lunes, septiembre 10, 2007

"En brazos de la mujer madura", de Stephen Vizinczey

Recomiendo esta excelente novela de un húngaro trasplantado a Estados Unidos, en la que el autor cuenta sus relaciones con mujeres maduras, a las que considera en muchos sentidos preferibles a las jovencitas. Es un libro lleno de erotismo pero también muy inteligente y muy bien escrito, en el que el tema excede a la cosa amatoria. Una novela que se lee sola, fácilmente, que te lleva y te hace mirar de cerca tu propia vida bajo una perspectiva distinta. Además, en el trasfondo, el período hitleriano y las barbaridades que ya conocemos, también ubicadas en un marco distinto del habitual, de ninguna manera soslayadas pero sí desplazadas del centro de gravedad de la historia. Qué placer leer novelas buenas, ¿hay algo mejor?

5 comentarios:

laura dijo...

Escribirlas...

CLAUDE CONTIN dijo...

Definitivamente no hay nada mejor. Las historias pueden ser muy ficticias, pero de algún modo íntimo son mucho más ciertas que las mentiras comunes y cotidianas. Y por alguna razón las personas que leen profundamente novelas buenas son distintas del resto, tienden a vivir de otra manera. Es para mí un misterio estupendo y verídico.

Anónimo dijo...

Entiendo la portada con la teta gelatinosa. Pero los pelos no eran necesarios.

Sí, algo mejor que leer una buena novela debe ser escribirla. Y mejor aun, plagiarlas sin que se den cuenta.

Anónimo dijo...

Con esta novela que recomendás sí que me siento tentado. ¡Por fin! Con las otras no... Y otro tema: ¿cómo hacés para leer tantas novelas? Sólo Stephen King debe leer tantas como vos... PD: las maduras se merecían este homenaje, y mucho más, también...

INGELMO dijo...

Yo estoy leyéndola en estos momentos y la verdad es que me tiene muy enganchado.

Saludos.

Related Posts with Thumbnails