jueves, abril 29, 2010

El interior y la capital



Me preguntan en Formspring:

¿Por que decís que "la capital" maltrata al interior? ¿Y quienes son "la capital"?

La capital es Buenos Aires, obviamente. Lo maltrata porque no termina de entender la importancia productiva del interior, porque le retacea los recursos, porque cunde el modelo del canchero porteño por sobre la más normal forma de ser que se ve en la gente que no padece (ni disfruta) la tensión histérica y creativa de la Capital Federal.

¿Querés preguntarme algo?

15 comentarios:

Pato dijo...

Desde la Revolución de Mayo, al mismo momento que se enviaron expediciones para contener el avance español en el norte, comenzaron las diferencias entre Buenos Aires y el interior. El cancherismo de los porteños viene de esa época. Es increíble que 200 años después se siga con la misma pelotudez.

Pato dijo...

Desde la Revolución de Mayo, al mismo momento que se enviaron expediciones para contener el avance español en el norte, comenzaron las diferencias entre Buenos Aires y el interior. El cancherismo de los porteños viene de esa época. Es increíble que 200 años después se siga con la misma pelotudez.

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Yo, aún siendo de Entre Ríos (quiero decir – no siendo de la Capital) no comprendo esa antinómica absurda. Hay gente imbecil, que excede los límites de lo exótico-vanguardista y se transforma en un perfecto desubicado, en cualquier punto de la geografía nacional…

Digo, al carajo las categorías absurdas.
Estupidos, creativos, cancheros, cornudos, exhibicionistas, malhumorados, padres, madres, filósofos o futbolistas hay en todos lados.
Saludos.

jllgnr dijo...

Brillantemente explicado.
;)
PD: vivo en capital (por mis estudios universitarios), pero soy del interior.

despistada2010 dijo...

Lo que decis es así.Tal cúal.

tibu dijo...

...como alguien del interior, recibí miles de veces ese trato tan particular que tienen los porteños hacia los del interior, en todos los ámbitos: desde las giras cuando jugaba al rugby, hasta la actualidad en mi trato con proveedores y clientes....vivi poco más de un año en la capital y lo se de primera mano...

Obvio que en todos lados, hay de todo. Tengo un par de amigos bien porteños que son como hermanos...

Pero, tu descripción Alejandro es tal cual, por término medio los porteños creen que los del interior somos medio pelotudos, primitivos, básicos, que por tener acento raro somos medio boludos,...tengo miles de historias sobre el tema.

Tal vez donde más se nota el contraste es en el exterior, me tocó pasar poco mas de 1 año estudiando en el exterior y compartí clases con muchos que en su mayoría eran porteños...y la verdad no tenía nada en común con ellos y en ocho meses me cansé de explicar que era de Argentina pero no porteño...y fui victima de cierto prejuicio hacia los argentinos por justamente los porteños y su particular actitud...en fin...tema espinoso.

Julián dijo...

Que le retacea los recursos es bastante discutible.
De hecho, hay muchas provincias económicamente inviables que prácticamente subsisten de la solidaridad ajena. Un ejemplo es la prov. de Buenos Aires, que recibe una renta muy por debajo de lo que produce. En el lado opuesto, Santa Cruz, digamos.
Es cierto que el porteño suele ser más ingreído, pero también lo es que en el resto del país hay algo de resentimiento producto de cierta envidia. Eso es muy notorio.

Julián dijo...

Pato, el fenómeno del habitante de la gran ciudad que tiene cierto desdén o aire de superioridad por el habitante del campo o las ciudades chicas es un fenómeno casi universal. El tipo de New York se caga de risa del cowboy de Texas, y el parisino se caga de risa del agricultor de las zonas rurales. En fin, no somos exclusivos en ese sentido.

Daniel Zeballos dijo...

¿Qué es la "importancia productiva" del interior? Terminemos con esa sanata de que todos vivimos de lo que produce el interior. Lo que produce el interior se lo quedan los dueños de las tierras y en las grandes ciudades ya ni pagando precios internacionales podemos comer buenas carnes ni verduras. El país va a crecer cuando el interior se industrialice y el país termine de cambiar su perfil productivo. Exportando ganadería y agricultura no se beneficia al país, se beneficia a los dueños de los campos, que son el sector que mayor trabajo en negro emplea.

Pato dijo...

Julián, pienso lo mismo que vos, creo que es así en todos lados, pero como soy argentina y vivo en Argentina,me preocupa lo que pasa acá. Es decir, que sea universal no quiere decir que esté bien. Saludos!

Julián dijo...

A mí en realidad me interesa lo que pasa en todos lados.
Cuando una conducta atraviesa fronteras y culturas, tiendo a pensar que es algo innato del ser humano. Esa era la idea que quería reflejar, no que esté bien porque además lo hagan los yankees o los franceses.
Saludos.

tibu dijo...

Daniel, como se ve que no te tenes idea de lo que estás hablando. El campo y la ganadería son lejos la industria con más tecnología de punta aplicada a la producción...te quedaste en el tiempo...

Daniel dijo...

¿Nadie se preguntó dónde estaban los peones rurales en el conflicto con el campo en 2008? ¿O por qué todos los últimos presidentes fueron del interior? No hay que generalizar Tibu, hay porteños que creen que los del interior son pelotudos y hay provincianos que creen que los porteños somos pelotudos. Pelotudos hay en todos lados.

Dexter dijo...

La gente del interior vive a otra frecuencia. El ritmo de CABA es avasallante y lo primero que se percibe es la indiferencia que se tiene por el otro.
La gran cantidad de personas,da pie para comportarse como guanaco. LLevar a uno por delante sin disculparse,burlar el orden de una fila o regar las plantas del balcón si preocuparte quien camina por debajo, son cosas inadmisibles para muchos que vienen de otras partes.
Mas amabilidad en las personas que vivimos en esta ciudad, sería aconsejable.

Anónimo dijo...

Existe una justicia cósmica. Los de capital ni se imaginan cuán ridículos se ven algunos porteños a los ojos de cualquier persona que no vive en Capital y sus alrededores.
Una hermosa experiencia es observar cómo las chicas de la capi se van con tacos a acampar a los Siete Lagos.

Related Posts with Thumbnails