martes, noviembre 25, 2008

Calor

El calor es una desgracia cotidiana que amenaza con volverse extrema. Cuando tenemos calor y nos quejamos tenemos ese temor: que la cosa empeore y termine mal. Es extenuante, agotador, desgastante. No hay posibilidad de refinamiento y disfrute con el calor. Uno puede olvidarse un rato, pero después vuelve a caer sobre nosotros como una fatalidad. Es una cosa primitiva, poderosa, una experiencia límite. Nos gusta mirar "cómo va" el tema, y lo comentamos: "¿viste?, 35 grados..."

El calor es como la secuela del estallido de una bomba atómica hiper gigantesca pero lejana, el sol. Nos cocinamos en ese extremismo del universo. Si la tierra se acercara un poco más no tendríamos respuesta posible.

Tener un aire acondicionado es generar la fantasía de que uno se ha puesto a salvo, pero la cosa es momentánea. El cuerpo se nos derrite, somos como un helado: sabemos que esto no puede durar mucho.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Con Menem estabamos mejor!

Anónimo dijo...

Comparto y agrego, no hay nada mas lindo que las noches veraniegas es como el gran premio por haber soportado el horno que padecimos al mediodia y a la tarde
Un abrazo a mi blog preferido
Eloy

Anónimo dijo...

Comparto y agrego, no hay nada mas lindo que las noches veraniegas es como el gran premio por haber soportado el horno que padecimos al mediodia y a la tarde
Un abrazo a mi blog preferido
Eloy

Charo dijo...

A mí me agota el frío. je...

JLC dijo...

Yo no me habia dado cuenta de lo histórico de la frase "Estamos condenados al exito" Estamos condenados a la mediocridad, a la intrascendencia, y a la (maldita) esperanza!

Pablo dijo...

Alejandro, creo que es el primer post de este blog sobre el cual puedo decir, tajantemente, "no coincido". Si bien no me encanta el calor en una ciudad como Buenos Aires, sin mar, río u otra vertiente acuífera de proporciones considerables, creo que es tolerable y, en comparación con el invierno porteño promedio, predispone mejor el estado de ánimo: alegría, buen humor, sensualidad, etc. Creo que, en síntesis, el verano está mejor asociado a los valores llamados "positivos" del alma (aunque yo no creo en el "alma", uso dicho concepto con fines exlcusivamente comunicacionales). Seguramente hay también argumentos a favor del invierno, aunque yo no los encuentro.
Che, se me ocurrió una idea, porque en vez de pelearnos con River vs. Boca, Izquierda vs Derecha, Coca Cola o Pepsi, nos peleamos por amantes del Verano vs Amantes del Invierno? puede ser mas divertido.

Diego D. Sigal dijo...

me gustó la frase "no hay posibilidad de refinamiento y disfrute con el calor" Es verdad, la elegancia como proyecto al salir de casa, cuando a las 7 de la mañana ya ves que hay como 25 grados, se desecha enseguida. Se elige ropa fresca antes que elegante, si se pueden ojotas , mejor.(Aunque son la muerte de la elegancia.)
Con respecto al aire acondicionado, todavía no conozco a ninguno que sea tan perfecto que provoque sensación de bienestar como la que se siente cuando naturalmente no hace calor. Se aproximan a un estado mejor que si no estuvieran, pero igual les falta algo, no es lo mismo. son solo un paliativo.

Estela dijo...

hace calor y desde que soy chiquita siempre hizo calor pero me pregunto ¿porque ahora no me lo banco? lo destesto, estoy de mal humor, cansada, agobiada, no me gusta mas el extenuante calor, ni ventiladores ni aires acondicionados hacen que me sienta mejor, el sol del mediodia me acuesta, ¿sera la edad? no se pero ¡que calor che!

laura dijo...

pero tenés siempre tema para empezar una conversación

marcelo dijo...

como diría mi madre:
"Se quejan cuando hace, se quejan cuando hace calor"
¿Quién los entiende?

Raúl Soria dijo...

Ale, para los que dicen que borras los comentarios opuestos, no coincido del todo con tu post.
Hace calor, hay mucho sol, no corre un viento ni cuando pasa un auto; pero este sol, este calor también te hace poner las pilas, a mi me indica que falta poco para que termine el año.
Creo que el tema no es el calor, sino donde estamos cuando hace calor, ojo yo sufro el calor mal pase gran parte de mi vida en ambiente costero, asi que.
Respecto a la frase "no hay posibilidad de refinamiento y disfrute del calor", podriamos comparar el calor con los problemas que todos los días nos hacen levantar temperatura y crecer, al hacernos transpirar nos comieza a purificar, gastamos mucho mas liquido y tomamos mas agua por ende tenemos la sangre mas limpita... yo creo que se puede refinar con el calor. Además pienso que el calor, incentiva la creatividad uno busca las formas de vestirse diferentes, se convierte en un experto en crominancia buscando los colores que reflejen mejor y no absorban calor.
Lo mejor con el calor no es enojarse, ni irritarse con el sino pasarlo y luego disfrutar el momento de su ausencia, teniendo la certeza de haber atravezado el momento.
Saludos

El testigo falso dijo...

Yo detesto el calor en los espacios cerrados; en oficinas, casas, deptos... lo resisto un poco mejor al aire libre, pero le huyo al rayo de sol fatal en la playa.

Ahora estoy en España y está empezando a hacer frío. Este año habré vivido dos inviernos. ¿Suena triste, no? No es para tanto...

Vamos, lo que me agobia es la transpiración, no tanto el calor. Sudo como un condenado. O, mejor, como un testigo falso.

Dexter dijo...

Una de los grandes errores como porteños, es tener ese inmenso Río de la Plata, totalmente al pedo. He conocido gente que era muy anciana cuando yo era niño y me contaba los paseos y los baño en él.. Era toda una opción del antiguo verano porteño.
He estado en Colonia, en la otra orilla y allí me di cuenta de cuan grosso es el río. Nosotros lo tenemos olvidado, casi negado. Es un lugar de paso al Aeroparque o para sentarse 15 minutos a comer un helado.
Un proyecto mas que piola, seria recuperarlo. Planificar alguna manera de limpiarlo, para que vuelva a ser un ciudadano más de la ciudad y no un inmenso basurero acuático.
Es heavy, lo sé. Pero también lo era ir a la Luna.

Estela dijo...

los maestros ciruelas me enojan mucho mas que el calor

Related Posts with Thumbnails