viernes, julio 08, 2005

Premisa sobre las crisis

Premisa: Las crisis tienen que ver con insistir en afirmar algo que ya no tiene vigencia, que está –como se diría de la leche o de la factura de un servicio- vencido.

Algo está vencido (podemos pensar que en lo está en el doble sentido de la palabra, porque ha sido derrotado por otro elemento más vigente) cuando la experiencia que ese algo vehiculizaba ya no es una experiencia real, no se elabora nada en ella, y queda más bien como una representación o símbolo vacío. Y lo peor es que, como símbolo, representa sobre todo el temor del cambio, la atadura a un refugio y una seguridad que por más deseable que parezcan ya no son posibles.

Aplicaciones de la idea:

· una pareja entra en crisis cuando pretende seguir siéndolo de manera formal, sin el calor que la funda (calor de excitación y calor de intimidad), sus miembros niegan el vencimiento y persisten, en el vacío de un sentido sólo representado por esa unión, temerosos de lo que pudiera pasar si aceptaran el final. (Sí, hay crisis tras las que la experiencia renace, es verdad, pero creo que hay que aceptar que si lo hace es porque se adoptó una forma nueva, porque hay una nueva apuesta, distinta, y una nueva experiencia que se inicia).

· Un país entra en crisis cuando no es capaz de aceptar los cambios de época, cuando tiene un pensamiento que insiste en decir que lo que está mal no es el país ni el pensamiento si no la realidad misma, la tarada, que va para donde se le canta en vez de preguntar, que hace lo que le surge en vez de consultar las conveniencias (absurdo).

· Un país entra en crisis cuando sigue buscando dar vida a un peronismo que está muerto, cuando pretende poner en duda el enfoque liberal (que es el único de probada eficacia, capaz de producir riqueza social, tal como se muestra en los países más capaces de eliminar la pobreza), cuando coquetea en su opinión pública con el probado fracaso del ideal de “luchar contra la opresión” y no se da cuenta de que está sobre todo oprimido por su propia idiotez y no por otros.

· La educación entra en crisis cuando quiere creer que el mundo sigue igual, que no existe la tele ni internet, que la información está guardada en la sala de profesores y cuando cree que los valores siguen siendo los que estaban vivos hace 100 años.

· La moral entra en crisis cuando quiere seguir diciendo lo mismo que parecía importante en otra sociedad, en otra familia, para individuos con una conformación mucho menos libre que la de hoy.

7 comentarios:

Hernán dijo...

Leyendo lo que escribis se me vino "Crisis Vital" y " La creación como cura" libros de Fernandez Moujan. Que dice: "¿por qué la creación es curativa? La respuesta más rápida que me surge es la siguiente: al liberarnos de los sistemas que nos determinan, nos liberamos también del malestar que nos causan, abriéndose así la posibilidad que surjan nuevos ideales que organicen la vida de manera más saludable. Esta respuesta trae aparejada otra pregunta: ¿cómo me libero de lo determinante si me propongo alcanzar el acto creativo? Cuando vivo una crisis, intento rápidamente salir de ella mediante la búsqueda de nuevas relaciones que me equilibren y calmen la ansiedad que las pérdidas y el desorden provocan. Pero si a esta crisis la transformo en lo que denomino "Crisis vitales", estoy proponiendo otra pauta de conducta. Si no le doy tanta importancia a los deseos del Yo, deseos motivados por el egocentrismo y el miedo, entonces puedo animarme a dudar de ellos. Dudar de lo que pienso y percibo permite sumergirme en una experiencia más inquietante, como es la vida. Dejo de buscar personas u objetos que calmen y llego a ser atravesado por un sentimiento de identidad solidario. Este es el contexto de creación o "página en blanco" que nos permite volar. Vuelo posible únicamente cuando somos solidarios de alma. La creación curativa surgirá a partir de esta conciencia de pertenecer a una comunidad más amplia. Considero aplicables estas ideas a la Argentina de hoy, atrapada en un sistema injusto y corrupto, dentro de un mundo globalizado que no respeta los derechos humanos mas básicos de trabajar y vivir dignamente. Es posible salir de semejantes determinismos, micro y macro sistémicos, si perdemos el miedo a las crisis vitales y creativas. De eso se trata este libro, que fue pensado desde la vida en comunidad con mis pacientes, en este mundo desgarrador y apasionante en el que nos ha tocado vivir.

nelida dijo...

creo que no hay crisis posible en ningún nivel, si no hay individuo y yo tengo la sensación de que hace mucho tiempo las sociedades funcionan en masa, hace unos días estuve en Bs. As. y me vine impresionada y mareada de obserbar el automatismo que impregna al ser humano, ser humano, dije???, entonces me preguntaba y el individuo dónde está????, ojalá el desorden nos lleve a la creatividad inapelable y nos plantee una nuevo posibilidad frente al espejo

Mariú dijo...

No estoy muy de acuerdo con "liberarnos de los sistemas que nos determinan", porque somos sistemas individuales cada uno de nosotros y somos sistema como socidad. Como sistema social, integrados por diferentes elementos (nosotros) interrelacionados entre sí (entre nosotros)PROVOCAMOS un resultado que es más y diferente a la suma de las partes (otra vez cada uno de nosotros). Me inclino más a pensar que no estamos atrapados en un sistema injusto y corrupto sino que no sabemos pensarNOS, no nos hacemos cargo, de que ese sistema en tal caso somos nosotros mismos.Creo que el miedo no es a la crisis, si la entendemos como "insistir en afirmar algo que ya no tiene vigencia" dado que es lo más cómodo. Me parece que el miedo, a esta altura en realidad pánico si nos referimos a nuestro país, es a terminar de transitarla porque eso implica hacernos cargo de una vez por todas. Mientras sigamos pensando que el sistema (ese, en tercera persona del singular) nos determina, vamos a seguir siendo objetos (ya no sujetos)pasivos. Pero si empezamos a hablar en primera persona del singular o del plural, según las circunstancias a las que nos tengamos que referir, creo que la creatividad sale sola, porque desborda, porque no queda otra, porque es el momentó en que la crisis se fue, porque, en definitiva, entramos nosotros.

HoraClavo dijo...

Hace cosa de un año le preguntron a un periodista gráfico francés qué opinaba sobre la crisis argentina.
¿qué crisis?-preguntó el hombre.
Entonces el periodista argentino –asombrado de la contrapregunta- sumó unos cuantos conflictos post-corralito, como evidencias.
¿usted escuchó hablar de la crisis paraguaya?-replicó el francés.
-no-dijo el argentino.
¿y qué vé usted cuando va a a Paraguay? Pobres, corruptos, una historia con mucho militar interrumpiendo democracias, subocupaciones de todo tipo.
Sí, es verdad, pero qué tiene que ver?
Eso! Ustedes a Paraguay no lo ven en crisis porque creen que Paraguay vive un estado crónico de malestar. Pero Argentina también! Ya no puede hablarse de un caso agudo de disfunción. Es crónico.

miguel dijo...

para mi la crisis sobreviene cuando "te das cuenta", no antes, todos podemos en algun momento defender certezas que ya se hundieron,aferrarnos a lo que se derrumba sin ver las señales de la realidad y aun asi en ese estado de ignorancia tan limitado y tan humano creer que esta todo bien, pero cuando la realidad te dice basta y te das cuenta, bueno empieza la crisis y si se puede el reacomodamiento.

pablotossi dijo...

... y cuando se tratan de MAFIOSOS entre SOCIOS??

..del ridículo no se vuelve jamas!!!!

espero dijo...

Interesante la relacion entre crisis y vencido.Tan interesante como darnos una vuelta por uno mismo y vernos reflejados en cada una de las crisis (de pareja, de pais, de peronismo,etc) que no asumimos como propias.

Related Posts with Thumbnails