martes, julio 29, 2008

Violadores presos

Se sabe que cuando un violador va a la carcel es a su vez violado por los demás presos. Se sabe, o se dice. En esto hay un detalle que siempre me llamó la atención que logré por fin hacer explícito la semana pasada: ¿cómo logran la erección los agresores?

¿Les resulta excitante penetrar a un violador? Pavada de hijos de puta, éstos, a su vez. Disimulada en la apariencia de ser un acto de justicia, hay en realidad un disfrute perverso.

Hay que aceptar que existe la erección por rabia. Que la rabia se vuelve erógena. No a todos nos pasa, pero muchas experiencias prueban que sucede. ¿Cómo se vuelve sexual la rabia?

En general, es dificil llegar a sentir la escena de la violación como excitante. ¿Te excita el miedo del otro, su sufrimiento? Desde otras perspectivas, estas excitaciones son imposibles de sentir. Puede el deseo tener un componente de la agresión del juego de la vida, pero generalmente más ligado a una sensualidad de distensión, me parece…

Auspicia el pensamiento de estos detaller la lectura de “El Manantial”, excepcional novela de Ayn Rand (voy por la página 400 y algo), que hace al lector más preciso en cuestiones de psicología.

La obra es de Anton Rooskens.

7 comentarios:

Francis Bean dijo...

Creo que es exactamente como lo planteas.

¿Se excitan del sufrimiento?

Si, es así. Lamentablemente.

Saludos, muy bueno el blog

Sergio dijo...

Alejandro: Nó sólo los violadores son violados....cualquiera que ingresa en un penal y no cuenta con la banca suficiente pasa por lo mismo...es una muestra de poder del capanga del pabellón. Te hago una pregunta ¿un violador debería estar en una cárcel común?¿Nuestro sistema penal está en condiciones de reformar a esos criminales? que yo sepa la violación no es un delito cuya pena sea de cadena perpetua (a menos que sea seguida de muerte, aunque tampoco las cadenas perpetuas se cumplen) Entonces ¿En que condiciones egresan de los penales? ¿Tenés idea del grado de reincidencia de los violadores? no sé, son algunas reflexiones que me surgieron al leer tu artículo y me gustaría conocer tu opinión. Saludos. Sergio

Anónimo dijo...

pobre corsi!!!

Marcos Gaser dijo...

Leí en alguna parte que la exciación sexual del violador proviene de la sensación de ejercicio (o abuso) de poder sobre otra persona.

El ejercicio del poder es erotizante, sin duda. Preguntenle a los políticos....... uy, aquí se abre toda una avenida de posibles disquisiciones!

Mejor cambio de tema. Me alegra que hayas encarado la lectura de Ayn Rand, aunque sostengo mi opinión de que "La Rebelión de Atlas" es superior a "El Manantial". ¡vas a publicar tu opinión después de leer ambas obras?

Cochi dijo...

La imagen de sometimiento fisico(que no llega a ser violación porque hay consentimiento mutuo) del hombre hacia la mujer aparece en casi todas las novelas de Ayn Rand, no sólo en El Manantial. Me resulta llamativo ver como se repite esa imagen en sus historias... En parte debe estar en juego lo que mencionaste antes, el erotismos que se genera por el hecho de someter (no sabria decir si entra en la categoría de "perverso")

Dexter dijo...

Sospecho que debe haber diferentes categorías de violadores. Para citar algunos,estan aquellos que atacan en la oscuridad y aquellos que ponen pastillas en las bebidas de sus victimas.La peor de todas;los que abusan de niños y adolescentes.Hay algo en el concepto de la erotización por sometimiento que no me cierra.Me parece que es una perversión que requiere mas recursos que la de un violador. Para mi un tipo que viola es el ejemplo mas acabado de la impotencia.No sexual, sino emocional.Para llegar ahí, tenés que haber recorrido un verdadero infierno de frustaciones,rechazos e ideaciones psicóticas.Tenes que tener una personalidad que huela a cadáver, para que otro ser humano escape de tu cuerpo.Por otro lado tambien es un acto de venganza. La victima a veces no solo es sometida sexualmente, sino que a veces es maltratada fisicamente hasta la muerte.
Honestamente creo que a esta clase de delincuente habría que castrarlos, pues usan sus genitales como armas para dañar a los demas.Si nos parece lógico castrar a una mascota para que viva exenta de las perturbaciones del celo y el instinto, porque no hacer lo mismo con estos tipos por las mismas causas?.Creo que hasta les hacemos un favor ya que los estaríamos despojando de aquello por lo que sufren tanto:El desear y no poder.

Victor dijo...

Supongo que en la cárcel deben aparecer conductas de lo mas extrañas. Parece ser que el violador es un degenerado (si, degenerado) que no es bien visto a la comunidad penitenciaria. No se lo perdonan. Vaya uno a saber de donde surgen esas emociones tan oscuras que motivan también a su vez a los violadores intracarcelarios. Es un horror la cárcel, pero es peor que los cacos anden sueltos por ahí. ¿Soluciones?

Ayn Rand? todo lo que leí de ella (poco) me pareció brillante. ¿Porque es tan despreciada por intelectuales que abrevan en las ideas "románticas" o "posmodernas"? No se si me explico... Hace poco un comentarista del blog la comparaba con una hamburguesa por ejemplo. Tengo la impresión de que los pensadores que dicen las cosas de manera mas clara y honesta despiertan menos simpatías que los que dicen cosas "lindas" aunque sean inconsistentes. Como diría tu amigo Andres ¿Para que decir la verdad si se puede decir algo mejor? Pareciera ser que eso también pasa en la filosofía.

Saludos

Related Posts with Thumbnails