jueves, septiembre 30, 2010

"La muerte desnuda" artículo mio sobre Romina Yan en Yahoo! Argentina


Empieza así:

La muerte sorpresiva nos envía al espacio exterior. La realidad más pura aparece en los horarios centrales de la tele y en los titulares de los diarios, la realidad de la muerte y del cosmos.
¿Me volví loco? No. Me explico.

La de Romina Yan es una muerte que no puede ser digerida mediante el uso de ninguna racionalización. No se le puede dar sentido. No hay culpable, ni causa, ni siquiera un hábito que la explique. No hay por qué. Es muerte pura, el cuerpo puede fallar y a veces pasa. Que podamos decir en términos médicos qué fue lo que falló no alcanzaría, tampoco: la velocidad la deja expuesta.


Link: Artículo completo

9 comentarios:

manhattan transfer dijo...

La muerte es la única certeza. Sabemos que moriremos y también sabemos que morirán aquellos que amamos, odiamos o, simplemente, conocemos. Lo que desconocemos es el instante de cada muerte. Una perogrullada lo que digo.

La muerte es eterna y antes de nacer no éramos nada. Por lo tanto nuestra vida es sólo una breve excepción. Un punto singular en el tiempo-espacio. Cada uno lo aprovecha o desperdicia como quiere o puede.
Yo, personalmente, estoy saboreando un Nieto Senetiner Bonarda. Si viene la parca me chupa un huevo.

Pato dijo...

Me gustó mucho tu artículo. Y genera ganas de vivir plenamente la vida porque se termina en cualquier momento. Aunque es muy difícil recordar esto mientras se vive. Pero me gustó especialmente lo que decís al final, sobre como la muerte nos va a encontrar seamos lindos, feos, bajos, altos, etc. Una filósofa con quien trabajé, adorable, Josefina Semillán Dartiguelongue, solía decir precisamente eso, que la muerte nos iguala, nos equipara. Podremos ser millonario, pobres, tener un apellido patrio, pertenecer a la monarquía o vivir en el Chaco profundo y todos vamos a morir. Es decir, dos momentos de la vida en que somos todos iguales: de donde venimos y a donde vamos. (Por favor: entiéndase que igualdad de "de donde venimos" implica la unión de espermatozoide con óvulo. No quiero decir que unos venimos del Hospital Alemán y otros del Centro materno infantil Evita Vive. Por favor porque ultimamente la gente está un poco susceptible y ya van a decir que no todos venimos del mismo lugar.). En fin, buenísimo el artículo. Buen fin de semana!

despistada2010 dijo...

Esta bueno el artículo.

delivery post-crucifixión dijo...

Muy buen artículo. La asunción de la misteriosa muerte, muestra nuestro humano límite. Si podemos conscientizarla re-creamos nuestro proyecto existencial.

Un abrazo!
R.P.

Santiago Javier dijo...

Yo lo tengo mucho miedo a la muerte, porque creo que despúes no hay nada. Volvemos a ser lo que fuimos antes de ser concebidos, o sea nada.

Algunos dicen que hay un mas allá donde las almas moran en paz. Por ahora tiendo a creer que con el cuerpo se va también nuestro espiritu que sería nuestra mente.

El miedo a la muerte nos inhnibe, nos hace vivir asustados. La aceptación de la propia muerte es un duro trabajo, que en algún momento tenemos que hacer para vivir más plenamente.

Ariel dijo...

La finitud y el infinito se besaron en la puerta del misterio.

astroboyesgay dijo...

Fantástico artículo.
Lo que más me llama la atención no es el impacto que tuvo en los medios sino esa suerte de extrañeza, de pedido de explicación colectivo.
No queda más que ponerle intensidad a lo que somos y a lo que deseamos.

Dexter dijo...

Me paso algo raro con Romina Yan. Soñé con ella, el día de su entierro.
Tengo tv por cable desde 1991. Desde entonces, deje de ver los canales de aire. Muchos nombres y caras del ambiente artístico local, me son absolutamente desconocidos, como lo era el de esta mujer.
El sueño, con su composición caprichosa y errática, la utilizo como un componente de su estructura.
Analizando la situación, percibí que su inclusión en mi inconsciente, se debía a la fastuosa difusión informativa que se realizo con su deceso.
La moraleja del cuento es: como el bombardeo mediático puede filtrarse en nosotros, sin que nos demos cuenta. Talla nuestro pensamiento con la inclusión de pequeños trozos. Esquirlas de sentido que se van amontonando en algún baúl de nuestro cerebro.
Sera por esto mismo, que se entregan diarios gratis en los subtes y trenes?........
Me parece que la política funciona en nuestro inconsciente, a través de estos trozos fugaces.

chavnnel dijo...

LA MUERTE QUE MAS DUELE ES ...LA MUERTE JOVEN. Aunque pueda racionalizarse, duele. Uno se rebela, se enoja pero es ...irreversible. Cuando se produce una muerte joven, personalmente lo siento como un castigo a los deudos.Cuando muere alguien de edad es mas llevadero.Creo que la muerte es la ausencia fisica pero siento que dentro nuestro habita una escencia sin memoria que vagara por el cosmos hasta que se sienta tentada a reencarnar. Y ademas, porque creer que hay solo una forma de vida, no podemos viajas hacia otro planeta y continuar existiendo?

Related Posts with Thumbnails