viernes, agosto 08, 2008

La patria está de fiesta

Me encantan las colecciones. Yo tengo una pequeña pero creciente colección de revistas viejas. Es material que no está en internet, y es una vía directa a mundos que hoy ya no son. Pero no siento nostalgia ninguna, lo que me produce es una especie de deleite estético. Esto es de una Billiken del 58. En todo caso, una cosa es encontrarse con el pasado como un modo de buscarse a sí mismo, que es lo que critiqué en el posteo del otro día sobre la identidad, y otra cosa es ir hacia el pasado como un modo de diversión o por pura curiosidad. Así, el pasado no es respetado sino usado, incluso saqueado, como cualquier representación disponible.

4 comentarios:

Francis Bean dijo...

Che es tu blog esta todo bien vos publicas a quien se te da la gana, pero no publicar un critica a Spinetta me pareció mala leche.

Es mi pensamiento, pero bueh yo que se tal vez me equivoqué.

Estás en la rama de la filosofia tenés que aceptar una critica.

Bah tal vez no, tal vez me equivoque.

Saludos

Anónimo dijo...

Alejandro. ¿Qué pensas de las publicaciones impresas? ¿Se las comió la web? ¿No se vende una puta revista? ¿O es esto un mito?
Saludos.
Fito

Jesus Dominguez dijo...

Todo está cambiando. El Leviatán está ya encima de nuestros hijos.

Un saludo

Jesús Domínguez

Lazarillo Mochilero dijo...

Yo también colecciono libros y revistas antiguas por varias razones:

- abrir una hoja en 1965 y enterarme lo que ocurría de primera mano

- reirme de las publicidades

- leer los clasificados

- apreciar la composición estética

- OLER, uno de los aromas más lindos es el de los libros y revistas antiguas

Uno de mis placeres terrenales.

Related Posts with Thumbnails