miércoles, noviembre 19, 2008

Muerte del libro


Antes era libros o nada. Hoy está Internet, por eso la muerte del libro es más tolerable: y además no es muerte, es resurrección, una de las mil que vive cada cosa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Puedo leer textos cortos en la pantalla del monitor. Me cuesta muchísimo, cuando se trata de un libro. ¿Alquien lo intentó?.
Rafael

José Luis dijo...

El libro no se va a morir, como no se murió la radio (como predecían entonces) con el advenimiento de la televisión. El libro tiene su lugar. Son objetos fantásticos. Sigo entrando en librerías y teniendo ganas de comprarme todo aunque sepa que no lo voy a leer, por más que pueda bajarme casi cualquier cosa de Internet. Inclusive si puedo imprimir esas cosas para leerlas en un sillón, un libro es un libro. Está ahí. Lo mirás, lo volvés a abrir. Sabés que lo leíste.

Max dijo...

Es casi imposible, Rafael. En cambio tenes más libros por internet. Les recomiendo a los que les guste leer que entren a Project Gutenberg y vean lo que hay para bajar. Hay miles y miles de libros libres de copyright, que son los que tienen más de 100 años (esos on muchos libros si lo piensan). Se lo bajan en formato de texto y lo pueden imprimir. O pasar a una palm, o lo que les guste.

Dexter dijo...

Hay una cosa que me sigue llamando la atención y es la cantidad de gente que lee libros en el subte. Muchas veces mi espalda le dio apoyo a la Literatura, en el cargado subte D. He leído fragmentos espantosos de Coelho(ese chabon que en realidad se debería llamar co-hecho, ya que es un ladri) porque no me quedaba otra y algún que otro fragmento interesante de libros que vaya a saber como se llamaban.
No esta todo tan mal, aunque los diarios gratarolas del subte, están ganando la pulseada.

Related Posts with Thumbnails