lunes, octubre 19, 2009

¿Cuanto más inteligencia menos felicidad?



En este video respondo a una de las preguntas que me llegaron a este post, en el que pueden seguir dejando otras nuevas.

17 comentarios:

mariderionegro dijo...

Totalmente de acuerdo.
La inteligencia es la que te pernmite elaborar planes y llevarlos a cabo, enfrentar las adversidades para darle una solución o aceptarlas si no la tienen, comtemplar la belleza de la vida, buscar los caminos para cambiar lo que no nos gusta.
En resumen el que tiene inteligencia desarrolla lo que yo llamo inteligencia emocional.

Alejandroooo dijo...

Escribilo, no me gusta ver videos...

José M. Lauricella dijo...

...y yo que pensaba que Sábato era un tipo inteligente.

Ricardo dijo...

Qué tema Ale! Es complejo para un comentario pero creo que estos temas tienen diferentes facetas. Una es la del criticón impotente que inventa problemas para justificar su inacción ó frustración, donde se regodea y encuentra su sentido. Pero la inteligencia produce otras cosas también. Un amigo médico me cuenta que cuando tiene casos complicados calma al paciente diciéndole "quedate tranquilo, vas a estar bien". Una persona común le alcanza y se queda tranquila. Otro le pregunta "pero qué es exactamente lo que tengo", a ese le contesta algo en términos médicos complicados y también se calma. Algunos paciente le piden que le explique con más detalle hasta entender, buscan luego en internet, consultan otros médicos. Esos pacientes, según él, suelen ser los más inteligentes e informados, y también los que finalmente terminan sufriendo más...
Hay muchos casos también en psicología, como la bipolaridad, donde en general, es padecida por gente de gran inteligencia y dotada de dones creativos impresionantes que sólo se ven cuando pueden dar a luz. ("La bipolaridad como don" Eduardo Grecco).
Como corolario, está el tema de la "inteligencia emocional", que habría que ver si realmente se trata de inteligencia ó de cualidades específicas que hacen más grata la vida.
En definitiva, el tema es mucho más amplio, y en general diría que ser más inteligente genera estados más extremos de felicidad y angustia. Abrazo.

Facundo dijo...

¡Genial! Fuiste súper claro :)
Yo pienso que la inteligencia puede ser muchas cosas, según quién sea el que la está pensando. La concepción de inteligencia que vos nombrás está detrás del estereotipo de "tipo/a inteligente".

Poco a poco el concepto se va a briendo, pero desde el vamos para mí el ser inteligente debería incluir un cierto "saber vivir", un "saber estar bien en el mundo, tal como se nos presenta". Si a eso le sumamos otras cosas, regio...
Te mando un saludo!!

FACU

Sandrita dijo...

Este tipo de cuestiones se emparenta con las del tipo: "La ingesta de sandia y vino produce el deceso inmediato"

Anónimo dijo...

Es una pregunta conocida pero irrelevante. No tiene sentido a mi parecer.
Un pescado es màs feliz que un ser humano?
Un hormiga?

Anònimo Juan

Anónimo dijo...

pero como es esto? tengo un familiar al que le diagnosticaron ezquizoide camino a la ezquizofrenia (lo mas sufrir de lo mas sufrir) por: ver demasiadas opciones de la realidad. se le abre como un abanico de posibilidades, muchos puntos de vista por segundo y... camino a la locura.

AnaRKistaS aL PodER dijo...

no puedo ver el video, pero por los comentarios, y por haber leído el blog durante algún tiempo, supongo por donde viene la cosa.

Basado solo en la pregunta:una persona que permite que sus "capacidades intelectuales" (o como se llamen) le resten felicidad, no me parece inteligente. TODO lo contrario.

Ah, lo de la sandía y el vino, está científicamente comprobado: es muy indigesto. Una reacción química jodida entre sus componentes y los ácidos del estómago, o algo así. No es letal, pero tampoco divertido.

Lo qué si es verso es lo del chancho con cerveza, creo. O era al revés¿?

saludoS. . .

tomy dijo...

estoy totalmente de acuerdo con ricardo, creeo que las personas que se quedan con "el mundo color de rosa" son mas felizes que las que no e intentan penetrar mas sobre la realidad, con respecto al anonimo, la ezquizofrenia es una enfermedad en la cual se sufre mucho ya que se tienen persecciones (visiones ruidos olores y/o dolores) que no exiten, pero tambien esta conprobado que estos pacientes no sufren depresiones ya que viven "su realidad" y les cuesta mucho ver los sentimientos de los otros....

esdecirdecires dijo...

Ale, nada que ver con el post, pero el otro día estuve en la pelu (:P) y hojeando una revista caras, en las partes de las citas había una tuya sobre los enemigos y no sé qué... Perdón, no la recuerdo, pero era algo así, creo que en una de las últimas ediciones. En fin, una pavada, pero quería contártelo por si no lo viste (que no creo jaja).

Saludos!

Alejandro Rozitchner dijo...

Se ve que alguien no entendió: mi idea es que si sos inteligente y ves el mundo tal como es además sos feliz. Ver el mundo malo o podrido es falta de fuerza, falta de inteligencia. Eso creo.

Sandrita dijo...

No estás al borde de escribir libros de autoayuda..? Quién sabe... es un buen mercado editorial.

Barackus Obama dijo...

¿Es necesario ser feliz? Puedo abstenerme.

Ayn Rand dijo...

"La felicidad es un estado de alegría no contradictoria, una alegría sin pena ni culpa, una alegría que no choca con ninguno de tus valores y que no te lleva a tu propia destrucción; no es la alegría de escapar de tu mente, sino la de usar su poder total; no es la alegría de disimular la realidad, sino la de alcanzar valores reales; no es la alegría de un borracho, sino la de un productor."

perogrullo dijo...

Muy de acuerdo.

En mi opinión ser inteligente es conocer el mundo y conocerse (capacidades, dones) y encontrar la forma de alinearse con la realidad, que es la única verdad, desarrollando un "saber hacer" productivo, esto es, efectivo.

Aunque el aprendizaje puede no ser totalmente consciente, es consciente la función de programar, que es la que debiera comandar a la función de ejecutar, llevándose bien entrambas, esto es, pasar de la exigencia a la excelencia.

Alguien decía -aparte de FN- que hay que aprender de ese niño que fuimos alguna vez que, antes de caminar, se cayó infinitas veces pero se incorporó otras tantas y en la última, aprendió cómo se hacía. Ese niño sabía racionalmente lo que quería, aunque no articulara todavía palabras. Y fue feliz cuando logró caminar.

Después intentó trepar a los árboles, jugar con sus amigos y se exigió cada vez nuevas metas y cuando las logró, fué feliz.

Pero vino alguien y le dijo: "A, no, no, no, no, nooo, esto de divertirse logrando cosas, no está bien" y le explicó, tal vez hasta con cariño, que existía una deuda original, que debía pagarla con trabajo y el sudor de su frente, esto es, le enseño que aparte del QUERER, tambien estaba el DEBER, que era justamente todo lo contrario.

Después, tal vez la misma persona, le dijo: ahora que aprendiste lo que es QUERERTE, esto es, ser feliz, tenés que aprender a ser feliz, haciendo feliz a los demás, aunque no lo merezcan.

Esto confundió definitivamente al pequeño y nunca más entendió la diferencia entre QUERER y DEBER, perdiendo así la FELICIDAD.

Juan Acosta dijo...

muchachos no jodamos, sabato no esta deprimido esta obnuvilado por la cercania de lo eterno,,, quiero verlo a ustedes en la linea de los noventa y pico,,mamita querida,,,

Related Posts with Thumbnails