domingo, abril 18, 2010

Ambientalismo


Me preguntan en Formspring:

¿Como ves esta nueva religión de la ecología y el calentamiento global?

Como algo que es en parte una nueva expresión de idealismo incapaz de entender la vida, y en parte una necesidad para no perder calidad de vida y duración de la experiencia humana.

Lo primero es un embole, y en ese sentido la ecología (o el ambientalismo) es un refugio para lo peor de la izquierda.

Lo segundo es una evolución muy necesaria e interesante, algo nuevo que nos toca vivir, que puede traernos también mucha felicidad.

¿Querés preguntarme algo?

18 comentarios:

delivery post-crucifixión dijo...

Yo hubiera preguntado que es lo que se entiende por "religión de la ecología".

Habría que realizar algunas distinciones básicas y fundamentales entre ecología, ecologismo y filosofía ambiental.

La ecología es una ciencia, no es una religión, ni ninguna clase de creencia.

Los ecologismos suelen ser movimientos que toman su fundamento a partir de determinados supuestos ecológicos y están en contra de la destrucción del medioambiente. En general son de "izquierda", pero acá hay que entender qué se entiende por izquierda...

La filosofía ambiental es una disciplina que no tiene más que unas pocas décadas de edad y que piensa las problemáticas medioambientales desde un sentido más amplio que la ecología. En la misma suele integrarse la cuestión de los ecosistemas y las diferencias culturales. Hay diversas filosofía ambientales (o también denominadas ecofilosofías).
En nuestro país se desconoce mucho de ello. No tanto en Primer Mundo (especialmente en U.S.A, Australia y algunos países europeos) donde hay prestigiosos intelectuales que han escrito sobre estos temas.

Supongo que ambientalismo es sinónimo de ecologismo, pero esto hay que aclararlo.

Más allá de los diversos movimientos (ecologistas) y sus razones específicas (algunas más atendibles que otras, algunas más ideologizadas que otras). Lo cierto es que el planeta está aquejado por ciertos impáctos antrópicos que hay que empezar a considerar ya que la ignorancia de los mismos puede generar insospechadas problemáticas ambientales.

Hablar de la "religión de la ecología" no tiene sentido. Es como decir "religión de la astrofísica" o "religión de las matemáticas". Más bien hay que decir "fanatismo ecologista" lo cual es diferente y está de moda.

El tema es amplio y ya está instalado a nivel mundial. Podemos participar de él. O pensar que esos problemas "están lejos" y seguir haciendo zapping cómodamente en nuestras casas.

De nosotros depende.

Un abrazo!
R.P.

Peluca dijo...

No creo para nada en que se cierne sobre la humanidad un nuevo "mal", ahora llamado calentamiento global. Estamos arriba de un montón de piedras con muchísimos años (solo hay teorias que aproximan lo que pasó en esos tantos años) y nosotros solo participamos de una parte muy pequeña de esa historia... de repente en los últimos 10 años nos dimos cuenta de que el planeta está "colapsando" por nuestra culpa. ¿Que habrán pensado los dinosaurios de su modo de vida cuando fueron exterminados por cosas que caian del cielo? ¿Que venian los 12 jinetes del apocalipsis?

Alejandro te pregunto a vos porque lo ves como un enredo de izquierda porque hasta donde yo se solo algunos pequeños partidos politicos europeos (de izquierda si) están incluyendo estos temas en su agenda... y por otro lado veo grandes lobbistas que no llamaria de izquierda, como Al Gore, que están practicamente dedicados a la difusión de estas ideas.

Saludos !

Barackus Obama dijo...

El uso de las metáforas se encuentra permitido.

viki dijo...

Yo soy de izquierda las pelotas, y estoy muy a favor de la ecologia y de Giorgio Armani!!

Marcos Gaser dijo...

Quisiera comentarles con un ejemplo cómo se vive el tema en otras latitudes. En Eslovenia, país donde resido, el sábado se realizó una campaña nacional, organizada por una ONG llamada "Ecologos sin Fronteras", que se llamó Limpiemos Eslovenia en un día": se pedían voluntarios para trabajar una mañana en la recolección manual de residuos (con guantes y bolsitas) en tu zona, organizados en brigadas coordinadas y poniendo énfasis en los basureros ilegales.

Lo impresionante es que participó el 12.5% de la población del país (250 mil personas de una población total de dos millones). Como si en Argentina se hubieran movilizado aprox 5,6 MILLONES de personas.

Pueden ver detalles (en castellano) aquí:

http://esloveniacorazon.si/noticias/resultados-parciales-de-limpiemos-a-eslovenia-en-un-dia-ocistimo-slovenijo-v-enem-dnevu

Max dijo...

Te olvidaste de una cosa Alejandro, la embriagurez que produce sentirse el que tiene la superioridad moral, el ser el bueno de la pelicula. El ambientalismo te da eso, podes salir y atacar a todo el mundo por sus estilos de vida consumistas y perversos porque vos sos el salvador del mundo.

Fernando dijo...

al ambientalismo y ecologismo le quedo pegada la etiqueta de "integrista" anti-consumo, conservadurismo verde y eso de que todo lo nuevo que trae la tecnologia y el conocimiento es una mierda y revienta a los pajaritos y el color azul.

el hecho es que -si bien siguen existiendo los verdes radicalizados- el tema ecologia hoy es un tema central en los paises desarrollados. es el futuro. hablar de "religion ecologista" cuando el tema es la economia sustentable o la busqueda de como producir articulos de consumo con poco o nulo impacto ambiental es una gansada y tan dinosaurio como decir que el ecologismo son los radicales verdes. la ecologia no tiene mas que ver con negar la tecnologia, el consumo o los adelantos cientificos, sino con la forma de adecuarlos a un mundo o sociedad que tiene las caracteristicas que tiene.

y esto va desde la produccion de electrodomesticos a la biotecnologia, pasando por la busqueda de combustibles o energia que no produzca basura que nadie puede utilizar o que nos pueda dañar. o en tecnicas geneticas para "crear" naturaleza, por dar algunos ejemplos. esta es una epoca de pioneros aunque no parezca.

no se ve mucho porque es algo muy caro de desarrollar y hoy en dia ser ecologista es un lujo hasta en el primer mundo. aparte que no muchos estan dispuestos a cambiar los modelos de produccion existentes. pero el cambio de mentalidad es inocultable y lo veremos cada vez mas.

despistada2010 dijo...

Supongo debe haber estudiosos tratando el tema, yo empezaría preguntandoles a ellos los verdaderos riesgos y las formas de controlarlos.

Por otro lado estan los que llevan la bandera, porque necesitan protestar por algo o pertenecer a un grupo, generalmente no tienen argumentos, sino consignas recitadas de memoria.

Además hay que adherir a algún "ISMO" sino no sos nadie!!!!jaja

Luis N dijo...

Para quienes no lo ven como un religión, copio aquí algo que es cribí hace poco en otro blog sobre el asunto:

El fundamentalismo ambiental pareciera estar dirigido contra el capitalismo. Y en principio es así; lo es para muchos militantes de la izquierda fanáticos de la causa ecológica. Pero no nos engañemos, nos quedamos cortos si nos detenemos ahí. El sistema de la libertad (como es más propio llamar al capitalismo) es el sistema en donde la creación del hombre se manifiesta en toda su fecundidad, en todo su esplendor. Es dentro de este sistema en donde el hombre modificando su entorno puede alcanzar para sí y sus semejantes posibilidades de vida y realización máximas, jamás imaginadas por sus ancestros.

¿Qué se consigue atacando al capitalismo? Suprimiendo al capitalismo colocamos un freno o un cerrojo a la creación y acción humanas, es decir al hombre mismo.

Hay en esta concepción ecologista, por darle algún nombre, una equivocada sobreestimación de la Naturaleza a la cual se ve como una divinidad en una suerte de extraño renacer del paganismo. Esta visión es propia de nuestra época y de sociedades opulentas. Un hombre perteneciente a ellas está alejado en extremo de las vivencias de escasez y aún de pobreza extrema en que vivieron sus antepasados y que viven aún otros seres humanos en zona extensas de la tierra. Desconoce así el verdadero carácter de la naturaleza para con el ser humano; bella, indispensable, pero mezquina. Todo lo que el hombre ha logrado lo ha conseguido modificando la naturaleza.

Estas visiones ecologistas, que tienen esta errada concepción, construyen un erróneo sistema de valores que las acompaña. Lo bueno y el bien se hallan en lo “natural”, lo virgen, lo inmodificado. Lo malo y el mal se encuentran en lo “artificial”, lo “no natural”.

¿Pero qué es lo “artificial”?

Lo artificial es todo lo que el hombre crea o construye (“obra de arte” en su mas amplio sentido). Y si condenamos lo artificial estamos condenando al hombre, dígase lo que se quiera, y lo estamos condenando por sus obras que son inseparables de su modo de ser.

¿Qué pretende esta concepción?

Que el hombre abandone su existencia alejada de “lo natural” para volver a encontrarse con la naturaleza en donde cesará su inquietud y desasosiego, su “estrés”, que no es más que una consecuencia de la civilización, fundiéndose con la Naturaleza que es la divinidad de donde salió (El mito del Eterno Retorno).

Como se ve no es más que un torpe engendro religioso y castrador.

Y como religión es muy pobre y sin alcances

Paul Maril dijo...

Todo bien, Luis, pero el humo de los escapes es una porquería que hace mal. Y que lo digan los que viven en Santiago de Chile o el Distrito Federal Mexicano, tienen días en que no se puede ni respirar... eso no es izquierda ni derecha, eso es real... Que muchos defensores del medio ambiente sean fundamentalistas, no quiere decir que todo lo que dicen sea mentira.

delivery post-crucifixión dijo...

Continuación del anterior comentario:

¿Queremos ser capitalistas?

Perfecto; pero aquí NO termina la cuestión. Recién comienza y la pregunta es: ¿qué clase de capitalismo queremos?

¿Un capitalismo que sea ciego a los requerimientos ambientales, o más bien un capitalismo abierto a dichas problemáticas?

Como hombres generamos un medio artificial. Muy bien, eso nos destaca como humanos. Acá comienza la cuestión: ¿qué clase de "mundo artificial" deseamos?
¿Un mundo artificial donde desaparezca la mayoría de las especies vivientes y los ecosistemas? ¿Un mundo donde siga creciendo la miseria en gran parte del planeta? ¿Un mundo donde sigan apareciendo enfermedades generadas por nuestro propio afán de poder?

¿No es preferible un capitalismo que tenga en cuenta estas problemáticas? ¿No es preferible un capitalismo que dignifique al hombre respetando al planeta que es el único que tenemos?

En lo que a mí respecta no quiero vivir ni en un sistema Soviet ni tampoco dejarle a mis nietos un planeta quemado.

Sé que hay teóricos liberales (ciertamente los hay también socialistas) planteando estos temas. Viendo cómo es posible establecer un liberalismo más amigable con el medioambiente.

En lugar de caer en posiciones maniqueas (nada más fácil que decir; sos un ecologista, sos zurdo, luego sos un resentido, etc.) veamos la posibilidad de construir teorías en concordancia con las problemáticas de nuestros tiempos.

Saludos!
R.P.

delivery post-crucifixión dijo...

Voy a tirar algunos datos. De lo contrario parece como si se estuviera jugando un partido de fútbol:

1. El aumento de dióxido de carbono atmosférico producido por la quema de combustibles fósiles y la creciente industrialización ha incrementado el “efecto invernadero” (el dióxido de carbono en el aire ha aumentado como consecuencia de ello alrededor de un 25% en del siglo XX. ) Según algunos estudiosos del tema se presume que está cifra podría llegar a duplicarse en nuestro siglo. La liberación de diversos gases, por ejemplo, la duplicación del nivel de metano, prosigue alterando de manera sustancial la atmósfera terrestre y todo parece indicar que seguirá aumentando la temperatura en el planeta,

2. El “adelgazamiento de la capa de ozono” producida por el uso de clorofluocarbonos y muchos de los productos químicos utilizados por el hombre. Las consecuencias del adelgazamiento de la capa de ozono, que se vislumbra ante todo en el polo sur de nuestro planeta, ha aumentado las radiaciones ultravioletas provocando el crecimiento de cánceres de piel y el debilitamiento del sistema inmunológico en los seres vivos,

3. Los nefastos efectos de la denominada “lluvia ácida” que ha sido producida por el desenfrenado proceso de industrialización se hacen notar en el daño sufrido en los diversos bosques situados en el área septentrional del planeta,

4. La “eliminación de las especies” debido a la actividad humana: entre el 1500 y 1850 el hombre occidental eliminó una especie cada diez años, entre 1850 y 1950 la eliminación ascendió a una especie por año, en 1990 fueron extinguidas diez especies por día y en el transcurso del 2000 una especie por hora. Como puede notarse, el proceso de destrucción masiva por parte del hombre viene acelerándose de modo intensivo: se supone que entre 1975 y el 2000 pudo haber desaparecido el 20% de las especies vivas. Por otra parte, para clasificar actualmente la cantidad de especies que hay en el mundo se necesitarían alrededor de 500 años. Lo más aterrador es que antes que termine el siglo, la actividad humana habrá extinguido las 2/3 partes de las plantas y animales que habitan la tierra, esto significa, que existen millones de animales y plantas que pasarán por el mundo sin que el hombre se haya enterado.

5. La “devastación de los bosques”: los incendios forestales incrementan las nubes de carbono hacia el aire elevando el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera. El 40% de árboles y arbustos que cubren la superficie terrestre ha encogido aproximadamente una tercera parte desde las épocas anteriores a la agricultura hasta el presente. Actualmente se estima que los bosques del mundo se están acabando a un ritmo de 20 millones de hectáreas por año

6 El reemplazo de grandes extensiones de bosques nativos por monocultivos silviculturales (cultivo de eucaliptos que se utilizan para pasta de papel) o agropecuarios (plantación de soja para consumo humano).

7. La población mundial crece en forma vertiginosa. Lo alarmante del caso es que, al margen de su caótico crecimiento, dos tercios de la población mundial son pobres y 60 millones de personas mueren de hambre y de enfermedad derivadas de ella, 20 millones de los cuales son niños.

Sigo en el otro comentario...

Dexter dijo...

Yo creo que tener conciencia ecologica es positivo. Vivir con contaminación es una costumbre insalubre. Pensemos por ejemplo en el Rio de la Plata, al cual no se puede acceder por los peligosos niveles de toxicidad que posee. Obviamente, esa contaminación es producto de la evolución de la ciudad y quizas su contaminación es efecto colateral. Pero existiendo tecnologías para solucionarla, el esfuerzo de sanearlo sería un proyecto interesante.
Otro aspecto valioso es que exista reglamentaciones firmes y factibles sobre los materiales peligrosos y su tratamiento.
La gente de Entre Rios y su conflicto con las pasteras uruguayas, podría dar un paso adelante planeando alguna estrategia que busque cuidar al rio, en vez de estar tan cerrados a provocar su cierre. Ecologia y desarrollo es la ecuación que debe ser contemplada.
Si se pudo viajar a la Luna, gracias a la búsqueda de métodos. Porque no podría tranquilamente existir empresas verdes?.

perogruyo dijo...

Excelente Luis N.

Es que lo que caracteriza al ser humano y lo diferencia del resto de los seres de este mundo es su capacidad creativa. Esa maravillosa capacidad para crear recursos a partir de descubrir nuevas formas de utilización de lo existente. De encontrar oportunidades donde otros ven problemas y sacarles provecho.

Ese proceso se libera en un ámbito de libertad y respeto por la propiedad del fruto del ejercicio de dicha capacidad, a la que TODOS tenemos acceso, en cuanto nos reconocemos como humanos.

Ese es el verdadero milagro que multiplica los panes, que se libera dentro de un sistema capitalista y se abort@ con cada experimento socialista.

El error de la concepción fundamentalista ambiental y el socialismo jacobino de "vuelta a la naturaleza" es creer que los recursos están dados y que se trata de un juego de suma cero en el que si uno gana es porque el otro pierde, cuando en realidad basta que alguien invente un sistema que reduzca a la mitad el consumo de un recurso, para que las reservas de dicho recurso aumenten al doble.

En eso consiste el ver el vaso medio lleno en lugar del vaso medio vacío.

El sólo hecho de la toma de conciencia o responsabilidad ambiental produce el incentivo para que millones de privados comiencen a pensar en encontrar la solución y plasmarla en resultados, beneficiándose y beneficiando al resto de sus semejantes.

Es fácil, sólo hay que cambiar el observador pesimista por uno optimista y convertirse en protagonista de la existencia.

No es la CULPA el motor, es el LOGRO y el ORGULLO resultante.

Dejemos que se hagan cargo de la culpa (o deuda original de ser humanos) a las religiones y al socialismo.

¿No pagamos lo suficiente con más de 1000 años de oscurantismo y servidumbre feudal?

delivery post-crucifixión dijo...

Espero con ansias el día que los que se autodenominan liberales en este país (hasta ahora quiero creer que no hubo ningún mandato presidencial de esa índole sino sólo fraudes conservadores "made in Argentine") abran sus mentes y como auténticos progresistas estén receptivos a las problemáticas de nuestros tiempos.

Solamente tiro dos artículos de autores que escriben textos y publican en revistas yankees sobre el tema. Van de muestra. Hay muchos más:

"Deep Ecology and Liberalism: the greener implications of Evolucionary Liberal Theory", de Gy Zerega

"Is Liberalism Environment-Friendly?", de Avner de-Shalit

Perogrullo; muy divertido el video de Chavez. Muy buen sentido del humor...!

Saludos!

R.P.

perogruyo dijo...

Estimado Delivery
Me sorprende su sentido del humor.
Creo que no nos entendemos.
Slds.

Luis N dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el cuidado del entorno donde se vive que no tiene porqué convertirse en algo feo, desagradable, maloliente o invivible. En ese sentido cosas como por ejemplo la limpieza del Támesis (que hoy está mas limpio que en la Edad Media inclusive) son altamente deseables. La restricción al tránsito de vehículos en ciudades encajonadas con ausencia de vientos como Santiago de Chile son por el momento necesarias, etc etc.

Pero de ahí a hablar de una destrucción a escala planetaria como se pretende hoy y sostener que ello se debe a la maligna acción del hombre (ser perverso que solo puede purificarse en la naturaleza y fundiéndose con ella en la inacción) hay un largo trecho.

En ese sentido Delivery Post Crucifiction ha puntualizado las seis afirmaciones más características sobre la materia (la séptima trata otra cosa).
Las seis son falsas. Y puedo explicar por qué lo son en cada uno de los casos. Pero ello me llevaría mucho espacio y a desarrollar asuntos que no son temas de este blog (Soy muy respetuoso con los blogs ajenos)

Me parece importante puntualizar dos cosas:

1) Para quienes están interesados en conocer el otro punto de vista y ver la falsedad de estas consignas catastrofistas puedo recomendar varios sitios de Internet en donde se trata con el nivel que se busque (accesibles a legos a técnicos o a especialistas) estos asuntos.
En castellano puedo sugerir a) El blog de Antón Uriarte meteorólogo español especializado en la historia del clima y con lenguaje muy accesible a profanos :

http://www.antonuriarte.blogspot.com/

b)El sitio argentino de divulgación “Mitos y Fraudes” con traducción castellana de muchos artículos de especialistas también muy accesible a legos. Aquí se encontrarán referencias y “links” a otros sitios con el nivel de complejidad y exigencia científica que se quiera:

http://www.mitosyfraudes.org/

2) Es en la Internet en donde se encontrará una discusión y refutación de todas estas posiciones equivocadas debido a las características de sus lectores y participantes, en donde la gente inquieta y con conocimientos científicos abunda.
Los medios masivos de comunicación están normalmente volcados al catastrofismo porque vende muy bien. (No es noticia el avión que llega a destino sino el que se cae.)
Así ha sido en Internet donde se ha dado el gran debate no solamente por la razón anterior sino porque en muchos casos científicos de nivel (contrarios a estas hipótesis tan en boga) la han tenido como el único foro o ámbito de discusión y de divulgación de su pensamiento.

delivery post-crucifixión dijo...

Estimado Luis N.

Gracias por su comentario. Lo agradezco porque precisamente lo que me interesa es que se instale el debate. Desde cierta apelación a la "autoridad" competente en estos temas yo podría referirme a las corrientes ecofilosóficas vigentes son sus diversas ramificaciones (ecología profunda, ecología social, ecosemiótica, ecofeminismo). También podría apelar a diversos autores postmodernos que han puesto (algunos demasiado irónicamente, a mi gusto) en jaque cierto estilo de vida de la Civilización Occidental.

Citar hay para mucho. Pero creo que lo más importante es instalar el debate ya que se trata de una cuestión netamente existencial que atañe a la plamación de futuras sociedades humanas.

Tendré n consideración los blogs que Ud sugiere.

Le repito; lo más importante es plantear el debate, instalarlo de modo serio en la sociedad empezando por los círculos intelectuales.

Al menos eso es lo que sucede en muchos países desarrollados. Y estaría bueno que sigamos su ejemplo.

Mis saludos!
R.P.

Related Posts with Thumbnails