domingo, febrero 08, 2009

El entusiasmo como estrategia del cambio

Cada vez puedo asumir más directamente la promoción del entusiasmo, al que considero un valor útil y operativo.

El concepto de entusiasmo es un buen operador para lograr un cambio de actitud que es muy valioso para las personas en su sensación de vivir y también para sus actividades. Es valioso para la vivencia íntima de la realidad y para potenciar desempeños, digamos.

Eso necesitamos: ideas que permitan gestar un cambio, gestionarlo, llevarlo, vivirlo, hacerlo posible. Ideas operadoras, obradoras, conceptos en los que basarnos para promocionar ciertos cambios deseados. Y este sirve para promover un conjunto de modificiaciones importantes.

Ayer hablábamos con un amigo de la situación nacional, de lo preocupante que es tras la apariencia de bienestar, de lo corrupto e ineficaz que es el gobierno actual, de su cinismo y su utilización de lo ideológico para encubrir su delincuencia, de cómo la Argentina va camino a repetir su historia (producir una nueva crisis, seguramente echarle la culpa a K, convertirlo en un nuevo Menem, recaer y alejarse una vez más de la posibilidad de un desarrollo sostenido y lógico), y yo le proponía que a esa desesperación o desesperanza (que compartíamos pero que sobre todo él sentía) había que oponerle una mirada alternativa.

El movimiento sería tal vez el que vengo pensando y planteando de a pedazos en este blog: identificar un enemigo no político, como la neurosis o la filosofía miserable del desencanto, y trabajar para reducirlo, de manera que pueda potenciarse un cambio de actitud social, que ya existe pero teemos que fortalecer, y que influencia de manera indirecta la escena política, en la que nada parece poder hacerse de manera directa.

En ese trabajo, la idea de entusiasmo me parece un eje fundamental. Fomenta la libertad, el deseo, las ganas de vivir, el enfrentamiento con las realidades concretas, el trabajo, el crecimiento, todo integrado en la valoración de una felicidad personal, en la aventura de vivir. De esa forma superamos el esquema alienante de un pensamiento histórico político, que nos frena y limita a un desencanto poco operativo.


¿No es hermosa la ilustración que Jim Flora hizo en 1955 para el disco "Mambo for Cats"? El jazz es entusiasmo en sonido (sobre todo el que no es smooth, claro)

11 comentarios:

Gustavo dijo...

No tiene nada que ver con el post de hoy pero sugiero la lectura de nota publicada en el New York Times sobre visita de Chávez a Argentina. Saludos. Gustavo Jalife
www.gustavojalife.blogspot.com/

laura dijo...

Yo tengo un mambo con el tema del entusiasmo. Es que a veces, se me va. Chau, así, no avisa, y me quedo boyando. Eso hablando de mí como individuo, Imaginate lo que me cuesta pensar en un cambio colectivo enfocado hacia el entusiasmo general, renovado, esa mirada optimista que planteás, a la que adhiero.
pero, siempre un pero
El tema es que "la sociedad" somos individuos que nos pasan cosas diferentes...¿no?



es un problema

ArielT dijo...

Loco, genial tu asociación del entusiasmo con gatos con caras felices tocando jazz. O por ahí el loco soy yo, jaja.
Abrazo.

Teresa dijo...

Retomando la idea de Laura, de que "la sociedad somos todos...", justamente, debemos ponernos cada uno en una actitud "de entusiasmo" como la que plantea Alejandro y empezaremos a ver que se producen cambios. Adhiero totalmente a la idea de pensar y actuar en "positivo" basta de bajones y "la vida me engañó". Tenemos que poner cada uno nuestros talentos "en positivo".

Santiago dijo...

Pretender vencer al mounstruo de la corrupción puede quizá sonar a utopía; mejor empezar por uno, es muy frustante supeditar nuestro estado de ánimo a un sistema político.


Saludos

DIEGO. dijo...

Me estás haciendo pensar, y eso no me entusiasma mucho. No, chiste.

Es todo un desafío transformar el entusiasmo conceptual en entusiasmo pragmático. En más que en una alternativa, en opciones. Porque esas dualidades, entusiasmo /cambio, desencanto/estancamiento, pueden no ser tan factibles en sus concecuencias. Sobre todo cuando el entusiasmo se define por su relación con el desencanto.

Yo particularmente no puedo construir sobre el desencanto sin sentirme molesto. Por esa pinchadura del entusiasmo se me escapa el disfrute ideal.
No sé. Digo no más.

Un saludo, Alejandro.


Pd.: en mi anteúltimo posteo, un ensayo sobre Los Simpson y la cultura del siglo 21", reflexiono sobre este asunto.

ernesto dijo...

“Jews are worried that Chávez’s anti-Americanism could turn into anti-Semitism,” said Meir Javedanfar, a Tel Aviv-based political analyst.
Dime con quien andas y te dire quien eres, decia mi abuela. El anti semitismo es repudiable, pero convengamos que las acciones del estado de israel y las opiniones de la influyente comunidad judia de los EE.UU en las ultimas tres decadas no ayudan demasiado a un dialogo pacifico. A veces parecen la contracara de Iran. Es lamentable.

Sofi dijo...

Tengo 17 años y también me desespera ver en la juventud (es decir, en todos mis pares) esa falta de entusiasmo, ese desencanto del que habla Alejandro. Me considero una persona entusiasta, que me esfuerzo día a día por superarme, por ser mejor, y trato de no frustrarme cuando algo no resulta como lo esperaba.

Pero a veces, ese desencanto colectivo parece ser contagioso. Llega a dar la impresión que ser entusiasta es como nadar contra la corriente. Eso es lo que más me alarma.

De todas formas, soy parte de una ONG de jóvenes que son todos admirablemente entusiastas.

En fin, solamente quería decir que comparto la idea de A.R. sobre el entusiasmo, y la forma en que lo valora. Saludos!

Feda dijo...

En una vieja canción de reggae que solia escuchar cuando era un poco más idealista de lo que soy hoy (...me he transformado en un cínico descreido! jeje), decia.."SI CAMBIO YO, CAMBIA EL MUNDO"....y creo que va en linea con lo que planteas....ahora ....servirá esto para los "politricks" (como decia el gran Peter Tosh!!) locales? mmmmm..o sino..en qué quedó el cacerolazo?? (en KIRCHNER? CUAC!!! que fiasco..y eso que lo voteeeeeee).

En fin...yo me entusiasmo con una pizza con fainá, con un rico sushi con mi esposa, con mis hijos durmiendo con su caritas de ángeles, y con Harry Potter y sus pelis (me las se de memoria!!jeje), con el reggae que me alimenta el espìritu....en fin...pero si algo con lo que NO me entusiasmo es con los politricks de acá.

PD: Otro tema para que puedas darnos tu sabia opinión...PATRIOTISMO....en qué quedó esta palabra?? (la siento tan distante....y por como cantan el himno en los actos del colegio de mis hijos..no creo ser el ùnico..). Y siguiendo me pregunto: que tiene en común un argento de recoleta con uno de humahuaca? ... entuasiamado por escuchar sus opiniones...

Ricardo dijo...

Ale, a veces te veo medio "maníaco" con el entusiasmo, y cuando leo algunos comentarios, me parecen lo mismo...

El entusiasmo es la consecuencia de un estado anterior, no la causa en sí misma. No es que decís "hoy voy a estar entusiasmado"... ojalá fuera así!

Conozco y comparto plenamente tú objetivo. De hecho, me provocaste un gran entusiasmo al conocerte personalmente y lo ví también en los demás. Es genial lo que provocás.

Tal vez no logre trasmitir bien la idea. Pero te la puedo graficar con una que se me viene a la mente: Alguna vez viste como se entusiasman y les provocan entusiamo a los turistas americanos en los resort del Caribe??

Es reloco, dicen "vamos a entusiasmarnos"!! y se entusiasman, y cuando caen, caen remal y pasan directo al alcohol. En México por ejemplo, los siguen los locales, y el panorama es patético!

Permanentemente te invito a que enfoques el tema sobre la generación del entusiasmo y en todo caso, sobre los obstáculos.

Personalmente lo lográs de una manera genial, mucho mejor de lo que podés exhibir en esos videos donde se escucha a la gente lastrar y chupar a full porque están en grupo.

Personalmente lo lográs porque encarás a cada uno con el tema, y lo motivas a verse, y a meterse desde él y no desde ser parte de una masa ó desde el "entusiasmate" que es bueno!.

Pero cuando escribís sobre el tema, a mi no me llega hablar del resultado final ó del voluntarismo de es genial ó falta "entusiamarnos"!!

Pensá en lo que hacés en persona cuando hablás con la gente... tratá de reproducir la esencia de esos diálogos, de las trabas que ves en nosotros y vos, y de como se sale y se logra es objetivo que es entusiasmarse.

Igual que digo cuando hablo de política: "dejemos de hablar de los objetivos, porque la mayoría los compartimos, hablemos del "cómo", cómo se llega..

Abrazo.

Pd. te dije "maníaco", poné "mirá como tiemblo..." dale!

Fogel dijo...

La cultura del entusiasmo como principio de lucha me recuerda en algo a la postura de los gurúes yanquis del èxito mercantil. Og Mandino en su popular libro" El vendedor más grande del mundo" pregona el entusiasmo como principal herramienta para vencer la apatía general,(en este caso la de los potenciales compradores), y así vencer la crisis económica. Algo de razón se tiene con esta forma de ver la realidad, y es en la cual coincidimos plenamente: ESPERA MENOS DE TUS LIDERES POLITICOS Y CONFIA MAS EN TI MISMO.
Como siempre, muy interesante pasar por aquí de vez en cuando...(es que mis incursiones en la red son bastante ralas)

Related Posts with Thumbnails