lunes, mayo 23, 2011

Para qué sirven los hijos (Artículo mio hoy en La Nación)


Empieza así:

Como todo el mundo sabe, a los filósofos nos pasa de no entender las cosas más elementales. De esa posición de relativa imbecilidad (que se ha gustado denominar "asombro" para darle un tinte más benigno) derivan las preguntas que nos hacemos, básicas, a veces excesivamente elementales. Responder es otro precio, y ahí el filósofo se pone más artista o literato, acepta aun más sus limitaciones pero también las disfruta, y procede a decir lo que le viene a la cabeza, con el riesgo de que muchos de sus oyentes o lectores pasen al acto y le digan cosas desagradables que pongan en evidencia su patología.

Fui a comprar café y galletitas y me apareció la pregunta ¿para qué son los hijos? En realidad es para mí una vieja cuestión, abierta mucho antes de que la experiencia de la paternidad llegara a mi vida. Antes de querer tener hijos interrogaba a la existencia tratando de entender qué hacía que una persona quisiese procrear, tener descendencia. No me parecía mal, claro, pero no lo entendía. Un amigo me aclaró el tema, otro filósofo, cuando me dijo, un día: "tener hijos es una experiencia afectiva". Ah, dije o sentí yo, claro, es eso.

Como ahora soy grande y tengo tres hijos sé mucho más de qué se trata y se me ocurren variadas respuestas que quiero compartir con uds, hijos lectores, padres lectores, porque a veces me parece que el desconocimiento es general:

Los hijos son para hacer fotos y videos. Uno se vuelve un cholulo extremo, como si estuviese en presencia de la más notable estrella de Hollywood o como si el nene fuera George Harrison. Queremos retener cada segundo, duplicar el placer de tenerlos haciendo copias perfectas, acumular infinitamente sus momentos. Disfrutamos de su presencia y paladeamos su ausencia, mirando esas imágenes que nos hacen muchas veces más conscientes aun de la maravilla de su ser.

Sigue aquí

10 comentarios:

ramiro dijo...

en cierto modo tener hijos tambien sirve paea cumplir el mandato social de tener una familia normal. Yo no tengo hijos y constantemente tengo que pagar el costo social
de no cumplir con ese mandato.

ramiro dijo...

 Por otro lado, tener hijos tambien cumple una funcion de seguro social, alguien que te cuide cuando estes viejo. Para mi el tema de los hijos y la cuestion social estan muy relacionados. Primero, la presion social por tenerlos, por cumplir el mandato social, por el otro, la necesidad de tener alguien de nuestro entorno, que nos cuide a una edad avanzada. Por eso tambien es tan importante ese momento donde uno como hijo tiene que cuidar a sus viejitos, es casi imposible no cumplir con ese mandato, es un mandato social muy fuerte el de cuidar a tus viejos ancianos o enfermos.
 
 

María Fernanda Paz dijo...

Ramiro :te digo que esto que se siente al tener hijos se puede alcanzar sin ellos, ya que,sin dudas, paternar o maternar es algo universal:aunque no seamos padres o madres, por esas cosas de la vida o por elección propia, todos, hombres y mujeres, conocemos los misterios de la vida de algún modo u otro... Ante todo, por encarnar el misterio siendo hijos, y también por engendrarlo, "pariendo" nuestras propias vidas, paternando o maternando seres vivos de todas las especies, o gestando nuestros propios logros, que no necesariamente pasan por traer hijos al mundo. Te recomiendo que leas a Sergio Sinay en La Nación Revista del domingo 24 de abril, día del cumpleaños de mi hija menor...
Vas a ver que riqueza le proporciona su respuesta a una lectora que no logra su realización a través de ser madre. Se titula "Todos somos fecundos". Y allí también se cita un ensayo excelente, que vale la pena leer aunque seas hombre,titulado "Without Child" de Laurie Lisle : googlealo y fijate. Yo lo encontré en su original en inglés.Si no te arreglás, me comprometo con todo gusto a hacer un comentario en mi blog, ya que tuve dos mujeres sin hijos comentándome en una entrada en la cual,casualmente, hablo de lo maravilloso que es tenerlos, y ellas también merecen ese aporte.
Te saludo a vos y felicito al filósofo Alejandro por su artículo,

Fer.

delivery post-crucifixión dijo...

No lo veo Ramiro como una presión social. Diría casi lo contrario, al menos en las sociedades más desarrolladas, los hijos se han vuelto casi un impedimento para lo que se considera el desapliegue personal. En el neo-individualismo actual el hijo bien puede ser un estorbo. Y conozco gente que no los ha querido tener precisamente por eso.

Por eso aplaudo este artículo de Aljandro R. Una reivindicación de la paternidad en nuestros tiempos.

De todas las frases resctato esta: "Los hijos son explosiones, desarrollos veloces, big bangs existenciales, y cualquiera que esté cerca de un nene o de una nena queda capturado por su onda expansiva."

Los hijos son una cachetada a la existencia, que te hacen ver las cosas de otra manera.

Un abrazo!
R.P. Delivery

ramiro dijo...

Gracias Fer, muy buen comentario, se puede ser padre o madre sin necesariamente traer hijos al mundo, es cierto eso. Tambien es cierto que muchos padres biologicos no lo son en la practica, porque nunca se ponen en el lugar de padre, o sea, tuvieron chicos sin conciencia y sin realmente tener la vocacion de padre. Muy buen punto, después voy a visitar tu blog. Saludo fuerte!!! Ramiro
 
 
 

ramiro dijo...

 Hola Delivery, gracias por tu comentario pero la presion por tener hijos es fuerte, puede ser que ahora sea menor, pero en toda sociedad hay un rol en el cual encajar, hay sociedades donde esto es mas o menos fuerte, pero la familia tradicional en general es mas o menos parecida en la cultura occidental, Mama/Papa, 2 hijos, algunos abuelos, etc. Si te salis de la norma, es bastante esperado no ser la persona mas popular del barrio. Saludos, Ramiro
 
 
 
 

ramiro dijo...

Deli, inclusive en tu mensaje haces una apologia a tener hijos, y es aplaudible, pero tambien tendria que ser respetada la opcion de no tener hijos, de ser libre con respecto a ese tema, de elegir otro estilo de vida que no es posible cuando uno tiene hijos. Seamos realistas, cuando tenes hijos no tenes las libertades que tenes cuando no los tenes. Yo hoy por hoy puedo elegir vivir donde se me canta el c…, no respondo a nadie… disfruto de eso… siento que mi vida es tan abierta que la gente me tiene un poco de miedito, porque no tenes anclas, no tenes parametros… sorry, pero mi apologia es a la libertad, lamento que la gente tenga una postura moralista con respecto a este tema…
 
 

delivery post-crucifixión dijo...

Ramiro; yo respeto la gente que no quiere tener hijos. No realizo ninguna discriminación, menos un juicio de valor. Y es cierto también que hay (todavía) cierta presión social por tenerlos.

Pero lo que rescato del posteo de Ale es que él parte de una libre elección por tener hijos. Por eso creo que, en ese sentido, es más una elección personal, existencial.

Y también concuerdo que hay formas de fecundidad sin ser padre biológico.

LO único que quise decir es que si decidís tenerlos es una experiencia muy fuerte, difícil y gratificante.
En ese sentido los posteos de Ale dan que pensar porque precisamente hay que reinventar todo.

Un abrazo, Ramiro!
R.P.

María Fernanda Paz dijo...

Ramiro: todo vale cuando parte de una elección. Es verdad que hay padres biológicos que nunca ejercen de padres, dejando terribles huellas en sus hijos...
Me comprometo a escribir una entrada sobre esto que te comenté dedicada a vos en mi espacio de reflexión, ahora que se armó el debate. Pero creo que toda postura es respetable. Y lo que decís de la presión social es cierto también, y hay muchos otros aspectos en los que también nos sentimos presionados por conformar un cierto estereotipo. Y aclaro que soy madre por elección, que amo a mis hijos más que a mi vida, y que a veces también me pesa la responsabilidad de haberlos traído a este mundo: todo tiene su lado de luz y su lado de sombra, en esto soy muy Jungiana. La vamos a seguir con todo gusto: prometo.
Gracias y saludos,
Fer.

ramiro dijo...

Ah, otro comentario con respecto a este tema de los chicos y la madurez. La madurez del hombre no se da por el nacimiento de un hijo, tampoco es motivacion de madurar, el hombre no madura via el nacimiento de ninios (al contrario de la mujer que tiene efectos en su propio cuerpo del nacimiento). El hombre no madura gracias tener hijos, el hombre actual en las culturas occidentales en general tiene problemas para madurar. Las tribus tenian (o tienen) ceremonias de iniciacion del hombre de chico a hombre, que hoy en las culturas occidentales no hay, es por eso que la mujer es en general mucho mas fuerte emocionalmente que el hombre y tiene en general mas facilidad de entender sus propios procesos.  Me estoy interiorizando de a poco con este tema pero uno hombre que escribio sobre esto fue Robert Bly y hay otros, pero sugiero la lectura de este tema, que es muy interesante para nuestro genero.
 
 

Related Posts with Thumbnails