte en su esclavo.

¿Entienden lo que quise decir con todo mi palabrerío?

Fritz Nietzsche es de los pensadores que puedo imaginar en musculosa, chancletas y tomando mate y no perderle el respeto y aprecio que haya renunciado a su ciudadanía alemana para hacerse suizo, eso no significa que deje de puntualizar los peligros que, a los fines que SE que perseguía y con los que coincido (libertad=individualismo), constituyen los medios que él da a entender para conseguirlos: irracionalismo y relativismo o lo que es lo mismo primacía de la la conciencia sobre la existencia.

cain dijo...

Hay muchos que dijeron mucho. Tal vez demasiado. No voy a caer en la egolatría.
Lo tuyo... Simplemente honesto.

perogruyo dijo...

Respecto a que las ideas(razón) siguen al cuerpo(necesidad). Cierto. Y también es cierto que el cuerpo no nos da información alguna acerca de la realidad exterior al cuerpo. Sólo nos informa, primariamente, de una insatisfacción o inquietud que, por algún mecanismo adquirido tempranamente, luego automatizado, codificamos, por ejemplo, como "hambre". Es la razón la que nos informa que la inquietud que sentimos es hambre y también, que lo que percibimos del exterior, en base a la experiencia, es comestible o no. La razón está al servicio de la necesidad. Ahora ¿Qué pasa cuando la codificación acerca de la insatisfacción o inquietud que sentimos es errónea y tenemos codificada como hambre la necesidad de afecto? Fácil: iremos corriendo a la heladera ante cada frustración afectiva. ¿Quién nos dará la oportunidad de corregir ese error si es que nos produce insatisfacción? ¿La emoción o la razón?: nuevamente la razón al servicio de la necesidad y su atributo, la voluntad. TODA ACCIÓN INTENCIONAL ES RACIONAL en términos de FINES y MEDIOS para lograrlos. El cuerpo "puro" sólo suministra actos reflejos.

perogruyo dijo...

Algunos pueden interpretar un debate como una lucha de egos en busca de prevalecer. No siempre es así. El objetivo de un debate honesto es que gane la VERDAD como correspondencia con la realidad y también que gane cada uno de los que tienen algún valor que aportar para conseguirla. Si se cumple el objetivo, TODOS GANAN.

Dexter dijo...

Perogruyo postula una definición que no me gusta nada. No esta mal expuesta, ni es absurda; su único problema es que no es cierta.
Si damos a la palabra Racional, el valor de dotar de sentido lógico a la realidad, como un instrumento de validación de la misma; esta es solo útil en tanto y en cuanto sus premisas sigan dando verdaderos o falsos que tengan utilidad. Si una de las premisas pierde su valor vigente a consecuencia de que la realidad se ha modificado debido a un nuevo saber(por ejemplo la física cuántica, que vuelve falsa muchas verdades de la física newtoniana), la antigua racionalidad debe enviarse al sector de la casa donde se guardan los objetos viejos.
Una voluntad trabajando a base de una racionalidad basada en premisas incorrectas es una de las peores pesadillas de la existencia. Hay que salir a buscar la verdad mas allá de nosotros mismos, porque la verdad es una entidad inventada por el ser humano y como ser humano, estoy dotado para ella.Esta es una civilización basada en la verdad y lo mejor que tiene, es que no se acaba nunca. Las antenas de la verdad son los sentimientos. Ellos nos fuerzan a salir de nosotros mismos en busca de otro ser y bañarnos de la divina química de las relaciones que hace posible la felicidad en la vida. Sin felicidad, la capacidad creadora de verdad es muy pobre.
Este es un tiempo donde la dura matemática esta complementada con el arte. La belleza de esta época, es que nada es absoluto.
Perogruyo, espero no interpretes esto como una lucha de egos, sino como un simple intercambio de opiniones. Aprecio mucho tus posteos.

Anónimo dijo...

Lindo el debate que se armó acá, aunque me gustaría ver participar a más voces, aunque eso traería más palabras, lo cual no sería tan del agrado de Caín (no sé como podés ver este simple intercambio de ideas como una manifestación de egos).

Amigo Perogruyo: no está mal enseñarles a nadar a los pasajeros del Titanic, muchos sobrevivieron gracias a que sabían hacerlo, ¿qué sería entonces mejor, enseñarles a ponerse un salvavidas de plomo, así se hunden más rápido? Y la imagen de la cevita y de la bomba atómica... no es muy feliz, aunque entiendo y comparto lo que decís. De esas metáforas hay que cuidarse si no queremos ser pasto de los que enseguida te tildan de "neoliberal y genocida".

A mí me gusta el Pro con el que sueña Alejandro, lástima algunas realidades como las de la noticia de tu enlace. Me imagino a Macri enseñándoles a los niñitos "emprendedor+guita=caca!". De esas cosas deberían alejarse como del aceite hirviendo si es que realmente están decididos a cambiar algún esquema mental en este orden extendido de aceptación de un colectivismo irresponsable.

Finalmente me gustaría agregar esta frase de A. Benegas Lynch: “nada hay objetable en cambiar de opinión, la historia de la ciencia es la historia de cambios de opinión puesto que el conocimiento está asentado en la provisionalidad y abierto a posibles refutaciones, de allí la sabiduría del lema de la Royal Society de Londres: nullius in verba (no hay palabras finales).

He dicho y no permitiré que nadie me contradiga. Mi ego está en juego, che.

Gustavo.

cain dijo...

jajajaja: Ok. No quise decir que los intercambios de ideas sean manifestación de egos, siempre que aporten puntos de vista novedosos o impensados. Si me molestan (y eso es una apreciación meramente subjetiva)cuando dicen lo mismo una y otra vez, con diferentes palabras, como para dar la idea de que dicen algo diferente. Eso nada mas. Un gran abrazo y gracias por tener en cuenta mi humilde comentario.

perogruyo dijo...

Interesantísimo debate. Gracias Alejandro, Dexter y Gustavo.

La metáfora del Titanic fue para señalar lo dramático que me significa que haya padres condenando a sus hijos a vivir como esclavos al cerrarles posibilidades de crecimiento y que atribuyo a la instalación del relativismo epistemológico y ético en la cultura. Es más importante quién lo hace que lo que hace.

El conflicto es parte de la realidad y hay formas de erradicarlo o atenuarlo, siempre que optemos por el principio de no agresión. Para que exista un conflicto objetivo, además de desacuerdo(subjetivo) tiene que existir escasez(objetiva). Lamentablemente, el pensamiento de Fritz y de muchos otros pensadores, está absorbido por la dialéctica del amo y el esclavo o juego de suma cero, que ha dado tristísimos resultados para la convivencia humana.

Mi punto sobre "la verdad" es que el irracionalismo lleva al relativismo, esto es, a sostener que existe tu verdad y la mía, desconociendo el principio de correspondencia de la verdad: "lo mismo no puede ser verdadero y falso a la vez y en relación con lo mismo", física cuántica incluída o votación democrática incluída y ganada por mayoría. Bajo el relativismo ni éste ni ningún debate tendría sentido porque para el relativismo no existe LA VERDAD, sólo es cuestión de conseguirse el garrote más grande y usarlo. ¿Hacen falta ejemplos?

Fritz, en un subjetivismo indiscriminado como si fueran las emociones las que más informan sobre la realidad y no los sentidos, sostenía que: "no existen hechos sino interpretaciones".

Yo sostengo que, si queremos acercarnos a la VERDAD, debemos aceptar:
1. que existen los HECHOS, como las descripciones más objetivas y no valorativas de acontecimientos de la realidad,
2. que existen las INTERPRETACIONES o teorías abstractas (conceptuales) o explicaciones más objetivas de las causas de lo Metafísicamente Dado y de los motivos de lo Hecho por le Hombre que generaron dichos hechos, y
3. que existen, además, los VALORES y que éstos SI son subjetivos, tanto es así que, a los mismos hechos y con las mismas interpretaciones podemos darle valores distintos, según cada cuál. Ejemplo: lo que es problema para uno, para otro es una solución. Esto puede dar lugar al juego de suma positiva o comercio(en sentido amplio), esto es, al intercambio voluntario de valores complementarios entre individuos, en que ambas partes ganan. El hombre no necesitó a ningún académico para llegar a esta conclu-solución. Bastó que un cazador y un agricultor experimentados acordaran que era más conveniente para uno venderle algunas de sus pieles y para el otro venderle parte de su cosecha, en lugar se saquearse mutuamente.

La dialéctica del amo y el esclavo, cuando excluyente, sólo explica la ética atávica predatoria y colectivista del ser humano que quiere dominar a otros seres humanos. Los seres humanos vivimos más de 200000 años siendo cazadores/recolectores, esto es, principalmente depredadores: el mejor depredador regía a la tribu. Luego vivimos otros 15000 años dentro del sistema feudal también esencialmente depredador de los poderosos hacia los débiles o de otros poderosos y sus siervos, con 2 (dos) interregnos rupturales interesantes: durante la civilización greco-romana y hasta el cruce del Rubicón e instalación del Imperio Romano y luego a partir del Renacimiento hasta nuestros días. Éste último dió lugar, a mi entender, al avance más importante de la civilización, tanto en calidad como en cantidad. Y lo más importante: dió oportunidad al surgimiento incipiente del individuo como persona libre, tanto de lo sobrenatural como de lo natural, incluídos otros hombres y a través del conocimiento.

La cuestión es si el ser humano individual, neurótico, se banca ser libre. Su opción es ser libre y rico o esclavo y pobre (en sentido amplio, material y/o espiritual).

Aclaración: los psicópatas, desde el mentiroso compulsivo al asesino serial, que constituyen el 3% de la sociedad son naturalmente libres al no tener compasión, ni empatía, ni escrúpulos.

Anónimo dijo...

Al comenzar a leer el último comentario de perogruyo empecé a darle la razón al amigo Caín… otra vez sop… pero no, justo ahí se puso interesante (para mí) al tratar el tema del relativismo.

Porque si hay un relativismo que siempre me pareció nefasto es el cultural de Levi-Strauss: lo mismo una “cultura” tribal que la cultura francesa… paren la mano! Eso nos ciega de ver la realidad de los diversos grados en los desarrollos humanos, en un intento (quizás piadoso, quizás culposo) de no jerarquizar, al costo de negar psicopáticamente lo real, lo mensurable en los niveles de vida según la maduración alcanzada por las distintas sociedades en sus paradigmas éticos, espirituales, técnicos, científicos, artísticos, jurídicos, económicos. Y de negar las tremendas tensiones que esos anacronismos evolutivos producen, ya que la historia lamentablemente no ha sido lineal como la relató perogruyo: ésa es la Historia a grandes rasgos, y está muy bien, pero aún convivimos con cazadores-recolectores. Entre nosotros, los aborígenes tupí-guaraníes lo son todavía, buscando idílicamente el Yvy marane’y, es decir “La Tierra sin Mal”, el lugar donde la tierra les daría mágicamente, sin trabajar, todo lo necesario, todos los alimentos, todos los placeres, y en donde se rompe todo orden social y de parentesco, aún el incesto. Me lo dijo uno en persona: “Cultivar es herir la tierra”. Me lo dijo en castellano y vistiendo como yo, por lo que sospeché que no era un primitivo sino un atorrante de los que quieren vivir del Estado, esa “Tierra sin Mal” que el populismo nos legó.

Hay tanta desgracia nacida de los relativismos… ni para el arte sirve. Como si Mozart y los Wuachiturros fueran lo mismo, una mera cuestión de gustos… (eso intentó explicármelo una “progre” con tono de maestra jardinera: -No son mejores ni peooores… son distintos…-)

Aclaro que estoy hablando de niveles evolutivos, no de buenos o malos. Para eso siempre recuerdo el impecable artículo “Dinámica del malo” de Alejandro.

Un saludo a todos los que comentaron acá, incluidos el indio tupí y la progre con tono de maestra jardinera. De todos se aprende algo, de algún modo.

Gustavo.

cain dijo...

Perdón por la irrupción... Leí la palabra VERDAD y se me fué todo al carajo. VERDAD. Que VERDAD?
La tuya, la mia, la de el? Mi humilde consejo: Nunca busquemos la verdad. Esta no existe. Cada uno tiene una fracción de verdad, porque es como uno ve el mundo, la naturaleza, la realidad.
Sin palabras barrocas, sin frases extraordinarias. La verdad está ahi, afuera. (Gracias Mulder)
Aferrarnos a una verdad es un acto de violencia. Ahí las cruzadas, las guerras, los genocidios, Dios.
Mi verdad, la verdad de los guaranies, la verdad del sociologo, del psicologo, del filósofo. La realidad. La forma en que percibo el mundo. El sentido de mi vida. Lo que hago con mi realidad.
El caos. Es lo que nos rige.
Adios.

Related Posts with Thumbnails