martes, noviembre 04, 2008

Jimi Hendrix - Biografía 3



En una carta que envió a Al el 8 de agosto de 1965, Jimi mencionaba el cambio de su carrera. “Estoy empezando de nuevo –escribió-. Cuando tocas para otros no te haces con un nombre como podrías tener si tocases para ti mismo. Pero he salido de gira con otra gente para tocar ante el público y ver cómo se deben llevar los negocios y, sobre todo, para ver cómo es todo. Y después de que saque un disco, habrá algunas persona que ya me conozcan y que me podrán ayudar con las ventas”. Se jactaba de que pronto lo oiría en la radio: “De aquí a unos tres o cuatro meses, tal vez puedas oír un disco mío que suene horrible, no te sientas avergonzado, sólo espera a que el dinero empiece a correr”. Jimi firmaba la carta como Maurice James, aunque también había empezado a usar los seudónimos, Jimmy James y Jimmy Jim. Estos cambios de nombre causaron una gran confusión, y si el objetivo de Jimi era conseguir una reputación sólida, no ayudaron demasiado. Los cambios de nombre reflejaban uno de los rasgos esenciales del carácter de Jimi: se reinventaba constantemente a sí mismo en cualquier momento en que cambiara su afición por la música, la moda, o la cultura. Esta naturaleza camaleónica haría que mas tarde Jimi –en tanto que estrella- pareciera misterioso y enigmático. Aunque en los inicios de su carrera, cuando no había fans que lo jalearan, eso fue en detrimento de su capacidad para conseguir una masa de seguidores.

En octubre de 1965, “Maurice James” se alojaba en el America, un hotel barato del centro. A inicios de aquel mes, conoció en el vestíbulo a Curtis Kinght, que lideraba un grupo llamado los Squires. Aunque Knight era guitarrista y líder de grupo, la mayor parte de sus ingresos procedían de la prostitución. “Era un macarra con un grupo”, en palabras de Lonnie Youngblood, otro músico de la escena. Kinght le pidió a Jimi que se integrara en los Squires y Jimi accedió. Según Knight, ese mes Jimi pensó abandonar la música y había vuelto a empeñar la guitarra para pagar el hotel. Knight le prestó una guitarra, y se dio cuenta de que mientras Jimi tuviera un instrumento prestado, él, en cierta forma, lo tendría controlado. En los ocho meses siguientes, Knight usaría a Jimi como el elemento principal de su grupo. Aunque los Squires eran muy inferiores a los otros grupos con los que había tocado, Jimi encontró algo beneficioso: Knight puso a Jimi en primera fila y en el centro y le prometió hacer de él una estrella. Knight había grabado unos cuantos sencillos en 1965, aunque ninguno había llegado a las listas. La primera sesión que hizo con Jimi –una versión de “Like a Rolling Stone” de Bob Dylan con el título de “How Would you feel”- no cambiaría la tendencia citada, aún con el vigoroso solo de Jimi.

Del libro: "Jimi Hendrix, la biografía. A Room Full of Mirrors", de Charles R. Cross

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y dale con El Negro Ale, y dale !
Sabes lo que vas a lograr ? Que lo escuchen y prendan fuego la guitarra, mirá !
Otro sí digo : se vienen los afroamericanos: Obama , Hamilton y Tsonga. Ja !

Vicente

Paul Maril dijo...

Justo estoy leyendo ese libro ahora, un gran regalo de cumpleaños que estoy disfrutando mucho.
Con respecto a Obama, ojo, no es el Tío Tom ¿Eh? Creo que de negro solo tiene algo de pigmento...

Anónimo dijo...

Alejandro: Es muy recomendable el libro? Es de lectura amena como "Hace muchos años" de Paul Mcartney?
Saludos
Hernan

Alejandro Rozitchner dijo...

Hernán: si, completamente, es muy bueno...
Saludos

Related Posts with Thumbnails