miércoles, noviembre 26, 2008

Psicología del bruto

Hace poco tuve que hablar a estudiantes secundarios en un evento en contra de la violencia juvenil, para generar una cultura que no sienta a la pelea como una práctica inevitable, y sentí que me proponían un desafío muy difícil. ¿Cómo ayudar a los chicos a vivir mejor? ¿Cómo hacerlo sin caer en la impostura crítica habitual?

Estas son algunas de las cosas que dije:

Cuando yo era chico no me agarraba a trompadas. Me sentía cobarde, débil. Sabía que los que me daban miedo eran unos brutos, pero creía que podían más que yo. Padecía el contacto con esos chicos cancheros y prepotentes. Después, con el paso del tiempo, me dí cuenta de que yo también tenía fuerza pero que mi fuerza era distinta: era creativa. Descubrí que por no ser bruto yo podía más.

Algunos de esos brutos que me daban miedo hoy son unos pobres tipos, y yo me siento feliz.

Estoy seguro que hay muchos chicos que son víctimas de esos brutos que se creen inferiores y quiero decirles que no hay nada peor que ser un bruto.

Otra cosa a entender es que el bruto no tolera al que no es bruto. Odia al que es capaz de mayor delicadeza, al que puede interesarse por otras cosas, al que no necesita resolver todo a las trompadas. El bruto se cree un genio pero es un bruto.

El bruto quiere ser el rey de los brutos y se pelea con los otros brutos hasta que todos terminan mal. Ese desastre generalizado es la fiesta de los brutos.

Cuando juega al futbol el bruto cree que tiene que ganar de cualquier forma, y si no juega bien juega violentamente. El que no es bruto, el inteligente, se prepara para ser mejor, para jugar mejor y ganar bien, sin trampa, por pura fuerza del talento. Se esmera, trabaja en si mismo. El bruto no sabe mejorar, sólo sabe maltratar al que no es bruto.

El jugador bruto es un héroe para los brutos. El jugador con talento es un héroe para todo el mundo. El bruto cree que no puede fallar. El bruto es canchero, si no puede algo se hace el que puede aunque no sea cierto. El bruto se cree su propia actuación y no entiende por qué las cosas no le salen tan bien como querría.

El bruto no sabe ser suave, delicado, sensible, no sabe entender, no sabe ser amigo. No sabe querer a alguien, porque querer le parece cosa de puto. El bruto se junta con otros brutos y compite, se alía para ser más bruto y vencer a otro grupo de brutos. Hablamos de brutos o de brutas, porque las chicas también pueden ser muy brutas.

También podemos decir: pobre, el bruto. El bruto es el que tiene la peor situación en su casa. No fue querido, no tuvo padres que le dieran otro tipo de fuerza. Tal vez sus padres también son brutos, y le pegaron, o son muy infelices, y le dieron la noción de que sólo el bruto gana. Pero el bruto pierde siempre, aun cuando gana, porque su victoria es también bruta, estúpida.

El bruto no entiende nada, se siente solo, ni se da cuenta de que tiene problemas, cree que todo debe ser enfrentado por la fuerza bruta. El bruto cuando no es capaz de algo se trata mal, se hace daño, el bruto choca con las cosas.

El que es bruto cuando está en el colegio después no va a saber qué hacer cuando salga del colegio y tenga que integrarse en el mundo de la producción, en el mundo adulto de las relaciones de trabajo y amor y utilidad.

Hay muchas cosas mejores que cagarse a palos. Hay muchas cosas mejores que hacer que pegarle a los demás. Por ejemplo: aprender a tocar un instrumento, tener una banda, masturbarse, leer, sacar fotos, trabajar, estudiar lo que a uno le gusta, hablar con los amigos, hacer teatro, dibujar, jugar bien a algo, entrenar, tener relaciones sexuales sin producir embarazos.

El mejor bruto es el que se da cuenta de que es bruto y decide cambiar. El bruto que pide ayuda ya no es tan bruto. El bruto que empieza a buscarle otra vuelta a su vida es sensacional: capaz de cambiar, de crecer. El bruto tiene solución, pero tiene que dejar de ser bruto. Y necesita ayuda, como todos. Tiene que dejar de ser bruto para entender que la ayuda es necesaria y buena.

(El cuadro es de Basquiat).

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Un texto brutal.
Saludos
Jose Sztrum

Sugar Sixx dijo...

Me encantó, muy bueno.

Anónimo dijo...

Hm... sin ánimo de polemizar,
creo que este post está lleno de
pre-juicios, de "¡como me gustaría
que así fuese!", (la frase es mía!)
o para expresarlo
de otra forma, afirmaciones
que tienen tal cantidad de excepciones
que pierden validez.
es mi opinion, aunque nadie me la pidió... :-)

dueño de boxer en pinamar

Nestor Trepode dijo...

Muy bueno el texto, creo que los argentinos tendriamos que salir de la brutalidad y trascender hacia la creatividad. Tendré encuenta el texto para mis clases
Néstor Trepode

Gustavo dijo...

Hace dos noches viví un claro ejemplo de lo que escribís. En una plaza cerca de mi casa habían colgado un cartel del Gobierno de la Ciudad, de los que dicen "La ciudad trabaja", en el que le agregaron "para mi bolsillo. Macri". Eran cerca de las 10 de la noche y yo volvía de laburar. En una especie de arranque republicano me puse a desatar el cartel. Desde la oscuridad del centro de la plaza apareció una pareja; ella me empezó a putear, él me decía que estamos en democracia. Le contesté que por eso yo también tenía derecho a sacar lo q no me gusta. Me preguntaron si era inspector y contesté que no, sólo un ciudadano. El chabón se puso violento, me arrancó el cartel de las manos, me siguió amenazando, le di la espalda y me fui caminando despacio. Me quedé bastante mal con el episodio, ¡encima mi mujer se enojó conmigo! En fin, no pertenezco al PRO, aunque sí voté a Macri, pero no es ése el tema de fondo. Lo que me quedó dando vueltas es la sensación de atropello, la incapacidad para tolerar al otro, lo difícil que es convivir. Todo lo que tan bien expresás en tu post.

Paul Maril dijo...

Bien. Muy bien. De todos modos, a las víctimas de los brutos a veces solo les queda devolver alguna de las que reciben, pués realmente nadie los va a ayudar a salir de esa situación de bullying, los han dejado solos. Los compañeros, para no ser víctimas también, y los maestros, para no meterse en problemas.

Aldous Lape dijo...

Me imaginé un mundo lleno de suaves
Me imaginé la prehistoria llena de sensibles
Me imaginé Buenos Aires llena de delicados

Considero necesario el uso de la fuerza bruta en determinadas circunstancias, nunca su abuso. Y a la inversa, necesario el uso de la fuerza suave, nunca su abuso

Un brutito suavecito.

Françoise dijo...

Ahjjj que reconfort leer algo asi... a veces pienso en esas cosas y no se como las explicaria a mi hijo... tal vez en el momento, cuando llegue hubiera encontrado la manera (tal vez no la mejor o tal vez si), pero tu ya me ahorraste la mitad del trabajo!!!
Abrazos y gracias

Anónimo dijo...

Gustavo, quien pintó el cartel se equivocó, y vos al sacarlo, le empatáste!! La democracica es una forma también de moderar nuestra brutalidad... nadie va a convencer a nadie con un cartel ó con una pintada sobre el. Finalmente, la gestión dirá quien tiene razón, y esta la dará las urnas... Este es el sistema menos bruto..jaja.

Anónimo dijo...

Genial.
Por cierto que he conocido varios.
Acaso no nos gobiernan ellos y es una sociedad que enaltece a esos brutos?

Anònimo Juan

Ricardo dijo...

En nuestro país, ha habido sobradas muestras de que la fuerza y la brutalidad dieron mejores resultado que la inteligencia y sensibilidad... cuando logremos revertir la tendencia, mediante la convicción en valores propios y el sistema politico que elijamos, daremos un claro mensaje que "no conviene" ser bruto... hasta en esto funciona el mercado! Como te dije anoche en el taller, te admiro por la motivación con la que te movés... trataré de tomar un poco de ella... Abrazo. Ricardo

Hernán dijo...

Gracias!

Dexter dijo...

Brillante, los brutos son la plaga de todo infante sensible, y la plaga de cualquier lugar en donde comiencen a formar numero. Lo percibo en el centro, en donde la proliferación de pensiones ha traído gente muy fea a la zona. Son como gatos salvajes, de noche andan en ruidosos ritos de reproductivos, adornados de alcohol y pegamento. No tiene el menor sentido de la urbanidad y su alta disponibilidad para la noche, me lleva a preguntarme que hacen en el día.
Algún progre dirá que son los excluidos del sistema. A mi me da la impresión de que el sistema no les interesa. No saben que hacer dentro de él. Es más interesante esa vida animal que pasa vacua como un gas por sus narices.
Algunos no son malas personas, otros son perversos a punto de entrar o recién salidos de la cárcel. Están liberados. Los bárbaros caminando en las calles de roma.

Andrés. dijo...

Alejandro:
Como admirador de tus escritos, tus videos en youtube y tus talleres (a los cuales quiero volver), me pone muy feliz verme reflejado en el articulo, es maravilloso, me conmocionó, me llenó de orgullo y de satisfacción.
Años me tomó entender estas cuestiones que vos decis con tanta claridad, y que vos hoy me las cuentes me emociona muchisimo,
Te felicito por la excelencia,
Andrés Fleischer.

Louis Cyphre dijo...

Muy bueno.

Cualquiera que haya tenido alumnos alguna vez sabe que una persona que no sabe y sabe que no sabe es perfectamente rescatable. Lo que suele no tener arreglo es una persona que no sabe y cree que sabe.

Anónimo dijo...

El articulo es por sobre todo Bruto!
Habla mas de los problemas de tu infancia que de los brutos.

El mundo puede estar dentro de una gran burbuja de libertad creada por EEUU, pero EEUU es mas bruto en esencia que Europa, fue mas bruto que Japón al tirarle las bombas atómicas, y dentro de la burbuja puede que los filósofos y las libertades tengan lugar, siempre y cuando no nos olvidemos que en realidad esto es una selva y el bruto esta mas capacitado para el mundo real que el "no bruto"!

EEUU te pasa por arriba con el arte, con la genialidad, con las guerras, con la estrategia, con la inteligencia, con la capacidad, con la supremacia, eso es brutalidad, es avasallamiento!
Si le pasara algo a todo EEUU, quien gobernaría? en esa época mejor ser bruto!
Esperemos que no le pase nada y sigamos boludeando en internet!

Anónimo dijo...

Ojala fuera tan sencillo... El texto tiene buenas intenciones pero no la pega con la realidad...

Anónimo dijo...

Alejandro,

Es maravilloso lo que escribiste. Muchas felicitaciones! esto va a iluminar a chicos y chicas.
Muchas gracias y abrazos,
Aurora

El abandono de la medialuna dijo...

Che, Alejandro. Muy de manual parecen tus brutos. Porque convengamos que el 90% de los humanos sommos prototìpicamente "brutos", o por lo menos, lo somos en una buena proporción. Todos tenemos nuestro costado bruto, como nuestro costado sensible. Sí apoyo la moción de cultivar la sensibilidad, pero también el caso es que el mundo se suele mover con códigos "brutos", y estimular sólo la "suavidad" nos puede dejar desamparados frente a las reglas de convivencia de este mundo actual.

Miriam Delgado.

Related Posts with Thumbnails