miércoles, febrero 10, 2010

Amor de padres, y de madres


Las madres aman más a sus hij@s que los padres?

Creo que aplica el "distinto" más que el "más" o el "menos". Los queremos de distintas formas. Ambos amores, los de las madres o los de los padres, pueden también ser posibilitadores o restrictivos, o una mezcla de ambas cosas. Cada uno quiere como puede y sabe y logró querer. Es tan amplio y complejo el tema...

Ahora, si lo que pasa es que sos una mujer que siente que el marido no quiere tanto a los chicos puede ser que se trate más de una diferencia que haya que pensar en los estilos personales, más que en un fondo natural. O si sos un hombre que siente que tiene dificultades para querer a sus hijos, o que los quiere de otra forma a como los quiere su esposa.

Tal vez la mina cree que querer es sobreproteger y el tipo no, y ella le hace creer a él que su amor es menos, cuando tal vez es más... Porque sí, en los casos personales, a veces y no siempre, creo que se puedde hablar de querer menos o querer más.

Ask me anything

14 comentarios:

elpolemista dijo...

..."Ambos amores, los de las madres o los de las madres" llamemos al doctor freud!

Ricardo dijo...

Creo que son dos formas de querer diferentes y complementarias. Un ejempolo: la mujer debe saber que al parir no hay vuelta atrás. El pibe sigue para adelante hasta que arma su propia historia. Cuando por algún motivo esto se desvía y quiere volver a "metérselo adentro" ahí tiene que aparecer el padre diciendo: "ella no es tú novia, es la mía, vos andá a buscar una por ahí...". Eso es bueno para el pibe y para la madre, pero a veces eso nos deja en un lugar un poco antipático, pareciera corto, de poco querer ante la empatía física de madre-hijo, pero evita problemas mayores para todos.

Tatuagem dijo...

Padres (hombres) son como hermanos...complices, fue así con mi viejo...te dejan hacer locuras que mama jamás dejaría...jeje, pero igual te aman...por lo que sos, con amor incondicional :)
Saludos,
M

Anónimo dijo...

estem...

qué fallido...!

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog y creo que esto de que la gente te haga preguntas es un hallazgo.
Ahora alguno de tus seguidores terminan en cierta forma enchastrando tu blog, aun cuando lo hacen con buena onda, Ricardo, quien comenta casi la totalidad de lo que posteas deberia parar la mano y pensar un poco antes de escribir porque lo que comento en este post no es solo una pelotudez tremenda sino que ademas te saca de tema completamente, es como estar escuchando a Spinetta y que de golpe se cuelen un par de estrofas de Los Parchis, te caga la concentracion y del clima.
Lo digo con buena intencion.
Saludos,
Esteban Aldunate.

Anónimo dijo...

mi mama no me quiere, se ve que ser madre no le sentó bien, no era para ella, pero como no hay vuelta atras...

mi papa me queria mucho pero se murio siendo yo muy joven

tuve que entender esto de grande para poder defenderme del "querer" de mi madre que siempre ve que todo lo hago mal y que soy una inutil y estúpida y que ya deberia ser gardela y no la infeliz que soy

en fin

una madre en apuros

las mujeres deberian pensar mas seriamente si van a ser madre

las madre son muy poderosas ya sea para mal o para bien y si te toca rescatarte de tu madre estas jodido

Ricardo dijo...

Esteban no se si vale la pena aclararte, porque sos el típico criticón con mala onda y encima ofensivo que ni siquiera das tus fundamentos. No sé quien sos, no sé por qué personalizásen mí, no tenés cara visible ni se sabe cuál es la inteligencia de tus comentarios... Me extraña que Alejandro no te haya moderado. Te invito a mi blog a disentir si querés con fundamentos, pero siempre y cuando no insultes porque ya estoy moderando... Para el resto, mi comentario se refería a las madres que "sobreprotegen" a los hijos tal como dice Alejandro en el último párrafo. Cuando el padre quiere cortar eso, parece querer menos, pero es un acto de amor para evitar que su hijo no quede castrado. Actos de amor que a veces son diferentes pero complementarios a los de la madre. Tal como dije en mi comentario, fue sólo un ejemplo.

Max dijo...

Para mi son muy distintos. La madre establece más el amor de celula familiar, de protección de los nuestros a toda costa, el padre establece más un amor social, con mayor grado de frustración a veces, de desalentar actitudes que podrían ser negativas para el hijo, o alentar otras que a la madre le darían más bien terror, pero que lo fortalecen para insertarse en el mundo. Esto es obviamente una descripción muy estereotípica, cada familia y cada circunstancia es distinta, y es distinta sobre todo en relación con una hija o un hijo.

Alejandro Rozitchner dijo...

Tiene razón Ricardo, no tengo que aceptar esas malas ondas, se me pasó...

Anónimo dijo...

Yo tampoco esperaba que mi mensaje sea publicado, solo queria hacerle llegar mi opinion a Alejandro, y la verdad es que la mantengo. Cortemosla un poco con el tema de la mala onda, como dice Alejandro, no se puede ir por la vida pretendiendo ser tan fragil. No es acaso una de las posibilidades al comentar algo publicamente que a alguien que te lea le parezcas un pelotudo?
Saludos
Esteban

Amelio Luna dijo...

Mi experiencia es bastante particular. Tengo la suerte, enorme, de trabajar en casa, lo que me ofrece ciertas ventajas. La principal, es estar con mi hija, que ahora tiene poco más de tres años, desde que era una beba. La relación que tenemos es maravillosa. Somos padre e hija sobre todo, pero amigos, cómplices y compañeros. Recuerdo el día que empezó con sus clases de cocina con apenas dos años, y un poco para que comience a salir a conocer el mundo exterior. Cuando la dejé en la clase, caminé una cuadra con una sensación de amputación que aún recuerdo con cierta tristeza. Sin embargo, pude comprender que la Cata tiene su propia vida y que mi egoísmo, temores y mi amor por ella, no pueden impedir que crezca.
Los padres amamos a los hijos de la misma manera que las madres, aunque tal vez, de distinto modo.

Ricardo dijo...

Anónimo Esteban, me dicen cosas tan lindas todo el tiempo que vos me digas desde el anonimato y sin cara ni fundamentos que soy un pelotudo no hace más que ponerle un poco de vinagre a la ensalada... y a mi me gusta bien condimentada. Lamento que Ale te haya dado este lugar para agredirme en forma personal. Saludos.

Anónimo dijo...

Ricardo: No se puede estar censurando comentarios todo el tiempo...!

Tanto cortar y cortar también enchastra, porque un blog no es una carta escrita con letras recortadas de un diario.

Un blog está vivo por las personas que lo viven, sean éstas con cara como la tuya o en forma anónima como la mía.

Mi cara y mi nombre no tienen la más mínima importancia porque no hace diferencia que me llame maría y sea castaña clara con corte carré y ojos marrones a la hora de comentar lo que comento. Lo que importa es lo que comento. Y no soy la persona que dijo lo que te dijo. Soy otra persona.
Esta bueno leer lo que escribís. No estoy de acuerdo la mayor parte de las veces, pero lo leo, pienso alguna cosa. para mi de eso se trata, de venir, leer, pensar, tal vez escribir algo. no se trata para mi de que estemos de acuerdo, se trata de pensar, reflexionar, tomar ideas, rechazarlas, coincidir o no. Es estar pensando cosas que no hacen a mi dia laboral o mi rutina, pero que hacen a que la bola siga rodando...

cheers!

chavnnel dijo...

EL DIFICIL ARTE DE AMAR...!el amor de los padres no es sencillo pero.......es AMOR!!!en la actualidad en las clases humildes se tienen por accidente o por ignorancia, luego son abandonados si no fisicamente si, en todos los demas sentidos. En las clases medias y altas es diferente. A las mujeres que se mueren por quedarse en casa a DISFRUTAR DE SUS HIJOS se las tildan de comodas o haraganas!la presion social para que demuestren su eficiencia fuera del hogar es enorme. Entonces cuando se actua obligado por las presiones externas y se ignora el sentimiento interno se pierde la escencia de la maternidad. Los hombres son buenas madres cuando su mandato social se los permite.

Related Posts with Thumbnails