jueves, febrero 25, 2010

Entusiasmo y crítica social

¿No es medio pavo darle al entusiasmo un valor tan central? ¿Cómo le explicarías a un marginado que el entusiasmo es mejor que la crítica? Además, ¿no se puede ser crítico con entusiasmo?

No es tan pavo. Entusiasmo es sintonía fina de las variables emocionales, hasta llegar a una posición productiva y feliz.

Tu pensamiento se queda en categorías estrechas: hay personas entusiastas en cualquier clase social, y también los hay neuróticos y limitados. El marginado es más producto de la crítica social que del entusiasmo productivo. La crítica social, cuando se considera sabiduría para conducir una sociedad, genera marginados.

La crítica es una enfermedad, no un rasgo de inteligencia.

Claro que podés ser crítico con el entusiasmo, también podés incendiar un supermercado, ser severo e insensible con los chicos, hacer todo a medias, desconfiar del amor, creer que la depresión es sensibilidad, y que la ignorancia cultura popular. De todo, se puede.

Ask me anything

12 comentarios:

Hernán dijo...

Para mi este gobierno, como hacer, hace! mucha de las cosas son demagogicas, creo q desde su gran incapacidad para sociabilizarse y desde su resentimiento hace, y mucho...algunos dentro del gabinete empezando por Cristina piensan q hacen un bien, y cuando la critican, tambien critica la critica...entonces? Creo q hay mucha confusion y muchos se alimentan de ella, este gobierno tambien aporta a la confusion de esto que separan izq/derecha, es muy preciso determinar q es una y la otra, creo q se pelearon tanto que supieron amarse,son una sola cosa! ya el fachismo es uno solo, como mantenerse afuera de estas etiquetas??

PD:Escuchar al diferente,teniendo la intención de aprender algo!

Anónimo dijo...

Buena respuesta Alejandro
Eloy

perogruyo dijo...

¡Ex-ce-len-te!

Como vos decís, la crítica cuando recurrente, más aún, cuando es profesión (¿Crítica social?¿Qué es eso?), es un estado patológico, neurótico, que encubre impotencia, se vive como envidia y se expresa como resentimiento haciendo responsable a otro de aquello percibido subjetivamente como problema. Es un proceso que produce angustia con consecuencias orgánicas que pueden ser graves.

¡Pero los milagros existen!!! La creatividad es un milagro. Consiste en descubrir, crear, darse cuenta, aprehender algo que un instante antes no existía, que puede cambiar mi vida y probablemente la de otro/s ser/es humano/s. La creatividad es algo que no se puede enseñar pero sí se puede aprender. No se puede enseñar porque se aprende haciendo. Emprendiendo. Cambiando una situación insatisfactoria por otra que sí lo es.

Para eso es preciso saber qué quiero, no para la humanidad, ni para mi país, sino primero para mí y mis seres queridos -seres concretos, de carne y hueso, con nombre y apellido- y diseñar cómo planeo lograrlo y HACERLO. No me puedo ocupar de la humanidad, ni de mi país, ni de mi barrio, ni de mi casa, si no pongo en camino de resolución mi propia vida.

perogruyo dijo...

Como dice Laborit en el video: "conocer las leyes de la gravitación no nos libera de la gravitación, sólo nos sirve para utilizar ese conocimiento para realizar otros fines", como ir a la Luna.

Me parece interesante, entonces, reparar en la tercera situación que se plantea en el video. Si logramos reconocerla en nuestra propia experiencia cotidiana, podemos damos cuenta que, la crítica, planteada como lucha, puede ser catártica pero no soluciona nada, es totalmente ineficaz.

Lo que nos hace humanos y diferentes de las ratas es nuestra naturaleza creativa, nuestro pensamiento. Sólo que tenemos que usarlo creativamente.

¿Qué harían dos seres humanos creativos en la situación de las ratas? Probablemente coordinarían sus acciones. Uno se subiría sobre los hombros del otro para salir por arriba de la jaula electrificada. Luego, el que salió, tendería su mano al que está dentro, para que salga también.

Pero existe otra posibilidad...

Si gana la desconfianza, esto es, la crítica resentida, es posible que se peleen por quién sale primero y finalmente ninguno salga de la jaula. Esta última conducta, es la que parece prevalecer en nuestra sociedad. Si tenemos la perspicacia de percibirla, si pensamos creativamente, podemos cambiar de actitud y ganar todos.

despistada2010 dijo...

Buena respuesta.

El entusiasmo es el combustible de una vida feliz, en mi experiencia personal, mi padre fue un niño no escolarizado y con muy pocas posiblidades si embargo gracias a esta pudo superarse .

La crítica solo sirve, si es el punto desde el que uno parte para cambiar las situaciones, sino es esteril, mas vale digna de personas mediocres.

Gernán dijo...

No entiendo el prejuicio hacia la crítica. El pensamiento crítico, el dudar de todo lo establecido, es lo primero que se procura en la formación de un científico. Sin crítica, sin cuestionamiento no hay progreso ni creación. Y lo mismo se aplica a lo social. Sin crítica estaríamos en la época de la esclavitud.

Dany dijo...

¿El marginado es producto de la crítica social? ¿Sin crítica social no habría pobres?

-martin- dijo...

q bronnnca esto no viene bien definitivamente.

salu2

Dexter dijo...

Los marginados son un tema muy importante. Se trata de una gran cantidad de personas que no pueden entrar al universo productivo. Pero al parecer, para ellos la cosa debera ser muy confusa.
LLegar a vivir de revolver basura, o de lavar autos a la fuerza por unas monedas, implica una gran carencia de ideas. Muchas de esas carencias estan reforzadas por adicciones como el alcohól o las drogas. Es un circulo perverso que terminara por devorara al pobre individuo que la padece.
Desde lo politico debería hacerse algo por esta gente. Algo de verdad y no esos planes pedorros que fomentan mafias sectarias de explotación marginal. Esta gente necesita acceder a un sistema de limpieza mental. A una educación de autopreservación primero y la de alguna utilidad después.
Esta tarea es prioritriamente humana, pero tambien lo es de preservación. El aumento de la población marginal, convierte a la sociedad en un lugar donde existen 2 clases de seres humanos: Los productivos y los improductivos. Es una situación donde el conflicto es inevitable.

Polo dijo...

E así nomá. O sea que el pobre lo es porque quiere serlo, no tiene el entusiasmo necesario para progresar y prefiere vivir del plancito. Si tuviera el "entusiasmo" necesario, progresaría, se compraría una netbook y tendría un blog. No se para qué escribo esto, va a ser sometido a una revisión crítica por no atenerse a la admiración generalizada de los lectores del gurú y NO será publicado. Acerté?

Alejandro Rozitchner dijo...

Polo

PReferí publicar tu comentario y decirte que tu forma de pensar es lo contrario del pensamiento: entendés mal lo que se dice, lo malinterpretás a propósito para generar un efecto de tener razón completamente falso.

Es increíble la mala intención que ponés en tu comentario y como decís cosas que yo no dije.

Publiqué tu comentario, pero no quiero entrar ahora en una serie de comentarios siguiendo la cosa.

No los voy a publicar, no tengo tiempo de discutir con quien pone tanta mala fe en la presentación de sus ideas.

Saludos

Anónimo dijo...

El pensamiento crítico es una herramienta que nos permite, a quienes la usamos, ver más allá de las "verdades" establecidas. Poner en tela de juicio esas "verdades" no es ser pesimista ante la vida, todo lo contrario, significa buscar respuestas en donde prevalece el individualismo y una suerte de sofisticada "ley de la selva" donde cada uno lleva agua para su molino sin poner demasiada atención en la sed que pueda probocar en los demás.
En tal sentido, la cuestión de los marginados no se remite a "su" capacidad o incapacidad de entusiasmo, son marginados por el sistema. Y creo, además, que se necesita de gran entusiasmo para sobrellevar semejante carga que la sociedad les ha dejado (revolviendo basura, por ejemplo).

Related Posts with Thumbnails