sábado, septiembre 26, 2009

¿Cómo invitarías a los adolescentes a la lectura?



Este es un nuevo video de mi canal de Youtube, rochisner, en el que respondo a una de las preguntas que me hicieron en este post.

Link: rochisner

7 comentarios:

Anónimo dijo...

En el año 1977 pude ver en el Centro Georges Pompidou la super biblioteca y presencié algo realmente fantástico: en uno de sus rincones, bastante amplio, había toda una sección dedicada a historietas y revistas para jóvenes. El acceso a las revistas era directo. Estaban ordenadas en unas cajas como en los puestitos de Parque Rivadavia. El lugar estaba lleno de alumnos de primaria y secundaria leyendo sus revistas en el suelo, como si estuvieran en su casa. Me pareció una buena manera para que por lo menos los chicos se acercaran a las bibliotecas, ya dentro a la fuerza a algunos les picará el deseo de leer otro libro. Es cierto que también el sistema de la Pompidou era de autoservicio ya que la biblioteca parecía más un supermercado que una biblioteca. Así con carteles se señalaban zonas con temas, literaturas nacionales, etc... Uno iba y sacaba el libro, lo leía y después lo dejaba en una mesa de donde los empleados lo volvían a ubicar. Esta dinámica también ayudaba a crear una sensación de comodidad que lleva romper distancias entre el libro y el lector. Yo pensé que esa modalidad se implementaría algún día en la Argentina, pero no..Las bibliotecas parecen bancos donde hay que hacer un trámite para sacar y leer un libro, además tienen el aspecto de ser custodios de unos textos que no interesan a nadie. Confío que las bibliotecas municipales comiencen a aplicar una dinámica más atractiva, ya que la Biblioteca Nacional, lamentablemente, está siendo destruída por sus propios empleados, como el Colón, como pronto los subtes, hospitales, en ese sistema de autodestrucción que son los gremios donde las obras del estado, organismos, teatros parecen que han sido construidos para beneficiar únicamente a los empleados y el resto, como suelen proclamar a voz en cuello estos idealistas del siglo XXI: "¡Se jode!, ¡Se jode!"... F.S

Virrey dijo...

Ale:

Estoy totalmente de acuerdo, el problema real es saber si a todos los docentes los apasiona la lectura.

Este video me generó un cierto problema ya que todavía no comí y me voló la cabeza esa parrillita que se ve en el fondo, perdí concentración imaginando chorizitos, achuritas, oh me acabo de dar cuenta que a veces focalizo de forma distinta, no será que sería importante darle a los chicos un menú de libros para que elijan y cada uno lea el que le interese

Anónimo dijo...

a los chicos cuando crecen los dejan sin cuentos. soy maestra y cada vez que hablamos de la lectura en un grupo de docentes, las de segundo ciclo ya se desligan, porque "a los chicos de ahora ya no les gustan los cuentos", "vienen re adelantados y ya no les gustan", "los cuentos como mucho hasta tercer grado". me da bronca porque se que no es así, y ellas de insensibles les cortan todo muy bruscamente... me encantaría tener algun día un grupo de chicos grandes (bueno, tendría que estudiar otra carrera para eso...) y hacer lo mismo que con mis nenes de ocho años: arrancar todas las mañanas leyendo algo lindo y dedicar algunas horas semanales a que exploren los libros de la biblio del aula como tengan ganas... que cosa más simple que te puede hacer re feliz!!!!

Hernan dijo...

De chico me leian en voz alta antes de irme a dormir.
Imaginaba lo que iba escuchando.
Romeo y Julieta, Montecristo son marcas de habanos que deben su nombre a esos libros. Mientras se realizaba el trabajo manual estaba la figura del lector.
Leia en voz alta estas historias mie
ntras los trabajadores hacia su tarea ma
nual.
En una mesa de cafe, estaba Jorge Jacobson (periodista) leyendole a su mujer.
Quizas el acto de leerle a alguien pueda ser un estimulo que despierte el deseo.

Alejandro Rozitchner dijo...

Sí, yo también recuerdo esa misma escena en el Pompidou, hace años, y también me sorprendió mucho. Las bibliotecas de los colegios parecen armadas por los enemigos del libro. Pero debe haber algunas con otra onda, seguro.

Muy bueno el señalamiento de que al crecer se deja sin cuentos (sin historias) a los chicos, en vez de renovar el estilo o los temas. Absurdo, como si a los grandes no nos gustaran las historias: ¿qué es la literatura?

BlodyMary dijo...

La letra con sangre entra...

RL dijo...

algo que me parece apropiado mencionar es que muchas veces las familias tienen inconvenientes economicos por los cuales comprar libros a troche y moche es dificil. La cosa de los libros es que hay que probar bastante hasta que uno encuentra una onda que le gusta. Leer libros requiere una habilidad que hay que desarrollarla, y eso se hace con tiempo y con prueba/error. Te compran un libro aburrido y capaz te desinteresas, te pones a ver la television. El libro no necesariamente tiene que ser desafiante al principio, podes empezar leyendo libros tipo la biografia de John McEnroe (buenisima) o la biografia del cantante de los Red Hot chili Peppers (buenisima) y de ahi pasar a otros libros quizas un poco mas profundos, o no.

Related Posts with Thumbnails