sábado, enero 31, 2009

Ser padre


No lo digo con ánimo de queja, aunque reconozco que me pesa. Ser padre requiere una entrega y un olvido de las necesidades propias que a veces es difícil de bancar. Y no creo que sea por estar actuando con una actitud de excesiva renuncia, como una cosa patológica; creo que es así.

Y además, lo más raro: es una renuncia o un esfuerzo que uno no hace por otro sino por sí mismo, aunque lo haga a veces a las puteadas. No toleraría hacer otra cosa, no querría descuidarlos, no me sale, no me estaría contento.

Y además, para completar el cuadro: ¡cómo los quiero! No sabía que se podía querer tanto...

25 comentarios:

RL dijo...

que lindo el bebote, los otros son lindos tambien, pero el bebe siempre se lleva todas las miradas no?

Ricardo dijo...

Tener un hijo es la máxima expresión del ego. Esto irrita muchísimo a los padres que sienten que están dando todo por otra personita "que no es de ellos"...

Sin embargo, pareciera que no les quedara ni el 10% de ese amor para el resto de las personas ó naturaleza que los rodea.

Se que este comentario irrita a muchos, pero si me putean, tengo el "mirá como tiemblo" que me enseñaste vos...jaja

Carolina dijo...

Supongo, asumo, que a todos los padres, sean hombres o mujeres, nos pasa algo similar...tengamos, uno, dos o 45 hijos...el nùmero o el sexo no determina el sentimiento que describis de ninguna manera.
Estoy màs que de acuerdo con esa ùltima frase tuya que me parece haber leìdo en algùn lugar...pero no quita ser absolutamente cierta y real, al fin y al cabo, los sentimientos no son màs que sentidos por seres humanos (verdad?), por ende...nada, tantos de nosotros tendremos la misma lìnea de pensamiento...seremos millones intentando crear un nido mejor para nuestros pichones...y ojalà ese nùmero cada dìa sea màs y màs grande...y ojalà...ojalà nuestro paìs haga una super inversiòn en Educaciòn...porque ahì estarìa la base màs sòlida para crear y REcrear el paìs que siempre soñe...y, asumo, soñamos todos...si es tan linda la Argentina...y nosotros no somos tan bobos (o quizàs si, no lo se)...Pensemos que no, y quizàs, y tan sòlo quizàs, le podramos cantar a nuestros hijos: "Crece mi niño, crece siempre, los grandes al mundo pueden hacerle mucho bien, el hombre y la mujer ambiosionan cada dìa màs y intentan no perder el camino para hacerte volar...vola con cuidado porque abajo està la verdad, eso es algo que los hombres y mujeres no perderàn jamàs!"

Pd: Me extrendì en demasìa...pero esa es la idea de tu blog...volar...por ende, me lo permito...y calculo o mejor pienso que vos estaràs de acuerdo.

claudio dijo...

Te invito a visitar mi blog en el podrás encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Te saluda atentamente Claudio Tomassini

Anónimo dijo...

Alejandro: tengo tres varones, como vos. El jueves a la noche terminé llorando. Precisamente por lo que decís. Por la renuncia. Que no es queja porque es elección de dos tener hijos, y lo elegimos. Pero hay días, la mayoría, en que no puedo ni leer dos hojas de un libro. Y los amo profundamente pero hay días en que no puedo más. El finde que viene me voy con mi marido a una estancia a tomar sol, leer y a tener sexo en paz. Los amo pero se quedan un fin de semana con los abuelos!!! Pato.-

Jole dijo...

Macri debería poner bsas de frente al rio! Es la capital despues todo el pais copiaria! pto madero solo se podría haber hecho durante el menemato!
(todo lo demas son detalles)
Eso es lo que necesitamos los args ponernos de frente a la vida, a las cosas, a lo bueno, al mundo!

Lo que no me gusta de blogger es que todos los posts estan en el medio de la pagina, todo centrado, que le tienen miedo a los margenes? Hay que usar todo lo que tenemos disponible ya!! para cuando lo guardan, si no somos ahora, mañana porque seriamos?

Ser padre no se! en este momento no soy ni padre ni hijo, soy libre! Estoy siguiendo esta idea de que muchos grandes no tuvieron padre biologico mucho tiempo! Estaban mas libres de modelo y concepto creo!

Muchas gracias!

Jole dijo...

Los cubrepileta!
http://www.youtube.com/watch?v=Zz7SoD42NG8

pablo javier dijo...

porque tenes tres? yo tengo uno de 11 años,yo tengo 36, y muchas veces tuve el deseo de tener otro, agrandar mi familia, mi nucleo, pero la verdad me cagué! tuve y tengo miedo de que me exijan hasta renegar de todo. La mayoria de las veces que el deseo de ser padre de nuevo me ocupó fueron frustraciones sobre lo que espero de el, caracteristicas mias o no que veo en el y no me gustan, entonces me digo: deberia haber hecho esto. Es mas como una necesidad de hacerlo mejor esta vez, de actuar con mas experiencia. Egoísmo que tiene dos caras: para que no avancen demasiado sobre mi o para rectificar-me en lo que no me gusto. quizas tu opinion me ayude con el dilema. Saludos pablo

Anónimo dijo...

Yo no tengo hijos.
Me encantan los pendex, tengo sobrinos, fuì docente pero hasta ahora no quise.
No tengo los cojones (sì para engendrarlos) para sacrificarme tanto.
Para preocuparme por su salud, su seguridad, su bienestar.
Somos demasiados en el planeta (ademàs) y lo estamos haciendo mierda.
Tiene sentido seguir poblàndolo?
Tal vez mañana cambie o nò...serà lo que debe ser.
Los padres (buenos) son absolutamente hèroes para mì.

Alejandro, te felicito!

Anònimo

PECHITO ARGENTINO dijo...

Alejandro: En el Blog de tu mujer, Vamos Viendo, había hecho un comentario referente a un post que ella había escrito. Yo decía que "aunque era un blog escencialmente femenino, yo me identificaba con muchas cosas que se hablaban ahí". Era con respecto al crecimiento de los hijos. Hoy me encuentro en tu blog con algo relacionado y quisiera decirte lo mismo: Tengo una hija, Ludmila, y es fascinante asistir a su crecimiento, a su evolución diaria y a veces vertiginosa. Sé también que a veces se torna todo muy inchapelotas, pero parafraseándote, ¿puede suceder algo mejor?.
Ludmilita llegó a mis 42 años, con mi mujer la deseamos, la concebimos y la amamos y es una bendición que gatea por toda la casa, moviendo el culito a troche y moche, y regalando sonrisas con "ventanitas" a través de sus dientes.
Una experiencia vital.
Sergio

MarianCh dijo...

jajajaja Alejandro! porqué será que me siento muy identificada con tu post? creo que es lo que pasa cuando uno asume una paternidad/maternidad amorosa y responsable
antes que naciera mi hijo pensaba que tenía cosas maravillosas, su nacimiento me puso la vida patitas arriba, y si bien a veces extraño disponer de mi tiempo para leer estudiar, o boludear cuando se me da la gana, no cambiaría esto de ser mamá por nada!!!!! Descubrir, conocer al ser que se despliega que es nuestro hijo, las sopresas, la ternura, es increible
Y a pesar de las quejas, pronto buscaremos otro más!

realmente Ricardo si querés temblar temblá, pero como se nota que no tenés hijos!

Saludos!!!!!

MAXIMOON dijo...

Ser padre es lo más, y lo digo a mis 34 años, con apenas 4 meses de experiencia en esto. Ver tus rasgos en esa personita, llegar a casa del trabajo y encontrarte con una sonrisa suya recarga y mucho. Ok, recién empiezo y creo que falta mucho para las verdaderas complicaciones, pero de por sí, creo que no hay nada más hermoso que ser padre, porque criar a un hijo, formar a una persona, darle alas y armas para salir al mundo, es el trabajo más gratificante de todos.

José Luis dijo...

Coincido en lo que decís. En realidad, creo que tampoco es razonable ni sano "dar todo" por los chicos, por lo menos al punto en que empiece a ser angustiante o ruinoso para uno.

El "no dar todo", que en un primer análisis podría parecer egoísmo, también es EN PRO de la felicidad futura de los chicos, para que cuando sean grandes no tengan encajado el mandato de inmolar sus vidas por los hijos que en su momento ellos tengan, que es la mejor manera de fabricar una cadena de infelicidad que dure generaciones.

Pato: para mí hiciste perfecto. Se nota que los querés y ellos también lo notan. Por eso, ¿qué problema hay en que se queden cada tanto con los abuelos? No les estás enseñando que papá y mamá no los quieren llevar, les estás enseñando que cuando ellos sean papás no se tienen que dejar agobiar y se tienen que dejar tiempo de calidad para ellos mismos, les estás enseñando a que disfruten y cuiden sus futuras relaciones de pareja.

Saludos,
JL

Ricardo dijo...

Marian, ahí está el tema. Vos crees que "tenés" un hijo...

Los hijos no son propiedad de nadie, ó en realidad, sí. Cuando así lo ven, ven mucho espíritu en lo propio y nada en lo ajeno...

Como le dice Caetano a la Iglesia Católica: por qué ven tanto espíritu en el feto y no el marginal?

Cuando uno se afianza sobre la posesión, en realidad, lo primero que desaparece es el amor...

Existen seres amorosos, llenos de amor hacia lo propio y lo que los rodea. Cuando se encuentran con otro similar, suelen dar fruto. Fruto del amor que es un hijo...

El resto es posesión, pertenencia, estructura, mandato, cobertura del vacío, pero amor??

Por eso, hablé de "egoísmo" por cierto, generalizando.

Por eso, tiemblo mucho pero no por tus palabras, porque además, si para poder hablar de algo tuviéramos que tenerlo, la mayoría no podríamos hablar de nada...

Mai dijo...

Todo muy cierto, y de una sencillez maravillosa tus afirmaciones del final.
Una amiga dice en tono tragicómico: "Tener hijos te desubjetiviza!" (Sin dudas, un síntoma de estar haciendo las cosas "bien")
Un beso para el familión!

Anónimo dijo...

tener hijos debe ser interesante, pero en Argentina con lo que vale vivir, el 80% o mas de la gente no puede disfrutar mucho de la paternidad porque tienen que estar laburando 14 horas por dia para comprarle los alimentos al nene. En otros paises la pregunta es "can I afford a baby" o me alcanza el dinero para tener un bebe? mucha gente (tipicamente gente sin educacion o pobre o las dos) ni se hace la pregunta, tiene chicos y piensa que los problemas monetarios se solucionaran solos por arte de magia, o que "dios proveera". En general los pibes terminan sin poder estudiar en la universidad y con dificultades. Si ya se, hay excepciones y casos en los que los chicos tienen exito y pueden remontar las dificultades, pero en su mayoria no puede. Seria bueno abrir el debate sobre la necesidad de controlar la poblacion, especialmente entre gente pobre que no va a poder darles a los chicos muchas oportunidades de progreso. Gracias.

MarianCh dijo...

Ricardo, insisto, hablás desde la teoría.

Mucha teoría, mucho reduccionismo ideológico (una paradoja verdad?)
mucho problema personal me parecce,

planteado en el problema que tienen los demás!

Anónimo dijo...

modestamente siento que alguien que no tuvo la fortuna de tener un hijo se quedó un escalón más abajo. le falta ese pasito enorme que es procrear, parir, enseñar, mimar, acompañar, aupar, besar, adorar realmente a alguien. no hay amor más grande en el mundo. y es totalmente desinteresado, espontáneo, gigantesco... es un antes y un después tajante.
las personas que no pueden, y quieren, tener hijos me conmueven mucho. pero las que no quieren me molestan un poco. están en todo su derecho, pero realmente no me van. se pierden tanto... beso ale y ximena. bruna.

Dexter dijo...

Desde el punto de vista fisiológico, los hijos provocan ciertas sustancias placenteras en el cerebro de los padres. Así como la relación sexual, a través de su intensa recompensa sensorial, facilita la actividad reproductora, el amor de padres también proporciona un mecanismo de placer para que la tarea sea gozosa. Cuando estos mecanismos biológicos fallan, podría ser la explicación a problemas de crianza y el infanticidio. Obviamente este enfoque tan darwiniano, podría ser antipático para muchos, pero me parece realista contemplar la posibilidad que el éxito en la crianza, responda al correcto funcionamiento del cuerpo .Lo peor de la paternidad contemporánea, esta en la promoción de valores trascendentes que se escapan del ámbito concreto de la crianza de niños. Hay como cierto status biológico en el hecho de ser padre, o de cierto fracaso de igual naturaleza si ello no puede lograrse. La presión reproductiva se percibe, cuando se anuncia a cierta edad, que no se tiene hijos. Decidir no tenerlos, conlleva a ser cuidadoso cuando se debe explicar al resto tu decisión. Los niños son tan naturales como las flores en primavera y son tan resistentes como cualquier ser que lucha por sobrevivir. Creo que solo cumplir el rol de un proveedor, no es bueno para nadie. El padre tendrá que remarla extra, pero al fin y al cabo de eso se trata la vida. Nada es gratis. Para los niños, tampoco.

Anónimo dijo...

Bruna seguro es una buena persona, pero se equivoca de buena fe en algunas cosas. (son equivocaciones muy comunes en la sociedad). 1) cuando sos papa te elevas de algun modo, moralmente, etc. Esto es incorrecto, si sos un infeliz y una persona sin amor para dar, tampoco el nacimiento de un hijo te va a dar amor que no tenes para dar. 2) podemos concluir desde las afirmaciones de Bruna que toda persona deberia tener hijos, que no importa la madurez de la persona y si esta preparada materialmente y a nivel de ingresos y economia para tener un hijo. Totalmente incorrecto, un hijo no deberia ser procreado en un ambiente de carencias a nivel de objetivos y de economia. Un hijo no es un logro del padre, entiendanlo, el hijo tiene necesidades y necesita ayuda y necesita guia. Un hijo no deberia nacer en una familia no preparada para traer una persona al mundo, el hijo necesita mucha atencion y necesita comida, necesita tranquilidad, necesita abundancia de afecto y de tiempo. Por favor, no traigan pibes al mundo que despues ellos mismos van a ser una bosta.

José Luis dijo...

Bruna, parece un poco fuerte eso de "quedarse un escalón más abajo" si no tenés uno o varios hijos.

Por ahí es que esa gente eligió (o le tocó) seguir por otra escalera y punto, no los podemos menospreciar.

Gandhi, Confucio, Beethoven, Jesucristo, (suponiendo cierta al menos parte de su mitología) y montones de figurones gigantes son famosos también por no haber tenido hijos.

leandro dijo...

estoy probando el envio del comentario ... comparto lo de la renuncia placentera pero no estaremos pensando en un llamdo a la responsabilidad de ciertas cosas...

Anónimo dijo...

coincido en que hay un montón de personas que merecen mi total admiración que no han sido padres, como por ejemplo beethoven. pero sigo sosteniendo que una persona que no experimentó el sentimiento de ver crecer y desarrollarse a un hijo, que no vivió un embarazo y un parto, que no disfrutó de verlo dormir, que no tuvo nunca la sensación de que te importa más la vida de tu hijo que la tuya, se pierde mucho de la vida. beso a todos y sí, me considero una buena persona.
y recomiendo cómo criar hijos ateos de ale y xime,de paso.bruna.

José Luis dijo...

Comentario a Bruna: Es cierto que, como buenos mamíferos que somos, estamos orientados a nuestras crías, que nos importan, que sacamos sentido de la vida teniéndolas y criándolas, poniéndolas en carrera, que se nos hace dura y maravillosa la tarea, y que, eventualmente, si por algún motivo no se pueden tener, se pueden crean huecos importantes en el alma (soy ateo, no creo en "el alma", es la palabra que le pongo a nuestro cúmulo emocional).

Pero creo que no es el único significante ni, posiblemente, el más importante. Sí es el más común, el más accesible, el estadísticamente más deseado.

Saludos,
JL

Anónimo dijo...

q bueno que exista el intercambio de opiniones y q todos saquemos algo de ello no?
slds, bruna.

Related Posts with Thumbnails