martes, noviembre 18, 2008

Teoría del celular (parte 2)


El celular es también un espacio en el mundo, definido, exclusivo, un lugar. Es como tener un departamento y llevarlo encima. Como ser uno su propio departamento. Cuando una persona tiene un número de celular es ubicable en su movilidad. La persona misma es móvil, no fija. Esperar un llamado no es quedarse quieto, es estar pendiente de una llamada que nos puede encontrar en cualquier parte. El escenario de la vida es el mundo, el territorio personal es cualquier parte. Tal vez uno no pueda tener su propio departamento, pero al tener un celular tiene una parte importante de esa experiencia: es localizable, tiene un número propio.

Volviendo al concepto central de intimidad. Era distinta la relación entre los miembros de una pareja cuando no se hablaban durante horas. Era distinto no poder estar seguro de lo que estaba pasando en la casa de uno cuando uno estaba afuera, ahora hasta el silencio del celular habla, dice: todo está bien.

El día del amigo es un fenómeno que asociamos inmediatamente con la saturación de las líneas de telefonía móvil. El celular ha acercado mucho a la gente, la amistad (que en ciertas épocas de la vida es más importante que el amor) cuenta ahora con un recurso poderosísimo.

De Entel al celular. Se puede leer la historia argentina en esa evolución: de una telefonía estatal, ineficaz al extremo, escasa, sindical, siniestra, a una eficiencia hipermoderna y accesible. Ya no es cosa de ricos, el celular, es cosa de cualquiera. (Empezamos sintiéndolo como un privilegio pero era el advenimiento pausado de una democratización total). Así como Internet hace más difícil la censura y los abusos de poder en la sociedad, también la presencia de los celulares hace más difícil la distancia, incrementa la informalidad, la inmediatez, encarna y promueve muchos buenos valores de la época.

Los celulares son recursos: pueden servirnos para crecer o pueden estar al servicio de la neurosis. Pero eso pasa con todo. Los cuchillos que tenemos en todas las cocinas son potenciales armas para el asesinato, pero no tientan a nadie. Bueno, a pocas personas, proporcionalmente muy pocas. El uso negativo del celular es cuando nos pone al alcance del otro en cualquier circunstancia, aun en aquellas en las que –por trabajo o por intimidad- uno tendría que saber negarse. El celular es una bendición tecnológica, excepto que uno se construya con ellos una de las peores trampas y ceda a la exigencia de visibilidad total.

8 comentarios:

Nelson Diaz dijo...

Saludos mi buen amigo, llegue a este Blog por recomendación de una buena amiga que esta suscrita al mio, y en verdad agradezco su recomendación, permitame felicitarle por su iniciativa, una manera agradable, directa y accesible de compartir sus hábilidades y talentos, sus conocimientos y experiencias.

Desde Venezuela mis mejores deseo mi buen amigo, ya me vera por aca.

Exitos y Bendiciones

Raúl Soria dijo...

Leí uno de los comentarios en la entrada anterior y me recuerdo cuando mi viejo tuvo su primer celular, la empresa proveedora era Movicom el equipo se lo había dado la empresa para la que trabajaba, pesaba como 3 Kilos y venía en una valija de cuero con una correa, tenía una antena negra y el cargador estaba incluído; Motorolla era la marca.
Respecto a la intimidad, las vueltas de la vida muchas veces te sorprende; sucede que cuanto yo tenía 18 (mi ex) me vendio mi primer celular en una casa de eletrodomesticos de Ramos Mejia trabajaba para la desaparecida Miniphone y todavía recuerdo los botones de la camisa a punto de estallar por la presión de sus pechos, y la mirada que tenía. Una mirada que siempre me impacto y que nunca olvide, aunque confieso que nunca me anime siquiera a decirle algo por entonces... 12 años mas tarde hablando con ella me comenta que trabajó en esa casa en Ramos; como tengo paranoia de abogado desde siempre guardo hasta el ultimo contrato y allí estaba era ella, efectivamente.
Respecto a lo que decís que el celular es como tener un departamento y llevarlo encima; te comento que eso es literal; la nano-tecnología abre especios en la materia que antes no existía; un amigo trabaja para una importante firma de jabón en polvo y me comentó que la bolitas color ocre del jabón no son encimas, son en realidad filtros para el agua dura, y que en esas pelotitas hay cerca de 1 metro cuadrado de capacidad de filtrado.

Max dijo...

Y no saben lo que significaron los celulares en el interior, en zonas aisladas. Gente que trabaja en el campo, y me refiero a una persona con un sueldo mínimo, que antes veía a su flia un par de días por semana, hoy día está conectado, sabe como estan sus seres queridos, todo lo que pasa, existe en el mundo, asi este en un rancho aislado. Culturalmente para esa gente el cambio es increíble.

esteban dijo...

Todo bien, viste...pero cada vez que compras uno cedes a la colonizacion cultural del Imperio y te transformas en peón de las politicas de globalización que explotan al pueblo del tercer mundo, viste?;)
Para que sepas, en Cuba- pais maravilloso que asegura la salud de la población- NO EXISTEN los celulares( ni Internet Libre)

Juan Carlos dijo...

Me gusta que hayas nombrado al desastre que fue Entel. Es bueno refrescarle a algunos en lo que terminan las estatizaciones innecesarias de empresas que terminan siendo terreno para oscuros negociados politico-sindicales. Desgraciadamente estamos viendo esos vientos soplar de nuevo.

Anónimo dijo...

Hola, Qué lindo, cuanta libertad hay en Cuba, qué maravilla, no ????? los que están de acuerdo con eso podrían mudarse para allá, total a ellos le va a venir muy bien que los tengan controlados como a ellos les gusta. Y nosotros nos quedamos contentos por acá comprando lo que nos gusta o no comprando nada si se nos canta.
besos

Anónimo dijo...

Especialmente para Esteban que escribe aquí arriba. ME PARECE QUE EL NO VISTE NADA SOS VOS, pibe

Lola dijo...

comparto la visión del impacto positivo del teléfono móvil a nivel social y personal, pero no hay que olvidarse del enorme impactivo negativo de los celulares a nivel ecológico y de salud. como con muchas de las ventajas tecnológicas, se llega a un nivel casi ridículo de uso (a un nivel de abuso), que transforma esa invención genial en un problema, y cuando esto pasa que a nadie se le ocurra ni siquiera sugerir plantearse el uso responsable de estas tecnologías o productos. sería como alguien diciéndole a la gente que fume menos en la década del 20. pero lo real es que cada vez más se comprueba que las ondas emitidas por las antenas y aparatos son perjudiciales para la salud humana (y por eso alertan no acercar teléfonos a niños pequeños), pero también desvían o confunden radares animales, que se comunican o guían por ondas que nosotros no percibimos, y finalmente, crean los mismos deshechos tóxicos que casi toda la tecnología, sobre todo porque pocos se resisten a la tentación de cambiar de teléfono cada 2 meses.

ahora pienso en la entrada en la que hablás del estado adolescente de la sociedad argentina, y no sé si sólo los argentinos somos adolescentes, hay algo en general, a nivel global, que impide que actuemos con sentido común. quizás sólo algunos afortunados dentro de la especie humana se puede expandir y crecer y evolucionar en el curso de sus vidas, y el resto no sabemos bien qué hacer, o no lo creemos posible, o no nos interesa, pero es llamativo. diría que nosotros en argentina somos unos nenes caprichosos y el resto de los países son unos jóvenes de veintitantos viviendo con sus padres porque les da fiaca (y miedo) salir al mundo.

x

Related Posts with Thumbnails