viernes, diciembre 04, 2009

Carl R. Rogers


Estoy leyendo este libro, me parece sensacionalísimo, y me asumo como fan absoluto de este autor, del que ya había leído otras cosas.

¿Por qué? Por su visión de la intimidad, por su promoción de la intimidad y la libertad como medio para el crecimiento y la felicidad humana. Por lo lindo y sencillo que escribe. Porque sus ideas despiertan mil otras, y todo el conjunto es aplicable y benéfico. Porque lo que piensa en relación con el sujeto se vuelve muy interesante aplicado a lo social. Porque al leerlo uno se transforma en mejor persona.

En otro momento, si lo logro, diré más. Por ahora, sólo este post de amor a Rogers...

Comprenlo, léanlo, cuentenmé.

2 comentarios:

Lo mejor de mi dijo...

Cuente de vez en cuando,si le es posible,su comentario me despertò entusiasmo y no me lo puedo comprar, por ahora.
Gracias.
Kary.

el barro diario dijo...

una vez, en mi juventud más extrema, estuve trabajando con un grupo de artistas en un taller que pertenecía a otro artista plástico que quería poner en práctica lo que él llamaba "lo no directivo" de Carl Rogers. viví un poco éso, era raro como se movía el grupo enfrentándose con la no-dirección o el intento de ella. todo muy intenso, muy rico, muy arduo también. esa es mi experiencia con éste hombre y ahora que me lo traes a cuento me dieron ganas de leerlo.

Related Posts with Thumbnails