viernes, septiembre 14, 2007

Diccionario: Paciencia

Paciencia: virtud de los dioses, a veces encarnada en humanos que se esfuerzan por poder lo que parece imposible poder, restándose de sus propios y acelerados impulsos incontrolables para establecer un freno, recato, cálculo, conveniencia, auto postergación; estrategia valiosísima para la maduración y el logro que sin embargo debe dar la más dura de las batallas con la agresividad propia de cualquier cuerpo saludable que quiere ver sus frutos en la inmediatez y no más tarde; posibilidad de entender y meterse en el tiempo propio de los procesos orgánicos mediante los cuales las cosas se realizan, muy distinto del idealista tiempo del deseo que quiere todo ya, que cree que por la mera formulación de un objetivo este tendría que estar casi cumplido; valiosísima virtud que otorga un poder de tremendo alcance no siempre bien comprendido, ya que tras la apariencia de resignación y apocamiento se construye en realidad una consistencia y una visión mucho más fuerte y decidida, como si al retirarse de la primera línea de fuego apareciera una claridad de movimientos que da lugar a avances firmes y certeros; virtud de la madurez y no de la adolescencia, paso por el cual un semi niño se convierte en hombre (o una semi niña en mujer), sustracción de la turgencia temporal que permite extraer del tiempo toda su fuerza en frutos especiales. La imagen es de Qi Baishi.

4 comentarios:

Doña dijo...

Alejandro, no será la paciencia enemiga del entusiasmo? Yo tengo mucha....

Daniela Q dijo...

Alejandro, me encanta la defincion que das sobre la paciencia, y al leerla no dejaba de ver una escena con mi hijo de 9 años. Hay momentos en que la paciencia con un hijo es hasta mas importante que el cariño.....sobre todo, por que cuesta esfuerzo salir de la linea de fuego y transformarse en "estratega"....bueno un cariño,,,Daniela

emiliomateos dijo...

despuès de una crisis de vida importante que pase hace unos años empecè a creer que, muchas veces, la paciencia es màs un defecto que una virtud. O, dicho de otra manera, la paciencia es una herramienta que no siempre es convenientemente utilizada.
¿Hasta cuàndo esperar?

Santiago dijo...

Doña: no creo que la paciensia sea enegima del entusiasmo, son dos cosas que se complemantan. A veces demasiado entusiasmo sin el freno de la paciensia lleva en algunos casos a la frustración.

Related Posts with Thumbnails