jueves, noviembre 13, 2008

Teoría de lo vegetal (fragmento)


Las plantas perseveran, como mis temas recurrentes. Los temas mismos son vegetales, tienen ese movimiento lento en su crecimiento y su desarrollo. ¿Todas las cosas del espíritu tienen una vegetalidad que les hace de sustancia? Hay que regarlas, hay que hablarles, hay que transplantarlas. Su tipo de actividad resulta una aparente pasividad para ojos que buscan un movimiento de animal. Pero también lo animal tiene en muchos de sus procesos ritmos y desarrollos de vegetales. Las certezas germinan y crecen como plantas.

Lo vegetal es cauto, persistente y no sabe. Lo vegetal permanece, es quieto y se instala y se toma su tiempo. Lo vegetal es escultórico, arma un objeto que irrumpe en el aire una sola vez y se ofrece al mundo en su estatismo estético. Lo vegetal no piensa, está todo ahí, y su categoría especial es la que proviene de un desplazamiento ascencional progresivo. Lo vegetal espera, observa, acompaña, soporta y persiste.

Se dice que una persona es un vegetal cuando está quieta y no tiene conciencia. Son la conciencia y el movimiento los que marcan la diferencia. La conciencia sería la diferencia entre lo humano y lo animal, y aun esto es discutible, y el movimiento la diferencia entre lo animal y lo vegetal.

Queremos que el mundo se deje colonizar por esa paz y esa sabiduría vegetal, queremos que reine esa vida contenta de estar, o no contenta ni triste. Lo vegetal es oriental, por su actitud de sabiduría realizada. ¿O es Oriente el que adoptó la modalidad de lo vegetal para sus fenómenos de cultura mientras que nosotros recurrimos más bien a formas animales?
Es por su modo de estar que decimos que lo vegetal es estático. Y la estética es la belleza del estar.

Cuando se habla de la naturaleza como de un mundo armónico y pacífico se está hablando en realidad de lo vegetal. Lo animal es monstruoso y voraz. ¿Por qué esta identificación, como si lo animal y lo humano no fueran naturaleza, como si lo animal de puro bruto la contraviniera y como si nosotros, animales, tuviésemos que considerar toda nuestra cultura y nuestro refinamiento como elementos gratuitos y reprobables? La naturaleza es también esa creación animal, el mal, y todo el movimiento que de ahí proviene.

Esto es un fragmento de la Teoría de lo vegetal, que forma parte de mi libro "Conciencia rockera".

Link: "Conciencia rockera" en mi site, Bienvenidos a mí.

1 comentario:

Paul Maril dijo...

La naturaleza, a veces, es un asco.

Related Posts with Thumbnails