viernes, septiembre 26, 2008

"Historias de diván", de Gabriel Rolón


Es un buen libro de historias de tratamientos, de casos de terapia. Es difícil evitar compararlo con los libros de Yalom, el genial psicoterapeuta americano, y si bien Yalom ha hecho un trabajo más ambicioso y logrado, es de festejar que exista Rolón y que su libro haya tenido el éxito que tuvo entre nosotros.

El ideal del género al que podríamos llamar "historias de terapias" es que genere en el lector un efecto curativo, elaborativo, paralelo a la lectura. Con Yalom eso pasa, y mucho, y también pasa con este libro de Rolón. Lo valioso es que uno incorpora en su observación cotidiana mucha de la sabiduría de los terapeutas, y que de esa forma logra captar el tipo de sentidos que suelen ser poco accesibles a un pensamiento convencional. El psicoanálisis sigue siendo poderoso y profundo, pese a que ya lo conozcamos mucho y haya alcanzado la gran difusión que alcanzó.

Se lee rápido (otra virtud) y está bien escrito, es decir, con sencillez y eficacia, la escritura no molesta (no se hace notar, no pide antención, comunica). Al principio sentí que él, Rolón, el psicoanalista, ocupaba un lugar excesivo, o que lo hacía con un poco más de narcisismo del necesario, pero después me pareció que estaba bien en su sitio. Hubiera preferido que no hubiera malas palabras, que generan un efecto fácil de "franqueza" y cosa directa y cruda un poco tosco, pero bueno, es un detalle menor. Muy recomendable.

Librería Capítulo Dos (entrega gratis en capital)

14 comentarios:

laura dijo...

¿ves? yo no sabía porqué me había gustado, pero no taaaaanto. Ahí lo explicaste perfecto. Gracias por hacerme entender lo que siento y ponerlo en palabras cuando a mí no me sale.

Jerry dijo...

Es uno de esos libros que se cierran (antes de llegar a la mitad). Ni en pedo lo recomendaría.

Mai dijo...

Creo que voy a leer este libro. A Rolón lo escuché mucho tiempo en la radio y me parece muy lúcido y muy humano como analista.
En cuanto a Yalom, coincido. "Un año con Schopenhauer" causa ese efecto que describís tan bien; es terapéutico leerlo.
Un beso

Laura Echaniz dijo...

Muy notoria la inspiración en los libros de Yalom. No me gusta. Lo mismo me pasó con "Gente tóxica" de Stamateas. Reconozco que está bien escrito, pero Sinay ya usó antes el término "tóxico" y M. France Irigoyen tiene un libro parecido. Otro Bucay mediático.

magda dijo...

muy buen libro... lo leí en unas horas ... no pude dejarlo hasta terminarlo... me duro poco...
Para recomendar realmente..!! no pense que vos podias interesarte en leer un libro como este

Anónimo dijo...

Q se yo... Yo no recomendaría un libro de Rolón. Es como recomendar un libro de Bucay. Este tipo de libros no etiendo bien a quién van dirigidos. Uno puede leer infinidad de autoayuda (los hay mejor que otros), pero en definitiva todo comienza y termina en uno, y uno solo puede resolver sus problemas haciendo su propia terapia. No veo de qué sirve leer historias ajenas. Es para decir: Mal de muchos consuelo de tontos?
igual respeto a la gente que le gusta, por supuesto. Pero existiendo Dostoievsky, Tolstoy, Faulkner, Borges, Cortázar, Wilde, Barnes, Camus, Miller, Kawabata, Murakami, y tantos etcs.: leer a Rolón???
saludos, bruna.

Sine Metu dijo...

Hablando de Gente Tóxica, vean esto

Saludos

tAtA dijo...

che, yo lo compré cuando salió y lo leí de un tirón, como es mi costumbre.
y caray! por qué existen las casualidades??? hace una semana lo saqué y empecé a llevármelo al baño.
ando medio angustiada, y, como no encuentro analista ortodoxo en mi pueblo (el que no te abraza te agarra la mano...) empecé con la relectura.
y hete aquí que descubrí, en página 209, marcado por un lápiz, el por qué de mi vocación docente.
lo compré porque escuchaba a rolón cuando estaba con dolina.
a todos los lectores de baño, salú!!!
tAtA

El Hombre Tortuga dijo...

Alejandro, sería interesante que alguna vez dediques un post a tu relación con el psicoanálisis. Me interesaría conocer tu opinión, sobre todo, en relación a la idea de que está en crisis (con Buenos Aires y París como últimos bastiones de resistencia) y al debate con otros tipos de terapias que, como el conductismo, están más orientadas a los resultados rápidos y la búsqueda de soluciones concretas.
Saludos!

Estela dijo...

soluciones soluciones para los problemas eso buscamos y es una constante, y los problemas vienen antes que los soluciones ¿porque?.

Anónimo dijo...

tata no era necesario decir q te lo llevás al baño. comportate che.
bruna

Dexter dijo...

El hombre tortuga parece no ser lento. Me sumo a su pedido. Ale, esta haciendo falta uno de tus enfoques, con respecto a la terapia considerada "psicoanalitica". Dá la impresión de que le tenes mucha simpatía, pero siendo que también sos un promotor de la autoayuda, sería bueno ver como encajan en tu cabeza esas 2 corrientes tan opuestas entre si.

Personalmente creo que el psicoanálisis fue un gran principio. Piénsese que Freud oiría el clop, clop de los caballos golpear el empedrado, al pasar bajo su ventana, cuando escribía "La interpretación de los sueños". Es decir, viene de bastante atrás, y nosotros vivimos en un mundo diferente con otras opciones disponibles.

Toda esa familia de terapias, originadas en torno al conductismo;(dura y esquemática raíz de toda la ciencia cognitiva) la pego bastante en cuestiones de efectividad.

Por cierto es bastante menos elegante y carece de la belleza literaria, con que algunos psicoanalistas, describieron sus hallazgos, pero son como las recetas de cocina, si seguís las instrucciones, la comida sale buena.

Tal vez el psicoanálisis tenga más que dar, pero da la impresión de que requiere que la lleve adelante, gente bastante especial para que resulte efectiva. Creo que mal llevada es tan peligrosa como los psiquiatras berretas, que tienen el poder para recetar fármacos peligrosísimos. Hay muchísimos psiquiatras malos, tantos como de psicoanalistas mediocres. Eso hace necesario buscar alternativas.

La vida es demasiado breve para pasar tantos años prestándoles atención a interrogantes, que una vez aclarados, no cambian demasiado la cosa. Las terapias deberían ser breves. Me gusta imaginármelas como si fueran una parada en boxes de la formula 1 y en cuestión de segundos, volves a la carrera otra vez.

viajeros2006 dijo...

Ale, no se que tal el libro de rolon, pero te super recomiendo y a cualquiera que le interese, una serie llamada In Treatment... es una delicia hecha por HBO para television...

Gabriel Byrne es un psicologo, cada episodio te muestra sus sesiones con 4 pacientes, y luego su propia sesion con su analista...

Es una joya !

Enrique Avogadro dijo...

ale,

me enganché con el librito. gracias por la recomendación!

http://tradeandme.blogspot.com/2008/10/on-books.html

Related Posts with Thumbnails