miércoles, junio 27, 2007

Basta de pueblo

Hace días que vengo esperando que se publique este artículo que mandé a La Nación. Hoy salió y estoy muy contento, porque me gusta mucho, lo considero un logro personal. Se llama:

Basta de pueblo ¿Y si el concepto de pueblo fuera, en sí mismo y desde un principio, una idea alienante, poseedora de un sentido al que correspondería llamar "fascista", es decir, provocador de sumisiones de todo tipo, despersonalizador, generador de jugadas de bajo valor político -incapaces de reconocer complejidades o diferencias- y promotor de sociedades extraviadas en una falsa idea de justicia? ¿No serán los defensores del pueblo, en definitiva, los que hunden al país, apoyándose en una idea que se supone buena, pero que en realidad empobrece a los individuos tanto como al conjunto nacional?

Link: La Nación, artículo completo

38 comentarios:

anticrist dijo...

Acabo de leer el artículo en La Nación y debo decirte que me siento identificada con tus palabras, falsos mitos instalados a sangre se desarman con el análisis. Somos una sociedad sedienta de ideologías que por supuesto ni aplicamos ni nos interesan demasiado. Creo que lo único que anima a los repetidores de consignas es la vanagloria...

Anónimo dijo...

Es buena la carta, pero en mi opinión no es cuestión de fascismo ni de cualquier otra tendencia sino de corrupción.
Parecería que los movimientos llamados "populares" son los más inclinados a corromperse con el poder y a mantener al pueblo sumergido en una pobreza y desinformación abyectas, llevandolo cada vez más cerca de la desnutrición física e intelectual.
Misteriosamente, ese mismo pueblo mantiene incólume su confianza en esos gobiernos que se suceden sin solución de continuidad, sin mejora aparente de las condiciones que le permitirían elevarse por sobre esas letales desnutriciones. Saludos,
Argie

Andres dijo...

Coincido plenamente. Creo que el concepto de pueblo es paralizante. Como individuos nos sentimos que no podemos hacer nada por "el pueblo" ya que el mismo es un animal enorme, inabarcable.

Creo que es mucho mas fructifero algo que me gusta llamar hiperlocalismo: empezar por hacer cosas que nos permitan progresar a nosotros, a nuestra familia y amigos y a nuestra comunidad cercana (nuestro barrio, nuestra escuela, nuestro lugar de trabajo, etc). Luego, cuando nos toca, votar por la alternativa que nos parece que llevara al pais/provincia/ciudad a mejor destino.

Si lograramos eso, estariamos mucho mejor. Nos sentiriamos mas capaces, mas en dominio de nuestro destino.

Santiago dijo...

Me llena de entusiasmo y ganas de crecimiento, leer un artículos como éste, se lo voy enviar a varios amigos.

Me parece que los movimientos populares que van a las marchas, y se terminan metiendo en líos, de alguna forma se los buscan. Yo lo siento, pero valoro más al tipo que labura todos los día por su progreso y desarrollo personal, que a ese grupete que enarbola banderas y toca bombos molestando la tranquilidad de la ciudad.

Marcelo dijo...

interesantes cuestiones las que planteás, Alejandro.
y comparto el background desde el cual formulás esas preguntas.
no obstante, permitime que señale que las respuestas están más que plasmadas en varios capítulos del viejo, pero excelente, "Asedio a la modernidad", de J.J. Sebreli.
saludos

MARCIA dijo...

Alejandro me encantó como planteaste las inquietudes. No obstante eso, para mi es mucho mas sencillo. El peronismo se ha encargado de instalar una "Choricracia" -viene al caso advertir que urge una reforma electoral- como forma de gobierno, usa y abusa de quienes no pueden defenderse y que por cierto son altamente manipulables -con un simple choripán o el plan como ya sabemos,claro está- los mantiene en ese estado, francamente triste, y los vuelve a usar cuando necesita que entren al cuarto oscuro con un papelito en el bolsillo listo para cometer el acto democrático por excelencia, el voto...acto seguido, el discurso político es para ellos, para el tan querido y siempre moldeable y manipulable: PUEBLO ARGENTINO. Ellos son las bases, ellos son el capital político mas importante y, lamentablemente ellos son la mayoría...Y para que no nos sigan conduciendo al caos o la barbarie tenemos que actuar rápido,debemos ayudar y ayudarnos: Eduquemos a nuestros ciudadanos para que todos podamos exigir a estos gobiernos autoritarios la plena vigencia y respeto de la Democracia y la Républica en la Nación Argentina.

Pablo dijo...

Aunque no estoy de acuerdo con los comentarios moderados, mando uno. Sin duda, la "idea" de pueblo tiene, como es sabido, un origen romántico, es decir, irracionalista. De ese irracionalismo occidental que algunos (Lukacs) juzgan germen de los fascismos del siglo XX (refuitados por otros, como Adorno-Horckheimer). Ahora bien, me parece que no se adelanta nada remplazándola por otras ideas generales, como por ejemplo "nuestro país". Es lo mismo: ambas obliteran la realidad de las clases, que son irreductibles (y, mal que les pese a muchos) siguen siendo la principal "diferencia" -negada.

Javier dijo...

Comparemos "pueblo" con "people" como se dice en inglés. Es indudable que la palabra "pueblo" en el sentido que se usa en el artículo está teñida de connotación demagógica: se adula lo que se está nombrando. Por eso, "el pueblo nunca se equivoca", en cambio "la gente es una mierda".
"People" en cambio, de alguna manera ha sobrevivido como "pueblo", como "ciudadanía" y como "gente". "We, the people..", dice la Constitución de Estados Unidos y desde el vamos ese "people" transmite una idea de poder, de autodeterminación, de libertad y responsabilidad, que "pueblo", si lo tuvo alguna vez, lo perdió.

Sine Metu dijo...

Tan difícil es entenderlo?

A anónimo 11:11 le diría que no es un problema de corrupción sino de los alcances del gobierno. Las personas que ocupan posiciones en el gobierno van más allá de las atribuciones constitucionales, y los votantes (que nos creemos lo de "pueblo") no hacemos nada para evitarlo.

Anónimo dijo...

Lamentablemente otra vez asistimos a frases instaladas de la vieja politica,cuando dicen que Facista y no respeten en sus desiciones a quienes votaron y se tomaron el trabajo de ir a votar,gracias a Dios que el comico quedo afuera de nuestra querida y tan apreciada democracia que con sangre y dolor estamos construyendo,hemos visto pasar todos estos años comicos,farandula,fracasados profesionales,corruptos, que buscaron trabajo en la industria de la politica, llego la hora de la casa de gran hermano,por mas que manejen los medios ,y el aprato, el pueblo al final elije, hasta luego.

Anónimo dijo...

No coincido por que hablar de fascismo es hablar de un fenomeno netamente italiano, en un marco de tiempo politico que se funde con el pasado, si quieren hablar de totalitarismo,no lo llamen fascismo pueden llamarlo comunismo tambien, al fin y al cabo ambas ideas tienen polos que se tocan, basta recordar a los SA nazis haciendo guelgas en conjunto con los Spartakos alemanes.

Marzha Navarro dijo...

Hola queria comentar que el Periodista Paraguayo, Doctor Benjamin Fernandez Bogado, leyo su articulo "BASTA DE PUEBLO" en su programa de Radio Libre 1200 AM, hoy para todos sus oyentes. Particularmente me parecio muy interesante su idea. ¡FELICITACIONES! Le sugiero seguir trabajando con la idea, saludos, desde Asuncion Marzha Navarro

Elio dijo...

Alejandro, lei tu artículo... con el cual coincido en términos generales. En lo que no estoy de acuerdo es la la utilización de la palabra "fascismo" que haces... creo que estamos muy lejos de saber (por suerte!!!) lo que realmente implica dicho término junto con otras variantes similares como el "nazismo" y el "comunismo".

Me parece que todos los puntos que haces y venis haciendo hace tiempo encajan más bien en lo que se denomina Populismo, Demagogia, Autoritarismo y demás.. y contra lo cual debemos luchar, denunciar y sobre todo VOTAR....pero llamarlo fascismo, es medio mucho... el fascismo y sus parientes cercanos: nazismo y comunismo fueron mucho mas grosos en el sentido fatal de la palabra que lo que nos toco y nos toca vivir....en fin es un término, que me parece sobre el cual no tenemos mucha dimensión de su significado e implicancia.

Da pena ver como se lo usa en Argentina para descalificar cualquier cosa...y lamentablemente lo hacen casi todos: Carrio, el Gobierno, los progres bienpensantes...todos.

verito dijo...

Pienso que tenes mucha razon en tus conceptos, tambien pienso que la politica y el poder son elementos tiranos "per se" es casi imposible gobernar desde cualquiera sea la tendencia, si en algun momento, considerar el poder como propio, es parte de la escencia humana, hubieron y hay muy pocos politicos que han podidio separar estos conceptos y actuar con mucha "justicia", pero si vemos a lo largo de la historia, quienes han actuado asi, los han volado del poder rapidamente. Nadie, con "puereza" peramanece en el poder por mucho tiempo, los diferentes sectores van pasando factura y los compromisos terminan por corromper toda buena intension. Son tantos los interses que rodean el poder que es en la practica imposible mantener la corrupcion lejos. Es puro pragmatismo, y hasta que no lo aceptemos com tal, seguiremos cayendo en la trampas comunicacionales. Lo que pasa es que hay que leer debajo del agua y para eso, como siempre, se necesita un "pueblo" cultivado, valga la redundancia.
Saludos desde USA
Veronica

Anónimo dijo...

Es tal cual. Alejandro te felicito por tu lucidez. lamentablemente la gente no se da cuenta de ese engaño que los hunde más y más. Las clases medias intelectualoides defienden viejas ideologías que los perjudica.
"La burguesía teje la soga con la que será ahorcada"
Decía no se quien, pero es así.

Andres de Aire dijo...

Alejandro te recomiendo un libro muy interesante que salio publicado en La Nacion hace unos cuantos años. "Libelo contra Natura", es un ensayo de un abogado que gano un concurso que publicaba el diario. Compara la sociedad con el comportamiento de las manadas, y habla del numero suficiente para que las cosas sean como son.
Alegria!
Andres de Aire.
pollitzerandres-ap@yahoo.com.ar

5 mentario dijo...

A Margaret Thatcher le encantaría tu nota...
ella dijo algo parecido alguna vez: there is not such thing as society
(algo asi como: eso que llaman sociedad, no existe)
Para algunos ella fue una gran primer ministra... pertenecía al partido... al partido... ah! sí... al Partido Conservador!

The Vivos dijo...

Ale, querido, el pueblo esta contigo!
Ale presidente

cristinita dijo...

Creo que la historia nos ha mostrado "pueblos" de todos los colores políticos y de ideologías diversas. No puede emparentarse una palabra tan valiosa con una ideología determinada.
Trabajo desde los doce años y me siento absolutamente una persona del pueblo. Y estoy orgullosa de serlo.
Alejandro, tu interpretación de la palabra me suena un poco forzada, justo hoy cuando La Nación trae tantos comentarios contrarios a los lamentables dichos de Filmus que revelan su soberbia intelectual. Espero que no quedes pegado a ella.

Bece-El-Ra dijo...

alguien dijo: "el´populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica" Debe haber (para los defensores del populismo): miseria e ignorancia, vaya si no las hay; en el pais de los ciegos, el tuerto es rey...(cierra "redondito" todo.
Me gusta tu estilo,lástima que no te puedo seguir viendo con Grondona. Igual sigo tus comentarios por donde los encuentro
Saludos respetuosos.
Carlos Becerra

Mirta dijo...

Estoy lejos de poder hacer una crítica semántica o filosófica del artículo de La Nación, ni siquiera política, pero tal vez debieran aplicarse los dos veces centenarios conceptos de libertad, igualdad y fraternidad, y mirar a nuestros vecinos y conciudadanos desde un mismo plano, no desde afuera ni desde arriba. Creo que si más personas pudieran involucrarse en el altruismo y la generosidad, no importaría como llamamos al conjunto, ni importaría el conjunto: seríamos "nosotros". No son ideas religiosas ni políticas, simplemente de cordialidad en el trato y de amor en el corazón. Y si nosotros, todos, somos así, nuestros gobernantes también lo serán: podría llegar a terminarse la corrupción, que es nada más que un egoísmo exacerbado.

juan dijo...

Estoy de acuerdo con tu planteo, pero no dejo de pensar en la necesidad de educación pública, salud pública e igualdad de posibilidades para desarrollarnos como individuos, eso hasta ahora eran beneficios para el pueblo. El tema es qué elige el pueblo para que rija sus destinos, cabe que comencemos a repensar el funcionamiento de la democracia, a ojos vista fallando en muchos países donde la "mayoría" opta por el tren fantasma. Ni hablar de Argentina.

Veronica dijo...

La palabra “pueblo” tiene una connotación peyorativa, y mucho mas cuando la pronuncian nuestros políticos. Parecen estar riéndose de nosotros. Deberíamos sentirnos mas “ciudadanos”, individuos únicos bajo una misma bandera, un mismo ideal, con diferentes caminos para lograrlo, donde se requiere el esfuerzo de cada uno para llegar al resultado, que pueblo, una masa de idiotas útiles que ni siquiera entre ellos se respetan. Abajo el pueblo. Vivan los ciudadanos!!!
Veronica GKAT

gaston3 dijo...

Lei tu articulo muy bueno ,somos enfermos de ideologias ,sera porque somos incapaces de trabajar, y la clase dirigente surge del inepto ,charlatan,vago de cafe,mientras el resto trabaja, estudia ,se capacita .
Somos la manada docil que en cada votacion elige mansamente a los nuevos ganadores del premio mayor de la loteria ,200 vagos atorrantes que viviran con poder y privilegio ECONOMICO de por vida.
Solo no usemos DERECHA O IZQUIERDA ;La derecha se asocia inconsciente con el nazismo criminal y ya castigado ,la izquierda deberia serlo con el comunismo estalinista... AUN SIN CASTIGO...EX UNION SOVIETICA o el criminal horrendo fidel castro ¿fue rechazado?COMO VERAz LOS ATROCES CRIMENES DEL COMuNISMO Y DEL ACTUAL... "TODOS DE LESA HUMANIDAD E IMPRESCRIPTIBLES" ¡¡¡SIGUEN SIN CASTIGO!!! ...perdon estos son crimenes, pero sin castigo.. ni horrorizarnos ,digamos que valen son nada ,total ..PERO ESO SI... LA DERECHA ES CRIMINAL, EL UNIFORMADO GENOCIDA ...SALVO DEL EJERCITO DE FIDEL CASTRO en este caso es un valiente soñador uniformado
QUE ATROZ ESCALA DE VALORES EN UN PAIS EN QUE EL PERONISMO MONTONERO ASESINO ,INYECTA "CONFUSION" EN TODO ,ESE ES EL VERDADERO DEMONIO DE ESTE GOBIERNO DE ASESINOS MONTONEROS...¿podrian construir pensando como el Pepe Mujica uruguayo ,o la actual mandataria chilena?¿tendrian el poder si se soltaran del fusil ?
Por desgracia saldra otra enorme manada de seres que se iniciaron en la toma violenta del poder y gracias a la democracia llegan a gobernar ,semipobres ...pero ahora multimillonarios ,enriquecidos haciendo de su dolor la fortuna dolarizada ...ARGENTINA 2007 votada docilmente por la manada ,mira al estudiante nocturno sel secundario ,promedio 4 ,Filmus decirnos brutos no pensantes al 62%que no lo voto ¿NO ES ESTO LA SOBERBIA MONTONERA?

Anónimo dijo...

Coincido. Uno de los que se jacta de la palabra pueblo, tu colega Feinmann,declaro ante el triunfo de Macri a la clase media de Fascista. L a clase media no es pueblo? o feimann es fascista?


Luis

Mariana dijo...

"LLEVAR LAS IDEAS SOCIALISTAS Y LA CONCIENCIA POLÍTICA A LAS MASAS DEL PROLETARIADO, Y ORGANIZAR UN PARTIDO REVOLUCIONARIO LIGADO INDISOLUBLEMENTE CON EL MOVIMIENTO OBRERO ESPONTÁNEO"

Palabras de Lenin, creo que lo dicen todo ¿no? Me exasperó desde un comienzo el título del artículo "Basta de pueblo" ¿qué es eso?¿Han logrado cambiar tanto la sociedad que ni en nosotros mismos confiamos ni creemos? ¡Estas fuerzas han logrado su cometido y nadie se da cuenta! Era esto lo que querían, que la gente no piense más y que crea que hacer revueltas, huelgas y quejas es "facista" ¡Por dios! Es como ua gran ironía del destino, que nosotros mismos nos llamemos al pueblo facista..que locura inhumana!!!
Creo en un pueblo instruido, con cultura, y como decía Lenin "concienca política".Cuando el pueblo sea así, que tiemblen los mandatarios. Pero se han encargado tanto de que la gente no piense, que ahora en lugar de conciencia política, tenemos estos mensajes.
Muchas gracias
Mariana

Anónimo dijo...

A mí lo que me parece "fascista" (perdón por el arcaismo) desde su propio título es el artículo (el "basta" suena a supresión). Hay conceptos que habría que manejar con más cuidado porque hasta los disparates pueden constituirse en el huevo de la serpiente.

mario bq dijo...

Me parece de muy mala fe el utilizar un concepto tan discutible para criticar las formas políticas que no son de su agrado.
¿Acaso eso que usted llama pueblo no fue útil a muchos otros intereses más de los que usted menciona? Para bien o para mal (todo de acuerdo a la óptica que se usa)
Creo que los matices del imaginario y la acción del conjunto de la sociedad es algo pide un análisis más profundo que su nota, claramente orientada a dar su opinión sobre el uso que le dio un grupo político.

Victor dijo...

Esta muy bueno el artículo. (Me parece que venias haciendo algunos adelantos... O tengo un Déjà Vu) El concepto de pueblo me parece autoritario y homogeneizador. Casi siempre los regímenes autocráticos tiene un alto apoyo popular por un lado y por el otro desprecio por las libertades individuales y las minorías. No? Saludos

Diego dijo...

Interesantísimo el artículo.
Ahora, creo no fuimos nosotros, los hispanohablantes, las únicas víctimas de tal concepto; los alemanes y rusos, gracias a "volk" y "narod", la pasaron mucho peor...

BARRICADE BLOGGER dijo...

Alejandro, leí tu “logro personal” en La Nación. Me gustó mucho.
Personalmente soy por completo renuente a las conceptualizaciones gregarias: el “pueblo” como masa que se justifica por su número, la “identidad nacional” como narrativa histórica única, la “ciudadanía” como populismo jurídico para gente educada (algo que está siendo muy propagandeado ahora), etc.
Sé que no se puede negar a millones de personas, que sentirse perteneciente a un país es algo real—y, en mi caso, una buena sensación—y que la condición de ciudadano es socialmente digna, pero el hecho de que muchas personas sean de determinada manera no me define, la historia nacional no me define si no coincide con mis aspiraciones y lo que el derecho diga de mí no me define. Ni hablar de sentidos de pertenencia basados en banderas políticas…
Esas cosas son para mí como tótems tribales.
Lo digo sin prepotencia.

Anónimo dijo...

QUE BUENAS TUS PALABRAS MARIANA, TUVISTE MUY CLARA Y CREO QUE DISTE, CON MUCHA ALTURA, EN EL PUNTO EXACTO DE ESTE DEBATE...

DANIEL

fredolinda dijo...

me preocupa que el pensamiento populista, pueblerista, pobrecista, victimarista ... en fin "progresista", siga instalado (como una protesis, fija, como un robot) en las mentes de muchos periodistas, profesores, artistas, o sea la casta de intelectuales resentidos y/o loros repetidores ... si alguien solucionara este problema, los males acabarian!!!!!!!!!!!

Elba dijo...

El termino pueblo me parece degradante,en cuanto masifica a individuos muy diversos,con distintas ideas,tandencias y culturas.Los que dicen ocuparse del bienestar del pueblo,generalmente solo se ocupan de su propio bienestar,ya que dejan de lado lo principal que se puede hacer por alguien,darle la educacion,para que el mismo como individuo logre su lugar, el que el prefiere,no el que le asignene quienes solo buscan manejarlo a traves de dadivas y en su propio beneficio
Elba

Daniel dijo...

- Pueblo (sustantivo):
Lugar donde viven personas aislado por zonas intermedias donde no hay habitantes.

Que los nazis son de derecha y que el socialismo no tiene que ver con las masacres en rusia, latinoamerica y medio oriente?. Quien puede pensar algo tan ridiculo?

Es cierto que el pueblo nunca se equivoca. El pueblo nunca se equivoca porque no piensa. Es solo un lugar con casas donde viven personas.
Quienes se equivocan son las personas que dicen que el pueblo es todo lo correocto y el individuo todo lo incorrecto. Es exactamente lo contrario. Si tan solo pudieran nombrar una sola comodidad de sus vidas actuales creadas por "el pueblo" y no por individuos (en su mayoria egoistas)viviendo en sociedades con tendencia individualista. Pero creo que no pueden y eso me llena de felicidad y a vuestros pequenos "pueblerinos" los llena de odio.

Pablo dijo...

elba: disiento con vos en algo, y es que creo que si alguien no piensa por propia cuenta, la educación no le va a ayudar salvo para adoctrinarlo todavía más. La autonomía intelectual del individuo como fuente de voluntad y generador de ideas, no depende de la educación pública (no hay mejor prueba de esto que la Alemania de Hitler o la Corea de Kim Jong Il) o privada, ni de la inteligencia innata, sino de una actitud a la vez crítica, realista y racional.

La conservadora y liberal clásica Maggie Thatcher no se equivocó -al menos no tanto como los laboristas del invierno del descontento- cuando dijo que la "sociedad" no existe, si por sociedad entendemos lo mismo que ella: Pueblo. Pueblo, como se pretende entender con esta palabra, o sea: una comunidad de intereses e ideas, pues no, sencillamente el pueblo no existe, ni las clases, ni las razas, ni nada parecido. Los intereses son múltiples, cambiantes y dependientes de las ideas, y las ideas, a su vez, pueden subordinarse inconscientemente en función de la idea que se tenga de cuáles son los propios intereses, o no, pero en tal caso la idea que se tenga de los propios intereses será determinante, y esta idea no es algo fijo ni socioeconómicamente determinado en forma objetiva. De hecho es tan cambiante como las mismas formas sociales y económicas y las relaciones que los individuos tienen en ellas. En este sentido es que, si las clases ontológicamente son casi imposibles de definir (tienen sentido sólo como tipos ideales en función de tal o cual metodología de análisis), ni digamos un concepto como el de "pueblo", que en general el populismo ha combinado con un marxismo ad hoc para definir sólo a las clases inferiores de una sociedad (en el tercer mundo la categorización es sociológica y alude al campesinado y a la clase obrera industrial, y en el primer mundo es económica y alude a los pobres, ya que las "clases populares" obrera y campesina ya han salido de la pobreza)
El problema del concepto de pueblo no es, entonces, que de mayor poder a una minoría sobre la mayoría (de hecho lo hace, pero ese no es el problema). No vemos el problema porque ya la creencia de que la mayoría de los individuos sólo son víctimas de otros grupos de individuos, como si existieran grupos con intereses comunes dentro de los mismos y opuestos entre grupos (los de la minoría y los de la mayoría) es una idea en sí misma colectivista e implícitamente populista. O sea: ya es populista la idea de que las elites (de cualquier tipo) tienen intereses fijos y contrapuestos a los del resto de las personas. En realidad, la mayoría de las veces, y gracias precisamente a ideas y políticas que pretenden colectivizarlas, terminan siendo los individuos movilizados en forma "popular" (o sea: que no se mueven por propia cuenta sino por una idea irreal de "pueblo") los que adoptan actitudes por las cuales se contraponen como un todo a sus partes e incluso a quienes no forman parte de los mismos, volviéndose enemigos de la sociedad civil en nombre de una sociedad política que no existe salvo en el gobierno. Son estos lo que reducen, para todos los demás, lo más cercano que podemos llamar intereses, esto es, el margen subjetivo de libre elección de los propios fines y el uso racional de los medios para realizarlos. En pocas palabras, el populismo transforma al vecino en enemigo, al amigo en un ser distante, y no es tanto que los políticos lo fomenten para beneficiarse a corto plazo, sino que, más bien, son estos los que deben se adaptan a un público en el que ha crecido el populismo, y por tanto su mercado de votos depende del mismo, lo que lleva por lo general a un círculo vicioso por cuanto el populismo es perjudicial a los fines personales de aquellos que se creen beneficiarios del mismo, y esto incluye, por raro que parezca, a los políticos a largo plazo -si se quiere, como clase- por cuanto sus posibilidades de sobrevivencia se reducen en número en tanto la politización de la sociedad aumenta el poder del Estado y reduce el abanico de decisiones políticas libres de ser acusadas por el voluntarismo oficial como parte del típico chivo expiatorio clasista: las oligarquías. Otro aspecto del populismo que es interesante comentar es este concepto. Las clases superiores de cualquier tipo (en general se reduce a la burguesía y al empresariado), a las que se acusa curiosamente de oligarquías resulta que no pueden tener poder político (porque lo tiene el gobierno populista) y tampoco poder social (porque viven en sociedades que supuestamente contienen a una mayoría ferviente defensora del populismo). Para terminar, el populismo es típicamente fascista -no importa si, dependiendo de las circunstancias, necesita fomentar o no la lucha de clases para estatizar y planificar la sociedad y la economía-, sin embargo el populismo moderno acusa de fascistas a sus enemigos, cuando en realidad el fascismo no es tanto autoritario como totalitario, esto es: no reprime ciertas conductas (popularizadas o sediciosas), ya que no necesita hacerlo porque las conduce, sin contar que económicamente es un sistema keynesiano y de centroizquierda.

Bletto dijo...

¿Qué es el pueblo? ¿Es un conjunto de individuos unidos por una/s característica/s en común?
Pareciera que la idea de pueblo se aplica fundamentalmente a un conjunto de individuos llenos de necesidades insatisfechas, con escasa educación y escasos recursos de todo tipo.
Nada mejor para un inescrupuloso con pretensiones políticas y de poder. Bastan promesas.
A simple vista, el enunciado "Basta de pueblo" suena realmente mal, tres palabras que bastarían para ganarse el calificativo de facho (una acusación que nos surge tan fácilmente...)
"Basta de pueblo" es basta de utilizar en beneficio propio las necesidades ajenas, basta de alimentar la idea de sumirse en la necesidad y desesperanza de todos, de inculcar que individualmente nada se puede hacer, de hacer creer que los demás lo van a hacer por nosotros, de predicar que nuestra felicidad depende de la felicidad de todos y no que la felicidad de todos empieza por la de cada uno.
Basta de nuestro pueblo, digo yo, de la idea de pueblo que nos construyeron.
¿Hay un pueblo Holandés, por ejemplo?
¿Puede ser un pueblo un conjunto de individuos educados, prósperos, productivos, felices?
Seguramente sí, y seguramente será un pueblo difícil de ser gobernado por incapaces, corruptos, oportunistas...
¿Volvemos siempre a lo mismo?

Paul dijo...

Basta

Related Posts with Thumbnails