jueves, mayo 12, 2011

La fatalidad del entusiasmo


El entusiasmo es el camino a seguir para encontrarse a sí mismo, la serie de vivencias que conducen a quien se entregue a ellas a encontrar la salida de su propio laberinto.

El entusiasmo no acepta trampas, no puede lograrse por un acto directo de la voluntad. Uno no puede decidir entusiasmarse, ponerle pilas a una opción a la que no siente propia.





3 comentarios:

La Cagámpora dijo...

flashié

demasiado bueno! a cambiar el animo no todoe sta perdido!

Jole dijo...

Si pero yo entusiasmado soy un peligro para el planeta.
Termine de leer 'Ganas de vivir' y me tuve que agarrar de una columna porque me iba a Marte en bicicleta.

Rehabilitación profesional dijo...

Entusiasmarse es vivir es querer alcanzar una ilusión, simplemente hay que pensar en lo impensable.

Related Posts with Thumbnails