miércoles, junio 27, 2007

No está bueno tener un terapeuta que no te cierra.

Ese es el título de una entrada que hizo Ximena, mi mujer, en su blog vamos viendo. Me parece que vale la pena mirar el texto. La idea es valiosa: por más que tienda a creerse que toda insatisfacción con el terapeuta es una especie de resistencia, la verdad es que uno tiene que poder sentirse cómodo con él (o con ella) para que la relación sea fructífera.

Link: No está bueno tener un terapeuta que no te cierra

La imagen es de Vasarely, seguramente uno temprano.

4 comentarios:

Maguila dijo...

Convengamos que hay terapeutas excesivamente dogmáticos y metódicos que no pueden flexibilizar sus prácticas. Recomiendo (y a través tuyo a Ximena) un libro que se llama "Frogs into Princes" de Richard Bandler y John Grinder, pioneros en Programación Neurolingüistica (recomiendo PNL en general), más allá del interés particular sobre la PNL, tiene muy buenos pasjes describiendo con humor algunos errores comunes de psicoterapeutas.

Anónimo dijo...

Estimado Ale:
Tengo la duda de saber si vos hiciste terapia alguna vez?? Por ahí es una intimidad que esta fuera de lugar que te pregunte o por ahí no tenes drama y me contestas. La cuestión es que soy medio chapado a la antigua y me recomendaron hacer terapia. Pareces un tipo muy seguro, no creo que hayas hecho nunca pero que se yo...

Disculpame si fui indiscreto...
Saludos, Carlos

Alejandro Rozitchner dijo...

Hice terapia muchas veces en mi vida. De los 6 a los 16, mayormente en grupo, porque me mandaban. Después hice 3 años con un lacaniano, que sirvió un poco pero no mucho, después cinco años y medio de diván, tres veces por semana, con un analista muy bueno, simple y efectivo, y esa experiencia me cambió el modo de vivir, accedí a un bienestar que no sabía posible. Soy partidario de las buenas terapias, te lo recomiendo de corazón. No fuiste indiscreto, no me molesta hablar de esto, más bien me gusta. Saludos

Gloriet dijo...

Bueno...creo que hice terapia una vez, o mejor dicho dos, pero a una de ellas la descuento, la realidad? no me aportó nada!! era más de lo mismo, por no decir más de mi misma y hasta un poco "menos" de mi misma jajaja, porque me parece que yo miraba sus debilidades...y eso fué definitorio!! no podía ayudarme a buscar nuevos enfoques, sin darme cuenta yo la "analizaba", percibía mucho su personalidad y notaba que era muy estructurada, pero no en la terapia, sino en su vida!!!...mi razonamiento fué _ no puedo sacar nada en limpio, tiene problemas que me molestan más que los míos _
sin embargo le di una oportunidad a los encuentros, durante un tiempo...
Nada!!!espanto!! salí (huyendo disimuladamente)como emnpecé...iba a charalar pero no se abrió ninguna puerta que no hubiese visto y atravesado por las mías...

El otro, el verdadero acierto
me dejaba hablar, yo bla bla bla....pero cuando me parecía que había gastado bastante energía en mi discurso y callaba como asombrada de tanto monólogo...Él (el terapeuta), habiendo captado con una percepción admirable "el punto" me largaba una oración, sólo una, a lo sumo dos....y dejaba que picara en mi cabeza recalentada....y era, simplemente "la luz" "la puerta" la "posibilidad distinta"...era la opción que yo sola NO VEÍA. Simplemente genial!!! lo amé eh? si si si....lo amo hoy por lo que me ayudó a mirar desde otro ángulo las cosas. ¿saben cuántas veces fuí? sólo 5!! y me ayudó desde ese momento para siempre, no dejé nunca de tener en cuenta sus pocas frases esclarecedoras. Me ayudó muchísimo a pensar. Desde ese momento tengo una "película" en mi cabeza que representa el hecho. Se las cuento:
estoy sola en un pozo...miro la puerta y trato de alcanzarla, pero no puedo abrirla, está con candado....hay otra, trato de abrirla pero no abre aunque se vea accesible y ancha...hay dos o tres más, pero ninguna se puede abrir. Esas eran mis puertas, las salidas posibles!! y...? cómo salgo? me doy contra las puertas con el cuerpo una y otra vez, pero no hay caso....cuando de repente, miro hacia arriba y...... hay una puertita!!!! qué pasó? nunca había mirado hacia ese ángulo...Arriba, es difícil de alcanzar, pero puedo llegar, la puerta es pequeña, tal vez estrecha, pero se que voy a pasar. Voy hasta ella, la abro, mágicamente se abre sin nungúna dificultad!!! bueníiisimo!!! hay mucha luz del otro lado de la puertita y entra con toda su energía Blanca-dorada....perfecto, ahi está...simplemente salgo... Fin.

LO IMPORTANTE DE UN TERAPEUTA ES QUE TE AYUDE A MIRAR HACIA TODOS LOS ANGULOS PARA ENCONTRAR AQUEL QUE NO HABÍAS VISTO.


Saludos "competos"
(aunque el abordaje del tema sea MUUUUUYYYYYYY incompleto)

Gloriet

Related Posts with Thumbnails