sábado, agosto 20, 2005

Parejas conflictivas

Sensacional sencillez me dijo mi analista el otro día: "¿Parejas conflictivas? Me parece que de lo que se trata es de gente que no sabe vivir bien".

¿Por qué me gusta tanto la intervención? Porque pone a las cosas en su lugar (el conflicto deriva de la incapacidad de vivir bien, feliz, dándose gusto con las cosas) y porque corta de plano el intento de tomar la tendencia al conflicto como si fuera una capacidad para la "verdad" de las relaciones humanas.

Además, en el trasfondo de la frase está la idea de que eso puede lograrse, de que una pareja es una oportunidad para la felicidad (si uno se cura, claro) y no un destino de desencuentro.

6 comentarios:

Raquel Barbieri dijo...

Hola Alejandro,

Antes de empezar con este tema,,, es una joya tu libro "Bienvenidos a mí". Me hizo muy bien leerlo.

Yendo al tema de las parejas conflictivas, creo que muchas personas se unen a otras que no tienen nada en común con ellas, a veces simplemente por no tomarse el "trabajo" de conocer a alguien más, ya sea por esquemas heredados, por comodidad o por desesperación ante la soledad.
Eso siempre resulta mal porque cuando se pelea, cuando no se comparten los objetivos grandes de la vida,cuando no se respeta los gustos y necesidades del otro,,,,, creo que ahí no hay muchas posibilidades para la felicidad.

Si una pareja se convierte en conflictiva, esa es la señal para terminar ahí mismo y no hacerse más daño porque si no, da para pensar que ambas personas se quieren castigar, autoflagelar y no disfrutar de la vida que es UNA solamente (pues no tenemos otra guardada de repuesto en el ropero).

La pareja que se conoce bien y de a poco antes de hacer nada trascendente juntos, no apremiada por la urgencia ni por la desconfianza, ésa va a ir hacia la felicidad.
Para mí, la felicidad son los momentitos que te nutren para poder transitar el resto de los otros momentos.
Dejo acá porque empieza Hora Clave:)
Saludos,
Raquel

Carla-G dijo...

Las parejas conflictivas están compuestas por personas conflictuadas, una persona que no es feliz no va a poder hacer feliz a nadie ni aunque ese sea su mayor propósito. Es fácil tirarle la bronca y frustración al otro en lugar de hacerse cargo cada uno de sus propios mambos.

Creo que hay pocas personas que realmente se hacen cargo de su vida y de sus deseos y se rompen el traste por conseguirlos, es más fácil vivir dormidos. Pero cuando vas anestesiado y elegís no elegir, la vida elige por vos y eso siempre es mucho peor.

Ahora: encontrar al amor de tu vida... es encontrar el paraíso en la tierra!!! Y afortunadamente lo digo por propia experiencia...
Besos.

PD: y ya que Raquel menciona uno de tus libros, yo te felicito por tu libro "Ideas Falsas", que leí y me encantó.

Îgnax dijo...

   Esto me gustó mucho, eh. Eso.

mlcarnelli dijo...

Hola! primero que nada Alejandro, felicitaciones por esta buena idea del blog, de facilitar el intercambio de ideas. Hace bien leer... y si queremos participar, pensar... que es lo que más cuesta :S

Nunca entendí esas parejas que estan juntas pareciera que para torturarse mutuamente...como si estar juntos fuera una obligación... como si no fuera mejor estar solo que mal acompañado.

La convivencia es dificil para que se le sume convivir con alguien que no nos potencie y enriquezca.

besos, Lu

Raquel Barbieri dijo...

Coincido con Lu en que es difícil comprender a las parejas que están juntas y se hacen mal,,,, porque justamente, la idea de "pareja" es gozar mutuamente y no sólo del sexo, sino de la sola presencia del otro: Disfrutar de su existencia. Por eso, uno no puede ser pareja de cualquier persona que se le cruce en el camino.

Me fascina este tema (en realidad, me fascinan unos cuantos) porque amar y ser amado al mismo tiempo es algo maravilloso, como dijo Carla. Alguna vez, me tocó a mí también.

Y no es imposible, es súper-posible el amor,,,, no tiene por qué ser un destino de desencuentros como en las óperas de Wagner. Siento que él estaba más enamorado de Mathilde Wessendonk porque era la mujer de von Bülow que por otra cosa.

Tal vez, si ella hubiera sido libre y él también, todo habría sido distinto,,,, pero hacía falta el germen para la creación de "Tristan und Isolde".
Ya me fui por las ramas, perdón.

Besos,
Raquel

Raquel Barbieri dijo...

Ayyyy, mil disculpas. En el fragor del comentario me equivoqué de marido y le adjudiqué a Mathilde el de Cósima,,, jajajjaaa,,, es que se me mezclaron los dos amigos de Wagner.

Aclarado mi error, me retiro.

Raquel

Related Posts with Thumbnails