martes, julio 03, 2007

Mi enemigo

Si tuviera que definir mi enemigo, es decir, aquello contra lo cual pienso y hablo, creo que lo más preciso sería decir que mi lucha es contra la neurosis. Es una manera de denominarlo, habiendo otras posibles, pero esta me parece acertada.

La neurosis entendida como las formas débiles de nuestras personalidades, defensivas, por lo tanto ignorantes e incapaces de reconocer la realidad tal como ella es, con su complejidad y sus dificultades.

Esta lucha involucra entremezcladas las dos instancias de la vida personal y la de la vida social, o para decirlo de otra forma, las vicisitudes de la aventura propia y la manera en la que esta se entreteje con las aventuras ajenas.

Esas formas débiles, impotentes, inmaduras, trascienden las personalidades y adquieren valor social, a veces mostrándose como opciones políticas, otras como valores, otras como costumbres.

Objetivo principal: desactivar las trampas en las que nos enganchamos limitándonos, cerrando las opciones vitales y armando nuestro propio encierro.

La imagen es de Glenn Brown.

7 comentarios:

Santiago dijo...

La neurosis es como entrar a un laberinto, uno vuelve siempre al mismo lugar, y de esa forma no ve lo que tiene que aceptar: para cambiar hay que tomar otro rumbo, satar la pared y superarse pese al dolor que significa crecer.

BARRICADE BLOGGER dijo...

Alejandro, la imagen que usás me recordó que Francis Bacon se autorretrataba deforme. Hay uno de esos autorretratos que tiene un puño en la pera. Siempre me llamaron la atención porque hay gente que en verdad se ve peor de lo que es, o por lo menos distinta, y la neurosis me parece una desfiguración de la idea y el ejercicio de uno mismo, una falta de dominio propio en la interacción el mundo. Como idea, en abstracto, es absolutamente espantosa.

Anónimo dijo...

Tu definición de la neurosis como aquellas debilidades de nuestra personalidad que nos impiden ver la realidad tal cual es, explicaría, en buena medida, esa deformación tan nuestra de achacar todos nuestros males a otros, impidiendo que, reconociendo la realidad, podamos hacer algo concreto para modificarla.
Roberto

Hernan - dijo...

A veces puede ser ambiguo el tema de la "neurosis...".
Lo que te esta frenando y limitando, te puede mantener seguro...., y te hace correr menos riesgos que los corrientes....
Escribir es algo totalmente neurotico...

Cintia Fritz dijo...

Yo me llevo muy bien con mi neurosis: es una vieja amiga a la que he aprendido a respetar. El problema es que los que me rodean... quizás no logran comprenderla cabalmente. Mi neurosis tiene puntos de expansión y a veces se hace pequeña y se esconde. Se agranda con los síntomas menstruales (esto significa: TODO EL MES) y ante las situaciones en las que debo aparentar paciencia (es una virtud que no me vino en el ADN) y se achica cuando me pierdo en los laberintos del amor.

キリスト のぶこ dijo...

De verdad me encanto lo escrito en el post ^^. si pudiera aplaudiria, yo dire que mi peor enemigo es la soledad, la locura y la depresion , son mis barreras usuales y las constantes que e llevan a una vision cerrada de las cosas, no me llevo para nada bien con mi neurosis ^^.
Pero he aprendidoa convivir con ella, a vecez dominandola y otras vecez ella a mi, pero siempre en equilibrio , " el bien se encuentra en los equilibrios" ^^

c+

jhon dijo...

elegir la palabra neurosis para definir un estado del hombre sirve para justificar algo mas profundo que yo lo denomino el misterioso encanto de no saber de donde venimos a donde vamos y que somos realmente, creo que asi alivianas tu carga, lo cual es bueno pero no es para mi la verdadera escencia de este caso,,,,,

Related Posts with Thumbnails