miércoles, junio 27, 2007

Ideología por Revel

De: Pedro jose Constenla [mailto:lagacetadelretiro@yahoo.com.ar]

Enviado el: Martes, 26 de Junio de 2007 08:52 p.m.
Para: alejandro@100volando.net
Asunto: Ideología
Estimado Alejandro: Te envío, por si no la conocés, una extraordinaria definición de ideología. Pertenece a Jean Francois Revel y se encuentra en el capítulo 9 de su notable obra El conocimiento inútil. Dice así:
"¿Qué es una ideología? Es una triple dispensa: dispensa intelectual, dispensa práctica y dispensa moral. La primera consiste en retener sólo los hechos favorables a la tesis que se sostiene, incluso en inventarlos totalmente, y en negar los otros, omitirlos, olvidarlos, impedir que sean conocidos. La dispensa práctica suprime el criterio de la eficacia, quita todo valor de refutación a los fracasos. Una de las funciones de la ideología es, además, fabricar explicaciones que los excusan. A veces la explicación se reduce a una pura afirmación, a un acto de fe.(...) La dispensa moral abole toda noción de bien y de mal para los actores ideológicos; o más bien, el servicio de la ideología es el que ocupa el lugar de la moral. Lo que es crimen o vicio para el hombre común no lo es para ellos. La absolución ideológica del asesinato y del genocidio ha sido ampliamente tratada por los historiadores. Se menciona menos a menudo que santifica también la malversación, el nepotismo, la corrupción. Los socialistan tienen una idea tan alta de su propia moralidad que casi se creería, al oírlos, que vuelven honrada a la corrupción cuando se entregan a ella.(...)
Como exime a la vez de la verdad, de la honradez y de la eficacia, se concibe que ofreciendo tan grandes comodidades, la ideología, aunque fuera con otros nombres, haya gozado del favor de los hombres desde el origen del tiempo."
Un fuerte abrazo. Pedro

Gracias, Pedro

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La paradoja en este caso es que el apartamiento de (lo que experiemntamos como) la ideología es la forma precisa en que nos volvemos sus esclavos. ¿Negar la ideología no es acaso la posición ideológica por antonomasia? Esto es, no hay ideología que no se afirme a si misma por medio de su demarcación de lo que es "mera ideología". El individuo sometido a la ideología nunca podrá decir por si mismo: "estoy en la ideología", pues su pocisión se constituye como verdadera en oposición a esa doxa. Cuando se afirma un procedimiento como "ideológico por excelencia" podemos estar seguros de que su inversión no es menos ideológica.

Sayonara dijo...

La ideología existe en tanto existe el hombre que es conciente de si mismo. Para decirlo claro, la ideolgía es algo que nos diferencia de los animales. ¿Una practica religiosa no es acaso ideología?, ¿la moral no es ideología?. Las reglas, las leyes estan rempletas de ideología. Un azteca sacrificando un ser humano es ideología. Incluso la racionalidad cientifica que carateriza la modernidad es ideología. Una persona que se pone en posición de criticar y combatir la tecnología que destruye el medio ambiente, de criticar "el progreso", que ataque esa racionalidad es un claro posicionamiento ideológico. Al igual que el posicionamiento racionalista anti teologico que se cree verdadero es ideología.
Se suele decir que detras de las cortinas (que vedría a ser la idelología) se encuentra la "verdad", ¿es así acaso?, creo que detras de esas cortinas hay incluso mas ideología, es decir, otro posicionamiento "verdadero".
Me parece que tu análisis es muy reduccionista. Ves la ideología en la oposición derecha/izquierda y ahí se acabó todo.
saludos.

Davor dijo...

Me parece un concepto destructivo, que lleva en sí mismo, el germen de lo que critica. Hubo ideales que perjudicaron a la humanidad, pero hubo ideales que han significado un gran avance como seres humanos. Prefiero la descripción de los ideales que hace José Ingenieros en su libro "El Hombre Mediocre", donde lo plantea como un constante devenir en busca de la perfección, de esa perfección inalcanzable en sí misma, pero por todos anhelada. Los ideales como motor de la evolución humana. Ingenieros, en el libro recientemente citado, plantea a la mediocridad como una incapacidad de ideales.
A titulo personal, considero que las ideologías en sí, no son ni buenas, ni malas. Lo bueno o malo es el contenido, y el método a través del cual se pretende plasmarla. Esa valoración de los ideales, los juzga la historia, en base a su colaboración positiva o negativa a la humanidad.
Quiero compartir una frase, que creo que en algo se relaciona con este tema: “No son los que van en busca de la verdad quienes son peligrosos, sino aquellos que creen haberla encontrado” Ritschard.
Saludos.

Lele dijo...

No hay tiempo ni lugar por fuera de la ideología, si por esta entendemos todo aquello que es creación humana, porque en la relación bípedo implume-naturaleza lo que media entre ambos y constituye a uno creando lo otro, (fuerza/resistencia), es siempre ideología.
Toda ciencia es ideología, ni más ni menos que toda moral; toda jurisprudencia es ideología, no mas pero tampoco menos que el umbandismo.
Ahora bien, si por ideologia tendemos a hubicar algo de ese todo, (la religion es ideologia reaccionaria, la ciencia es un conocimiento amoral, etc), no estamos haciendo otra cosa que actuar como sujetos ideológicos, como generadores de ideología, como actores políticos, (ojó, no confundir con gerentes o administradores, POLÍTICA señores, no administración de lo existente!! no gobierno de la necesidad sobre si misma!), no hacemos otra cosa que hundirnos nuevamente en el barro.
Forma que enmarca la relacion del hombre con la naturaleza, o actitud política, entonces. La meta ideología tiende a analizar como se da en el tiempo la relacion del hombre con la naturaleza, con su entorno, con sus congeneres, etc, (en esto el materialismo histórico a dicho bastante, y creo que nada a superado sus notorias imperfecciones...y esto dice mucho de uno y de otros).
Lo otro, la lucha por la imposicion de los ideales, se dirime en el campo de batalla, sea el que fuera este, y sobre eso más que decir hay que hacer! el que dice no hay ideología, esta diciendo " mi ideología ya triunfo" es común a todos, por ende "no es" algo sino el todo.
Vivimos en un tiempo tibio, pero no porque no haya cielo o infierno, sino porque el diablo se siente seguro y tiende a economizar energía, jajajaja-

Eugenio Palopoli dijo...

Me llaman la atención los comentarios anteriores. Escritos muy elegantemente, con la jerga propia de las ciencias sociales, en el caso del último hasta se permite dos o tres errores graves de ortografía y morfología. Los cuatro repiten la misma idea de siempre: "todo es política", intercambiable con "todo es ideología". En alguno de tus libros ya te encargaste de refutar esa idea falsa. Hay algunos que le hicieron caso al derrotado del domingo, el que dijo que a él lo votan los que piensan, e insisten. No entienden ni quieren entender, ni la cita de Revel, ni nada. Aburren.

Davor dijo...

Eugenio: normalmente los ensayos sobre ideología, se abordan desde las ciencias sociales; por lo tanto te invito a que nos ilumines con tu conocimiento y le enseñes a la humanidad el modo correcto de abordaje.
Para referirte a mi y a los demás dijiste: “No entienden ni quieren entender”, o sea que para vos, el que no ve al mundo parado desde tu banquito, no entiende, ni quiere entender. Creo que te viene de lujo la frase que cité al final de mi comentario.
¿Así que mi comentario dice que todo es política? Te sale bien eso de poner en boca de los demás, cosas que jamás dijeron, ni dieron a entender. Bueno, ya fue suficiente, me voy a hacer política, tengo que ir a visitar un amigo. Un favor te pido antes de irme, sería bueno que te despintes la sonrisa de payaso… al menos para hablar de los demás.

Daniel Alberto Bidolski dijo...

Alejandro: Me parece muy buena la idea de Blogg...

Éste artículo me recuerda a mis años de facultad, cuando muchos compañeros y ni que hablar de sus padres nos decían: a la facultad se viene a estudiar no hacer política. Es posible que todavía no comprendamos que cuando tomamos una decisión, cuando expresamos una idea, siempre hay detrás una ideología, siempre hay una escala de valores que la sustenta, que es imposible escaparse de lo axiológico. Más aún, ésta visión de la ideología siegue siendo valida con la abstención, la no participación no funciona asépticamente. Igualmente cuando utilizamos las matemáticas. Cada decisión es una elección dejando necesariamente otras opciones. Basta con leer a Jean Francois Revel para poder verificar sin demasiado esfuerzo que es victima de su propia teoría. Para sus ideas se cumplen estrictamente su postura de la triple dispensa. Lo triste de todo esto es que desde la época de la facultad han pasado más de treinta años. ¿estamos involucionando? Acertado comentario el de Sayonora.

Daniel dijo...

Resumiendo mucho, la ideología es un subproducto de tu posición existencial. Si navegas en un mar de incertidumbres y "relativismo absoluto", probablemente llegues a la conclusión que la ideología es un cúmulo de letra muerta recitada de memoria y desvinculada de la realidad o en el peor de los casos una desvinculación de la realidad "cierta" muy destructiva.
Pero cómo la ideología es una consecuencia emergente de un posicionamiento ante los demás y el mundo, las opciones no son tantas. Sería temerario concluir que en última instancia no tenemos más que dos y lo que resta es un gris manipulable?. Ahora, si entramos en terreno político la cosa cambia porque la idea corporiza la acción y el debate comienza. Y si la acción suena estéril o esterilizada cabe preguntarse si el núcleo generador de la ideología ha sido reprimido, ocultado o extirpado.
Saludos, Daniel Romeo.

Related Posts with Thumbnails