jueves, septiembre 06, 2007

Diccionario: Beso

Beso: encuentro de bocas, o de boca con piel; detalle refinado del amor, aproximación sensual al alma ajena a la que uno siente como propia; premio del encuentro, morosidad de los labios que se rozan y se disfrutan, momento de sensualidad mutua que subleva el cuerpo entero; entrega al océano del ser amado, en el que uno cree sumergirse y perderse sin en realidad haberse movido de su sitio; explosión de la cercanía en un universo erizado de excitaciones o ternuras, o ambas; intercambio de alientos que arman un sistema respiratorio de dos cuerpos aproximados enormemente; unidad mínima pero de magnitud inabarcable de la comunicación sensorial entre personas que se regocijan la una en la otra, despliegue de intenciones delicadas que suelen conducir al desborde del cuerpo entero, ya menos delicado; camino para la disolución de las personalidades en un acercamiento que lo mezcla todo.


Impresionante el Rodin, ¿no?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El beso es algo impresionante. Tiene un nivel de intimidad con la persona deseada/amada, increíble.
Tener tan cerca la respiración, jugar con la lengua del otro, pasar al cuello, las orejas. Es, en fin, un mar de sensualidades.
Cuando tenía 15 años, me llamaba la atención que las mujeres accedieran sin ningún reparo a besar, y en cambio, fueran tan conflictivas para, digamos, que deslizara mis manos hacia abajo. Claro que ahora lo entiendo, porque entiendo cómo la religión nos ha creado tanto conflicto con el cuerpo y el placer, pero insisto, lo del beso me parecía tan sensual, tan erótico, que me sorprendía (gratamente) que se pudiera obtener sin demasiadas vueltas.
Te mando un gran saludo y es un gusto hacer estos intercambios de ideas con un tipo abierto e inteligente como vos.
Julián.

Santiago dijo...

Los labios me parecen la parte más hermosa del cuerpo: ese color rojo medio rozado, y su suavidad hacen que un beso con la persona amada sea algo supremo.

Tuve la suerte de besarme con una mujer que tenía unos labios sabrosos como la miel, me podía pasar horas besandome, fue una de las mejores cosas que me pasó en la vida.

Saludos

Anónimo dijo...

Alejandro:

¿Por casualidad esta escultura de Rodin está en el museo de Bellas Artes? Estoy casi seguro de haber visto esta escultura en una de mis visitas al museo. Puede que haya más de una.
A propósito, ¿qué linda variante del arte que es la escultura, ¿no?
Me conmueven muchísimo. En el Botánico hay una que me encanta, se llama "Los primeros fríos" y tiene a una nena abrazada por su padre. Los dos están desnudos. Están así, abrazados, desde hace más de cien años. Creo que parte de la belleza de estas cosas tiene que ver con la eternidad que cobra algo tan efímero como el instante de una vida. Bueno, perdón que me fui un poquito de tema, pero las digresiones tienen su lado interesante.
Un gran saludo,
Julián.

Related Posts with Thumbnails