jueves, septiembre 20, 2007

Haydn y la bici en Hong Kong


Si por mi fuera me gustaría que alguno de mis hijos saliera pianista clásico. Y de éxito, para acompañarlo en las giras. Igual, no voy a joder, si quieren ser tenistas que lo sean. O contadores, lo que quieran.

Mientras me deleito escuchando a esta nena de 9 años, que antes de salir a pasear por Hong Kong con su bici (se la ve atrás) repasa su lección.

Y no digamos nada de las sonatas para piano de Haydn (que Jeno Jando grabó en Naxos y se consiguen baratas): son una belleza de equilibrio y gracia.

9 comentarios:

Lisandro FT dijo...

maravilloso.

Saludos,


Lisandro

Elito dijo...

que maravilla!! yo creo que todo padre gustaría de ver a sus hijos pianistas...mi padre lo intentó conmigo, pero finlamente desistimos por mis dedos torpes.

Lorena Frost dijo...

yo pensé que ya no se usaba querer que los hijos salgan pianistas!!

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo que tenía un compañero en pre escolar que tocaba el piano. Me pregunto que será de su vida, sé que se llamaba Nicolás. Lo raro es que lo único que me acuerdo de él es cuando me dijo "yo toco el piano". Quizás eso me quedó en el inconsciente y por eso tomé la decisión empezar a estudiar piano a los 17 años, sí un poco tarde quizás para ser un virtuoso. Digamos que toco...ahora tengo que aprender a tocar bien.
Les recomiendo a todos que busquen en You Tube el video de el Bolero de Ravel dirigido por Karajan o por Baremboim. Es interesante ver a los directores tan quietos, a veces como un espectador más (de lujo). Además de ver a los músicos, primero tocando solemnemente cada uno y luego uniéndose de a poco. Es una de las 1000 maravillas del mundo. ¿Por qué sólo tienen que ser 7?.
Un abrazo. ¿Por qué tiene que sólo uno?.

Adrian dijo...

Alejandro,
Te recomiendo que veas a Andre Rieu, en un concierto toca el violin un chico de 3 años.
Buscalo en youtube(Andre Rieu and his little guest 3yr old Akim - AMAZING!) disculpame que no te envie el link pero no se como hacerlo! creo que te va a gustar! es musica clasica y opera pero con un concepto mas para el pueblo! para que la gente se divierta y baile, no es para nada acartonado com verlo en el Colon.
Saaludos!

Anónimo dijo...

Alejandro:

Qué maravilla que es la música de Haydn. Sus sonatas son increíbles. Si bien me gusta mucho el barroco y el romanticismo, tengo debilidad por el período clásico. Mozart y Haydn, únicos.
Yo tengo la suerte de tener una madre pianista (digo, con todas las letras, egresada del Manuel de Falla, ha dado algunos conciertos, etc.). Siempre me sentí privilegiado por el hecho de poder haber tenido como fondo musical de mi infancia a mi mamá tocando piano clásico. Era un deleite. Lástima que con el tiempo se volvió un poco tacaña para tocar a pedido. Pero bueno, no se puedo todo.
Pero como conclusión, diría que la música de tipos como Haydn, Mozart, Beethoven, Bach, Chopin, etc., es un regalo alucinante para nuestro espíritu.
Un abrazo,
Julián.

Anónimo dijo...

Alejandro:

Hablando de sonatas de Haydn, ahora estoy escuchando la número 59. La recomiendo con fervor. Es hermosísima.
Un abrazo,
Julián.

Anónimo dijo...

Alejandro:

Tus palabras con respecto a que te gustaría que alguno de tus hijos fuera pianista, pero que tampoco "joderías", me hizo pensar en el tema de qué cosas estaría bueno que hiciera un padre para estimular las capacidades de su hijo, y cuál es el límite pasado el cual esos estímulos se convierten en presiones.
Por supuesto que hay que tratar de no presionar a un hijo, pero aclarado eso, creo que sí está bueno que un padre asuma una actitud activa para acercarle al hijo cosas que podrían interesarle pero que el chico por sí solo difícilmente pida. Pienso en el piano y en el hecho de que a mi mamá la empezaron a mandar a profesora a los 5 años. Resultó que le encantó y me cuenta ella ahora que se quedaba horas tocando. Estaba fascinada. Y si no la hubieran mandado, ella probablemente nunca lo hubiera pedido. O lo habría pedido a los 15 años, cuando la capacidad de aprendizaje para la música ya es muy inferior (esto está muy estudiado: la capacidad de aprendizaje de los niños en los primeros años de vida). Entonces, mis abuelos estimularon una capacidad en mi mamá justo en el momento óptimo de su capacidad de aprendizaje. Eso me parece genial. Lo mismo pasaría con un deporte, etc. ¿No te parece que está buenísimo que un padre asuma esa actitud, de ir mostrándole, ofreciéndole cosas a su hijo, para ver con qué se engancha, en dónde aparece su mayor interés? Repito, sin presionarlo. Si no le gusta, a otra cosa. Pero me parece que esa actitud de guía, de "mentor" es una faceta interesantísima de la paternidad.
Te mando un abrazo,
Julián.

Guillermina Maestro dijo...

Mi nene tiene un par de compañeritas que estudian piano.
Lo cierto es que toda vez que son invitadas a cumpleaños u otras actividades extraescolares, se niegan a ir porque "deben asistir a sus clases de piano".
¡Qué triste! ¿No?

Related Posts with Thumbnails