miércoles, septiembre 24, 2008

Dinosaurios


Andrés (5 años) está re copado con los dinosaurios. Me parece que voy a vivir una clase sobre dinosaurios en la experiencia de compartir con él esa fascinación en los próximos años. Me gusta.

Me impresionó mucho darme cuenta, al ver hace años Jurasic Park (y un documental buenísimo que dieron en Discovery hace años) que los dinos no eran pesados y lentos, al menos no todos, sino capaces de movimientos ágiles y rapidísimos.

Qué historia la de la vida, haber tenido esos animales gigantescos y que hayan muerto casi todos de golpe. Cuantos planetas no habrán ya existido y estallado, de manera completamente natural...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y sí, era hora. Te llegó la "Dinomanía". Descubrirás que no solo algunos dinos han cambiado sus nombres desde que vos eras chico hasta ahora, sino que hay miles nuevos, algunos con nombres increiblemente extraños, como CAROLINI... Y te saturará tanto, que en parte te pondrás a favor del meteorito...

Roberto Braquiosaurio.-

Anónimo dijo...

Que haces barbeta?? Como andas tanto tiempo? siempre leyendo al fede?

Dexter dijo...

Lo que me gusta de la onda dinosaurios, es toda esa cosa forense que hay alrededor de ellos. He escuchado cada conjetura en función a una pila de huesos, que me dejaron pasmado del nivel de abstracción que tienen algunos de esos limados que andan por el mundo cavando fosas con un pincelito.
Sorprende además la fascinación que esos gigantes extintos ejercen en los niños. Dudo si es porque les interesa el tema en si, o les vuela la cabeza esas representaciones 3D tan geniales y realistas. Cuando yo era niño debía conformarme con los dinosaurios pedorros de las series japonesas.
Una historia que me gusta es la de la concepción del Dragón, criatura mítica que varias culturas antiguas sin conexión entre ellas, desarrollaron bajo un mismo principio: La de haberse topado con los restos de estos animales increíbles. Imaginate hallar esos restos sin tener ni idea del pasado evolutivo de la vida. Es lógico pensar que esa bestia con esa boca llena de dientes del tamaño de un cuchillo de cocina, se murió hace poco. Y que sus congeneres vivos andan por ahí seguramente con hambre.
Nunca aparecieron, pero sus huesos, revelaban su existencia y la ansiedad por esa bestia temible, se trasmitió de boca en boca, adquiriendo su dimensión mítica de animal sobrenatural.
Me imagino a los ancestros prehistóricos, sentados alrededor de un fuego, escuchando al narrador imaginativo de la banda, bardear como loco acerca de la bestia.
Deduzco entonces que el dragón, fue una especie de Best Seller del lejano pasado, adonde las palabras, se las llevaba el viento.

BELÉN dijo...

a mi sobrino santino, de 3, le encantan. todo comenzo con una visita al museo de ciencias naturales de la plata. despues de eso, de explicarle que no existen mas, que se extinguieron, vino la pregunta anunciada: por que se murieron? todos nos vamos a morir?

Related Posts with Thumbnails