martes, julio 22, 2008

Profesor Hippie



Mudé mi estudio, de Colegiales a Colegiales. Gran quilombo. Cajas y cajas de papeles y papeles. Bibliotecas y bibliotequitas. Carpetas, fotos, dibujos, cuadros, mesas, sillas, y sobre todo: libros, libros y libros.

En unas cajas encontré remotos testimonios de mi pasado. De cuando era profesor hippie (sigo siéndolo, pero de modo evolucionado), de cuando daba clases en el CBC, en la cátedra de Tomás Abraham (con Jorge Telerman, Leonardo Sacco, Cristian Ferrer, Kiki Elorza, Esther Díaz y muchos otros) y en la primera clase entraba al aula y decía: "están todos aprobados, ahora hagamos algo".

Yo creía que de esa forma íbamos a trabajar mejor. En vez de dar la materia que debía dar hacía experimentos. El lema: no estudiar filosofía, poner a los alumnos en el lugar del filósofo. Hacer pensar, elaborar lo que cada uno tenía para elaborar. (Tomás lo sabía y acompañaba, siempre me consideró mucho y me apoyó).

Un par siempre se copaban, pero el grueso debía pensar que yo era un tarado y que la materia era fácil. Hoy no haría eso. Hoy sería un demonio de exigencia, pero la obligación estaría puesta a cuenta del mismo objetivo: hacerlos cargo de su situación por medios de elaboración consciente.

O sea: sigo siendo hippie en cuanto a no tomar la tradición de la cultura como ley, pero no en cuanto a usar el poder represivo del profesor. Lo usaría, los obligaría a crecer, a pensar, a producir como locos. Y sólo aprobarían los que se hicieran de abajo y trabajaran un montón.

Por eso me siento "neo hippie": un hippismo sintético, evolucionado. Joda sí, pero comprometida.
Festejos todo el tiempo, pero tareas constantes y sin parar.

pd: nunca me gustó Sandrini, pero me pareció oportuno el video (aunque no lo pude escuchar, porque estoy en un ciber sin sonido, todavía no logré la interné en mi nuevo estudio)

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya que hablas de la UBA me gustaría contar algo, estoy estudiando ingles en el laboratorio de idiomas sede facultad de filosofía y estoy muy sorprendido. Primero porque solo de aspecto no parece un lugar donde se generen ideas, mas bien es como un viaje al pasado con imágenes de Mao, Lenin y el Che por todos lados. Lo otro muy loco es que salgo a las 13 hs y siempre me encuentro con un grupo de chicos fumando marihuana en el patio y lo último, en el primer piso hay un tipo que vende películas truchas y no es un ningún improvisado, tiene un local con películas, música y hasta te podes comprar el Windows Vista por quince mangos.
¿Qué opinas?, ¿qué opinan?...
Saludos
Mario.

Alejandro Chuca dijo...

Jorge Telerman profesor de Filosofia? Pero si nunca se recibio...
Igualmente me lo imagino como profesor hipie tambien. Pero.. Cuales eran sus pensamientos filosoficos? Le habra servido para la politica? Una sorpresa sin duda. Alejandro algunos datos mas serian una pansada para mi curiosidad... Gracias.

Anónimo dijo...

Esther Díaz, dios me libre

Juan Acosta dijo...

esa contradiccion de lo que uno era y lo que veia, siempre me llamo la atencion que cuando rien, rien todos juntos, quien es el actor que esta con solita?, trabajo de nene en otra pelicula, si sandrini hoy viviera no usaria peluca, se implanta pelo por pelo,,,yo vi a un hippie una vez,

Anónimo dijo...

el otro anonimo conto que fuman drogas!! Dijo drogas!! ahh DROGAS!!!
ZURDITOS, DROGONES YE IRRESPETUOSOS DE LA AFIP!!!

AHHHHHHHHHHHhhhhhhhh

nicor dijo...

La pedagogía es jodidamente hermosa.
Yo no doy clases, pero trato de aplicar metodos a la hora de hablar, para no sonar a burrido; mejor dicho, para que me presten atención.

A veces me responden:

[13:51] Esteban: tipica escusa de jipi artista

a lo que respondo:

[13:52] illustrations@newwaysolutions.com: callate reprimido

Siempre pasa lo mismo, pero me comunico con un poco de humor, lo uso de vehículo.


Saludos


Si podés, poné una foto de tu nuevo estudio.

Juan Acosta dijo...

con respecto a anonimo que estudia ingles en la facultad, opino que el globalisacionazo es molecular y genetico, hay que aprender entre el desorden reinante, hoy compre jengibre en una verduleria dentro de un super koreano atendido por un peruano con cara de boliviano tan achinado como el koreano que estaba en la caja, es mas en mi cocinan convive la panera con el libro de castañeda la buscapina, el cargador de telefono y el muñequito de Esnupi, y la lapton, opino que solo los planetas siguen un orden, los humanos un desorden,,,,

Arte y Sport dijo...

Je, me habría gustado estar en las reuniones de esa cátedra, no tendrían desperdicio.

Lindo artículo, la verdad, y seguro, si fuera profesor les exigiría a morir a los pibes. Alguien los tiene que poner a pensar en el CBC, pero en serio. Y que aprendan además a leer y escribir no estaría de más, para nada.

En cuanto al primer comentario, bueno, me tranquiliza confirmar que en Puán sigue todo igual. Menos mal que me fui de esa feria circense. A cargo de los contribuyentes, eso sí.

Anónimo dijo...

Los profesores que me causaron mejor efecto fueron parecidos a lo que sos hoy. Haciéndote matar de risa pueden ponerte en distintos lugares todo el tiempo, de modo de no estancarte nunca, pero SIEMPRE exigiéndote al máximo. Fueron los profesores que más me acompañaron en el proceso de aprendizaje, y a quienes recuerdo con más cariño.
Bueno... el comentario de Mario entiendo a dónde apunta, pero yo prefiero abstraerme del entorno y trabajar en lo mío. Yo también egresé de la UBA y no creo que por lo que haya en las paredes o por lo viejo de sus edificios haya como resultado gente que no piense. Marihuana?... Bueno, tal vez esos chicos sean los que más estén pensando, quién sabe?
Ale, estaría bueno tenerte como profesor; ya tendré tiempo.
Maisa

Tomas dijo...

Por lo que veo la Facultad de Filosofia sigue igual, despues de 4 años, lo cual no me sorprende y tampoco me entristece, ya que lo que se enseñaba y se veia dentro de la aulas, me parece un reflejo de lo exterior, aunque solamente en algunas materias por suerte.

Por ejemplo en la materia de Filosofia Antigua, donde defendian los profesores a Platon de una manera totalmente absolutista su pensamiento, tratando de trasladarlo a 2000 años despues a la actualidad. Sin lugar a criticas y defendiendolo como si fuera un cuadro de futbol !!!, con una postura que se podria definir como antifilosofica y demas cuestiones que no vienen al caso.

Lo que viene al caso es comentar que por suerte esta la catedra de Tomas Abraham en el CBC, ya que abre el pensamiento en forma expansiva en un momento clave de la carrera, como si prepararia a los estudiantes para lo que se viene y que no se contaminen de tanta rigidez y absolutismo de ideas, en una carrera que tendria que ser todo lo contrario (Yo curse con Leonardo Sacco)

Me parece que una lucha positiva que abria que empezar en todos los ambientes cientificos o no y de todas las profesiones es el absolutismo en el discurso. Que solo construye obstaculos y discusiones sin progreso...

Anónimo dijo...

Coincido absolutamente en el tema enseñanza. Fuì profesor en lo deportivo a chicos y adultos y estoy plenamente de acuerdo en mantener el equilibrio entre interès constante, cuasi excitante y dura disciplina de exigencia.
Sandrini fuè, es y serà el actor màs nabo que vì. Nunca lo banquè màs de 15 segundos.
Un abrzo

Anònimo Juan

El Paradojista dijo...

Discúlpenme si disiento con todos, inclusive con Alejandro, pero ante la evidente moda (¿?) en esto de “exigir” tengo que aportar algo.

Entiendo las necesidades que estamos pasando como sociedad y que son necesarias acciones contundentes pero no por eso menos pensadas o meditadas (a mí en lo particular nunca me entró lo que me exigían, más bien lo que me sugerían, demostraban, informaban, transformaban).

Creo en el trabajo, la constancia, las inspiraciones, las técnicas creativas, etc., pero por sobretodo adhiero a lo que los nietzscheanos como nosotros llamamos: aceptar la realidad. Alejandro no deja de hacer hincapié en ello, sin embargo, es una de los ítems que más nos cuesta comprender.

Un ejemplo lo resume todo: si consideramos los problemas que tenemos hoy en día en la educación haciendo una analogía con la desnutrición (sí, me había encantado cuando te definiste como nutricionista intelectual), a un desnutrido no se le puede dar de comer todo lo que no comió de golpe porque literalmente se muere (su organismo no puede tolerar tanto, esto está científicamente comprobado). Al desnutrido se le debe dar el máximo de nutrientes en un mínimo de comida.

Si me dan tiempo, voy a desempolvar y postear en mi blog un trabajo que realicé hace algunos años para un concurso sobre cómo motivar a la lectura, en el que se pone énfasis en esta cuestión de tener en cuenta la desnutrición intelectual.

Para los que no tenemos ese problema, quizás no sea necesario semejante “dieta”, pero es un hecho que existe una gran falta de comprensión de textos (que a su vez lleva a una falta de comprensión de lo que es la vida y lo que puede ser).

Segundo ejemplo: considero que un aforismo de Nietzsche puede generar más movimiento intelectual que todo el “Mio Cid” (en una lengua que hablaron sólo algunos de nuestros antepasados). Al menos en esta época de desnutrición generalizada.

El Paradojista dijo...

P.D.:
Fue un lujo y un placer haber participado de tus clases en el CBC. Leer el Anticristo, Foucault y Sennett en esa época fue realmente inspirador y estimulante.

kekeke dijo...

Hola Alejandro
Estudié con vos en el CBC, y leer a Nietzsche en su momento (mi post-adolescencia) me partió la cabeza. Nos hacías hacer, entre otras cosas, escribir 100 preguntas (de lo que fuese), describirnos a nosotros mismos y demás ejercicios muy raros e interesantes.
Desde ahí y cada vez que te escuchaba en radio o veía en la tele decía, este tipo fue profesor mío. Y sentía que eras el tipo de profesor que un ente universitario necesitaba. Muy en contraposición de muchos que me tocaron a lo largo de mi carrera.
Me agradaría que leyeras esto porque es algo que quería expresarte hace mucho tiempo, desde que leo timidamente y en silencio este blog, pero hoy me diste el pie perfecto y no pude contenerme.
Un abrazo cordial desde Barcelona.

Alejandro Rozitchner dijo...

¡Muchas gracias, Kekeke! (extraño nik el tuyo, no?) ABrazo

Related Posts with Thumbnails