domingo, septiembre 13, 2009

Revista Digital “Orden Espontáneo”


Es la revista del Centro Adam Smith de estudios y actividades liberales, ligada a la Fundación Libertad. Hay un artículo, entre otros, que se llama "Competencia y belleza", que aborda el tema de cómo la llegada de hermosas chicas rusas a Israel logró motivar a las chicas locales e infundirles un poco de coquetería, mejorando su nivel de belleza. Su autor es Federico Fernández.

Un par de párrafos:

Hace un tiempo, mi gran amigo Pablo, estuvo de visita en la que es su ciudad: Rosario. Emigrado junto a su encantadora esposa, vive en Israel desde hace casi cuatro años. Quienes lo conocen saben, que entre sus múltiples cualidades, se encuentra la de poseer una notable lucidez. Así, no es de extrañar que una tarde, tomando un café en un bar del centro, Pablo comentó una circunstancia muy interesante que le ha tocado experimentar en Israel y que –pese a parecer lejana en un principio- muy bien puede relacionarse con los efectos benéficos del libre mercado, la importación y la competencia.

La cuestión es la siguiente: desde la caída del Muro de Berlín y la consecuente implosión del imperio soviético, muchas personas que vivían en Rusia, al recobrar la libertad de movimiento, han emigrado hacia Israel. Buena parte de esta corriente migratoria está compuesta por mujeres de una belleza y encanto dignos de los mejores tesoros del Zar. Hecho que no tardó en marcar un pronunciado contraste entre las recién llegadas y las nativas. Sucede que, no obstante las israelíes son mujeres ciertamente bonitas, Pablo me comentaba que las mismas carecían, por decirlo de alguna manera, de un adecuado desarrollo del sentido de la coquetería.

Acostumbrado a la situación celestial de Rosario, mi amigo empero no tardó en advertir que quizás el mayor problema de las féminas en su nuevo entorno no era de fondo sino de forma: se trataba principalmente de una inercia instalada entre las israelíes, vaya uno a saber por qué motivo, que las hacía tender al desaliño. O como he escuchado mil veces entre amigos que han visitado Israel, muchos de ellos por períodos prolongados, ―las chicas de allá no se arreglan‖. Afortunadamente, esta situación ha cambiado de manera drástica.

Pues, como decíamos arriba, el ingreso de las chicas rusas no pasó inadvertido, ni para los hombres (¡lógicamente!) ni tampoco para las mujeres locales. Lo que sucedió entonces no fue, como las falacias proteccionistas suelen sugerir, que las mujeres nativas se hayan quedado sin pareja. Sin embargo, muchas de ellas se vieron en la necesidad de ponerse a tono con el nuevo ―competidor extranjero‖ (es decir, las espléndidas chicas rusas). Mas esta competencia, lejos de ser salvaje o despiadada, redundó en un fenómeno de tipo cooperativo. Pues el ingreso de las chicas rusas al mercado ayudó a las chicas de ―industria nacional‖ a dar un salto de calidad estético y alcanzar un nivel de belleza y sofisticación que no se había visto nunca en Israel. Lo que significa que la ―competencia extranjera‖ ayudó a las ―locales‖ a dar lo mejor de sí –demostrando además que las chicas israelíes nativas nada tenían que envidiarles a las llegadas desde Rusia (ni de otras latitudes).


Link: Revista Digital Orden Espontáneo Nro 3
Link: Centro Adam Smith Blog

11 comentarios:

Semana Onírica dijo...

Mirá vos, yo esperaba que las prendieran fuego en una pira por herejes.

Y puedo decir, por experiencia propia, las rusas son lo más. Son un amor, tiernísimas.

delivery post-crucifixión dijo...

No sé, pero a mí las rusas me encantan...(!!)

Please, que no se entere Marce.

Saludo dominguero!
R.P.

Jole dijo...

No me hagan acordar.

Daniel Rico dijo...

Muy interesante.

En New Orleans,HACE mas de 100 años, les prohibieron a las mulatas usar ropa de lino blanco en la ciudad. Parese que las morochas eran demaciado hermosas y si enciman vestian bien, les hacian competencia desleal a las blancas del centro. Supongo que los liberales se pronunciarian contra esta medida proteccionista... ¿seria una especie de daumpin encubierto?

Saludos che!

perogrullo dijo...

¡Mirá vos!
La competencia beneficia no sólo a los competidores, sino al tercero en discordia y al que vende los afeites.
¿Qué tal?

Ricardo dijo...

Es así! siempre es así, el mercado tiene mala fama, pero cuando funciona libremente no es más que el reflejo de nuestras decisiones, y sus datos nos permiten modificar y crecer. Hace unos años, un premio Nobel de economía lo ganó hablando de estas cosas. Nunca pude leer nada de él, creo que se llamaba Becker ó parecido, si alguien sabe algo más sobre este economísta sería bueno que cuente, porque demostró que el mercado está no sólo en la economía...

Ricardo dijo...

Gary Becker se llama! Si saben de algo escrito por él en español sobre este tema por favor avisen.

Anónimo dijo...

Bueno aca, en el ámbito de la política, la belleza de Cristina hizo que Carrio, por ejemplo, tomara más en cuenta su estética.
Desde ese momento se tiño el pelo de rubio, y se bronceaba en la cama solar.
Pero eso si, se olvido de bajar de peso.
Ahora solo con el bronceado, parece un pollo al spiedo.


y pensar que fue Miss Chaco...


Guido

Daniel Rico dijo...

Eso de que carrio fue mis chaco lo inventastes ¿n0?, porque de no ser asi, realmente pone a pensar en lo efimero de la belleza y la cruel alquimia de la vida y sus brutales transmutaciones.

Anónimo dijo...

Te juro que fue Miss Chaco, sino busquen. Hay información fidedigna.
Carrio de joven era otra cosa. No se que le paso después. Tuvo su época sucia y desprolija , como el tema de Papo, y ahora esta pasando por la cama solar, y el teñido.


Guido

Daniel Rico dijo...

Guido:

Si la vida sana, la religiosidad, y el honesto pensamiento conservador ponen asi a una persona, ya mismo dejo el yogur descremado y me hago rolinga practicante!

Saludos che!

Related Posts with Thumbnails