martes, septiembre 23, 2008

"Este no es un libro de auto ayuda"


Todo libro que se precie tiene que hacer esta aclaración. Los autores tienen temor de confundirse con ese género, de que alguien los tome por personas que no saben criticar a la auto ayuda. Es una boludez, y les pasa incluso a personas que escriben cosas interesantes y valiosas.

Se equivocan, se equivocan mucho y mal. Esas literaturas de desarrollo personal, que van desde Dale Carnegie hasta Yalom, pasando por Kiyosaki y por las filosofías orientales, arman un gran conjunto de textos que tratan problemas y temas concretos y actuales, en los que el testimonio personal y la actitud de compartir estrategias es central. Que los suyos formen parte de este cuerpo no quiere decir nada malo para nadie, es algo que forma parte de nuestra época y de nuestras virtudes.

Nada hay de vergonzoso ni superficial en la literatura de auto ayuda, ni en la de desarrollo personal. Hay calidades, por supuesto, pero en todo las hay.

4 comentarios:

Dexter dijo...

Me parece que quedar pegado con el mote de "AutoAyuda y superación", les hace mal a los autores que aspiran a tener cierto aire académico de respetabilidad.
El genero es muy amplio y como todo, tiene su cuota de chantones y talentosos, pero para mi, la mayor resistencia la provoca la simplicidad a la que sirve de voz.
Muchas veces uno lee y dice ¡Que boludes!, porque te describen algo tan simple como que los perros ladran, pero el tema pasa por las complicaciones innecesarias que uno fabrica en su día a día, olvidando muchas veces la efectividad de los enfoques simples.
Me parece que esta cultura maximiza lo complejo; quizás por eso se cambia tanto el celular. Siempre lo mejor, lo ultra sofisticado; el universo en mis manos. Eso esta muy bueno para los aparatos, pero nosotros no somos aparatos (algunos, al menos), solo los dotamos de propiedades que nos son útiles.
Hay en la sobre valoración de la excelencia algo que también es bastante chanta: La falta de creatividad y la sujeción a filosofías monopolistas.
Las filosofías orientales fundaron el genero y su primer escritor fue Buda. Digamos que arrancó con mucha onda.

C a r t u . dijo...

creo que el que critica un libro de autoayuda seguramente necesita uno.
No entiendo la discriminacion que suele hacerse a este material.

Ramiro dijo...

voy a aportar algo que me parece importante, las traducciones al castellano de los titulos de los libros de autoayuda son malisimas, y tambien la calidad de las tapas a nivel visual es malisima, vi un par de libros de Anthony Robbins en castellano, no dan ni ganas de abrirlos. Voy a ver si busco bien un ejemplo de traduccion y lo posteo aca para que veas que no es verso. Porque sera eso? no ponen las suficiente guita para producir una tapa visualmente agradable o una traduccion digna? quizas la razon es que tienen que traducir para Mexico, Costa Rica, Argentina, etc y el idioma es el mismo pero hay problemas con ciertos terminos que no se traducen bien al castellano.

Santiago Javier dijo...

" Cómo hacer amigos y influir en ellos", es un muy buen libro..

Related Posts with Thumbnails