miércoles, mayo 21, 2008

Valores


Cuando las empresas o los gobiernos hablan de valores suele salir una imagen muy siglo XIX de la cosa: altruismo, solidaridad, decencia, honestidad, respeto, etc. Se promueve un barniz de moralidad, de una moralidad religiosa e inverosímil.

No lo digo porque abogue por un “crudismo” cínico. No creo en el mal, ni en la versión según la cual promover el interés personal priva de riqueza al universo social. Lo digo, por el contrario, porque creo que no es necesario producir valores en la serie de la simulación y la apariencia. La imagen a la que caricaturizo como siglo XIX de los valores tiene que ver con la conjugación del deber, y creo más bien en la del querer. Creo que toda serie moral actual, creíble, realista, debe basarse en ese verbo -querer-, y con esa sustancia el conjunto queda más verdadero.

¿Valores? Espontaneidad, autenticidad, felicidad, encuentro, creatividad, intimidad, progreso, crecimiento, amor, sensualidad. No, no es que a través de estos lleguemos a lo mismo. A través de estos llegamos a algún lado. A través de los primeros, los inauténticos, forzados, representados, no llegamos a ningún lado.

Desde siempre vivimos haciéndonos los buenos, pero eso no resulta muy conducente. No hay que parecer bueno, ni siquiera hay que serlo. No se trata de bondad, se trata de plenitud. La búsqueda de la felicidad (de la felicidad real, excitada, entusiasta, capaz de iniciativas y de riesgos) es el verdadero valor de la reproducción de la riqueza social. Lo demás son variables de una religiosidad mal entendida, antigua, caduca, no convincente.

Las empresas, los gobiernos, las personas, todos tenemos que aprender a usar a los valores como herramientas de crecimiento, y dejarnos de guitarrear cosas que suenan bien pero no cumplen ninguna función valiosa.

La imagen es un Lissitzky, hermoso, ¿no?

10 comentarios:

Sine Metu dijo...

Me hiciste acordar a un articulo que escribí hace unos años, y que ahora voy a republicar en Sine Metu.

Anónimo dijo...

Como encaja en tu analisis un asesino serial que sin ningun remordimiento y con una sonrisa en la cara recuenta las crueldades mas atroces agregando que lo hizo porque lo hacia feliz? Miente?

Si entonces no definimos lo que esta bien o mal, deberiamos definir lo que es ser feliz como elemento conduncente a lo bueno o malo... no es entrar en un circulo vicioso de definiciones para llegar a lo mismo?

Tal vez tu analisis sea demasiado profundo para mi, pero yo si creo en lo bueno, en los valores y en una moral intrinseca a cada persona y con elementos comunes a otros seres humanos conformados en una sociedad.

Andrea

Anónimo dijo...

"Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no te protegen de ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos de ti; cuando repares que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada.”

Ayn Rand, La Rebelión de Atlas, 1957

Andrea

Anónimo dijo...

tu pensamiento es siempre provocador, cuando decis "no hay que parecer bueno, ni si quiera hay que serlo" a que te referis? Ayudaria a enteder que emplees ejemplos. Porque en mi experiencia personal me ha ayudado ser bueno, en todo caso, hay que definir que es ser bueno. Es palabra abstracta. Si la dicotomia es bueno o malo, me parece que es mejor ser bueno, si es bueno o neutral, me parece mejor ser bueno. Ayudar a los demas no es ser bueno? no esta bueno ayudar a alguien que necesita ayuda? no se, habria que usar mas ejemplos

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

Gracias por tus brisas de aire fresco tan necesarias cuando pienso que todos estamos estancados en esos valores apócrifos y en la exaltación del pasado.
"Ah, antes todo era mejor, no va a comparar..."

titan dijo...

Uno de tus mejores artículos, comparto plenamente.
Al que pregunta por el asesino serial; es evidente que esos valores planteados por Alejandro se deben buscar sin perjudicar a terceros; que es el principio básico de toda convivencia. Creo que eso esta más que claro.

Sergio dijo...

Titán: El respeto tampoco fue uno de los valores mencionados por Alejandro...¿También se supone que está implícito?. Considero que el respeto mutuo también es un requisito básico para vivir en sociedad, sin embargo, hoy no sólo no se practica sino que no se predica. Tengo 33 años, pero veo a los pibes de 13,14,15 años y me siento como un viejo de 90...debe ser porque utilizo frases en desuso como "por favor" "disculpe" "gracias"....y si,no todo lo pasado fue mejor, pero el presente tampoco. El respeto a la autoridad por ejemplo. Ojo, no hay que confundir autoridad con autoritarismo, pero hoy le hablás a un pibe de trabajo, sacrifico (no a todos, por supuesto, pero si a una gran mayoría) y se te c.... de risa en la cara, lo sé por experiencia propia, ya que soy docente.
Los valores mencionados por Alejandro meparecen valiosos, pero la lista me parece bastante incompleta. Saludos.
Sergio

Miguel dijo...

Yo estoy leyendo "La Rebelión de Atlas". Había escuchado mucho sobre ella. La lectura supera cualquier expectativa. Te revuelve entero. El tema, el gran tema, es el que vos planteas en estas lineas. Es una reinvidicación de la moral, pero no de la moral pacata del "buen samaritano" y del altruismo. Sino la del individualismo, la del egoismo bien entendido. El cambiar siempre "valor por valor".

Ignacio dijo...

Para mí, lo central de este artículo es cambiar el "debo" por el "quiero". Ahí la moral cobra otro vuelo. Y ese otro vuela quizá sea cambiar una moral impuesta por una moral desgustada, experimentada y aprehendida por mí, o por cada uno. Y ahí no hace falta ser bueno, sino ser uno mismo: pleno, creativo, positivo, activo.
A mí me pega para este lado, vio. Y como tengo un concepto más o menos positivo de nosotros, creo que ese ser uno mismo coincida con no perjudicar a terceros, sino lo contrario.-

titan dijo...

Exacto lo que dice Ignacio.
La cuestión está en el cambio del DEBO por el QUIERO.
Lo que entiendo del artículo, más que una enumeración puntual de los valores que sirven y los que no; es un cambio de enfoque. De permitir y aceptar como algo productivo al individualismo.
Y yo también considero, que buscándolo o no; ese individualismo, esa busqueda de la felicidad propia; tiene muchas veces como consecuencia actos solidarios. Es más, creo que recién ahí podemos hablar de SOLIDARIDAD. Cuando se trata de un valor impuesto, no existe.

Related Posts with Thumbnails