viernes, septiembre 26, 2008

Bud Powell


Pianista de bebop. Increíble soltura, de mano pero también de mente. Música de drogadictos, para gente sana (?) que consume sus sonidos como si fueran drogas. La música de mi ritmo mental.

3 comentarios:

laura dijo...

todos tus posteos sobre música me dan un motivo para compartir un rato con Manu.

Biaffra dijo...

¿Por qué no se habla más de drogas en esta sociedad? Digo, de manera abierta y sensata, no como la típica vieja que mama radio diez y telenueve.

Y sí, el jazz desatado es lo mejor que existe.

Dexter dijo...

Muy buen video. De que década será?. Da la impresión de ser de los años 50.

Sorprende ver a estos músicos, me imagino el impacto que sería haberlos vistos en su época, donde las cosas eran tan distintas. Que soplo de aire nuevo abra representado para los orejas abiertas de esos tiempos. Aparte, el pianista tiene una actitud tan extraña. No mira lo que toca, es como si algo lo estuviera manejando desde adentro.

Esta clase de jazz es el mas rico que se haya producido en EEUU. Seria alguna especie de desafío a la cultura de la época?. El ambiente del bebop estaba poblado de afro-americanos, que entonces sufrían todas las condiciones segregacionales. La lucha por los derechos civiles en Norteamérica , quizás arranco en lo cultural varias décadas antes.

Este Bud Powel es destreza pura. A mi me encanta mirar los rostros de los grossos cuando tocan. A cuanta mas precisión, mayor expresividad gestual. Tener cabeza de músico parece que depara sensaciones físicas intensas. Habría que probarlo a ver si es cierto.

Related Posts with Thumbnails