lunes, diciembre 10, 2007

Como en la película con Raquel Welch

Cuando yo era chico daban por la tele una película con Raquel Welch en la que unos tipos viajan en una nave por el torrente sanguíneo, viviendo aventuras, no me acuerdo con qué fin. En Discovery News sale que se descubrió la manera de que nanopartículas liberen drogas en el cuerpo según conveniencia.

Link: Nanoparticles Release Drugs on Demand

4 comentarios:

Agustín. dijo...

Leí una novela de temática parecida,se llama Viaje Alucinante 2:destino cerebro, de isaac Asimov(creo).
Saludos.
Agustín.

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

Ésta es la tecnología que va a permitir erradicar el cáncer, seleccionando las células cancerígenas sin matar a las células sanas.

Anónimo dijo...

Hola!!!mi idea sobre el arte donde la masa es percibida por el artista y él lo vuelca en su expresión musical, pictórica,etc. es unilateral ya que al leer sobre la película de Raquel Welsh y lo de las nanopartículas, me acordé de Julio Verne,Asimov y tantos otros que fueron visionarios del futuro, tendrá que ver con la física cuántica? Al menos lo que sé es que la base de la música es la matemática y también me acuerdo de un libro de E.Poe donde decía que nuestros pensamientos se iban al cielo y permanecían ahí, la idea me gustó y me parecó muy grafica y útil ya que si es así aplico la geometría y largo una línea de ida y vuelta y me traigo el pensamiento que me conviene, la cuestión es saber cual es ese pensamiento. DIVAGUES.
En cuanto al arte efímero, sí creo que es respuesta espejo de la sociedad en la que vivimos. En una de tus clases te pregunté si existía el lider en Nietzsche, me contestaste que en el superhombe. Pero entonces no entiendo para que existe si la naturaleza de cada uno es inmodificable, entonces el trabajo en zonas carenciadas, intentando educarlos primero en el desarrollo de su percepción, de los sentidos y luego en la comunicación no sirve para nada, sin embargo cuando lográs que inntenten convertirse en individuos desarrollan una creatividad muy rica.Por su puesto que no todos, pero aquellos con los que se puede trabajar su resiliencia logran cosas conmovedoras. Ojalá que las nano partículas sirvan para despertar a ese hombre que no va a poder ser un super hombre pero va intentar percibir la realidad de otro modo.Sin miedos, que son en gran parte lo que les impide despegar.Que puedan ser esclavos para que pueda haber cultura.
Yo soy esclava de cronos, yo también soy un medio para que la cultura perdure.Gracias por permitirme divagar en tu blog.Chau
María Angélica

el sofista dijo...

Sí, recuerdo la película: los personajes, a bordo de un submarino, eran miniaturizados para poder recorrer el cuerpo humano por dentro y llevar a cabo una operación cerebral. Con los años me enteré que Asimov había escrito una novelización del guión (Viaje alucinante o Fantastic Voyage) para promocionar la película que resultó ser bastante mejor que el guión original –no digo mejor que la película porque ésta cuenta con Raquel Welch...

Related Posts with Thumbnails